Software: la parte suave que hace el trabajo rudo

Si estás pensando en optimizar los procesos de tu empresa, una de las primeras recomendaciones que tendrás es adquirir software que agilice el trabajo.

software
Adobe Stock
Nota Patrocinada

Si estás pensando en optimizar los procesos de tu empresa seguramente una de las primeras recomendaciones que debes seguir es adquirir software que agilice el trabajo. Aunque contar con un software empresarial es indispensable, lo es aún más contar con el software adecuado.

Adquirir software no debe ser una decisión unilateral tomada por un área de la empresa. Es, más bien, un procedimiento que debe involucrar áreas operativas, administrativas, financieras y, obviamente, a los responsables del área de sistemas.

A pesar de que adquirir “lo más nuevo” o el estándar del mercado pueda parecer una buena idea en primera instancia, deben considerarse las necesidades e incluso opiniones respecto a usabilidad, pues hay que recordar que nuestros colaboradores convivirán con esa interfaz durante toda su jornada de trabajo.

Ante ello, aquí te compartimos algunas consideraciones a tomar incluso antes de pensar en adquirir nuevo software.

¿QUÉ QUIERO OPTIMIZAR?

Es necesario un análisis de los procesos y sus áreas de oportunidad. Ya que tengas el diagnóstico resultante de un análisis hecho en conjunto con las áreas involucradas, se puede proponer una tecnología que los mejore y ver la posibilidad de lograr la automatización mediante software especializado o desarrollos personalizados.

LOS PROCESOS CAMBIAN CON EL TIEMPO

La adquisición de software es una inversión que debe ser rentable a largo plazo. Ninguna empresa exitosa opera con procesos inamovibles, se tienen que ajustar en el tiempo a las necesidades del mercado. El software seleccionado debe ser de alta escalabilidad, adaptación y de acuerdo con el tiempo de obsolescencia de la solución.

LA IMPLEMENTACIÓN TAMBIÉN REQUIERE TIEMPO

Si ya invertiste recursos y tiempo en el análisis y ya tomaste la decisión de utilizar un nuevo software, te recomendamos que consideres el tiempo que te llevará la implementación, capacitación y arranque. Es una mala práctica tratar de implementar soluciones de software sin un plan de trabajo con tiempos de entrega.

PREGÚNTALO TODO

Descubrir que hay que volver a comenzar un proceso de implementación de software es una pesadilla por la que nadie quiere pasar. Investiga costos de mantenimiento, opciones más económicas, opciones más grandes, reputación del fabricante y la consultora que hará la implementación, casos de éxito y fracaso, tecnología y, sobre todo, no pases por alto ninguna de las dudas del usuario final.

EL VENDEDOR LO SABE TODO

Esta afirmación es correcta para bien y para mal. No estamos diciendo que los vendedores sean deshonestos, pero por ganar la cuenta pueden ocultar información que puede ser crucial en el éxito del nuevo software en la empresa. Así que te sugerimos que investigues con otros usuarios de la solución y pidas casos de éxito documentados antes de tomar la decisión de compra.

Recuerda que la rentabilidad es un objetivo constante en tu empresa y debes medirla en cada instante. La compañía japonesa Kyocera pone a tu disposición un e-Book donde conocerás los pasos a seguir para optimizar tus flujos de trabajo.

 

 

Nota Patrocinada
Close
Comentarios