Números dudosos, políticas cortas y calles peligrosas: así es el problema de seguridad vial en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Números dudosos, políticas cortas y calles peligrosas: así es el problema de seguridad vial en México

El próximo secretario de Movilidad de CDMX y uno de los principales especialistas en el tema del país analizan las deficiencias en torno a este problema de salud y seguridad pública.
Cuartoscuro
13 de noviembre, 2018
Comparte

El pasado 7 de noviembre un tráiler se impactó a más de 160 kilómetros por hora contra múltiples coches en la autopista México-Toluca. El saldo: 10 personas muertas. Este fue uno de múltiples accidentes vehiculares que a diario se registran en nuestro país, y que de 2015 a la fecha han dejado más de 40 mil personas muertas, en promedio 32 todos los días.

Pero pese a la gravedad de este problema, hay dudas y deficiencias sobre las cifras oficiales de las diferentes instancias de gobierno encargadas de documentar las muertes y los casos. De acuerdo con expertos en la materia, no hay claridad siquiera en cuantas personas son en realidad las que fallecen a causa de estos percances, pese a que existen varias bases de datos oficiales.

No existe una política pública nacional en materia de percances vehicular y, aunque se han hecho esfuerzos en distintos momentos para avanzar en este tema, hoy cada estado actúa por separado. Incluso en la misma Ciudad de México, donde los datos marcan un descenso de accidentes, se advierte una carencia de indicadores para medir la efectividad real de las acciones implementadas.

A lo anterior se suma un hecho innegable que los expertos destacan: México es un país donde el común denominador son las calles peligrosas. Arterias mal diseñadas que se pensaron solo para el paso de los automóviles, poniendo en riesgo constante a ciclistas y peatones.

A propósito de la publicación de Animal Político sobre los estados que son los más peligrosos en materia de percances vehiculares y del crecimiento de los mismos, se recabó la opinión de Andrés Lajous, maestro en planeación urbana por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y próximo secretario de Movilidad de Ciudad de México, y Xavier Treviño, quien cuenta con estudiosos urbanos por el Colegio de México, fue fundador de la oficina en México de ITDP y actualmente es co-director de Céntrico.

A continuación una síntesis de sus principales anotaciones:

El problema de las cifras

Los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) recabados a partir de las carpetas de investigación por homicidio culposo y lesiones culposas derivadas de accidentes vehiculares, arrojan que todos los días en el país mueren 32 personas en promedio por esta causa, mientras que 81 resultan lesionadas.

De acuerdo con dichos datos las víctimas por esta causa han crecido en los últimos tres años casi 18% mientras que en 25 de las 32 entidades federativas se ha incrementado la incidencia de estos casos.

Pero los expertos advierten que la tendencia al alza en la estadística del SESNSP se contradice con la del Inegi que marca un descenso en los últimos años en los percances viales, o con la de la Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) que sí registra un incremento aunque menor al del Secretariado.

“Las fuentes son distintas y cada quien que lo mire tendrá una forma distinta de hacerlo. En ese sentido es lógico que los datos sean distintos pero no queda claro cuál es la más certera porque no tenemos una metodología definida” dijo Treviño.

Por su parte, Lajous destacó que los datos del Inegi, aun cuando no necesariamente están libres de un subregistro, pueden tener mayor solidez pues la línea de seguimiento es más antigua.

Las (no) políticas públicas

En México no existe una política pública nacional (vinculante o no para los estados) para tratar de reducir los accidentes de tránsito y las afectaciones humanas que conllevan en los estados. En ello coinciden los expertos aunque difieren respecto a las causas de esta situación.

Xavier Treviño opina que esto se debe principalmente a que el tema está mal sectorizado el problema desde su concepción. “Los accidentes de tránsito son vistos como un tema de salud por ser accidentes, pero en realidad son un tema de seguridad pública y desde ahí debería enfocarse una política de prevención que no tenemos” dijo.

Por su parte, Andrés Lajous  ve complejo que exista una política nacional dado que los temas de movilidad, en general, son responsabilidad de los gobiernos estatales y a veces de los municipales. Destacó que en distintos momentos se han dado pasos adelante, por ejemplo con la creación de la Iniciativa Mexicana de Seguridad Vial en 2008, pero dijo que incluso en localidades como ciudad de México  – donde hay una reducción de accidentes fatales – hace falta una mejor política pública.

Treviño subraya que ha habido esfuerzo sobre todo en algunas ciudades como la capital del país o Guadalajara para implementar acciones y programas encaminados a reducir las muertes por hechos de tránsito, pero que la realidad general es que no existe una política consolidada en la materia en el país.

Calles peligrosas

Los expertos coinciden en que una de las causas coyunturales detrás de los accidentes vehiculares con consecuencias fatales es el mal diseño de las calles.

“El diseño de una arteria es muy importante sobretodo en lugares donde sabes que suceden. Y cuando son recurrentes los accidentes viales en algunas zonas te tienes que preguntar cómo está la infraestructura. Los ejes viales por ejemplo, pensados para los autos, son sitios comunes de accidentes” dijo Lajous.

Una calle mal diseñada, detalla Treviño, es aquella que se construyó teniendo como prioridad el paso de los automóviles (más coches y más rápido) sin tomar en cuanto a otros actores del espacio público como los peatones o ciclistas.

“Un mal diseño provoca que los coches vayan muy rápidos en zonas urbanas. Sucede menos en el sur del país porque el parque vehicular es menor pero en el norte las calles son amplias y hay muchos coches. Por ello los datos de incidencia en el norte son peores que en el sur” explicó Treviño.

Lajous añade: “Muchas de las fatalidades en accidentes de tránsito son las que tienen que ver con atropellamientos y eso tiene que ver con que no tenemos una infraestructura accesible para los peatones y que la infraestructura esté diseñada de origen pensando que van a existir peatones y no solo a los automóviles. Hay cosas de infraestructura importantes que tienen que hacerse.

¿Por qué han descendido los accidentes fatales en CDMX?

De acuerdo con los datos el SESNSP, en los últimos tres años el número de personas muertas por accidentes de tránsito se ha reducido más de 30 por ciento en Ciudad de México. Es la segunda entidad federativa con mayor descenso del país y una de las siete que registra una caída en este rubro, contraria a la tendencia nacional que es al alza.

Sobre este tema Andrés Lajous, próximo secretario de Movilidad de la capital, advirtió que hay que tener precaución con estas cifras porque es posible que exista un subregistro en la capital o una medición imprecisa. No obstante, reconoció que otras fuentes como Inegi también identifican un descenso en los accidentes vehiculares en Ciudad de México el cual viene desde inicios de la administración de Marcelo Ebrard.

“De hecho el descenso de los muertos por accidentes de tránsito en Ciudad de México inicia desde 2007 y es coincidente con el tema del alcoholímetro. Desde ahí hemos tenido varias acciones más como el cambio del paradigma de la movilidad y la ley en la materia, el cambio en el Reglamento de Tránsito, las fotomultas… es difícil atribuir el descenso a una sola cuestión en específico” señaló.

En este contexto, Lajous adelantó que en la próxima administración que encabezará Claudia Sheinbaum se creará un catálogo bien definido de indicadores que permita medir adecuadamente el impacto de las acciones que se implementen.

La administración actual de Ciudad de México, encabezada primero por Miguel Ángel Mancera y actualmente por José Ramón Amieva ha defendido que el descenso en los percances vehiculares se debe a acciones específicas implementadas en este sexenio como la nueva Ley de Movilidad Vial, el Reglamento de Tránsito y la implementación del sistema de fotomultas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 preguntas sobre los denisovanos, los extraños parientes extintos de los humanos modernos

¿Se aparearon con los neandertales? ¿Cómo fueron descubiertos? ¿Cuándo se extinguieron? Te respondemos estas y otras preguntas sobre esta especie de homínidos que fue descubierta en 2008.
15 de junio, 2021
Comparte

Desde que fueron descubiertos los primeros restos de este extraño grupo de homínidos en 2008, los científicos no han descansado intentando conseguir más información sobre ellos.

La tarea, sin embargo, no ha sido fácil pues hasta el momento sólo se han descubierto unos pequeños fósiles de los llamados denisovanos.

Pero gracias a una nueva y compleja técnica que analiza la actividad del ADN, investigadores han logrado hacerse una mejor idea de su apariencia y de cómo vivían.

A continuación, te respondemos 5 preguntas clave con todo lo que hay que saber sobre esta especie extinta que vivió en Siberia y el Este de Asia.

1. ¿Quiénes eran los denisovanos?

En resumen: ni siquiera los científicos están seguros. Pero, según investigaciones, los denisovanos son un pariente extinto de los humanos modernos que vivieron en Siberia y el Este de Asia.

Algunos expertos han argumentado que los denisovanos son una especie completamente nueva de nuestro género, pero otros piensan que son simplemente neandertales orientales.

Desafortunadamente, es difícil saber el período exacto en el que caminaron por nuestro planeta, ya que se han descubierto muy pocos fósiles de los denisovanos.

Cueva de Denisova, en el sur de Siberia.

Getty Images
Cueva de Denisova, en el sur de Siberia.

Sin embargo, los fósiles indican que habitaron la cueva de Denisova, en el sur de Siberia (de ahí la palabra “denisovanos”), entre 50.000 a 200.000 años atrás. Además, una mandíbula de un denisovano descubierta en una cueva en la meseta tibetana indica que se pudieron encontrar en la región hace al menos 160.000 años.

Estos hallazgos sugieren que los denisovanos eran contemporáneos de los neandertales e incluso del Homo Sapiens (que surgió por primera vez hace unos 300.000 años). De hecho, la evidencia de ADN indica que tanto los neandertales como los denisovanos vivían en la cueva de Denisova, aunque probablemente no al mismo tiempo.

2. ¿Cómo fueron descubiertos los denisovanos?

Los denisovanos fueron el primer grupo de humanos que se descubrió basándose únicamente en su ADN.

Sin embargo, esto fue en gran parte por accidente.

En 2010, un genetista alemán, el profesor Johannes Krause (entonces estudiante de doctorado), estaba extrayendo ADN mitocondrial de lo que pensó que era un hueso de dedo de un neandertal encontrado en la cueva de Denisova.

Pero no era un neandertal. En cambio, Krause se había topado con un nuevo linaje: los denisovanos.

ADN

Getty Images
Con solo pequeños fragmentos de hueso, los científicos lograron tener secuenciado todo el genoma de un denisovano.

Este hallazgo dejó a los investigadores en una posición extraña y sin precedentes: tener secuenciado todo el genoma de un denisovano sin tener un solo fósil significativo, además de algunos pequeños fragmentos de hueso y dientes.

Luego, en 2019, se analizó la mitad derecha de una mandíbula encontrada durante la década de 1980 en la cueva kárstica de Baishiya, de la meseta tibetana. Si bien no se le pudo extraer el ADN, los análisis de proteínas indicaron que pertenecía a un denisovano.

Muchos sospechan que varios fósiles de homínidos del Este de Asia también son de denisovanos y se han clasificado erróneamente como otras especies. Pero sin análisis exitosos de ADN o proteínas, y pocos fósiles denisovanos con los que compararlos, simplemente no lo sabemos.

3. ¿Qué aspecto tenían los denisovanos?

Incluso con cientos de fósiles, todavía tenemos muchas preguntas sobre cómo eran los neandertales. Y es que es muy difícil imaginar cómo es una especie descubierta en 2010 sin siquiera tener un cráneo parcial a su nombre.

Evolución

Getty Images
Hace 100.000 años convivieron diferentes grupos de humanos.

Pero aunque determinar cómo eran los denisovanos es increíblemente difícil, hay algunas pistas. Los pocos fósiles que existen sugieren que tenían dientes y una mandíbula grande, y posiblemente un neurocráneo aplanado y ancho.

Sorprendentemente, su apariencia se puede recrear en parte mediante una nueva técnica que utiliza la metilación del ADN. Es decir, en lugar de examinar el ADN en sí, se analiza la actividad del ADN y cómo se expresa.

Usando este método los científicos predicen que los denisovanos tenían una pelvis ancha, una caja torácica grande, una frente baja y un cráneo más ancho.

4. ¿Se aparearon alguna vez con los neandertales?

¡Sí! De hecho, un pequeño fragmento de hueso de 2,5 cm encontrado en la cueva de Denisova en 2012 dio pistas de aquello.

Al principio, no fue reconocido y estuvo escondido junto a miles de fragmentos de huesos de animales durante cuatro años. Sin embargo, después de ser identificado como un hueso de homínido por investigadores de la Universidad de Oxford, fue enviado al Instituto Max Planck para su posterior análisis.

Recreación de una mujer neandertal.

Getty Images
El sexo entre los humanos modernos primitivos y los neandertales no era un evento raro.

¿El resultado? En 2018 se anunció que este hueso de 90.000 años pertenecía a Denny (como se la conocía cariñosamente), una niña de madre neandertal y padre denisovano.

¿Qué tan improbable es que con poco más de una docena de fragmentos fósiles denisovanos en existencia, uno pertenezca a un “híbrido” así? ¿Fue una casualidad o ese apareamiento sucedía todo el tiempo?

5. ¿Por qué murieron los denisovanos?

No estamos exactamente seguros de cómo se extinguieron los denisovanos. Ciertamente es posible que el Homo Sapiens haya superado a los denisovanos, pero, de nuevo, no hay pruebas de ello.

Ni siquiera estamos seguros de cuándo se extinguieron. Hay pruebas de ADN limitadas que incluso sugieren que pueden haber sobrevivido en Nueva Guinea o en las islas circundantes hasta hace 15.000 o 30.000 años.

Sin embargo, sabemos que el Homo Sapiens se apareó con los denisovanos en numerosas ocasiones, y que este mestizaje benefició a los humanos de hoy.

Por ejemplo, la variante del gen EPAS1 que los tibetanos y sherpas modernos heredaron de los denisovanos los hace adaptarse mejor a altitudes elevadas, protegiéndolos de la hipoxia (una condición en la que los tejidos del cuerpo se ven privados de oxígeno).

De manera similar, los científicos incluso han descubierto que algunas poblaciones modernas en Oceanía tienen un sistema inmunológico que está parcialmente codificado (y reforzado) por el ADN adquirido de los denisovanos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chiWVxreqhU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.