Qué requisitos requiere una obra de infraestructura (el Tren Maya aún no cumple ninguno)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Martín Zetina / Cuartoscuro.com

Qué requisitos requiere una obra de infraestructura (el Tren Maya aún no cumple ninguno)

La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece una serie de estudios que debe cumplir toda obra de infraestructura, con los cuales aún no cuenta el proyecto del Tren Maya que empezará a construirse el próximo 17 de diciembre, según se anunció.
Foto: Martín Zetina / Cuartoscuro.com
Por Claudia Ramos
14 de noviembre, 2018
Comparte

La obra del Tren Maya propuesto por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ya tiene fecha de inicio pero aún no cumple con ninguno de los requisitos técnicos, legales, ambientales y de costo-beneficio social que todo proyecto de infraestructura requiere para ser aprobado, de acuerdo con el propio equipo de transición y especialistas.

Rogelio Jiménez Pons, propuesto como titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y coordinador del proyecto, informó este martes en entrevista con WRadio que lo único con que se cuenta hasta el momento es “el proyecto donde se tiene ya la vía (parte oeste)”, y que la documentación completa estará lista “hasta dentro de un año”.

“La parte que va de Escárcega hacia el oriente, Chetumal, y luego hacia el norte, Tulum, que ahí sí no hay nada (…) ése se convocaría a una licitación para el proyecto ejecutivo que llevaría prácticamente casi un año para realizarse (…) Se está integrando todo eso (…), con consultores muy buenos en el aspecto ambiental, para presentar toda la documentación una vez oficializado todo”.

Informó que a partir del próximo lunes irán “subiendo” lo que tienen de información a una plataforma digital, porque quieren demostrar “la viabilidad social, económica y política” del proyecto.

Los estudios y evaluaciones que requiere cumplir una obra de ese tamaño están especificados en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y deben ser aprobados por una comisión intersecretarial antes de que la Secretaría de Hacienda dé luz verde al proyecto, explicaron en entrevista el director del Centro de Evaluación de Proyectos del ITAM, Efraín Gala, y la coordinadora del Programa de Presupuesto y Rendición de Cuentas de México Evalúa, Mariana Campos.

Ambos especialistas coincidieron en que todos los requerimientos que se necesitan difícilmente podrán estar listos para el 17 de diciembre, fecha anunciada para iniciar la obra, e incluso para el 31 de diciembre, fecha límite para aprobar el Presupuesto de Egresos del próximo año. Esto también implica no contar con la información para someter éste y otros proyectos a consulta los días 24 y 25 de noviembre, como se ha anunciado.

Incluso el secretario de Medio Ambiente del actual gobierno, Rafael Pacchiano, confirmó que aún no ha ingresado ningún proyecto de infraestructura relacionado con el aspecto ambiental del propuesto Tren Maya.

Entrevistado al término de un evento en el Museo Universum, indicó que los plazos de ley para evaluar las manifestaciones de impacto ambiental de una obra de infraestructura son 60 días, prorrogables hasta 120, dependiendo de si la información está completa o no. “Cualquier obra que sea sujeta por ley a la presentación de una manifestación de impacto ambiental o de cambio de uso de suelo forestal, si no la tiene, tiene que entrar la autoridad competente, en este caso la Profepa, para sancionar”.

Indicó que la manifestación de impacto ambiental que requiere el Tren Maya debe ser regional, ya que involucra a cinco entidades de la República, lo cual implica más detalle en su elaboración. Si se presentara hoy el estudio de impacto ambiental, su aprobación no estaría a tiempo para iniciar la obra en la fecha prevista.

¿Qué tipo de estudios requiere una obra de infraestructura?

De acuerdo con Efraín Gala, toda obra de infraestructura necesita contar con un estudio técnico o de ingeniería, que detalle la parte técnica del proyecto; un estudio de mercado, que explique la demanda, en este caso cuántas personas usarían el tren y cuánta carga llevaría; un estudio legal y administrativo, que verifique que el proyecto no viole ninguna ley, que cumple con el derecho de vía y que se hayan pagado los derechos correspondientes a los afectados por la obra; un estudio de impacto ambiental, que detalle cómo se va a mitigar la afectación al ecosistema donde va a operar el proyecto, y un estudio financiero que explique de dónde va a salir el dinero para construir la obra.

Estos estudios determinan si el proyecto es rentable y si aporta un beneficio social al país, “y es imposible que desde que ganó la elección a cuando lo anunció haya tenido ya estos estudios y con ellos saber si el proyecto le conviene al país o no”, consideró el especialista. De acuerdo con lo anunciado, el proyecto del Tren Maya tendrá un presupuesto de 150 mil millones de pesos y una longitud de 1,500 kilómetros que atravesarán los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Leer: El Tren Maya, peor que el proyecto de Peña Nieto

Mariana Campos indicó por su parte que hasta el momento el Tren Maya es apenas un concepto, pues un proyecto ejecutivo implica contar con toda la evaluación de factibilidad que permita saber si el proyecto es viable, desde la ingeniería a detalle de lo que se va a construir, el control y mitigación de los riesgos ambientales en el transcurso de construcción de la obra, la certidumbre de la tenencia de la tierra por parte del gobierno, el derecho de vía que determina el tamaño, largo y ancho del terreno que se tiene que reservar para toda la obra, hasta los estudios de sociorentabilidad.

“Esto es así porque se requiere que la obra sea legal, que cumpla con lo ambiental y que sirva a la sociedad. Es una manera de calcular que el costo va a redituar en un beneficio económico y además será rentable socialmente, es decir, que los beneficios sociales valdrán la pena como para endeudar cuánto al país y por cuántas generaciones”.

Especificó que las evaluaciones de factibilidad a partir de los estudios que pide la normatividad lo que buscan es evitar que casos como el del Paso Exprés de Cuernavaca se repitan, con obras que superen el presupuesto aprobado, se hagan mal y tengan consecuencias sociales negativas como pasó en este caso con la muerte de dos personas.

“No es lo mismo una idea a un proyecto, porque lo segundo implica tener a los especialistas con los análisis listos respecto a qué costo la obra es viable. Por eso los proyectos cuando se construyen requieren todos estos estudios, porque tenemos que estar muy seguros de que valen la pena”.

“Como lo están haciendo se está exponiendo a muchos riesgos inesperados, que te van agarrando en el camino y que hacen que los proyectos se atrasen. Si tienes una planeación sólida y oportuna, se pueden controlar los imprevistos. No hay política de austeridad que funcione con proyectos sin planeación”, advirtió.

Gala llamó al equipo del presidente electo a someter el proyecto ejecutivo del Tren Maya y cualquier otra propuesta de obra a una instancia adicional, que podría ser una auditoría ciudadana donde académicos, ingenieros y especialistas revisen los estudios antes de que los proyectos estén registrado en la cartera de inversión de Hacienda y cuenten con recursos presupuestales.

“El Tren Maya sí puede tener un beneficio económico y social”, especificó Campos, “pero la pregunta siempre va a ser si a ese costo el beneficio valió la pena. Puede ser una idea atractiva, pero todavía no tenemos esa información”.

En ese sentido consideró que las consultas en obras de infraestructura tienen un costo de oportunidad, siempre y cuando se usen para entender las necesidades de la población y el impacto del proyecto en la gente. “No se trata de preguntar si lo quieren o no, sin información, sino más bien si lo van a utilizar, si les beneficia o les afecta. Esto es una buena práctica porque permite entender cómo se están repartiendo los costos y beneficios de la obra, hacer un primer catálogo de los impactos, y controlar riesgos y conflictos sociales”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La ciudad de Wuhan, China, registra un nuevo foco de COVID-19 tras haber levantado el confinamiento

A medida que China relajó las restricciones para controlar la propagación del COVID-19, nuevos focos del virus emergieron en Wuhan y otras regiones.
Getty Images
11 de mayo, 2020
Comparte
Una pasajera de tren espera en el andén de la estación de Hankou, en Wuhan

Getty Images
Casi todos los casos recientes en Wuhan habían sido clasificados anteriormente como asintomáticos.

En la ciudad china de Wuhan -donde el coronavirus surgió por primera a fines del año pasado- se ha detectado un nuevo foco de la enfermedad.

Wuhan reportó este lunes cinco nuevos casos de covid-19, después de confirmar el domingo la primera infección desde el 3 de abril.

Las autoridades indicaron que el pequeño foco de nuevos casos se dio en un mismo complejo residencial.

En las últimas semanas China ha relajado las restricciones impuestas a la población para controlar la propagación del virus y los casos habían estado disminuyendo.

Expertos y funcionarios de la salud han advertido que a medida que los distintos países emerjan de las estrictas medidas de confinamiento adoptadas y la gente empiece a moverse con mayor libertad, es probable que aumenten las infecciones.

El pequeño foco en Wuhan es el primero que surge desde el fin del estricto confinamiento de la ciudad el 8 de abril.

Uno de los cinco casos reportados el lunes corresponde a la esposa de un hombre de 89 años cuya infección fue la primera confirmada en la ciudad en más de un mes este domingo.

El resto de casos habían sido clasificados anteriormente como asintomáticos, lo que quiere decir que habían dado positivo pero no manifestaban señales clínicas como tos o fiebre.

Esas personas pueden trasmitir el virus aunque no esté enfermas, pero China no cuenta los casos asintomáticos en su registro oficial de infecciones confirmadas hasta que no manifiestan síntomas.

Un turista con una máscara frente a la Torre Eiffel

EPA
China fue el primer país del mundo en el que se detectó el nuevo coronavirus.

Cientos de casos asintomáticos están siendo monitoreados por las autoridades de la salud en Wuhan.

Entretanto, durante el fin de semana, en la ciudad de Shulan, en la provincia de Jilin, cerca de las fronteras con Rusia y Corea del Norte, se reportaron 11 nuevos casos.

¿Qué está pasando en la provincia de Wuhan?

Los medios estatales chinos informaron que 11 casos de transmisión interna fueron registrados en Shulan el sábado.

Un día después, la ciudad declaró ley marcial y entró en cuarentena, con el gobierno ordenando el cierre temporal de todos los establecimientos públicos, según informó el diario Global Times.

Shulan ha sido elevada a nivel de alto riesgo, la única ciudad del país con esa designación.

A todos los residentes se les ha ordenado que se queden en casa y sólo un miembro de cada hogar puede salir cada día a comprar productos esenciales.

Todo el transporte público se ha suspendido y no se les permite a los taxis salir de la ciudad.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Las medidas suceden después de que China hubiese declarado la semana pasada que todas las regiones del país habían sido designadas como de bajo riesgo.

La vecina ciudad de Jilin también fue elevada de bajo a mediano riesgo después de que se detectaran dos nuevos casos -y ahora se teme que toda la provincia podría estar en peligro.

Otras ciudades de la provincia se encuentran en estado elevado de alerta. La cercana ciudad de Changchun y el condado Dongfeng advierten que toda persona regresando de Shulan deberá entrar en cuarentena por 14 días. Los servicios ferroviarios a varias de las ciudades también fueron suspendidos.

La aledaña provincia de Liaoning reportó un nuevo caso el domingo -una persona de 23 años que recientemente había llegado de Jilin.

¿Qué generó las nuevas infecciones en Shulan?

Todas la infecciones fueron vinculadas a una mujer lavandera de 45 años que trabaja en una oficina de seguridad pública. Ella luego infectó a su esposo, tres hermanas y otros miembros de la familia.

Sin embargo, no se sabe como la mujer llegó a infectarse. Los informes indican que no había viajado por fuera de la provincia y no se conoce de ningún contacto con alguien de quien se sabe estuvo expuesto al virus. Un total de 276 de sus contactos cercanos han sido puestos en cuarentena, dijo el diario China Daily.

Pero es posible que la localización geográfica de la provincia haya jugado un papel pues colinda con Corea del Norte y Rusia.

Oficialmente, Corea del Norte no ha reportado ningún caso, aunque Rusia ha registrado más de 200.000, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

En las últimas semanas, la fronteriza provincia de Heilongjiang ha visto un auge en el número de casos importados, principalmente de ciudadanos chinos regresando de Rusia.

Igualmente, ocho personas que retornaron de Rusia a Shulan entre el 8 y 30 de abril dieron positivo en la prueba para el virus, según un funcionario del gobierno local. Unas 300 persona más que regresaron en ese lapso de tiempo fueron puestas en cuarentena.

El secretario del Comité Provincial de Jilin expresó que la ciudad rastreará todo contacto cercano, toda persona sospechosa y toda pista, añadiendo que los movimientos de cada persona infectada serían rastreados para intentar dar con la fuente.

¿Qué pasa en otras partes de China?

China ha visto una caída en el número de casos durante semanas y ha estado relajando gradualmente las restricciones.

Algunas personas han regresado al trabajo, unas escuelas han reabierto y, el lunes, el parque Disneyland en Shanghái recibió al público por primera vez en tres meses y medio.

Una niña con una máscara en el parque en Shanghái, 11 de mayo, 2020

Getty Images
El parque Disneyland de Shanghái reabrió sus puertas.

Pero este lunes, también, China reportó 17 nuevos casos a nivel nacional -el registro diario más alto desde el 28 de abril- llevando el total de casos a 82.918, como un número de muertos de 4.633.

A medida de más partes de Europa y Estados Unidos empiezan a relajar las restricciones, los gobiernos y expertos de la salud han advertido que la pandemia está lejos de acabar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=OZghZxbbTdw

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

https://www.youtube.com/watch?v=GBKVVMpGtnc&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts