Aún con becas, 20% de los estudiantes de bachillerato desertaron en el último sexenio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Aún con becas, 20% de los estudiantes de bachillerato desertaron en el último sexenio

Las becas no garantizan la permanencia de estudiantes en el bachillerato, de acuerdo con estudios del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y del Tec de Monterrey.
Cuartoscuro
19 de diciembre, 2018
Comparte

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto aumentó el número de estudiantes de bachillerato becados, pero eso no aseguró que permanecieran, pues 20 % de los alumnos que desertaron de ese nivel educativo recibía un apoyo económico, sostiene el estudio “Directrices para la deserción en la Educación Media Superior”, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

De acuerdo con la investigación “La cartera de la reforma educativa: buenas intenciones, pobre ejecución”, realizada por Marco A. Fernández y Noemí Herrera, de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey, “la evidencias sobre el efecto limitado de los apoyos, se ha traducido en recursos mal utilizados en la distribución de becas entre los jóvenes de bachillerato”.

Para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el fortalecimiento presupuestal en educación estará justamente en el otorgamiento de 10 millones de becas mensuales a todos los estudiantes de nivel básico, medio superior y superior, según informó este martes durante el anuncio de la creación de 100 nuevas universidades.

Las becas fueron uno de los programas de crecimiento en el sexenio anterior, pues mientras en el ciclo escolar 2012-2013 habían un millón 415 becados, para el ciclo escolar 2015-2016 sumaron un millón 906 mil becas. Hasta el ciclo escolar 2016-2017 el número de becas ascendió a 2 millones 110 mil, aunadas a las que otorgan los gobiernos de la Ciudad de México, Hidalgo, Morelos y Estado de México, según datos de los informes de gobierno.

Sin embargo, en el análisis sobre la deserción escolar realizado en 2015 por el INEE, se detectó que entre las problemáticas “los programas de becas aún tienen resultados insuficientes en cuanto a la permanencia de sus beneficiarios”, pues “20% de abandonantes contaba con beca”.

Por tanto, se advertía la necesidad de dar acompañamiento a los estudiantes beneficiarios y recomendaba que debía ser un compromiso “la asignación de tutor a cada uno de los becarios del Programa Nacional de Becas (PRONABES), procurando que éste cuente con el perfil idóneo” como una de las estrategias para asegurar la permanencia.

Además, otras evaluaciones realizadas por el Consejo Nacional de la Evaluación de la Política Social (Coneval) y el Banco Mundial entre 2008 y 2012 “han indicado complicaciones con la entrega oportuna de las becas, su focalización a la población objetivo, el acompañamiento integral a los becarios y la valoración de la suficiencia de su monto, así como la necesidad de evaluar su impacto”.

Entre las recomendaciones para otorgar las becas estaba la necesidad de focalizar su otorgamiento en los cuatro sectores más desfavorecidos, además de mejorar los tiempos de entrega de los recursos para los estudiantes.

También “verificar la suficiencia de los montos otorgados a los beneficiarios, en consideración de la tendencia hacia su pérdida del poder de compra, lo cual encuentra mayor impacto en las familias de estudiantes de menores ingresos”.

En tanto, Marco A Fernández y Noemí Herrera, refieren en su análisis “La cartera de la reforma educativa: buenas intenciones, pobre ejecución”, que “las evidencias sobre el efecto limitado de las becas para evitar la deserción escolar en educación media superior, se ha traducido en recursos mal utilizados en su distribución a jóvenes en el país”.

Por lo tanto, el reto de la siguiente administración será aplicar un programa de becas que tenga el efecto buscado y debería haber evidencia de ello. Por eso, insiste Marco A. Fernández, también investigador de México Evalúa, son pertinentes las evaluaciones externas a la política de gobierno. “Se antoja complicado, por decir lo menos, que un centro dependiente de la SEP pueda ser capaz de señalar críticamente las fallas de implementación del proyecto educativo de la administración en turno”.

Esto porque la administración de López Obrador propuso la eliminación del INEE, un organismo autónomo, y en su lugar habría un organismo dependiente de la SEP.

Este organismo sí hizo estudios en los que señaló los “problemas en la forma en que las becas fueron distribuidas por las autoridades educativas y planteó propuestas para mejorar su focalización, de forma que se apoye realmente a quien más lo requiere y así evitar la duplicación y mal uso de su presupuesto”, dice Fernández.

Deserción y recomendaciones

De acuerdo con el estudio del INEE, en 2015 hubo 6 millones 462 mil jóvenes de entre 15 y 17 años que desertaron de la educación media superior en el país.; principalmente del Estado de México (854 mil estudiantes), seguido de Veracruz, con 435 mil y Jalisco, con 427 mil alumnos.

Las causas del abandono son multifactoriales: económico, social, familiar y escolar. Por tanto, si bien para atender el aspecto económico el INEE recomendaba “avanzar hacia la consolidación del sistema de becas”, también plantea que éstas deben ser focalizadas “a los alumnos que más las necesitan y que sea oportuna la dispersión de los recursos”.

En el caso de las causas extraescolares, se identificaba la necesidad de un mayor involucramiento de los padres de familia en proporcionar motivación y seguridad a sus hijos.

Y respecto a los factores escolares y extraescolares el INEE advertía que “las experiencias escolares deben ser más relevantes, integrales y satisfactorias para los estudiantes, lo cual requiere tutorías y otros apoyos académicos, orientación educativa y vocacional, así como la atención a las necesidades socioemocionales de los alumnos”. Para ello, recomendó una mejor coordinación entre la educación secundaria y la media superior que favorezcan el tránsito y las trayectorias educativas completas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: ‘Muchos de los que ingresan contagiados están sin vacunar y piden una dosis, pero ya es muy tarde’

Muchos pacientes de COVID en uno de los hospitales más grandes de Inglaterra no están vacunados y piden que se les suministre la dosis cuando llegan.
13 de diciembre, 2021
Comparte

Un número sin precedentes de enfermos con covid-19 y otras afecciones marca el comienzo del que podría ser el invierno más duro en los últimos 70 años en uno de los hospitales más grandes de Inglaterra.

En el Royal Victoria Infirmary (RVI) de Newcastle hay decenas de pacientes que esperan atención en los pasillos con infartos, fracturas, resfriados comunes y por supuesto, con covid-19.

Así lo comprobó el periodista de la BBC Jim Reed, quien visitó el centro sanitario la noche del 2 de diciembre y la mañana del día 3.


La enfermera jefe Jenny Cain entró en el RVI hace 17 años como practicante. Durante la mayor parte de la pandemia fue responsable de una de las salas covid del hospital, pese a que su marido es clínicamente vulnerable y está a la espera de un trasplante de órganos.

Para evitar complicaciones, decidieron dividir la casa de la familia por la mitad y mantener la distancia durante meses.

“Hubo muchas muertes en las salas covid, fue emocionalmente agotador”, dice al reconocer que el personal está “muy cansado”.

“La adrenalina nos hizo seguir adelante durante mucho tiempo y luego, cuando se ha calmado, todo el mundo ha decaído”.

Aunque el número de pacientes con el virus en el RVI bajó de 70 a 40 en el último mes, gracias a la “diferencia enorme” que empiezan a marcar los refuerzos de las vacunas, Jenny reconoce que muchos de los ingresados no están vacunados y a menudo piden que se les aplique alguna dosis “cuando ya es muy tarde”.

Este 12 de diciembre, las autoridades sanitarias británicas elevaran de tres a cuatro el nivel de alerta ante la propagación de la variante ómicron del coronavirus.

En una declaración televisada horas después, el primer ministro, Boris Johnson, instó a la población a recibir las vacunas de refuerzo.

“Ahora está claro que dos dosis de la vacuna simplemente no son suficientes para dar el nivel de protección que todos necesitamos. Pero la buena noticia es que nuestros científicos confían en que con una tercera dosis, una dosis de refuerzo, todos podremos volver a aumentar nuestro nivel de protección”, dijo.

Jenny Cain

BBC
La enfermera jefe Jenny Cain con sus colegas en una de las salas de medicina general.

La situación actual preocupa al personal sanitario porque va más allá del virus.

“No es lo ideal”, dice el doctor Jim Connelly, médico especialista que dirige el departamento de emergencias. “Nadie quiere que los pacientes sean tratados en un pasillo”, agrega.

El panorama es mucho más difícil este invierno boreal. El rendimiento de los hospitales en Inglaterra se encuentra en su peor nivel registrado, con tiempos de espera de entre tres y 13 horas en urgencias, algo nunca antes visto.

“En los últimos meses, el volumen ha sido mayor que nunca”, afirma el doctor, quien reconoce que aunque el personal “quiere dar lo mejor que puede, a veces no es posible porque el volumen es demasiado grande”.

Doctor Jim Connelly

BBC
El doctor Jim Connelly reconoce que la atención está desbordada

El retraso en la atención de adultos mayores y pacientes con enfermedades graves durante las cuarentenas, ha generado una acumulación de citas pendientes para intervenciones quirúrgicas y tratamientos vitales.

Por estos días en el RVI la ocupación de camas está alrededor del 90%.

Por esa razón Jenny no para de hablar por teléfono: intenta encontrar camas para los pacientes, resolver los problemas de personal y liberar espacio para que los que aún esperan en urgencias puedan ser trasladados a una sala.

People waiting in corridors in A&E

BBC
En los momentos de mayor afluencia, algunos pacientes en espera de tratamiento son retenidos en camillas en los pasillos

Si se le pregunta al personal cómo se siente, a menudo aparecen palabras como cansado, agotado, quemado. Sin embargo, tras casi dos años de pandemia, sigue habiendo una sensación de determinación y resistencia, incluso ante la amenaza inminente de otra ola de covid.

“Ha sido una auténtica montaña rusa emocional“, reitera la enfermera Jenny.

“Ha habido de todo: orgullo y recompensa, disgusto y cansancio. Pero el trabajo en equipo y el personal han sido fantásticos. Fantástico. No iría a ningún otro sitio”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VVpFyhF9iiY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.