close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Sedatu

Sedatu reportó daños en 44 mil viviendas por los sismos, pero en todas aparece la misma dirección

La Sedatu reportó datos duplicados y dejó afuera a 8 millones de damnificados del censo, tras los sismos de septiembre, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación.
Sedatu
1 de noviembre, 2018
Comparte

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) reportó como viviendas dañadas por los sismos de septiembre del año pasado 44 mil casas que tienen la misma dirección, y dejó fuera del censo de damnificados a más de 8 millones de personas, a pesar de que éstas viven en municipios que fueron declarados oficialmente como zona de desastre.

Además, la dependencia presentó inconsistencias en el número de viviendas censadas con daños, y en los reportes de entrega de recursos para atender a los damnificados.

Estas son algunas de las principales irregularidades vinculadas a la reconstrucción de viviendas por los terremotos del 7 y el 19 de septiembre de 2017, que fueron detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su segundo informe de la Cuenta Pública 2017, y que el nuevo auditor, David Colmenares, presentó ayer ante la Cámara de Diputados.

En el informe, la ASF denuncia que las bases de datos de la Sedatu, que incluyen el censo de los beneficiarios por los daños de los sismos, presentan “inconsistencias” graves, como la existencia de datos duplicados.

Por ejemplo, en la base de viviendas dañadas que la Sedatu entregó al Banco de Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), para que éste liberara los recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), la Auditoría detectó que 44 mil 506 viviendas reportadas con daños por los sismos se encuentran ubicadas en la misma dirección; es decir, que todas tienen las mismas coordenadas y están en una sola ubicación.

La ASF denunció que a otras 13 mil 347 viviendas se les otorgó el mismo número de folio de afectadas, lo que para el órgano fiscalizador, “evidenció la ausencia de información confiable para contar con un padrón de beneficiarios”.

La Auditoría también detectó un “baile de cifras” en cuanto a las viviendas dañadas por los dos temblores de septiembre y los recursos entregados.

Por un lado, la Sedatu reportó al Bansefi 172 mil viviendas afectadas en su diagnóstico definitivo de daños, mientras que los 10 subcomités de Evaluación de Daños que se instalaron para la atención de 401 municipios afectados, reportaron 75 mil 945 casas afectadas, un 126 % menos.

En cuanto a los montos entregados por daños, la ASF señala que tras analizar 11 actas de reportes que le entregó la Sedatu, documentó 9 mil 442 millones de pesos por daños ocasionados por los temblores en viviendas, cifra que difiere en 688 millones 991 mil pesos respecto de los 10 mil 131 millones que la Sedatu reportó en su diagnóstico definitivo de daños.

Sobre este punto, la Auditoría denunció que “se desconoce el parámetro para calcular el monto total de daños ocasionados”.

El extraño caso de Santiago Miltepec

Como parte de las inconsistencias en el reporte de afectaciones, la ASF destaca como ejemplo el caso de Santiago Miltepec, en Oaxaca.

De acuerdo con datos del Inegi, este poblado contaba en 2015 con apenas 114 viviendas habitadas por 393 personas. Sin embargo, en el padrón de viviendas dañadas que la Sedatu entregó a la ASF, la dependencia que dirige Rosario Robles asegura que levantó información de 1, 603 viviendas habitadas por 6 mil 412 personas, “sin que se acreditaran las causas de dichas inconsistencias”.

Esta cifra indicaría que entre 2015 y 2017, cuando tuvieron lugar los sismos, las viviendas en esa pequeña localidad aumentaron 1,306 %, que la población se incrementó en 1,531 %, y que el 100 % de las viviendas de Santiago Miltepec tuvo daños por los temblores.

Todo esto llevó a la ASF a concluir que la Sedatu “no contó con un censo y un padrón suficiente y confiable para programar y priorizar los apoyos destinados a la reconstrucción y rehabilitación de las viviendas de la población afectada por los sismos ocurridos el 7 y 19 de septiembre de 2017”.

Dejan fueran del censo de daños a 8 millones de personas

Por otra parte, la Auditoría refiere en su informe que tras los temblores, 720 municipios en nueve entidades de la República, más la Ciudad de México, fueron enlistados como zonas de desastre natural y de emergencia extraordinaria, por lo que eran susceptibles de evaluación de daños en las viviendas, y de acceder a alguna de las ayudas gubernamentales.

Sin embargo, la Sedatu solo levantó información de posibles viviendas dañadas en 370 municipios y siete delegaciones de la capital, lo que representó una cobertura de apenas el 52.4 % de los 720 municipios y delegaciones declarados como zona de desastre.

¿Qué implicó esto? Que 343 municipios con declaratoria de emergencia se quedaron fuera del censo de damnificados, lo que, a su vez, se traduce en que 2 millones 451 mil 407 viviendas, en las que habitaban más de 8 millones de personas, fueron excluidas del diagnóstico de los daños “sin que la Sedatu explicara las causas”.

“La Sedatu no las consideró (a 8 millones 750 mil 407 personas) para elaborar el censo y padrón de beneficiarios, lo que impidió contar con información confiable para programar y priorizar la reconstrucción y rehabilitación de las viviendas afectadas”, recalca la ASF.

En cuanto al personal que realizó el levantamiento de información de viviendas dañadas, la Sedatu no aportó documentación a la Auditoría que acredite el número de personas que participaron en las brigadas de recolecta de datos, ni la información de quiénes llevaron a cabo la verificación de los daños sufridos en las viviendas.

La Sedatu, por su parte, alegó en respuesta a la ASF que en el país “no se tiene un equipo de brigadistas que se encargue, cuando se requiere, de levantar la información para conocer los saldos de los daños que resultan de la ocurrencia de sismos de magnitudes similares a las del 7 y 19 de septiembre de 2017”.

Por estas inconsistencias, la ASF realizó en total 9 observaciones a la Sedatu, que, a su vez, generaron 26 recomendaciones al desempeño de la dependencia en el tema de reconstrucción de viviendas ocasionadas por sismos.

Aquí puedes leer el informe completo de la ASF.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Cómo ven las personas daltónicas? Las apps que te permiten mirar el mundo como si tuvieras ceguera al color

Es casi imposible explicar los colores, pero la tecnología puede ayudar. Te contamos qué aplicaciones puedes usar para ver el mundo como una persona daltónica (y cuáles son los resultados).
Getty Images
25 de junio, 2019
Comparte

La experiencia de cruzar un semáforo, mirar el arcoíris o comprar una camisa puede ser completamente distinta si eres daltónico.

Pero es difícil para quienes no tenemos daltonismo hacernos a la idea de cómo se ve el mundo sin ciertos colores.

La pregunta sobre cómo ven el mundo los daltónicos resurge cada tanto en Google, aunque primero conviene aclarar algo más básico: ¿qué es el daltonismo?

El 8% de los hombres y el 0,5% de las mujeres tienen daltonismo, normalmente de nacimiento, y ocurre por cambios en cómo las células de la retina -la parte posterior del ojo- detectan la luz.

Existen tres tipos principales de daltonismo:

  • deuteranopia: ausencia de color verde
  • protanopia: ausencia de color rojo
  • tritanopia: ausencia de color azul

El tercero es el menos habitual, y dentro de los dos primeros, a su vez, hay grados y variantes. También hay quienes no ven ningún color y solo pueden ver el mundo en blanco y negro.

tipos de datonismoImagen: IRINA KUZNETSOVA/GETTY IMAGES
Image captionLa visión “normal” (izda.) no tiene nada que ver con la de una persona daltónica, pero en este segundo grupo también hay diferencias.

El daltonismo, también llamado ceguera al color, es una condición especial sin tratamiento conocido, aunque hay gafas y lentillas especiales que pueden ayudar.

Pero la tecnología también puede jugar un papel. Existen varias aplicaciones para diferenciar entre tipos de daltonismo y permitir a quienes no tienen al condición que puedan apreciar cómo se ve el mundo desde la mirada de un daltónico.

Tal vez la más conocida es Color Blindness, un simulador gratuito que te permite “hacerte una idea de cómo es tener una discapacidad de la visión del color” y hacer la prueba en su sitio web con varias imágenes y varios tipos de daltonismo.

“Como no es tan fácil describir el daltonismo, es muy útil que algunas personas hayan desarrollado algoritmos para simular cualquier tipo de deficiencia del color. Los algoritmos transforman cualquier foto en la misma, pero vista por personas ciegas al rojo, verde, azul o cualquier color”, dicen sus creadores.

Pero hay varias aplicaciones: Sim Daltonism (una app de código abierto para iOS y Mac), Color Oracle (también de código libre, pero funciona con Windows, un app diseñada por un especialista en visualización inmersiva, Bernie Jenny, de la Monash University de Australia) o ColorBlindness SimulateCorrect (que puedes descargarte en la tienda de Google) son algunos ejemplos.

En BBC Mundo hicimos una prueba: ¿cómo vería un daltónico esta colorida imagen de la ciudad mexicana de Guanajuato?

GuanajuatoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

Esto ocurre si tienes protanopia, también llamada dicromacia roja…

ProtanopiaDerechos de autor de la imagenCOLOR-BLINDNESS.COM

En cambio, si lo que no puedes ver es el color verde (deuteranopia), este será el resultado (fíjate bien en el azul de la casa del centro)…

DeuteranopiaDerechos de autor de la imagenCOLOR-BLINDNESS.COM

Y así de diferente verán la escena quienes no capten el color azul (tritanopia)…

TritanopiaDerechos de autor de la imagenCOLOR-BLINDNESS.COM

Puedes hacer la prueba también con tricromatismos, que son versiones de los anteriores (dicromatismos), pero algo más leves.

Y así verás si tienes monocromatismo de conos azules:

Monocromatismo de conos azulesDerechos de autor de la imagenCOLOR-BLINDNESS.COM

El monocromatismo, también llamado acromatopsia, es la forma más grave daltonismo. Si la tienes, ves el mundo en blanco y negro, aunque quienes lo sufren también pueden experimentar mucha molestia con la luz y movimientos oculares extraños.

“La mayoría de los casos de daltonismo se deben a un problema genético”, dice la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (NLM, por su sigla en inglés).

En total, se estima que 320 millones de personas en el mundo son daltónicas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RvYz63RfE8c

https://www.youtube.com/watch?v=xLBMdL-Roq0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.