close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
cuartoscuro

¿Cómo debe funcionar la Comisión Nacional de la Verdad? Esto proponen grupos civiles

Este es un resumen de la propuesta de Comisión de la Verdad que analizaron los colectivos de víctimas el pasado 4 de diciembre, y cuya versión final será presentada en las próximas semanas al gobierno federal, en espera de su aceptación inmediata.
cuartoscuro
7 de diciembre, 2018
Comparte

Luego de que, en septiembre pasado, Andrés Manuel López Obrador se comprometiera con colectivos de víctimas de la violencia de todo el país a establecer seis mesas de trabajo, orientadas en conjunto a diseñar la política de pacificación que aplicará su gobierno, estas agrupaciones de víctimas, acompañadas de organismos civiles de defensa de los derechos humanos, comenzaron el diseño de las propuestas de trabajo que llevarán a dichas mesas, mismo que ahora se alistan a presentar a las autoridades para su discusión, una vez que la nueva administración federal entró en funciones.

El pasado 4 de diciembre, colectivos civiles se congregaron en la Ciudad de México para detallar su primera propuesta, que describe la forma en que víctimas y defensores de derechos humanos se imaginan que debe ser la Comisión Nacional de la Verdad, organismo que el presidente López Obrador se comprometió a crear, y que ahora falta definir sus alcances y facultades.

A continuación, te presentamos un resumen de la propuesta de Comisión de la Verdad que, con carácter de “preliminar”, analizaron los colectivos de víctimas el pasado 4 de diciembre, y cuya versión final será presentada en las próximas semanas al gobierno federal, en espera de su aceptación inmediata.

¿Para qué una comisión de la verdad?

El objetivo de crear una “comisión de la verdad” que opere a nivel nacional, señala el documento discutido por las víctimas y defensores de derechos humanos, es ofrecer una “narrativa creíble, sustentada y explicativa” de la violencia que ha sufrido la sociedad mexicana en las últimas siete décadas, con la intención de “aportar al conocimiento de las consecuencias transgeneracionales” de esta misma violencia.

Lo que se busca, subraya la propuesta preliminar, es “poner fin a la narrativa de negación y simulación del Estado en torno a las graves violaciones a derechos humanos” cometidas a partir del año 1965, para “dar voz a las víctimas que han sido silenciadas por la violencia y la impunidad”, así como para “combatir la indiferencia social ante las víctimas”, “desestigmatizarlas”.

El periodo de esclarecimiento de hechos que los grupos civiles proponen sea estudiado por la Comisión de la Verdad es de seis décadas, dividido en dos.

El primer periodo de estudio, señala la propuesta preliminar, comprende del 1 de enero de 1965 al 30 de noviembre de 2006, es decir, abarca las décadas en las que el gobierno mexicano aplicó la estrategia represiva conocida como “guerra sucia” en contra de grupos opositores, así como los años de violencia política y violencia vinculada a corrupción y delincuencia organizada, que caracterizaron el fin del siglo XX.

El segundo periodo de estudio va del 1 de diciembre de 2006, al 31 de diciembre de 2020, fecha en la que, señala la propuesta, cerrará la recepción de testimonios. Este periodo, cabe destacar, comprende la estrategia militar conocida como “guerra contra el narco”.

La propuesta de Comisión de la Verdad que preparan los colectivos civiles establece que este organismo no debe dedicarse a perseguir delitos particulares, ni a proceder legalmente contra los perpetradores de éstos (algo que tocaría realizar a otro organismo, el Mecanismo internacional contra la impunidad), sino que debe “explicar los contextos y los métodos de la violencia”, para esclarecer y documentar los patrones nacionales y regionales bajo los cuales ésta funcionó y evolucionó en México, concentrándose en aquellos patrones que fomentaron la ocurrencia de violaciones graves a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

En esta propuesta preliminar, los colectivos civiles reconocen que una Comisión de la Verdad no puede trabajar indefinidamente, sino que debe contar con una fecha clara para la conclusión de sus labores. Por ello, los colectivos proponen que la comisión tenga un periodo de existencia de tres años, con la posibilidad de una prórroga excepcional, que pueda aplicarse en caso de que hacia el final de sus labores los integrantes de la Comisión enfrenten obstáculos tendientes a boicotear su presentación de conclusiones.

¿Cómo debe funcionar?

Aunque aún no está definido el número de integrantes de la Comisión de la Verdad, los colectivos civiles coincidieron en que ésta debe conformarse por bajo el principio de paridad de género, con la presencia de personas nacionales y extranjeras, todas “expertas, con autoridad moral probada” y con “independencia partidista”, acompañadas por “víctimas” y “líderes sociales con cercanía a las víctimas”.

Según la propuesta de los colectivos civiles, la Comisión de la Verdad, además, debe contar con un “equipo técnico extenso”, que asista en las labores de documentación y recabación de testimonios y casos, que trabaje a partir de “oficinas regionales que garanticen un proceso descentralizado”.

Este equipo de trabajo, que podría abarcar a cientos de expertos en distintas áreas técnicas, científicas y periciales, operando de forma simultánea en todo el país, deberá trabajar de la mano, en diálogo constante, con “colectivos de víctimas y de familiares de víctimas, con organizaciones civiles y sociales, con la academia y con especialistas extranjeros”, así como con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en lo que toca a asistencia técnica.

¿Qué garantías deben darse?

La primera preocupación planteada por los colectivos de víctimas y de defensa de los derechos humanos es que la Comisión de la Verdad debe contar con condiciones de seguridad para desarrollar su labor, lo que no solo implica garantizar la integridad, presente y futura, de los miembros de la comisión y de sus equipos técnicos, sino también la de todas aquellas personas que posean información sobre graves violaciones a derechos humanos o crímenes de lesa humanidad, ya que sin estas garantías no será posible que esas personas hablen.

Este aspecto, se detalló, exige un amplio ejercicio de imaginación y de estudio de experiencias internacionales, para diseñar mecanismos que permitan obtener testimonios e información sobre graves hechos de violencia, sin poner en riesgo a las personas que los proporcionen, tales como la aplicación de audiencias privadas que, incluso, podrían desarrollarse fuera del país (de exigirlo así las evaluaciones de riesgo).

Por otro lado, una condición de cumplimiento imprescindible es que la Comisión de la Verdad cuente con autonomía y suficiencia presupuestaria para desplegar por todo el país una extensa brigada de recabadores de información, que cuente con todas las herramientas tecnológicas necesarias para garantizar la confidencialidad de los datos obtenidos.

Sin contar con un aporte suficiente de recursos económicos, se detalla, no sería posible desarrollar la “recopilación masiva de datos” que la Comisión de la Verdad requiere para narrar de forma detallada los mecanismos que permitieron la evolución de la violencia en México, ni tampoco sería posible realizar “el análisis estadístico y georreferenciado de las diferentes formas de victimización” que se presentan en el país.

Igualmente, sin los recursos suficientes sería muy difícil incorporar al proceso de aportación de testimonios a todas aquellas víctimas que, hasta ahora, no pertenecen a ningún colectivo organizado.

Resultados

Si bien el objetivo de la Comisión de la Verdad propuesto por los colectivos civiles no es encabezar la persecución de los delitos documentados, sino desarrollar una narrativa apegada a la realidad de la violencia en México, la propuesta sí contempla que aquellos testimonios e insumos informativos recabados por la Comisión puedan ser canalizados al Mecanismo Internacional contra la Impunidad, para que éste pueda aprovecharlos en su labor de identificación de responsables, para su procesamiento penal.

“Los resultados de los informes, los análisis de contexto y de patrones de graves violaciones de derechos humanos, y en su caso crímenes de lesa humanidad –subraya la propuesta– serán incorporados a las investigaciones de fiscalías y el Mecanismo Internacional contra la Impunidad.”

Igualmente, estos testimonios deben ser aprovechados por los programas de reparación integral del daño (cuyo establecimiento es también un compromiso del presidente López Obrador), y servirán también para el diseño de reformas institucionales orientadas a suprimir las posibilidades de repetición de hechos violentos.

Sin embargo, se subraya que el principal objetivo es “el reconocimiento de la narrativa de las víctimas, en contraposición al discurso oficial”, con la intención de “restaurar su dignidad y reivindicar su posición como titulares de derechos”.

“La verdad –concluye la propuesta de los colectivos ciudadanos, que será presentada al gobierno federal para su implementación– será un elemento central para los procesos de construcción de paz, y para la narrativa social que permita entender la violencia y las consecuencias para las víctimas y la sociedad.”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Aeroméxico vs. Emirates: por qué se enfrenta la aerolínea mexicana con el gigante de Medio Oriente

La aerolínea Aeroméxico enfrenta una batalla contra Emirates que forma parte de una guerra de líneas aéreas de Occidente contra las de Medio Oriente. El derecho a la 5ª Libertad del Aire y las denuncias de competencia desleal son las armas en uso en esta guerra.
10 de agosto, 2019
Comparte

Las turbulencias en los negocios aéreos en Occidente que ha generado en los últimos años Emirates, la aerolínea bandera de Dubái, ya están llegando a los cielos de México.

La aerolínea de Emiratos Árabes Unidos (EAU), evaluada como la quinta mejor del mundo por la consultora Skytrax, anunció en julio la apertura de su nueva ruta Dubái-Ciudad de México con escala en Barcelona.

A partir del 9 de diciembre, sus aviones Boeing 777-200LR para 302 pasajeros aterrizarán en Ciudad de México no solo trayendo pasajeros de EAU, sino también de la ciudad española.

Su ruta se basa en la llamada 5ª Libertad del Aire, una de las nueve reglas que rigen la aviación comercial en el Convenio sobre Aviación Civil Internacional, también llamado “Convenio de Chicago” por haber sido firmado en esa ciudad de Estados Unidos en 1944 .

“Esta 5ª libertad lo que le permite a Emirates es operar un vuelo entre dos ciudades y en donde ninguna de las dos ciudades es el país de origen (de la compañía, EAU). No son una aerolínea ni española ni mexicana”, explica a BBC Mundo el analista de la industria de la aviación Carlos Ozores.

“Pueden vender el Barcelona-México. Y el derecho de poder vender ese tramo es la 5ª Libertad“, añade el experto de la consultora ICF con sede en EE.UU.

El aeropuerto de Barcelona-El Prat

Getty Images
Barcelona está en el centro de la disputa de Aeroméxico sobre Emirates.

Emirates en este momento ya vende los vuelos Dubái-Ciudad de México y también Barcelona-Ciudad de México (y viceversa) disponibles a partir del 9 de diciembre basado en el permiso que le otorgó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de México.

Pero el miércoles Aeroméxico, la línea aérea bandera de México, impugnó esta ruta ante un tribunal.

¿Cuál es el problema?

Aeroméxico estrenó el pasado 15 de junio la ruta Ciudad de México-Barcelona con tres vuelos por semana.

Solo un mes después, Emirates anunció que su ruta desde y hacia Dubái incluirá la escala en Barcelona todos los días, lo que representa un impacto para el negocio de la aerolínea mexicana, con mucha menor capacidad de operación que la de EAU.

Emirates dijo en un comunicado que la apertura de la ruta respondía a la “demanda desatendida” de pasajeros entre la capital mexicana y la ciudad española.

Y haciendo uso del derecho a la 5ª Libertad del Aire, no solo podrá llevar cientos de pasajeros en sus 777-200LR, sino también 14 toneladas de carga.

Aviones de Aeroméxico en Ciudad de México

Getty Images
La flota de Aeroméxico es más modesta que la de Emirates, lo que pone en desventaja a la aerolínea mexicana.

“Debido a la gran altitud del aeropuerto de la Ciudad de México (2.230 metros sobre el nivel del mar), no es posible operar un vuelo sin escalas desde Dubái, y Barcelona fue una elección natural”, dijo el presidente de Emirates, Tim Clark.

“Nos complace ofrecer una conexión directa en la ruta entre la ciudad española y la Ciudad de México que ha sido descuidada durante mucho tiempo por otras aerolíneas y sigue siendo desatendida a pesar de la fuerte demanda de los clientes”, añadió.

Ante este escenario, Aeroméxico presentó un alegato ante un juez que pide se suspenda la autorización a Emirates “hasta en tanto se decida sobre la legalidad del mismo, así como todos sus efectos y consecuencias jurídicas”, dice en su impugnación.

La verdadera disputa

El analista Carlos Ozores explica que la disputa de Aeroméxico con Emirates es parte de una batalla más grande que están librando las grandes aerolíneas norteamericanas y europeas con las de Medio Oriente.

El bloque de las grandes aerolíneas estadounidenses conformado por American Airlines, Delta Airlines (propietaria del 49% de Aeroméxico) y United Airlines se opone a la explotación de la 5ª Libertad de aerolíneas del Golfo Pérsico como Emirates, Qatar Airways y Etihad Airways.

Asientos en un avión de Emirates

Getty Images
Emirates y Qatar Airways están evaluadas entre las cinco mejores aerolíneas del mundo en calidad de servicio.

“Ellos se oponen a que las aerolíneas de Medio Oriente usen estas libertades porque están compitiendo en rutas que son importantes para las aerolíneas norteamericanas”, explica Ozores.

“Por ejemplo, Delta lo último que quiere es que Emirates esté volando Milán-Nueva York porque es una ruta que Delta considera que debería ser o de aerolíneas estadounidenses o de aerolíneas europeas, pero no de Medio Oriente”, añade.

La clave no solo es por tener más competencia, sino por el tipo de ventajas que presuntamente tienen las aerolíneas del Golfo que podrían generar una competencia desleal.

Leonardo Sánchez, un capitán y analista de la aviación en México, explica a BBC Mundo que uno de los argumentos de Aeroméxico contra Emirates es la sospecha de que la aerolínea emiratí es subsidiada.

“El gasto más importante de toda línea aérea es el combustible, pues los aviones consumen toneladas Los estados emiratíes usualmente son ricos en petróleo y son dueños incluso de las líneas aéreas y se sospecha que tienen cierto subsidio de combustible”, dice Sánchez.

“En caso de que ser así, cualquier vuelo genera utilidades”, añade.

Aviones de Aeroméxico en Ciudad de México

Getty Images
Aeroméxico exige que las autoridades de vigilancia de competencia de México determinen si Emirates opera en igualdad de condiciones.

“Es cierto que las empresas en general, no solo las aéreas, se benefician de un entorno tributario muy favorable en EAU, ya que no pagan el impuesto a la renta. Entonces hay un clima tributario favorable”, dice Ozores.

Pero el experto señala que no está probado que haya subsidios, pese a las fuertes sospechas de las aerolíneas de Occidente.

“A eso apuntan (las críticas), a que el hecho de que si estas aerolíneas pueden entrar y tener estos beneficios hace que tengan una estructura de costos artificialmente baja y pueden cobrar menos y perjudicar a otros como Aeroméxico”, explica.

Emirates indicó a BBC Mundo que analizaría una solicitud de comentarios, pero hasta el momento de esta publicación no hubo respuesta.

Su presidente, Tim Clark, ha rechazado en el pasado que su compañía goce de subsidios indebidos y ha asegurado que sus libros de contabilidad son auditados.

Aeroméxico pidió a la Comisión Federal de Competencia Económica de México que determine si la emiratí opera sin ventajas económicas.

¿Quién gana y quién pierde?

Lo cierto es que, a mayor competencia, mayor beneficio para los precios que pagan los consumidores.

La regla se aplica también a las rutas bajo la 5ª Libertad, ya que hace que los costos de los pasajes tiendan a bajar, así como las opciones de horarios y días para viajar.

Sergio Ramos del Real Madrid

Getty Images
Emirates se anuncia en grandes equipos deportivos como el Real Madrid.

Sin embargo, Ozores explica que no es frecuente que las aerolíneas usen la 5ª Libertad, ya que normalmente se arriesgan a entrar a mercados en donde no son conocidos

“Pero Emirates es diferente porque ya se ha hecho conocer muy bien en el mundo y además tiene una muy buena reputación por su servicio de alta calidad y ofrece tarifas competitivas”, apunta el analista.

Las aerolíneas pequeñas y de bajo costo, que no cruzan océanos, incluso se benefician al asociarse con grandes como las del Golfo.

Por otro lado, empresas como Aeroméxico y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México dicen que la competencia “desleal” de Emirates tiene el potencial de generar pérdidas de empleos e ingresos si se pierde el mercado ante gigantes como Emirates y sus costos más bajos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.