Dos periodistas de Río Doce fueron atacados con Pegasus días después del asesinato de Javier Valdez

Un informe de Citizen Lab reveló que dos colegas de Javier Valdez recibieron mensajes infectados con el software espía Pegasus de NSO Group, solo dos días después del asesinato del periodista.

javier_valdez

Días después del asesinato del periodista Javier Valdez, sus colegas Andrés Villarreal, director de información e Ismael Bojórquez, director, ambos del semanario Río Doce recibieron mensajes infectados con el software espía Pegasus de NSO Group, reveló un informe de Citizen Lab.

Villarreal fue el primero en recibir los mensajes sospechosos. El 17 de mayo de 2017, dos días después del crimen de Valdez, recibió el primer mensaje que parecía una alerta de noticias que señalaba al Cártel Jalisco Nueva Generación como autor del asesinato.

Javier Valdez fue asesinado el 15 de mayo de ese año, en Culiacán, Sinaloa, mientras se dirigía a las oficinas de Río Doce, del cual fue fundador.

Una semana después, el director de Río Doce, Ismael Bojórquez, comenzó a recibir los mismos mensajes, enviados – señala Citizen Lab – por el operador Pegasus vinculado al gobierno mexicano.

“Los mensajes fueron personalizados y relacionados con problemas laborales o familiares, incluyendo supuestamente material romántico, alertas de noticias y notificaciones de facturación alarmantes. La variación en el contenido sugiere que los operadores probablemente estaban experimentando con diferentes enfoques ya que los intentos iniciales de infección fallaron”, explica el informe de Citizen Lab.

Si cualquiera de los dos hubiera dado clic en el enlace que acompañaba el mensaje su teléfono habría sido contaminado.

Citizen Lab explica que Pegasus, desarrollado por NSO Group, permite a un operador controlar la información de un teléfono celular.

“Entre sus muchas funciones, Pegasus permite que un operador lea mensajes de texto (incluidos mensajes cifrados) para examinar fotos y rastrear la ubicación de un teléfono. Pegasus también puede habilitar silenciosamente los micrófonos y las cámaras, convirtiendo el teléfono en un error para espiar las conversaciones que ocurren en las proximidades del teléfono, como en habitaciones o automóviles”, explica el informe.

Citizen Lab señala que con los mensajes a Villarreal y Bojórquez, ya suman 24 objetivos han sido atacados través de Pegasus.

En septiembre pasado, Citizen Lab señaló en un informe que el dominio de Animal Político y del servicio de noticias por mensajes UNO Noticias fueron suplantados por el programa Pegasus.

De acuerdo con la investigación, los dominios que se hallaron coincidían con la infraestructura de la firma israelí NSO Group, dedicada al ciberespionaje.

Según la empresa, Pegasus solo se vende a gobiernos “con el propósito de combatir el terror y la investigación de delitos”.

En 2017, se reveló que el programa espía -que supuestamente solo se vende a gobiernos- era usado para espiar a defensores, periodistas y activistas, una parte de la infraestructura fue parcialmente desactivada. Sin embargo, los últimos dos reportes de Citizen Lab señalan que este programa aún es utilizado para espiar.

En conferencia de prensa en la Ciudad de México para hablar sobre este caso, Bojórquez, director de Ríodoce, señaló que aunque ellos no cayeron en la trampa de dar click a los enlaces que recibían, no están seguros de que sus teléfonos no hayan sido intervenidos de todas maneras, ya que a veces notaban cosas raras como sesiones abiertas de WhatsApp.

Por eso, remarcó la importancia de una investigación completa para saber dónde está el equipo usado para espiar, quién lo usó, qué información se obtuvo por esta vía y quién se va a quedar con ella.

“Andrés Manuel López Obrador, ante preguntas sobre el tema, ha dicho una y otra vez que en su gobierno no va a haber espionaje; y bueno él podrá tener muy buena voluntad y podrá tener mucha voluntad, pero yo veo complicado que pueda controlar a los grupos que tradicionalmente se mueven en las corporaciones policiacas, en el Ejército, en la Armada, ahora en lo que va a ser la Guardia Nacional. Hay que recordar que en la primera versión de Pegasus, o una de las versiones, el Ejército había adquirido un sistema parecido”, dijo.

Luis Fernando García, de la Red 3D, agregó que hasta ahora, a más de un año de investigación oficial, la única institución que ha reconocido haber usado Pegasus fue la Agencia de Investigación Criminal, bajo las órdenes de Tomás Zerón, y sin embargo, nunca ha sido citado a declarar, por lo que consideró un problema que la PGR se esté investigando a sí misma.

Tampoco se sabe quiénes han sido todas las víctimas, lo que no sólo es una injusticia para las personas atacadas, sino que es una amenaza toda la sociedad y para las instituciones.

“Inclusive podría haber personas que van a ocupar el gobierno en unos días, que también fueron objeto de vigilancia, y no tener como sociedad la certeza de que esta persona no está siendo comprometida, no está siendo extorsionada, no está siendo chantajeada de alguna manera es muy importante”, advirtió.

El activista pidió cuatro compromisos al próximo gobierno: que acepte las relaciones internacionales y garantice una investigación que identifique a todas las víctimas y a los responsables; que impulse una reforma integral en las normas de instituciones de seguridad, inteligencia y procuración de justicia para imponer controles estrictos a la adquisición de programas de vigilancia; que se garantice la cooperación absoluta en investigaciones de órganos autónomos, como el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI); y por último, la instalación de una mesa de trabajo entre funcionarios de gobierno y las organizaciones que han denunciado el abuso de los sistemas de vigilancia.

Con información de Itxaro Arteta.

Close
Comentarios