Qué se permite y qué no: Puntos clave de la iniciativa sobre la mariguana que propone Morena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
YouTube

Qué se permite y qué no: Puntos clave de la iniciativa sobre la mariguana que propone Morena

La iniciativa avala que una persona pueda portar hasta 30 gramos de cannabis; su consumo quedará permitido en espacios públicos, a excepción de los espacios 100 % libres de humo de tabaco.
YouTube
6 de noviembre, 2018
Comparte

La próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, presentó en el Pleno del Senado la propuesta para regular la mariguana con fines personales, científicos y comerciales.

“No queremos más muertos. La iniciativa busca equilibrio y terminar de una vez por todas con la guerra que nos sigue matando”, expresó la legisladora al presentar el proyecto, que fue turnada a las comisiones unidas de Salud, Seguridad Pública y de Estudios Legislativos Segunda.

En su discurso llamó a enriquecer la iniciativa para aportar a la pacificación del País.

La iniciativa de la senadora por Morena tuvo algunos cambios respecto a la publicada el pasado 6 de noviembre, e introduce sanciones y limita la porción de mariguana que podrá ser portada.

La iniciativa publicada en la Gaceta Parlamentaria consta de 75 artículos y siete transitorios, donde detalla su regulación.

“El modelo que se propone impulsar es el de regulación legal estricta; es decir, el punto medio entre prohibición absoluta y el libre mercado”, destaca la propuesta.

Se aclara que desde la Constitución no se debería imponer un ideal de excelencia humana, sino de “permitir que cada individuo elija su propio plan de vida”.

¿Qué se regulará?

De acuerdo con la iniciativa, se regulará toda la cadena de producción, desde la siembra, cultivo, cosecha, producción, transformación, etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, patrocinio, transporte, hasta la distribución, venta, comercialización, portación y consumo de la mariguana.

Ejes rectores de la regulación

En la justificación de la iniciativa se argumenta que el Estado deberá respetar la autonomía de las personas, y por el otro, evitar que dicha autonomía afecte a los demás, por lo que la regulación se enmarca en varios ejes rectores:

  • Respetar la autonomía de las personas.
  • Proteger la salud de las personas frente a un producto psicoactivo.
  • Minimizar la alteración de potencias de componentes del cannabis con efectos inciertos.
  • Promover la información basada en evidencia, sobre etiquetado y condiciones de consumo.
  • Proteger de riesgos a la población más vulnerable: niños, niñas y jóvenes.
  • Establecer la venta de cannabis como un servicio socialmente responsable.
  • Facilitar programas de rehabilitación y tratamiento para todo aquel que lo solicite.

¿Qué se prohíbe?

En el proyecto se prohíbe el comercio, distribución, donación, regalo, venta y suministro de mariguana a menores de edad, así como emplearlos en estas actividades.

Queda prohibido también usar drogas mientras se conduzca un vehículo automotor o maquinaria peligrosa.

¿Qué se permite?

Toda persona tendrá derecho a portar hasta 30 gramos de cannabis. En caso de que las personas requieran portar más de 30 gramos tendrán que solicitar un permiso al Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis, señala el artículo 4.

La Ley General de Salud vigente permite la portación de 5 gramos de mariguana que es la cantidad considerada para consumo personal.

La senadora por Morena, Olga Sánchez Cordero, plantea que se permita sembrar, cultivar, cosechar, aprovechar, preparar y transformar hasta 20 plantas de cannabis en floración destinadas para consumo personal en propiedad privada, siempre y cuando la producción de mariguana no sobrepase los 480 gramos por año y las plantas se hayan registrado en el padrón anónimo del Instituto.

Los adultos podrán fumar mariguana en espacios públicos, excepto en aquellos cien por ciento libres de humo de tabaco.

Los requisitos para obtener licencia para producir cannabis o sus derivados para fines comerciales estarán determinados por su uso:

  • Farmacéutico
  • Terapéutico, paliativo, o herbolario
  • Adulto
  • Industrial

Las personas que debido a su condición de salud requieran sembrar, cultivar, aprovechar, preparar y transformar más de veinte plantas de cannabis, podrán solicitar un permiso al Instituto con base en lo establecido en el Reglamento.

via GIPHY

¿Habrá un Instituto para el control de la cannabis?

En la iniciativa se propone que las personas registren sus plantas ante el Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis en un padrón anónimo.

Dicho instituto será un organismo público descentralizado de la Secretaría de Salud (Ssa).

Entre sus objetivos está el crear la regulación que garantice el enfoque sanitario, de reducción de riesgos y de daños relacionados con el consumo de mariguana, y que esté sobre el interés del comercio y otros intereses creados por la industria del cannabis.

Su función también será la de reglamentar las actividades de plantación, cultivo, cosecha, transporte, almacenaje producción, elaboración, distribución, comercialización, expendio y venta de cannabis.

Cooperativas de producción

En la propuesta se establece también que podrán conformarse cooperativas de producción, desde dos hasta 150 socios para sembrar mariguana para uso personal, siempre y cuando cuenten con la licencia de autorización.

Las cooperativas deberán contar con un código de ética; acreditar haber tomado al menos un curso de generación de capacidades para el autoconsumo, y ofrecer servicios de información y asesoramiento profesionalizado en reducción de riesgos y daños dirigido a los socios, así como de detección temprana y seguimiento de consumo problemático.

Tienen prohibido proveer de cannabis, o cualquiera de sus derivados, a personas ajenas a la cooperativa o a otras cooperativas.

También tienen prohibido producir más de 480 gramos de cannabis al año por socio. “El excedente deberá donarse a las instituciones correspondientes para fines de investigación científica”, destaca la iniciativa.

Puntos de venta

La venta de mariguana para “uso adulto” se delimitará a establecimientos específicos, los cuales sólo podrán vender cannabis, sus derivados y accesorios. Será el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis el que determinará los puntos de venta autorizados, se destaca en el artículo 40.

Quien comercie, venda, distribuya o suministre productos de cannabis para uso adulto tendrán las siguientes obligaciones:

  • Ofrecer servicios de información y asesoramiento profesionalizado.
  • Mantener un anuncio situado al interior del establecimiento con las leyendas sobre la prohibición de comercio, venta, distribución o suministro a menores de edad.
  • Exigir a la persona que quiera entrar al local que acredite su mayoría de edad, con identificación oficial con fotografía sin la cual no podrá realizarse lo anterior.
  • Exhibir en los establecimientos las leyendas de advertencia autorizadas por el Instituto, y exhibir en los establecimientos las licencias de venta.

Licencias y permisos

En el documento que será presentado este jueves fue suprimido el título sexto sobre Licencias y permisos, que enunciaba los 15 tipos de licencia que podría otorgar el Instituto y los plazos.

Sanciones

El proyecto de ley abre la posibilidad de sanciones de carácter penal a toda persona que comercie, distribuya, done, regale, venda y suministro de productos de cannabis para uso adulto a menores de edad.

En el artículo 66 se destaca que las sanciones administrativas podrán ser: amonestación con apercibimiento, multa, suspensión temporal o definitiva de la licencia, que podrá ser parcial o total, trabajo en favor de la comunidad y arresto hasta por treinta y seis horas.

Beneficios demostrados científicamente

En la propuesta se expone que existen efectos benéficos que también se han demostrado científicamente. En este sentido, se encontró que la cannabis tiene “diversas propiedades farmacológicas” tales como: analgésicas, ansiolíticas, antidiabéticas, antimocrobianas y neuroprotectoras, entre otras.

Señala que se ha demostrado la efectividad de la cannabis para tratar los siguientes padecimientos:

  • Cáncer
  • Diabetes mellitus
  • Glaucoma
  • Epilepsia
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Trastorno del sueño
  • Dolor crónico
  • Esclerosis múltiple
  • Nauseas y vómito
  • Asma bronquial
  • Isquemia cerebral
  • Síndrome de Tourette
  • Enfermedades terminales

“La evidencia científica disponible explica y da soporte al uso medicinal de la mariguana. Crece la evidencia de que, bajo supervisión médica, la cannabis representa un opción en pacientes que no responden a terapias convencionales, por lo que la cannabis podría constituirse en uno de los medicamentos más útiles en medicina”, destaca el documento.

Uso científico y de investigación

Las autorizaciones para fines médicos, científicos y cosméticos deberán apegarse al cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Contar con un protocolo de investigación autorizado por el Instituto.
  • Para persona física, ser mexicano.
  • Para persona moral, tener 80% de capital nacional.
  • Los medicamentos derivados de cannabis sólo podrán anunciarse o promocionarse en publicaciones de carácter científico o técnico, dirigidos al cuerpo médico o veterinario.

En el documento se explica que el mayor reto a enfrentar será el de equilibrar el enfoque de salud pública con el interés del comercio, pues mientras el primero busca minimizar los riesgos y daños relacionados con la mariguana, el segundo buscará obtener mayores ganancias.

Entre la exposición de motivos de la iniciativa de destaca que la política prohibicionista ha traído la criminalización de un sector muy grande del país sólo por actividades relacionadas a la cannabis de bajo impacto.

“Se debe de buscar un enfoque diferente para abordar el tema, precisamente porque el objetivo no puede ser erradicar el consumo de una sustancia con tal prevalencia como la tiene la cannabis. Por el contrario, un enfoque de salud pública, que anteponga el derecho a la autodeterminación y la salud del consumidor como principales ejes rectores de intervención, podrá atender el problema de forma eficaz y acorde a las necesidades del usuario”, destaca.

Aquí puedes consultar la iniciativa 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tanya Dalton

Cómo reducir el estrés en la pandemia de COVID en 3 simples pasos

La demanda de atenciones relacionadas con la salud mental han aumentado durante los meses en que la COVID-19 se ha propagado por el mundo. ¿Cómo enfrentar los altos niveles de estrés y ansiedad que provoca la pandemia? Esta es una de las herramientas que puede ayudarte.
Tanya Dalton
19 de noviembre, 2020
Comparte

La pandemia de COVID-19 ha dejado ya más de 40 millones de personas infectadas en el mundo y más de un millón de víctimas fatales.

Quienes no han sido afectados de manera directa por el virus, probablemente han tenido que hacer cambios en su vida para adaptarse a las presiones familiares, económicas o laborales que la pandemia ha impuesto en un contexto de incertidumbre.

Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 130 países, la demanda de consultas relacionadas con problemas de salud mental se ha incrementado, mientras que los sistemas de salud no dan abasto para responder a esos requerimientos.

Los especialistas hablan de una “crisis de salud mental sin precedentes”, donde una de las causas son los altos niveles de estrés.

Tanya Dalton, consultora especializada en productividad laboral, fundadora de la firma estadounidense Inkwell Press y autora de The Joy of Missing Out (“La alegría de perderse las cosas”), se ha especializado en el trabajo con mujeres.

En estos meses le ha tocado ver cómo muchas de ellas han aumentado su autoexigencia para responder a las demandas del trabajo y de su vida familiar, particularmente aquellas que suelen ser perfeccionistas y que, por ese motivo,no se permiten fallar.

“Tenemos que ser agresivamente imperfectos”, dice Dalton en diálogo con BBC Mundo, refiriéndose a la urgente necesidad de aceptar la imperfección como parte de nuestras vidas de una manera frontal.

No basta, explica, con bajar las revoluciones y reducir el número de tareas. Lo que se requiere es un profundo cambio de mentalidad que permita aceptar la imperfección en nuestras vidas como algo natural.

Una ilustración con personas usando mascarillas

Getty
“Está bien sentirse vulnerables”, argumenta Dalton.

Y ahora, en tiempos de pandemia, es el mejor momento para hacerlo. “Está bien sentirse vulnerable porque todos nos estamos sintiendo de esa manera”.

“En todos mis años de experiencia, he visto cómo ese cambio de mentalidad las ayuda enormemente en el trabajo y en sus vidas”, señala.

Estos son tres simples pasos para ser agresivamente imperfectos y bajar los niveles de estrés, según la consultora.

1. Priorizar lo que es importante y urgente

Se trata de identificar las tareas que nos llevan hacia objetivos a largo plazo y que tienen una fecha límite apremiante.

Para eso, hay que ponerlas en la parte superior de una listay darles máxima prioridad.

El problema es que cuando las personas están corriendo contra el reloj, no queda espacio para innovar o para encontrar soluciones creativas. Ahí es donde entra el segundo nivel.

2. Desarrollar lo que es importante, pero no urgente

En el segundo nivel están las actividades que nos acercan a nuestros objetivos finales porque se centran en la planificación futura y la superación personal, pero no tienen una fecha límite inminente.

Y precisamente porque no tienen un plazo a cumplir de manera urgente, es muy fácil que desaparezcan completamente del radar.

Es importante dejarles un espacio, dice Dalton, porque se trata de las actividades y proyectos que eventualmente aumentarán las posibilidades de un mejor desempeño laboral y personal.

3. Adaptarse (dejando de lado las cosas sin importancia)

En el tercer nivel entran las cosas sin mayor importancia, que no ayudan a alcanzar las metas a largo plazo pero que hacen muchísimo ruido.

Por ejemplo, cualquier tarea cotidiana del hogar como lavar los platos. O cumplir con un compromiso extralaboral simplemente porque nos sentimos obligados a hacerlo.

Una ilustración que muestra a una mujer sentada en posición de yoga frente a un reloj

BBC
Dalton plantea que es necesario priorizar las tareas partiendo por las cosas que son importantes y urgentes al mismo tiempo.

Por eso, hay ocasiones en que hay que decir que no. “No pasa nada si la cocina es un desastre”, apunta Dalton. Si se tiene que hacer más tarde o incluso mañana… tendrá que quedar para después.

Lo bueno de hacer una lista de cuestiones importantes, agrega, es que dejamos de desperdiciar energía pensando en qué viene a continuación y, en cambio, trabajamos por prioridades.

“Centrarse en nuestras prioridades es lo que separa a los ocupados de los verdaderamente productivos”, apunta.

“Pasé años sintiendo que todos los días se quedaban cortos. Finalmente me desperté y me di cuenta de que no existe lo perfecto”.

“Es hora de liberarse”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.