Se las metimos doblada, dice Taibo II sobre su designación por decreto como titular del FCE

"Sea como sea se la metimos doblada, camarada", dijo el escritor y promotor cultural sobre su designación como titular del Fondo de Cultura Económica, pues dijo que si los cambios a la Ley no son aprobados en el Senado, López Obrador podrá enviar un decreto, ya como presidente en funciones.

Taibo
Paco Ignacio Taibo II, periodista y escritor. Cuartoscuro

Paco Ignacio Taibo II aseguró que será nombrado el próximo lunes 3 de diciembre, por decreto, encargado de despacho del Fondo de Cultura Económica por el presidente Andrés Manuel López Obrador, si esta semana no es aprobada en el Senado la reforma a la Ley Federal de las Entidades Paraestatales.

“Si todavía no pasa para el lunes habrá un edicto del presidente nombrándome encargado de despacho mientras sale la ley, o sea, sea como sea se la metimos doblada, camarada”, dijo Taibo II durante la presentación de su libro  El olor de las magnolias en la FIL de Guadalajara.

El 21 de noviembre, las comisiones unidas de Igualdad de Género y Estudios Legislativos del Senado de la República avalaron una reforma a la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, que permitirá que Taibo II sea director del Fondo de Cultura Económica. La reforma, que debe ser ratificada por el pleno de la Cámara Alta, propone cambios al artículo 21 de dicha ley, donde se elimina la condición de que el titular del FCE debe ser mexicano por nacimiento y no adquirir otra nacionalidad.

Paco Ignacio Taibo II nació en Gijón, España; su familia emigró a México y él se naturalizó mexicano.

“Yo sé que me paso de lépero”, justificó el escritor, “pero si algo conquistamos este último julio es el derecho de llamar las cosas por su nombre: los ladrones, ladrones, los traidores, traidores, los enmascarados, enmascarados, los culeros, culeros, ya por lo menos lenguaje y claridad”, añadió.

Con la reforma, que se prevé sea discutida y en su caso aprobada por el pleno del Senado en la sesión de este jueves, para ocupar cualquier dirección que designe el presidente de la República, sólo se requerirá ser ciudadana o ciudadano mexicano y estar en pleno goce y ejercicio de sus derechos civiles y políticos.

Los cambios modifican dicha ley para eliminar la discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas, de acuerdo con los legisladores.

En el debate en comisiones, la senadora por Morena, Martha Alicia Micher Camarena, expuso que “pensar que una nacionalidad atenta contra la calidad del trabajo de una persona, sin duda es discriminatorio”.

Por su parte, las senadoras del PAN y del PRI se opusieron a estas reformas. La panista Kenia López Rabadán dijo que “esto que hoy estamos aprobando aquí, se resume en que está haciéndolo el trabajo el Congreso de la Unión a un capricho del presidente electo”.

Close
Comentarios