close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arturo Angel

La Guardia Nacional da el primer paso: Morena y PES la aprueban en comisiones

El dictamen fue aprobado con 18 votos a favor 6 en contra y cero abstenciones. Los legisladores del PAN y Movimiento Ciudadano abandonaron la comisión al momento de votación.
Arturo Angel
20 de diciembre, 2018
Comparte

Los diputados de Morena y Encuentro Social aprobaron con 18 votos a favor 6 en contra y cero abstenciones, en lo general el dictamen de la Guardia Nacional, pese al rechazo y protestas de activistas, que interrumpieron en dos ocasiones los trabajos para pedir que se escuchara a expertos antes de aprobar el proyecto.

Seis legisladores del PAN votaron en contra; tanto panistas como los integrantes de Movimiento Ciudadano dejaron la comisión, dejando solo a los 18 legisladores de Morena, quienes revisaron y votaron los cambios y reservas a la ley.

Entre los cambios están una reserva presentada por el diputado de Morena Sergio Carlos Gutiérrez, que permite a la la Guardia Nacional atender no solo delitos federales, sino también locales.

También aprobaron que la Guardia tenga un mando civil pero esté adscrita al Ejército, y que el Senado pueda disolverla si considera que sus objetivos se han cumplido o su permanencia es innecesaria.

LEE: Los cambios clave en la propuesta de Guardia Nacional que fue aprobada en comisiones

A la votación se unieron dos diputados más del Partido del Trabajo, con lo que sumaron 20 votos a favor del dictamen en lo particular.

De acuerdo con el diputado morenista Pablo Gómez la Guardia Nacional entrará en vigor un día después de que se expida su Ley Orgánica que debe ser dentro de 60 días máximo lo que dijo, será en febrero.

También deberán expedirse la Ley de Uso de la Fuerza y una Ley general de Registro de Detenciones.

Añadió que el artículo 5 transitorio indica que por un plazo máximo de 5 años la Guardia estará adscrita a la Sedena, en un plazo de dos años se deberá realizar un diagnóstico del estado de la fuerza y hacer modificaciones de ser necesario.

Opositores y activistas rechazan la Guardia Nacional

Durante la discusión del dictamen, legisladores de oposición exigieron a Morena que no se aprobara el dictamen sin que antes se escuchen otras opiniones y comparezca el titular de Sedena, Luis Cresencio Sandoval.

Sin embargo legisladores de Morena argumentaron que es un asunto que no puede esperar y las modificaciones que se acuerden al dictamen se haga ahora mismo.

A escasa media hora de haber iniciado la sesión fue suspendida durante algunos minutos, luego de que Alfredo Lecona, del colectivo Seguridad Sin Guerra, ingresara al recinto para manifestarse en contra del dictamen e hiciera unas pintas sobre el tablero de la comisión. 

Leer: El presidente podrá desplegar la Guardia Nacional sin permiso del Congreso, según dictamen

“Estas no son las formas no pueden venir e imponer un proyecto que la diputada que supuestamente es la autora no la conozca y no la supo defender y hoy quieran aprobarla ignorando todas las voces de la sociedad civil”, argumentó Lecona sobre el proyecto del dictamen.

La Guardia Nacional, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se convertiría en un cuerpo militar con facultades de investigación e intervención en seguridad pública, además de que su despliegue se realizaría sin necesidad de que el Poder Legislativo lo avale, como lo establece actualmente la Constitución.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, solicitó que se atienda el llamado de la ONU sobre no aprobar el dictamen. “No tiene caso aprobarlo ahora de forma urgente porque es una reforma constitucional que requiere pasar por el Senado y el Congreso de cada estado (…) Es mentira que pueda sacarse este mes y además no hay condiciones para aprobarlos ahora”, argumentó Tagle. 

El diputado panista Raúl Gracia respaldó la petición sobre la comparecencia del titular de la Sedena y agregó que también, Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores debe hacerlo pues “una reforma de este tipo tiene implicaciones internacionales y México entraría a un esquema de seguridad que no es el ordinario en el plano internacional”. 

Además de los integrantes de la comisión, acudieron a la discusión legisladores como Tatiana Clouthier, quien anteriormente ha manifestado su postura en contra de la creación de la Guardia Nacional. 

El morenista Gustavo Contreras comentó que ya se han escuchado muchas voces y que los ciudadanos, al menos de su distrito, saben que la inseguridad está muy alta y se tiene que actuar con la creación de una Guardia Nacional. 

Otros diputados del PAN, como José Elías Lixa, insisten que hay que esperar. Elías Lixa plantea que se requieren foros regionales para abordar el asunto y conocer opinión de gobiernos locales. “El análisis está incompleto”, dice. 

La Comisión es presidida por la diputada de Morena, Miroslava Carrillo. 

Tras los posicionamientos de Morena, Martha Tagle retomó la palabra para recordar que 16 especialistas asistieron a las mesas de trabajo “y todos se manifestaron en contra del dictamen, pero no se les escuchó pues éste no lo refleja”. 

Uno de los diputados que apoyan la propuesta de Morena es Arturo Escobar del partido Verde, quien rebatió a Tagle y aseguró que México “atraviesa una crisis de seguridad que hay que atender ya”.

Escobar comentó que si el dictamen es aprobado ahora por el Senado “se podría convocar a un periodo extraordinario para aprobar la Guardia Nacional”. 

Tagle intervino una vez más para destacar la presencia de Arturo Escobar quien “no había asistido hasta ahora cuando su partido ha respaldado por 12 años la estrategia de seguridad que nos tiene así ahora”. 

Por su parte, la diputada de Morena y presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Miroslava Carrillo aseguró que sí se ha escuchado la opinión de los expertos y adelanta que el dictamen actual se va a modificar. 

Minutos después, los diputados votaron y desecharon la propuesta de Martha Tagle para que los titulares de Sedena y la Marina comparecieran. También se desechó la propuesta de realizar una mesa técnica de análisis.

Así se inició la discusión en general del dictamen, con 6 legisladores a favor y 6 en contra.

Llegó el turno del diputado Sergio Gutiérrez Luna, de Morena, quien comentó que la reforma no militarizará al país pues contará con leyes secundarias que lo impedirán. También solicitó a la oposición “que tengan confianza (…) “no queremos guerra, queremos guerra. Escuchen nuestras propuestas”, dijo.

En tanto que el diputado perredista, Javier Salinas se dirigió a los legisladores de Morena para comentar que si aprueba la Guardia Nacional, ellos y su partido pasarán a la historia pero por militarizar al país.

Salinas cuestionó que el dictamen haya eliminado el párrafo de la iniciativa inicial de la Guardia donde se reconocía la jurisdicción de la corte penal internacional. “Los militares no están capacitados para ser policías. Ha quedado claro en casos como Tlatlaya”, finalizó.

Luego de las posturas en contra, el morenista David Orihuela comentó que los diputados de oposición “no conocen la realidad del país más que la que ven en sus tablets, pero el país ya no puede esperar (…) Hemos discutido con base en sus suposiciones y que les aterran más que la realidad que viven miles de mexicanos”.

Martha Tagle contestó a Orihuela que “justo esa idea de “ustedes y nosotros” no ayuda” y recordó que “hace unos meses todos estaban del mismo lado de la mesa combatiendo la Ley de Seguridad Interior, ustedes y nosotros pero ya no se acuerdan”.

María Alemán del PRI acusó que lo dicho por el secretario de Seguridad Durazo sobre retirar al Ejército si no se aprueba la Guardia Nacional  son “amenazas”.

El panista Raúl Gracia tomó la palabra para recalcar que le parece “inaudito que se les pida votar un dictamen sin conocer los cambios que están prometiendo”, Gracia solicitó un receso, para que la mesa directiva se reúna con todas las fracciones y se trabaje un nuevo dictamen”.

El nuevo dictamen debe hacerse con base en los cambios que se pretenden hacer. “No caigamos en la tentación del poder y de que el fin justifica los medios” dice.

Tras más de dos horas de discusión, los legisladores votaron y acordaron tomar un receso para conocer las reservas y cambios que se planteados para el dictamen.

La comisión no puedo reanudar la discusión a las 14:30 como lo tenían previsto, pues activistas tomaron las instalaciones donde se realizaba la discusión, por lo que tuvo que moverse a otro salón.

En el salón quedaron solo los diputados de Morena, quienes terminaron por votar y aprobar las reservas que tenía el dictamen. Ahora pasará al pleno para su ratificación.

Con información de Arturo Angel. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Gobierno de México

Carlos Slim y AMLO: la reconciliación de los personajes más poderosos de la política y la economía de México

Después de meses de una distante relación, el empresario más rico de México, Carlos Slim y el presidente Andrés Manuel López Obrador se reconciliaron. En el entendimiento hubo una buena dosis de pragmatismo… De ambos personajes.
Gobierno de México
29 de agosto, 2019
Comparte

Hace unos meses parecía muy difícil ver esta imagen: Carlos Slim Helú, el empresario más rico de México, aplaudiendo sonriente al lado del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La escena ocurrió este martes después de la conferencia de prensa que cada mañana ofrece el mandatario.

En este encuentro se anunció un acuerdo para mantener la construcción de siete gasoductos que el gobierno pretendía modificar porque los consideraba “leoninos” para el erario.

El conflicto, que se encaminaba a resolverse en tribunales internacionales, ponía en riesgo el abasto de gas natural en el país.

Muchos se sorprendieron con la presencia de Slim, quien no hace mucho llegó a ser el hombre más rico del mundo. Desde octubre pasado la relación entre el magnate y el entonces presidente electo parecía distante.

Slim, por ejemplo, cuestionó la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), donde tenía fuertes inversiones.

Nuevo aeropuerto México

AFP
La cancelación del nuevo aeropuerto alejó a Slim y AMLO.

Y en los meses siguientes López Obrador criticó los contratos de obra pública donde participan empresas del magnate.

Algunos analistas veían impensable una eventual reconciliación. Pero ahora el ambiente es otro. Slim no sólo se tomó una foto con López Obrador, también respaldó su política económica.

“En los objetivos que tiene este gobierno creo que todos hemos estado 100% de acuerdo” dijo.

“Combatir la corrupción, la impunidad, crecer al 4% (anual), bajar el gasto corriente. Creo que hay unanimidad, hay un gran acuerdo”.

Tal distancia fue motivo de controversia. Slim es el mayor inversionista de México, y López Obrador el presidente con mayor respaldo en la historia reciente.

La separación fue vista como una señal de incertidumbre para algunos especialistas. Ya no más.

¿Por qué cambió la relación entre estos poderosos personajes?

Historia de desencuentros

En el fondo, coinciden especialistas, Slim y AMLO, como se conoce en México al mandatario, entendieron que nadie gana con una confrontación entre el gobierno y el sector privado.

El magnate, como otros empresarios, “piensan estratégicamente” le dice a BBC Mundo el especialista Mario Maldonado, columnista de finanzas en el diario El Universal.

Gasoductos México

AFP
La construcción de gasoductos provocó controversia de AMLO con Slim.

“No terminan de convencerse de sus proyectos pero no son tontos, dicen: si nos peleamos vamos a perder“.

La confrontación empezó desde que López Obrador era presidente electo, a partir de agosto de 2018.

Desde entonces mantuvo una relación difícil con Slim y otros empresarios, a quienes acusó de tener una considerable influencia en administraciones anteriores.

“El gobierno no estará al servicio de una minoría”, dijo en octubre pasado.

Se acabó el predominio de una minoría y la vinculación del poder económico y político, que el gobierno esté sólo al servicio de un grupo”.

Uno de los momentos más complicados fue la cancelación de la construcción del aeropuerto NAIM, el mayor proyecto de infraestructura en la historia reciente del país y donde Slim era uno de los principales inversionistas.

El magnate inclusive ofreció hacerse cargo de la obra y reducir costos para no usar recursos públicos. AMLO se negó, según documentó la agencia Bloomberg.

Producción de autos México

AFP
El gobierno mexicano necesita inversión privada, dicen analistas.

A partir de ese momento la relación se complicó. En varios eventos Slim insistió en la necesidad de mantener la inversión privada en el país, algo que según especialistas no parecía promover López Obrador.

“No sólo son cablecitos”

Una vez en el gobierno AMLO cuestionó la asignación de contratos para construir nueve gasoductos para suministrar combustible a plantas de la gubernamental Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según el presidente, las condiciones en que se firmaron los acuerdos eran “ventajosos” para las empresas, entre ellas Carso Energy, propiedad de Slim.

“Esos contratos eran abusivos, yo les llamé leoninos porque se entregaron con todos los beneficios para las empresas”, dijo.

El consorcio del magnate respondió que su contrato con la CFE “fue resultado de una licitación pública internacional“.

Otro desencuentro ocurrió cuando el gobierno ofreció al sector privado una red de 50.000 kilómetros de fibra óptica de la CFE, para brindar servicio de internet en todo el país.

Ninguna compañía participó en la licitación. El presidente criticó el desinterés por el proyecto.

“Como a las empresas no les resulta rentable, no dan el servicio en los pueblos apartados”, dijo. “¿Saben cuánto territorio del país está comunicado por internet? Sólo 20%“.

Bolsa de Valores México

AFP
La reconciliación de AMLO y Slim fue bien recibida en los mercados.

También cuestionó a los concesionarios de telecomunicaciones por no ampliar la cobertura en regiones marginadas. Así, dijo, las autoridades se harían cargo del servicio.

Háganse a un lado porque ahora el gobierno va a tener su empresa para comunicar con internet a todos los mexicanos”.

Carlos Slim, quien es el mayor proveedor de telecomunicaciones en el país, respondió al comentario presidencial.

“Se deben tener redes de comunicación avanzada de última generación y muy alta penetración poblacional y territorial”, dijo.

“Es fundamental y eso no necesariamente tiene que ser con cablecitos y fibra óptica“.

La reconciliación

Hace unas semanas las diferencias entre Slim y AMLO empezaron a conciliarse.

El presidente invitó al magnate a una comida privada en Palacio Nacional, donde vive y tiene sus oficinas.

Al día siguiente López Obrador dijo que el empresario le anunció que se retiraba de los negocios, pero después de 2024, cuando termina su gobierno.

“Está dispuesto a apoyar no sólo en la parte empresarial, sino también en acciones de bienestar para nuestra población”.

Luego, a mediados de julio, el presidente asistió a una cena con los empresarios más ricos del país.

Después del encuentro AMLO matizó su discurso hacia la inversión privada, e inclusive estableció una mesa de negociación con las empresas que construyen los polémicos gasoductos.

Slim y AMLO

Getty Images
López Obrador y Carlos Slim se distanciaron durante meses.

El gobierno buscaba mejores condiciones para la CFE, y para conseguirlo promovió un arbitraje internacional.

Las empresas pretendían que se cumplieran los contratos. El consorcio de Slim fue el primero en negociar un acuerdo, y después el resto de las compañías hicieron lo mismo.

Analistas como José Yuste, especialista en finanzas de Grupo Fórmula, dice que fue “un entendimiento práctico de lo que se debe hacer“.

Es decir, “honrar los compromisos firmados. Si crees que hubo contratos leoninos pues tratas de flexibilizarlo, lo que debe existir es certidumbre jurídica” explica a BBC Mundo.

Pero no sólo los empresarios actuaron con pragmatismo, advierte Mario Maldonado, pues el gabinete de AMLO pareció entender la necesidad de enviar señales de estabilidad a los inversionistas.

Un factor clave fue el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre del año, que según datos oficiales fue de 0,01%

“Se dieron cuenta de que si no manda un mensaje de que va a negociar y repensar las cosas en sectores estratégicos no va a llegar la inversión, y su gobierno tendrá un crecimiento económico estancado”.

El resultado fue el mensaje de reconciliación de Carlos Slim. “Estoy convencido que vamos a crecer bien y pronto” dijo el magnate.

“Este año no sé si crezcamos o no crezcamos, creo que es intrascendente, lo relevante es que hay un potencial y grandes posibilidades de crecimiento”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=o8u_cuNTP8E

https://www.youtube.com/watch?v=8d_Bfnkb4tw

https://www.youtube.com/watch?v=T8R690L4c0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.