En inicio de gobierno, marchan contra consultas de AMLO, superdelegados y cancelación del NAIM

Ciudadanos marcharon para protestar contra la decisión de López Obrador de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional en Texcoco, las consultas, las "leyes a modo", la creación de superdelegados estatales y la militarización de la seguridad pública.

En inicio de gobierno, marchan contra consultas de AMLO, superdelegados y cancelación del NAIM
Los manifestantes demandaron que el nuevo gobierno no imponga leyes a modo y se pronunciaron a favor de que continúe la construcción del NAIM en Texcoco. Andrea Vega

Ciudadanos realizaron una marcha este domingo, que partió a las 11:30 horas del Ángel de la Independencia hacia el Monumento a la Revolución, para expresar su rechazo a las consultas ciudadanas organizadas por Andrés Manuel López Obrador, las “leyes a modo, la imposición abusiva y la amnistía”.

Con consignas como “No a las consultas” y “Democracia y federalismo, no autoritarismo”, un día después de que López Obrador tomó protesta como presidente, los manifestantes rechazaron la militarización de la seguridad pública y la creación de la figura de superdelegados estatales, y se pronunciaron a favor de que continúe la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

“Estamos aquí todos estos ciudadanos de manera libre y voluntaria, no acarreados, porque estamos haciendo una participación más activa. La sociedad mexicana ha despertado y por segunda ocasión salimos a la calle para decirle al ahora presidente López Obrador que hay cosas que no nos gustan”, comentó Laura Elena Herrejón, presidenta del Movimiento Pro Vecino.

En entrevista, Herrejón señaló que “así como él (López Obrador) en su momento fue oposición y tomó las calles, nosotros lo haremos ahora para decirle no a las consultas patito, no a las consultas para modificación de leyes y de la Constitución a modo, no a militarizar nuestra seguridad pública y no a los invitados que atentan contra los derechos humanos, como es el caso de Maduro”.

“Ni chairos ni fifis, somos mexicanos”, con esa consigna inició el posicionamiento de los participantes en la marcha del 2 de diciembre.

La marcha avanzó sin incidentes por Reforma, aunque tardó en salir y fue haciendo pausas para esperar a que se agregara más gente.

Entre los participantes se hizo evidente la división, cuando uno de ellos le gritó a Herrejón que no solo ella podía hablar, pues la dirigente le había arrebatado la palabra cuando el hombre decía que López Obrador debía aprender a negociar.

Durante el recorrido por Reforma las consignas no sonaban uniformes, como en otras marchas. Aún en la vanguardia, se escuchaban proclamas diversas al mismo tiempo.

Al llegar al Monumento a la Revolución, un joven, que se dijo estudiante de la Universidad de Guadalajara y venir desde Jalisco, intentó dar un posicionamiento contrario al de los manifestantes, pero no se lo permitieron.

“Queremos un México en el que quepan muchos méxicos. Eso de chairos y fifís solo divide, no habría que mencionarlo”, fue una de las frases que alcanzó a decir, antes de que los gritos del contingente lo obligaran a retirarse.

La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México contabilizó unos 1,400 asistentes. Entre ellos se encontraban algunas personas de nacionalidad venezolana, quienes marcharon con la consigna “México despierta, así empezó Venezuela”.

Marcha organizada por el Frente Progresista.
Marcha organizada por el Frente Pro Vecino

La marcha fue convocada por organizaciones a través de redes sociales, donde también se anunciaron movilizaciones en Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León; Mérida, Yucatán; Veracruz; Cancún, Quintana Roo; Querétaro; Puebla; León, Guanajuato, y Tijuana, Baja California.

De acuerdo con Herrejón, si las propuestas y acciones del nuevo presidente causan inconformidad entre la ciudadanía, continuarán organizando movilizaciones de protesta.

“Prometió mucho y ahora exigiremos que cumpla”

El Partido Acción Nacional (PAN) inició este domingo una jornada de volanteo “para asumir su papel de primera alternativa en México, y exigirle al nuevo gobierno que cumpla con las promesas ofrecidas a los ciudadanos”.

El presidente nacional del Partido, Marko Cortés Mendoza, dijo que la jornada tiene como objetivo comenzar una activación “para defender la libertad, los derechos, el contrapeso de poderes, la economía y apostarle a la seguridad”.

“México no va a ser una dictadura. Nos preocupa la invitación que hizo López Obrador a Nicolás Maduro, y nos preocupa porque acaba de ser sancionado por tener violaciones graves y permanentes en Venezuela, por reprimir manifestaciones públicas y tener presos políticos”, señaló Cortéz Mendoza.

Marko Cortés expuso que “ha habido en el mundo dictadores que han hecho mucho daño y no permitiremos que vengan encarnados en el presidente de México”.

También indicó que, en campaña, López Obrador prometió mucho “y ahora Acción Nacional exigirá que cumpla en beneficio de todos los mexicanos”.

Para Cortés, el presidente debe gobernar para todos, “a fin de que no vuelva a ocurrir lo que pasó antes de su toma de protesta, donde se cayó la Bolsa de Valores por malas decisiones, se cayó el peso frente al dólar también por errores y está saliendo capital del país por falta de certidumbre”.

Con información de Andrea Vega.

Close
Comentarios