#ConTRATOdigno, la movilización de trabajadores de cultura que exige mejores condiciones de trabajo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

#ConTRATOdigno, la movilización de trabajadores de cultura que exige mejores condiciones de trabajo

Trabajadores del sector cultural público en México se han organizado para detener el recorte presupuestal, así como para pedir mejores condiciones laborales.
Cuartoscuro
26 de diciembre, 2018
Comparte

Los recortes y medidas de austeridad recientemente anunciadas por el nuevo gobierno, junto con adeudos acumulados en el sector cultural, han provocado la movilización de un grupo de profesionales que buscan mejorar sus condiciones laborales.

Se trata de @conTRATOdigno, iniciativa de profesionales de organismos como el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); el Museo Nacional de Arte; el Centro Nacional de Conservación; el Museo Mural Diego Rivera; el de Arte Moderno, entre otros, contratados bajo el esquema capítulo 3000, un acondicionamiento de “servicios generales”, por el cual el gobierno puede emplear a profesionales de manera externa.

Sin embargo, desde marzo pasado, cuando denunciaron adeudos de tres meses bajo la consigna #YaPágameINBA, han denunciado falta de condiciones laborales por lo que se han organizado para exigir que se les deje de tratar como asesores o consultores, y tengan acceso a prestaciones laborales como un contrato, aguinaldo, vacaciones, seguridad social, entre otras contempladas en la ley.

La propuesta de Presupuesto de 2019, enviada el pasado 15 de diciembre por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que recortaba poco menos del 10% de recursos a la Secretaría de Cultura, más la incertidumbre de no saber si tendrán trabajo para el próximo año han sido las principales preocupaciones del movimiento.

La dependencia aseguró el 18 diciembre pasado que en el presupuesto presentado había “recursos suficientes” para las actividades, y que los recortes se presentaban en rubros “de: duplicidad de funciones” (como el de servicios generales), los cuales incluían “rentas onerosas, contratos de vehículos, gastos superfluos y privilegios de altos funcionarios”.

Esto desató manifestaciones y protestas de la comunidad cultural en México, e incluso tuvieron un encuentro con el diputado Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados, con el objetivo de reasignar recursos, sin descuidar las expresiones artísticas, así como el cuidado y rescate del patrimonio cultural.

“Definitivamente no formamos parte de los lujos, de los viajes, de los choferes y los autos, de los bonos o comilonas que políticos y burocracia varia se otorga “por mérito”. Nosotros hacemos exposiciones, escribimos textos, editamos libros, restauramos obras, dictaminamos piezas, conservamos el patrimonio, diseñamos todo tipo de productos culturales, organizamos y difundimos conferencias, exposiciones, conciertos, artes escénicas, entre otras actividades”, respondieron en una carta dirigida a la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, y a la titular del INBA, Lucina Jiménez, buscando que los trabajadores de esta modalidad no formen parte del recorte.

Hasta este 23 de diciembre, la Cámara de Diputados aprobó en lo general el PEF 2019, con un ajuste que agrega 500 millones de pesos más al sector cultural.

De acuerdo con Frausto, el incremento se propuso a un programa que contempla “apoyos para festivales, programas culturales comunitarios y vida a la infraestructura cultural”.

Sin embargo, el colectivo aún espera resolver la situación laboral de personal que sigue contratado en el ramo de servicios generales.

Las exigencias incluyen un presupuesto suficiente para las contrataciones que requieran los centro dependientes de la Secretaría de Cultura; la afiliación a un sistema de salud, la cual incluya un seguro de gastos médicos; aumento anual en el salario neto, así como dejar de ser “prestadores de servicios” para ser considerados trabajadores con prestaciones de ley.

“No podemos más que seguir haciendo lo que sabemos hacer, y presentarnos a trabajar el primero de enero en nuestro respectivo centro de trabajo, museo, taller, oficina…”, aclara la reciente postura de la iniciativa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus | Por qué la gente compra desesperadamente papel de baño ante la pandemia del covid-19

El síndrome FOMO, el temor a quedar fuera de una situación social, ha aparecido en muchas partes del mundo a medida que se expande el nuevo coronavirus. La compra masiva de papel higiénico es una de sus caras.
15 de marzo, 2020
Comparte
Personas toman papel de baño de una tienda

AFP
El papel higiénico no es un producto que ayude en la pandemia del coronavirus, pero es de lo más comprado.

La escena se ha repetido en muchas partes del mundo y cada vez es más frecuente: decenas de personas tomando muchos paquetes de papel de baño en atestadas tiendas de autoservicio.

A medida que el nuevo coronavirus (covid-19) se ha extendido por el mundo, en el último mes muchas personas buscan suministros y artículos de primera necesidad para hacer frente a la pandemia.

La recomendación de los expertos al respecto es tener a la mano gel antibacterial, toallas desinfectantes y, sobre todo, lavarse las manos con frecuencia.

Pero la gente ha optado por hacerse también de otros productos y, extrañamente, papel de baño.

Personas toman papel de baño de una tienda

Reuters
La búsqueda de papel de baño ha llevado a situaciones de enfrentamientos en ciudades del mundo.

Las compras de pánico del papel higiénico han subido de tono en algunos lugares, como en Australia, donde la semana pasada la policía atendió una llamada ya que una persona sacó un cuchillo durante una disputa por paquetes de papel de baño.

En América Latina y España, los videos y fotografías de gente comprando de forma masiva papel higiénico han sido compartidas en redes sociales.

Un síndrome llamado FOMO explica parte de este comportamiento de masas.

Es “obviamente irracional”

En medio de las cada vez más frecuentes escenas de compras de papel, las autoridades han instado al público a evitar hacer compras de pánico (y con mayor razón las de productos que no ayudan a combatir el covid-19).

Los expertos en psicología del consumidor dicen que el comportamiento es “obviamente irracional”, y un claro ejemplo de una mentalidad de rebaño impulsada por las redes sociales y la cobertura de noticias.

Cuando aparecen imágenes de estantes vacíos, la gente siente temor y necesidad de actuar, aunque no se sepa bien qué hacer.

Personas toman papel de baño de una tienda

Getty Images
Las compras de pánico son un efecto del comportamiento “oveja” de la sociedad.

“Lo que se debe recordar es que cuando desaparecen 50 paquetes de rollos de papel higiénico de los estantes, realmente se nota porque ocupan mucho espacio“, dice la profesora Debra Grace, de la Universidad Griffith (Australia).

“Es mucho más notable que decir que desaparecen 50 latas de frijoles o desinfectante para manos”, señala.

El síndrome de FOMO (del inglés fear of missing out, o temor a perderse algo), es lo que se ve en muchas personas en crisis como las del covid-19, explica la profesora Nitika Garg de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

“Se piensa que si una persona está comprándolo (papel higiénico), si mi vecino lo está comprando, tiene que haber una razón y yo también tengo que involucrarme“, dijo a la BBC.

Un estante vacío en una tienda de España

Reuters
El papel de baño ocupa mucho espacio en los estantes, lo que genera un efecto de vacío fácilmente cuando se agota.

Garg explica que en China, por ejemplo, había una mayor necesidad de abastecerse de tela blanca porque “se piensa que el papel higiénico se puede sustituir por pañuelos de papel y servilletas y hacer máscaras improvisadas”.

En cambio en otros países la compra de papel higiénico solo está es impulsada por el miedo.

“Cando se trata del coronavirus, las personas no están seguras de cómo van a salir las cosas, o cuánto empeorará”, señala Garg.

“Quieren estar preparados porque es lo único que pueden hacer para tener cierta sensación de control“, añade.

La comodidad moderna

Otro experto en consumo, el doctor Rohan Miller, cree que lo visto con este artículo en particular es un reflejo de una sociedad y un estilo de vida urbanizados donde la comodidad moderna es lo que impera.

O por lo menos en lugares con más desarrollo que zonas rurales o países con limitaciones.

Personas hacen fila en una tienda de México

Reuters
Contar con la comodidad del papel de baño lleva a muchas personas a pasar horas en su búsqueda,

No estamos acostumbrados a la escasez y la privación, estamos acostumbrados a poder elegir lo que queremos, cuando queremos. Por lo tanto, la prisa por conseguir papel higiénico es solo esta mentalidad de ovejas para mantener ese estado”, dice.

Los cuadrados blancos y suaves de papel higiénico, comercializados con fotos de cachorros, son un “lujo” diario del que muchos simplemente no están dispuestos a separarse mentalmente.

“Creo que las personas quieren asegurarse de tener algunas comodidades en sus vidas si van a estar en casa con su familia durante mucho tiempo”, dice.

“El papel higiénico realmente no importa, está muy por debajo de la lista de supervivencia en comparación con otras cosas como la comida o el agua, pero es algo a lo que las personas se aferran a tener como un estándar mínimo”.

*Con información de Frances Mao.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TBuHqj-S9F4

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&list=PLLhUyPZ7578eOhaDzuQaUohvgFzplupf-&index=7&t=0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts