close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La protección a la infancia, uno de los mayores pendientes del gobierno de Peña: ONG

De acuerdo con el director de la Redim, Enrique Peña firmó 10 compromisos por la infancia al inicio de su gobierno, aunque solo cumplió uno: el de la promulgación de la Ley General de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.
Cuartoscuro
29 de noviembre, 2018
Comparte

Los niños y niñas nunca habían vivido en un país tan peligroso como el que dejó Enrique Peña Nieto al final de su sexenio, de acuerdo con un balance realizado por la Red por los Derechos de la Infancia (Redim).

En un video difundido a través de redes sociales, Juan Martín Pérez, director de la Redim, señaló que la infancia nunca había vivido “en un país tan peligroso, con tanto riesgo y con tanto dolor como esta administración que deja Peña Nieto, el balance es completamente negativo”.

Juan Martín recordó que como candidato a la Presidencia, Enrique Peña firmó 10 compromisos por la infancia con la Redim y Unicef, aunque solo cumplió uno: promulgar la Ley General de Derechos de Niños Niñas y Adolescentes, que permitió la creación del Sistema Nacional de Protección (SIPPINA).

Sin embargo, dijo, “esta administración que concluye podría caracterizarse por tres grandes cosas: omisiones, muchas en términos de la agenda de derechos de niños, niñas y adolescentes; la corrupción, que tristemente alcanzó a la niñez, y la militarización del país”, aseveró Pérez.

Entre los casos paradigmáticos que marcaron la vulneración de derechos de menores en México, el director de Redim mencionó las denuncias por violencia sexual dentro de escuelas de nivel preescolar bajo responsabilidad de la Secretaría de Educación Pública, así como la muerte de 1,600 niños al año por causas directas vinculadas con la contaminación.

También mencionó la corrupción por la que no se investigó la posible falsificación de tratamientos de cáncer para niños en Veracruz.

De acuerdo con el director de la Redim, por cada 100 carpetas de investigación de delitos que tienen como víctimas a niños, niñas y adolescentes, solo una logra sentencia condenatoria, “es decir, tenemos un paraíso de impunidad”, lo cual “es claramente responsabilidad del presidente, que desestimó y no cumplió con su mandato legal”.

Según la Redim, casi 12 mil niños y niñas fueron asesinados en la última década, y hay unos 7 mil desaparecidos, 70 % de los cuales ocurrieron en esta administración.

Ante esta panorama, el director de la Redim expresó que confían en que el trabajo que han realizado organizaciones sociales y organismos internacionales en materia de derechos humanos sean “la base para buscar que sean sancionados los altos niveles de corrupción” que han afectado a la niñez en México.

“No puede haber esta lógica de perdón automático como se ha venido señalando. La obligación de todas las autoridades es cumplir con la ley y el Estado de Derecho, que  señala que todo crimen debe ser investigado”, dijo.

“Estamos en un momento crítico para el país. Si no hacemos cumplir la ley y el Estado de Derecho, la garantía de proyectos de vida de más de 40 millones de niños, niñas y adolescentes está en juego”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cambio climático: la razón por la que se prevé migrarán millones de Centroamérica y México

Para 2050 podría haber entre 1.4 y 4 millones de "migrantes climáticos" mexicanos y centroamericanos, según el Banco Mundial. Las cosechas, cada vez más escasas, y los eventos climáticos extremos harán que más gente deje sus lugares de origen.
24 de septiembre, 2019
Comparte

“Tuve que dejar Honduras porque la tierra que mis padres y mis abuelos sembraban ya no da para vivir. Las cosechas disminuyeron a menos de la mitad. Casi no ha llovido”, le dice a BBC Mundo Pedro, un migrante de Honduras en su paso por México rumbo a EE.UU.

La sequía ha sido especialmente dura en Honduras este año.

Hay regiones en las que no ha llovido desde hace 10 meses y en las que se ha perdido más de la mitad de la cosecha de maíz y frijol. Ha muerto mucho ganado.

El presidente Juan Orlando Hernández declaró a principios de este mes “emergencia por sequía” en el país.

Y como Pedro, cada vez más centroamericanos tendrán el cambio climático entre las razones que los hacen dejar su país e intentar buscar una mejor vida en otro lugar, principalmente en Estados Unidos.

Así lo prevén los expertos, quienes también advierten que impulsará la migración interna en la región.

Es la conclusión a la que llegaba el Banco Mundial en su reporte “Groundswell: prepararse para las migraciones internas provocadas por impactos climáticos”, publicado en marzo del año pasado.

2 millones de “migrantes climáticos”

Según las proyecciones del Banco Mundial, si los impactos del cambio climático no son tan fuertes, para 2050 podría haber entre 1,4 y 2,1 millones de “migrantes climáticos internos” en México y Centroamérica.

En un escenario más pesimista, podrían alcanzar los 3,9 millones, lo que representaría el 1,9% de la población de la región.

Aunque el reporte se centra en la migración interna, el organismo reconoce que “los migrantes climáticos internos no necesariamente se detienen en las fronteras“.

El cambio climático puede inhibir o impulsar la migración a través de las fronteras dependiendo una gama de factores, dice.

“El cambio climático está emergiendo como un potente motor para la migración interna. Y cada vez más puede influenciar la migración por el calentamiento y la falta de agua, que afectará la agricultura”, le dice a BBC Mundo Kanta Kumari Rigaud, la principal autora del informe.

“Además, el aumento del nivel del mar podría hacer las áreas costeras inhabitables”, añade.

Emisión de gases de una planta

Getty Images
Las emisiones de CO2 deben caer en 45% para 2030 para evitar los efectos más catastróficos del cambio climático, según el IPCC.

El clima de la región está de por sí caracterizado por los extremos, con sequias y tormentas tropicales, con mucha lluvia y viento.

Pero estos fenómenos están siendo cada vez más intensos.

Las lluvias de verano están empezando tarde y se volvieron más irregulares, dice el estudio del Banco Mundial.

El organismo prevé, además, que la precipitación fluvial disminuirá en México y América Central el próximo siglo, y asegura que habrá cada vez más eventos climatológicos extremos relacionados con el fenómeno conocido como El Niño.

“El cambio y la variabilidad de clima van a afectar significativamente la producción de maíz y frijoles en Honduras, El Salvador, Nicaragua, y en menor grado en Guatemala”, dice.

Como consecuencia, el cambio climático se traducirá en pérdidas económicas para los pequeños campesinos y en aumento de migración.

Campesinos en América Latina.

Getty Images
“La migración interna inducida por el clima afecta desproporcionadamente a los más pobres, quienes se dedican a los sectores más sensibles al clima, como la agricultura y actividades costeras”, dice Kanta Kumari Rigaud, la autora principal del reporte del Banco Mundial.

“La migración en el área fluctúa en respuesta a la variabilidad del clima”, señala.

Los agricultores que dependen de la lluvia son especialmente vulnerables a las sequías y a los impactos de los ciclones, y sus familias son forzadas a buscar formas de vida alternativas en las ciudades y fuera del país”, asegura.

Los pobres, los más afectados

Los migrantes del clima se irán de los lugares con menos disponibilidad de agua y donde han disminuido las cosechas, así como de los sitios afectados por el aumento del nivel del mar y donde empeoraron las tormentas.

“La migración interna inducida por el clima afecta desproporcionadamente a los más pobres, quienes se dedican a los sectores más sensibles al clima, como la agricultura y las actividades costeras“.

“Además, los desastres naturales y los eventos extremos afectan más a los pobres porque sus recursos para confrontar los riesgos son escasos”, le dice a BBC Mundo Kumari, la autora del informe.

“Sus formas de sustento dependen, además,de ecosistemas cada vez más amenazados“, dice a BBC Mundo Kumari, la autora del reporte.

Atardecer en un terreno afectado por sequía

Getty Images
Si el calentamiento supera ciertos niveles, podría no ser posible detenerlo, dicen los expertos, aunque haya recortes drásticos de emisiones.

La migración tendrá también lugar hacia zonas más protegidas dentro de los propios países, por ejemplo a zonas más altas, como las capitales de México y Guatemala.

Acciones a tomar

Recortar la emisión de gases de efecto invernadero es clave para combatir el cambio climático y, como consecuencia, frenar la migración forzada por este fenómeno.

Pero en paralelo, el Banco Mundial recomienda que se diversifique la economía, para que esta dependa de sectores menos sensibles al cambio climático.

Y también propone llevar a cabo una planeación de este tipo de migración.

Esto implica ayudar a que la población que se pueda adaptar a los cambios de clima se quede en sus lugares de origen, asistir en la movilidad a aquellos que estén en riesgo y preparar los lugares que recibirán a los migrantes.

“La buena noticia es que podemos tomar acciones para influenciar la escala, trayectoria y emergencia de los puntos más vulnerables por el cambio climático”, dice la experta del Banco Mundial. “Pero tenemos que actuar ahora”.

Miranda Hallet

Miranda Hallett
La violencia, las dificultades económicas y el cambio climático son las tres principales causas de la migración, según la antropóloga Miranda Hallet.

Un factor difícil de identificar

Pero el cambio de clima ha sido un factor más difícil de identificar entre los motivos de la migración.

“A menudo esta razón está empaquetada junto con otras fuerzas que empujan a la gente de ir de un lugar a otro y cuesta mucho distinguir qué migraciones son el resultado de los cambios medioambientales“, le explica a BBC Mundo Miranda Hallett, profesora de antropología en la Universidad de Dayton, en Ohio, Estados Unidos.

Hallett, quien estudia la migración en El Salvador desde hace más de 20 años, explica que notó hace unos cinco que cada vez más los campesinos le decían que migraban no solo por falta de trabajo, sino que el medio ambiente cambiaba muy rápidamente y que ya no podían vivir de sus cosechas.

Con su trabajo ha documentado a muchosagricultores que han migrado a EE.UU.

Dice que hablan de sequías cada vez más fuertes y de la degradación de los suelos.

Migrante intentando cruzar a EE.UU.

AFP
La violencia, las dificultades económicas y el cambio climático son las tres causas, interrelacionadas, que la antropóloga Hallett ha distinguido entre los migrantes de El Salvador.

“Son fenómenos que recientemente se ha probado científicamente que se deben al cambio climático”.

Los campesinos saben que sus cosechas son cada vez más escasas y que es cada vez más difícil conseguir agua para regarlas.

3 causas de la migración

Hallett enumera tres causas principales que hacen migrar a la gente de Centroamérica: la violencia, las dificultades económicas y el cambio climático.

Y explica que están interrelacionadas.

De acuerdo a la investigadora, el cambio climático aumenta la desesperación de los jóvenes, que se ven si trabajo y obliga a algunos a unirse a las organizaciones criminales.

Esto a su vez desemboca en más violencia, lo que impulsa también la migración.

“Es una situación compleja y es difícil separar un motivo de otro, pero esos tres son los fundamentales”.

Granos de café en Estados Unidos.

Getty Images
Más del 60% de los que cultivan café en Guatemala, Nicaragua, El Salvador y México han denunciado inseguridad alimentaria durante el ciclo de cosecha.

La crisis del café

La producción de café, crucial para miles de agricultores de El Salvador, Guatemala y Honduras, es especialmente vulnerable a las variaciones del clima.

Y es esa una de las razones, además de que cayó su precio a nivel mundial, por la que muchos están dejando de sembrarlo.

En la última década, más del 60% de los agricultores de café en Guatemala, Nicaragua, El Salvador y México han denunciado inseguridad alimentaria durante el ciclo de cosecha, según la Asociación de Especializados en Cafés de América (SCAA, por sus siglas en inglés).

“Trabajaba en una finca de café, pero cada vez había menos cosecha y por la bajada de los precios me despidieron“, le dijo a BBC Mundo un agricultor de El Salvador que viajaba en la primera gran caravana hacia EE.UU.

Rubén, a quien entrevistó la antropóloga Hallett, está ahora en Estados Unidos intentando conseguir el estatus de asilo.

Migrantes en frontera sur

AFP
El Banco Mundial recomienda planificar la migración por cambio climático.

La economía de su familia dependía de sembrar café en El Salvador. Eran parte de una cooperativa a la que cada vez le cuesta más sostenerse.

Según la antropóloga, este caso representa un fenómeno mucho más extenso y global de personas que abandonan sus lugares, directa o indirectamente por el cambio climático y la degradación del ecosistema.

“El gran desafío es crear un ambiente ordenado para la migración internacional, porque con el cambio climático será cada vez más numerosa. Y no vendrá sólo de Centroamérica”, dice la antropóloga.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Vj_t9HtAFOY

https://www.youtube.com/watch?v=SZ4KLIapfTw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.