Consulta del Tren Maya no puede hacerse sin estudios previos ni información detallada: colectivo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Consulta del Tren Maya no puede hacerse sin estudios previos ni información detallada: colectivo

El Colectivo EVIS argumenta que el Estado debe cumplir con una serie de obligaciones ambientales y garantizar el respeto de los derechos humanos antes de iniciar el proyecto.
Por Redacción Animal Político
23 de noviembre, 2018
Comparte

Mientras el proyecto del Tren Maya no se apegue a las obligaciones internacionales, regionales y nacionales del Estado mexicano relativas al respeto, promoción, protección y garantía de los derechos humanos y mientras no exista una evaluación previa del impacto social y ambiental que pueda ocasionar su construcción, no puede haber ni siquiera una consulta, plantean especialistas y organizaciones.

Leer: La construcción del Tren Maya iniciará en año y medio, no el próximo 16 de diciembre

El Colectivo EVIS (integrado por practicantes profesionales y organizaciones que evalúan los proyectos susceptibles de violar o afectar los derechos humanos de las personas y pueblos indígenas) emitió un posicionamiento donde argumenta que el Estado debe cumplir con una serie de obligaciones antes de iniciar un proyecto como el Tren Maya.

“El Tren Maya debe apegarse a las responsabilidades que tienen las empresas –nacionales o extranjeras, privadas o productivas del Estado– de respetar los derechos humanos, abstenerse de afectarlos y enfrentar las consecuencias negativas en caso de hacerlo”, se lee en el documento.

Agregan que el Estado mexicano, además de evaluar previamente los impactos que tendría un proyecto de esta magnitud, debe plantear las medidas para prevenir, mitigar y reparar los daños.

“No basta con la Manifestación de Impacto Ambiental. Es imprescindible evaluar y gestionar los impactos sociales, económicos, culturales, demográficos y geográficos así como los asociados a los cambios acelerados en la carga de la población residente y flotante”, refieren.

Para obtener estas evaluaciones, dicen, es necesario contar con información detallada, pública y abierta, sobre las características, obras y actividades del Tren Maya en cada una de sus etapas desde la planificación hasta la operación y de cada uno de los tramos que recorrerá.

El Tren Maya, propuesto por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tendría una extensión de más de 1,500 km y atravesaría los estados de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Chiapas y Tabasco.

Leer: ¿Cómo será la consulta del Tren Maya? Esta es la boleta, las preguntas y las casillas

Este 24 y 25 de noviembre se llevará a cabo una consulta nacional para conocer la opinión de las y los mexicanos respecto al proyecto.

Sin embargo, el equipo responsable del proyecto detalló a Animal Político que las obras no empezarán el próximo 16 de diciembre, como lo había dado a entender el presidente electo, sino que los trabajos estarán determinados por las leyes en la materia para las obras de infraestructura, así como las fases y los tiempos que el nuevo gobierno deberá cumplir.

Lo que iniciará el próximo 16 de diciembre, aclararon, será apenas una primera fase de licitación del proyecto ejecutivo del tren con sus correspondientes estudios y evaluaciones de factibilidad, de mercado, legal y administrativo, de impacto ambiental, y financiero.

Para esta primera etapa, el equipo del presidente electo ha solicitado al Congreso un presupuesto de 8 mil millones de pesos para 2019.

“No puede haber consulta”

El Colectivo EVIS explica que “no puede haber consulta nacional ni indígena” sin que antes se presente la evaluación y gestión de impactos ambientales, sociales, económicos, demográficos y geográficos, misma que estaría lista hasta diciembre.

Resaltan que el Estado mexicano debe garantizar el derecho a participar en la toma de decisiones a través de una consulta libre pero informada, antes de adoptar y aplicar medidas administrativas o legislativas susceptibles.

Ante esto el colectivo solicita al presidente electo y su equipo de transición que cumplan con lo siguiente:

  1. Generación y divulgación de información objetiva, veraz, oportuna y completa sobre el Tren Maya que incluyan las características, detalles de la obra; la información sobre el presupuesto (tanto el solicitado, como el aprobado y ejercido), e información sobre las fuentes específicas y concretas de financiamiento.
  2. Evaluación y gestión de impactos sociales, económicos, culturales, demográficos, geográficos y ambientales. Además de un mapeo que incluya a los actores de interés en la región, y la predicción y valoración de impactos generales, específicos y diferenciados que pudieran tener las obras en niñas y niños; mujeres; jóvenes; adultos mayores; personas con discapacidad, y personas LGBTTTIQ. Además del reparto justo y equitativo de beneficios, determinados por las mismas personas que serían afectadas.
  3. Una consulta indígena con base en estándares internacionales, regionales y nacionales relativos a la autodeterminación de los pueblos y comunidades indígenas, a través de un proceso conformado por distintas fases. Esta consulta indígena no es ni puede ser una vía para legitimar una decisión tomada.  
  4. Procesos participativos en los que las personas y grupos tienen derechos generales y específicos a participar en la toma de decisiones sobre asuntos públicos que les atañen, para ello son necesarios mecanismos, instrumentos y procedimientos para que toda la población, incluyendo niñas y niños, personas con discapacidad y  adultos mayores sean sujetos centrales en la toma de decisiones.

El Colectivo EVIS dicta que las obligaciones internacionales, regionales y nacionales del Estado mexicano planteadas en su posicionamiento no deben ser exclusivas para las obras del Tren Maya “sino para todos megaproyectos de infraestructura o de inversión susceptibles de afectar a sujetos titulares de derechos” que emprenda la próxima administración, como la Refinería en Dos Bocas y el Corredor Comercial Ferroviario del Istmo de Tehuantepec.

Los personas y organizaciones integrantes del Colectivo EVIS “queremos enfatizar que, dado que el Tren Maya se ha planteado como el principal proyecto de infraestructura del presidente electo, constituye una excelente oportunidad para materializar los compromisos que ha asumido el Estado mexicano relacionados con el desarrollo sostenible tales como la Agenda 2030, el Acuerdo de París, el Marco Estatutario de la Red Mundial de Reservas de la Biósfera y, próximamente, el Acuerdo de Escazú”, finalizan.

Este posicionamiento se suma a la carta de expertos, académicos y ambientalistas, enviada hace unos días al equipo de transición, en la que solicitan al presidente electo no llevar a cabo la consulta sobre el Tren Maya y el Corredor Comercial Ferroviario del Istmo de Tehuantepec, principalmente por el daño ecológico que ambos megaproyectos pueden ocasionar, argumentando que los lugares seleccionados para las obras cuentan con “sitios de alta biodiversidad que deben preservarse bajo los más estrictos estándares internacionales y reconociendo los saberes de los pueblos originarios”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: algunos habitantes de Shanghái están 'quedándose sin comida' en medio del estricto confinamiento

Residentes de la ciudad más grande de China dicen que están luchando para obtener suministros semanas después del inicio de la cuarentena.
8 de abril, 2022
Comparte

Residentes de Shanghái afirman que se están quedando sin alimentos en medio del mayor brote de COVID registrado hasta ahora en la ciudad china.

Los habitantes están confinados en sus hogares y se les prohíbe salir incluso por razones esenciales, como comprar comestibles.

Casi 20.000 casos nuevos se registraron este jueves en la ciudad más grande de China, casi un nuevo récord.

Las autoridades admiten que la ciudad enfrenta “dificultades”, pero dicen que están tratando de solucionarlo.

Pero el enojo público también está siendo azuzado por otras medidas drásticas, como separar a los niños de sus padres si dan positivo.

Los funcionarios de Shanghái respondieron permitiendo que los padres que también estaban infectados acompañaran a sus hijos a los centros de aislamiento.

Sin embargo, según un informe de la agencia Reuters, todavía hay quejas sobre niños separados de padres que no dieron positivo de covid.

Los lugareños hacen cola para hacerse la prueba de covid en una clínica en Shanghai.

Getty Images
Todos los locales deben hacerse la prueba de covid de forma regular, según dispuso la ciudad.

La ciudad comenzó el miércoles otra ronda de pruebas masivas obligatorias para identificar y aislar cada caso.

Los residentes de Shanghái que dan positivo no pueden aislarse en sus hogares, incluso si sus condiciones son leves o asintomáticas.

Tienen que ir a las instalaciones de cuarentena obligatoria que, según los críticos, están repletas y tienen condiciones deficientes.

¿Por qué hay escasez de alimentos?

Cuando ómicron apareció por primera vez en Shanghái hace un mes, la ciudad puso en cuarentena solo a determinados edificios o grupos de viviendas.

Ante la propagación del virus, las autoridades implementaron la semana pasada un cierre escalonado en el que la ciudad se dividió en dos y cada mitad tenía medidas separadas.

El cierre se extendió indefinidamente el lunes y ahora abarca toda la ciudad de 25 millones de habitantes.

Las reglas estrictas significan que la mayoría de la gente tiene que pedir comida y agua y esperar a que el gobierno entregue verduras, carne y huevos.

Pero la extensión del cierre abrumó los servicios de entrega, los sitios web de tiendas de comestibles e incluso la distribución estatal de suministros.

Un residente se sienta cerca del borde de la azotea de un edificio durante el cierre en Shanghái.

Getty Images
Los 25 millones de residentes de Shanghái están confinados en sus casas en una cuarentena prolongada.

Gran parte del personal de distribución y reparto también se encuentra en áreas cerradas, lo que lleva a una disminución general en la capacidad de entrega.

Los lugareños en algunas áreas de la ciudad dicen que están completamente aislados.

“Resuelvan el problema de la capacidad de entrega insuficiente lo antes posible”, escribió un usuario en la red social Weibo en respuesta al mensaje en video de las autoridades de la ciudad.

Otra persona escribió que era la “primera vez” en su vida que “pasaba hambre”.

Un trabajador con equipo de protección (izquierda) recibe un artículo de un repartidor en la entrada de un complejo de viviendas durante la segunda etapa del confinamiento pandémico en el distrito de Jing'an en Shanghái.

Getty Images
Trabajadores de los edificios tienen que recibir pedidos de entrega para los residentes.

Los residentes también expresaron otras preocupaciones sobre el aumento de precios y sobre cómo sobreviven los residentes mayores o menos expertos en tecnología.

Los funcionarios de la ciudad reconocieron las dificultades alimentarias el miércoles y dijeron que Shanghái tenía suficientes suministros de arroz, fideos, granos, aceite y carne, pero hubo retrasos en su distribución.

“Es cierto que existen algunas dificultades para garantizar el suministro de las necesidades diarias”, dijo Liu Min, subdirector de la Comisión Municipal de Comercio de Shanghái.

El vicealcalde de Shanghái, Chen Tong, agregó este jueves que la ciudad intentaría reabrir algunos mercados mayoristas y tiendas de alimentos, y permitiría que más personal de entrega saliera de las áreas cerradas.

“Hemos estado celebrando reuniones durante la noche para tratar de encontrar soluciones”, dijo Chen.

Trabajadores transportan suministros a un almacén temporal en un campo de fútbol en Shanghái el 5 de abril de 2022.

Getty Images

China es una de las últimas naciones que quedan comprometidas con la erradicación de covid, en contraste con la mayor parte del mundo que está tratando de convivir con el virus.

El país desplegó con éxito cierres completos anteriormente, soportados por millones de personas en ciudades como Xi’an y Wuhan, pero Shanghái es su ciudad más grande y la propagación de casos esta vez es mucho mayor que en brotes anteriores.

Como una de las potencias económicas de China, el cierre de Shanghái también está alimentando las preocupaciones sobre el impacto en el país y en la economía mundial.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.