close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro Archivo
Si Congreso no aprueba la Guardia, militares regresarían a los cuarteles, advierte Durazo; colectivo acusa chantaje
Tatiana Clouthier, diputada de Morena, criticó la pretensión del gobierno de crear la Guardia Nacional, con elementos y mando militar, pues afirmó que eso no se ofreció en campaña ni fue por lo que votaron los mexicanos.
Cuartoscuro Archivo
Por Itxaro Arteta (@iartetam)
18 de diciembre, 2018
Comparte

Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, advirtió a los diputados que analizan la creación de la Guardia Nacional, que de no aprobarse, los militares tendrían que dejar las calles.

“Tenemos que dar el paso a la constitución de la Guardia Nacional para regularizar la presencia de esos elementos en tareas de seguridad pública, y si eventualmente el Congreso tomara la decisión, esperemos que no sea así, en circunstancia de rechazo retiraríamos al Ejército completamente a los cuarteles. Creo que sería irresponsable que eso sucediera”, afirmó.

Lee: El mando de la Guardia Nacional estará a cargo de Ejército y Marina, no de civiles, dice AMLO

Algunos diputados no estuvieron de acuerdo, como Tatiana Clouthier, del propio partido del presidente; Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano, le señaló que esta afirmación sonaba a un chantaje para presionar a que la Guardia Nacional se aprobara y que el Estado mexicano no puede permitirse ese tipo de presiones por parte del Ejército.

Durazo lo negó e insistió en que este plan en realidad es una desmilitarización “el objetivo, aunque parezca retórico, es regresar a los soldados y a los marinos a los cuarteles y crear una Guardia Nacional que cumpla con las tareas de seguridad con una capacitación, una formación y un entrenamiento que la habilite para tales tareas”, afirmó.

Leer: En los primeros 180 días de gobierno se verán resultados en seguridad, promete Durazo

Clouthier criticó la pretensión del gobierno de crear la Guardia Nacional, con elementos y mando militar, pues afirmó que eso no se ofreció en campaña ni fue por lo que votaron los mexicanos.

“Yo acudí a la presentación del programa de seguridad y me encantó toda la parte que iba acompañado a atender los problemas de raíz que me parecen fundamentales, pero ahora promueven la estrategia de paz con el Ejército cuando los números muestran lo contrario”, dijo Clouthier.

Leer: Guardia nacional y becas para jóvenes, los planes que recibirán más recursos en 2019: AMLO

Durazo compareció ante la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados que analiza el dictamen para cambiar la Constitución y permitir que un cuerpo integrado por militares se haga cargo de la seguridad pública.

De ser aprobado el dictamen, pasará al Pleno para su discusión y aprobación.

 #SeguridadSinGuerra lamenta el “chantaje”

Miembros del colectivo #SeguridadSinGuerra manifestaron su rechazo al avance de la propuesta de Guardia Nacional a pesar de las preocupaciones que genera y criticaron las declaraciones de Durazo este martes ante los Diputados.

“Creemos que no se valen las prisas, y mucho menos los chantajes, porque lo que hoy hizo Durazo es muy similar al chantaje que hicieron las Fuerzas Armadas con la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, de ‘o me das esto o te retiro la seguridad'”, señaló el activista de derechos humanos Alfredo Lecona después de una reunión del colectivo.

Explicó que ellos nunca han pedido que los militares se retiren de inmediato, pero sí paulatinamente. Consideró además que el gobierno ya se está quitando la máscara al aceptar que la Guardia Nacional sería permanente y con mando militar, y no temporal, después de que la constante en los últimos dos años ha sido una presión de la Secretaría de la Defensa (Sedena) para tener las riendas.

“Lo mínimo que deberían hacer, en parte es lo que dice la diputada Clouthier, es hacer un alto en el camino y reflexionar esto de una manera más profunda. Porque esta propuesta no se le llevó a las víctimas en los diálogos de construcción de paz que hubo en los últimos meses, desde agosto, y el tiempo que estuvieron yendo a consultar, nunca se le puso esta propuesta de frente a las víctimas y no puede avanzarse en una iniciativa de esta naturaleza sin consultar a las personas afectadas por la violencia que ha generado esta estrategia de seguridad que se quiere perpetuar”, lamentó.

Además se señaló que Durazo tenía que haber acudido ante la Comisión de Puntos Constitucionales el lunes, pero “los dejó plantados” por ir a un encuentro justamente con militares de todo el país, donde defendió que las cosas serán distintas porque este gobierno no es igual que los anteriores, a pesar de que lo que se está proponiendo es similar a lo hecho en los últimos 12 años.

Catalina Pérez Correa, especialista en derecho del CIDE, advirtió sobre lo preocupante de que como la presencia de militares en la seguridad pública está fuera de la Constitución, se proponga cambiarla sin pensar en las consecuencias a largo plazo.

“Es posible que en tres años Morena pierda la mayoría que hoy tiene en el Congreso, y no sabemos quién va a ser el presidente. Entonces aunque digan que López Obrador no va a hacer un mal uso de las Fuerzas Armadas, porque su intención no es que se use al máximo la fuerza letal, el problema es que no sabemos quién va a tener el control de esto en el siguiente sexenio. Y me parece bien preocupante que ellos no estén viendo la irresponsabilidad que implica dejar en manos de cualquier persona, que bien puede ser un presidente como el de Brasil o un presidente autoritario, que tenga todo este poder sin ningún tipo de control y que así quede nuestro sistema constitucional”, dijo.

Pidió a los legisladores informarse bien antes de aprobar la modificación, porque en realidad no hay datos precisos de todo lo que ha hecho el Ejército en estos 12 años, ya que, por ejemplo, desde 2014 no se publican los civiles heridos o muertos en enfrentamientos.

Otro participante en la reunión del colectivo, Santiago Corcuera, quien fue presidente del Comité contra Desapariciones Forzadas de la ONU, dijo a Animal Político que el dictamen está lleno de contradicciones, como que el artículo 21 sigue diciendo que la seguridad pública es de competencia civil, pero el 5 transitorio establece que podrán participar policías militares, y también dice se que los guardias estarán sujetos a estándares de derechos humanos, pero eso es incompatible con el entrenamiento militar.

“Nosotros no es que estemos en contra del Ejército y la Marina; estamos en contra de que se les dé una utilización para lo que no están formadas. (…) Si la idea es la policiación de los soldados, pues entonces tienen que volver a estudiar su carrera; es como decir, vamos a volver abogados a los contadores, bueno, pues entonces los contadores van a tener que estudiar derecho desde el principio. ¿Por qué no mejor fortalecer a los cuerpos policiales, en lugar de querer reeducar a alguien que ya está entrenado conforme a las reglas de la disciplina militar?”, explicó.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte