Confirmado: No habrá exámenes para la licencia de manejo en CDMX, pese a Ley que lo ordena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Confirmado: No habrá exámenes para la licencia de manejo en CDMX, pese a Ley que lo ordena

La iniciativa de Ley de Seguridad Vial, promovida a nivel nacional por activistas y especialistas, tampoco es prioridad para el nuevo gobierno capitalino.
Cuartoscuro
3 de diciembre, 2018
Comparte

El gobierno de Miguel Ángel Mancera se comprometió a llevarlo a cabo, pero nunca lo hizo. Y la nueva administración de Claudia Sheinbaum, tampoco lo concretará en el corto plazo. La aplicación de exámenes para obtener una licencia de conducir en la Ciudad de México, establecidos como un requisito obligatorio en la Ley de Movilidad, es oficialmente letra muerta.

Fue desde 2014, con la expedición y publicación de la Ley de Movilidad, cuando se oficializó que la obtención de una licencia de manejo en la capital debería otorgarse a conductores que superaran una serie de pruebas y evaluaciones. Y es que actualmente cualquier persona, sin probar pericia alguna para manejar, puede obtener una licencia tan solo con pagar un trámite.

“Para la obtención de licencias o permisos para conducir de cualquier tipo, será necesario acreditar las evaluaciones y en su caso los cursos que para tal efecto establezca la Secretaría…” indicaba el artículo 65 de la ley.

¿Qué se necesitaba? Que el gobernó capitalino a través de la Secretaría de Movilidad y la Consejería Jurídica establecieran un reglamento para obtener una licencia. Pero ello nunca ocurrió. Se dijo que se preparaba pero nunca se concretó.

En tanto Andrés Lajous, próximo secretario de Movilidad de la ciudad, adelantó a Animal Político que esta medida no se puede poner en marcha debido a que no existe la capacidad administrativa para hacerlo posible. En su lugar estudiarán que otras alternativas pueden llevarse a cabo para que exista un control más riguroso en la expedición de las licencias.

Lo que se prometió y no pasó…

La Ley de Movilidad de la Ciudad de México, en donde se incluía entre otras cosas el requisito de los exámenes para obtener la licencia de manejo, se promulgó el 14 de julio de 2014. Es decir, hace más de cuatro años. Pero para concretar las disposiciones que contemplaba se necesitaba que se expidiera un reglamento de la misma.

Luego de múltiples retrasos, el 15 de septiembre de 2017 se expidió el Reglamento de la Ley de Movilidad. Pero como Animal Político reveló en su momento, dicho reglamento excluyó por completo lo relacionado con los exámenes de conducir. Autoridades con conocimiento del caso indicaron que fue la Consejería Jurídica capitalina la que decidió excluir del reglamento lo relacionado con las licencias.

En este contexto, en febrero pasado la entonces subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad, Laura Ballesteros, dijo a este medio que ya se había llegado a una solución y que se expediría un reglamento específico para la obtención de licencias de conducir, el cual presuntamente se publicaría en julio pasado.

Incluso Ballesteros explicó que se trataría de dos pruebas, una de pericia y otra teórica de conocimientos, y que el trámite se iniciaría por internet. Señaló que serían escuelas de manejo plenamente certificadas las que aplicarías las capacitaciones y exámenes.

Pero la fecha prometida pasó y no se expidió nada. Vía transparencia Animal Político solicitó tanto a la Consejería Jurídica así como a la Secretaría de Movilidad conocer la fecha de publicación del reglamento de licencias. La respuesta es que no se podía dar a conocer una fecha precisa y que la referida normativa seguía en preparación.

De esta forma, el próximo 5 de diciembre concluirá el sexenio del jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera sin que hayan cumplido con lo establecido en la Ley de Movilidad promovida por el mismo gobierno, es decir, sin que la expedición de licencias de conducir esté sujeta a capacitación y exámenes.

No pasará

Animal Político preguntó al próximo secretario de Movilidad, Andrés Lajous, si tenían entre sus prioridades la puesta en marcha de los exámenes de manejo como requisito para obtener licencias de conducir. La respuesta fue que en el corto plazo no es así. La razón obedece a dificultades técnicas para poder llevarlo a cabo.

“Es deseable (que haya exámenes) pero considerando la capacidad administrativa que nunca se ha construido es difícil simplemente asumir que a partir del 5 de diciembre habría evaluaciones para la licencia de manejo, y que con ello se cumpliría la Ley. Hay ciertos límites a las capacidades actualmente existentes”, dijo.

El próximo secretario de Movilidad dijo que sí existe preocupación en cuanto a la forma en la que se expiden actualmente las licencias, sin ninguna clase de control y condición, por lo que están analizando que opciones tienen para revisar este procedimiento en vías de, en un futuro, poder aplicar evaluaciones.

“Pero eso es una cosa que estamos trabajando a futuro porque con los resultados de la administración actual (la del sexenio de Miguel Ángel Mancera) es difícil decir que existe la capacidad administrativa para hacerlo. Yo sé que la administración actual lo anunció como tres veces pero lo hicieron sin considerar que había que construir una capacidad técnica y pues no se hizo” dijo Lajous.

Ley de Seguridad Vial no es prioritaria

El pasado 22 de noviembre este medio reveló los puntos clave de una iniciativa impulsada por activistas, expertos y políticos para la creación de una Ley nacional de Seguridad Vial, que se aplique en todos los estados, y que esté orientada a reducir las muertes de peatones, ciclistas y automovilistas en la vía pública.

Cuestionado sobre la posición del próximo gobierno respecto a este tema, y la posibilidad de que impulsan la referida iniciativa, Andrés Lajous dijo que la prioridad que tienen ellos no está enfocada a mas regulación sino a la ejecución de la estrategia que ya definieron y que está orientada a fortalecer la cultura vial a través de herramientas como las fotocívicas.

“Estamos enfocados en la ejecución de solución de la dificultados de lo que queremos poner en marcha en la ciudad. Los retos principales los vemos ahora en la implementación y que ya están en el Reglamento de Tránsito y la Ley de Movilidad de la ciudad. Estamos a favor de estandarizar si pero hoy el reto lo vemos en otra parte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.