close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

El presidente podrá desplegar la Guardia Nacional sin permiso del Congreso, según dictamen

El dictamen, que podría ser aprobado este jueves en comisiones, da facultad al presidente para que pueda echar mano de cuerpos de seguridad privada como auxiliares en labores de Seguridad Pública.
Cuartoscuro Archivo
20 de diciembre, 2018
Comparte

El proyecto de dictamen de reforma constitucional con el que se pretende convertir a la Guardia Nacional en un cuerpo militar con facultades de investigación e intervención en seguridad pública, plantea que una vez creada su despliegue se realice sin necesidad de que el Poder Legislativo lo avale, como lo establece actualmente la Constitución.

El documento elaborado por la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados a partir de la iniciativa presentada por Morena, y que podría ser aprobado hoy mismo en comisiones, además añade una facultad al Presidente para que pueda echar mano de cuerpos de seguridad privada como auxiliares en labores de Seguridad Pública.

Como Animal Político había adelantado en esta nota, la iniciativa presentada por el diputado Mario Delgado modifica la definición de Guardia Nacional en la Constitución, para convertirla en un cuerpo de seguridad que pueda participar en tareas de seguridad pública y también servir como auxiliar del Ministerio Público.

El dictamen elaborado por la Comisión de Puntos Constitucionales retoma en su mayoría dicha iniciativa, solo con algunas modificaciones en su redacción y pocos cambios.

A continuación se destacan algunos de los puntos principales de este dictamen que, en total, pretende modificar 13 artículos de la Constitución. Se trata de los artículos 13, 16, 21, 31, 32, 36, 55, 73, 76, 78, 82, 89 y 123.

Despliegue sin contrapeso

Aunque nunca se le había utilizado, la Guardia Nacional como una fuerza auxiliar de seguridad ya estaba considerada en la Constitución desde hace varias décadas. No obstante, se contemplaba que para poder desplegarla el Ejecutivo requería del aval del Congreso. La reforma que ahora se plantea elimina dicho contrapeso.

El dictamen plantea la derogación de la fracción IV del artículo 76 que señalaba que era una facultad “exclusiva” del Senado el “Dar su consentimiento para que el Presidente de la República pueda disponer de la Guardia Nacional fuera de sus respectivas entidades federativas, fijando la fuerza necesaria”.

También se plantea la derogación de la fracción I del artículo 78, que señalaba que la Comisión Permanente del Congreso tenía la facultad de “Prestar su consentimiento para el uso de la Guardia Nacional en los casos de que habla el artículo 76 fracción IV”.

Diputados de oposición y organizaciones ciudadanas agrupadas en el colectivo #SeguridadSinGuerra han criticado el que esta reforma, además de ampliar las facultades de la Guardia Nacional, elimine los candados constitucionales que impedían que el Presidente usara de forma unilateral dicho agrupamiento.

Una policía militar

El dictamen, como ya se había adelantado en la iniciativa, justifica la creación de la Guardia Nacional ante lo que denomina una “crisis de violencia, seguridad e impunidad que causa un enorme sufrimiento social”, la cual se ha agravado por una fallida estrategia de combate frontal en los últimos doce años y el deterioro de las corporaciones de policía locales.

“En consecuencia, a lo anterior, se propone que la creación de la Guardia Nacional (conformada por policías militares, navales y federales) tenga disciplina militar en lo relacionado a su organización, pero en cuanto hace a las funciones ligadas al contacto permanente con la ciudadanía se desempañará bajo medidas de autoridad civil”, según indica el documento.

De esta forma el dictamen modifica el artículo 21 constitucional para definir a la Guardia como “una institución del Estado que participará en la  salvaguarda de la libertad, la vida, la integridad, y el pleno ejercicio de los derechos de todas las personas, protegiendo su seguridad, sus bienes, así como preservar el orden, la paz pública, los bienes y recursos de la Nación”. Se menciona expresamente que se coordinará con fuerzas de seguridad pública.

Pero además en el mismo artículo también se le faculta para actuar como un auxiliar del Ministerio Público Federal. Esto, aunque no se detalla, significa que puede actuar como una policía ministerial con facultades para indagar delitos y ejecutar órdenes de aprehensión obtenidas por Ministerio Público entre otros.

Una modificación al artículo 16 constitucional también faculta a la Guardia a realizar detenciones de personas que cometan un delito (aunque no sea federal) en flagrancia, y solo subraya la condicionante de que la persona asegurada quede “sin demora a disposición del Ministerio Público”.

El proyecto de dictamen, como ya se planteaba desde la iniciativa, subraya que si integrantes de la Guardia Nacional cometen un delito quedarán bajo jurisdicción de la justicia civil y no militar.

También, al igual que la iniciativa, el dictamen hace hincapié en que la Guardia Nacional “contará con estructura, disciplina, profesionalización, capacitación en materia de derechos humanos y estándares sobre el uso de la fuerza, los cuales deberán estar debidamente establecidos en su ley orgánica”.

Corte Penal Internacional… ¿fuera?

La iniciativa que presentó Morena a finales de noviembre proponía que se añadiera un enunciado al artículo 21 de la Constitución que expresamente señalaba “El Estado Mexicano reconoce la jurisdicción de la Corte Penal Internacional”. Pero en el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales dicho enunciado fue eliminado.

No obstante, de acuerdo con abogados especializados en derechos humanos consultados por Animal Político, México ha reconocido desde 2002 la jurisdicción de dicha corte internacional por lo que su inclusión a la reforma de la Guardia Nacional era innecesaria en la práctica.

Día clave

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados convocó a una sesión este jueves a las 8 de la mañana para la lectura, discusión y en su caso aprobación de este dictamen en materia de Guardia Nacional.

La convocatoria se da luego de varias mesas de trabajo realizadas desde la semana pasada, en la que funcionarios y expertos de la sociedad civil han manifestado posiciones a favor y en contra de la conformación de esta nueva fuerza de seguridad pública de corte militar.

A la mesa realizada el pasado martes acudió el secretario de Seguridad Pública y Protección Civil, Alfonso Durazo, quien insistió en la necesidad de darle un respaldo constitucional a la conformación de la Guardia Nacional, y advirtió que de no aprobarse la reforma los militares tendrían que ser retirados de las calles.

En contraparte legisladores de varios partidos, e incluso de Morena como la diputada Tatiana Clouthier, manifestaron su rechazo a este cuerpo debido a que contará con un mando militar. Y los colectivos ciudadanos acusaron a Durazo de recurrir al “chantaje” para presionar la aprobación de la Guardia.

El miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que necesitan que el Congreso apruebe a la brevedad la creación de la Guardia Nacional, y descartó que vayan a esperar a una consulta pública el próximo año para ponerla en marcha.

Por tratarse de una reforma constitucional el dictamen que se apruebe en la comisión requerirá en el pleno de la Cámara de Diputados el voto a favor de dos terceras partes, es decir, de una mayoría calificada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Resaca: qué le pasa a tu cuerpo cuando has bebido demasiado alcohol

En dosis bajas, el alcohol te hace sentir más feliz. Pero cuando tomas demasiado tu actividad cerebral se reduce, así como tu ritmo cardiaco y tu respiración. ¿Qué más le pasa a tu cuerpo cuando bebes demasiado y cómo se podría evitar la resaca?
Getty Images
1 de enero, 2020
Comparte

Tomarse un par de copas en Navidad es para muchos tan parte de la tradición festiva como los regalos, las decoraciones y los villancicos.

Por eso, si te encuentras con una gran resaca el día después, es posible que te interese saber qué está pasando realmente dentro de tu cuerpo y por qué te sientes tan mal.

Tenemos una tendencia a beber porque en dosis bajas el alcohol es un euforizante, que te hace sentir más feliz.

Esto pasa cuando el cuerpo libera dopaminas y endorfinas, sustancias químicas que estimulan el sistema de recompensa del cerebro.

Pero, un poco más tarde, cuando se bebe más, el líquido reduce la actividad cerebral y ralentiza tu ritmo cardiaco y tu respiración.

Los efectos del consumo inicial de cualquier alcohol es la primera de muchas etapas de la narcosis y la última es la muerte.

Dificultades para hablar, pero legalmente puedes conducir

Hombre manejando con una cerveza en la mano.

Getty Images
Antes de llegar al límite de alcohol en la sangre para conducir, puedes experimentar falta de coordinación y dificultades para hablar, pero legalmente puedes conducir.

Simplemente hay una gran ventana entre una dosis efectiva -que te hace pensar que eres mucho más ingenioso y guapo de lo que realmente eres y más tarde te hace correr por la calle con un cono de tráfico en la cabeza- y una dosis letal (que te lleva a la morgue).

Es importante tener en cuenta que incluso antes de llegar al límite típico de alcohol en la sangre para conducir, puede experimentar entusiasmo, falta de coordinación, deficiencias, dificultades para hablar, balanceo y pérdida de inhibición.

Pero legalmente puedes conducir un automóvil.

Pequeñas cantidades de alcohol afectan el sistema límbico del cerebro, lo que da como resultado las agresiones y las aglomeraciones que se ven las noches de los viernes y sábados en muchos centros urbanos.

El alcohol también es un vasodilatador, lo que significa que ensancha los vasos sanguíneos, desviando la sangre del núcleo del cuerpo a sus extremidades.

Esto da como resultado las características mejillas sonrojadas que puedes tener luego de consumir alcohol y también la nariz roja que a menudo vemos en los bebedores habituales.

Un auto-reafirmante y causante de sobrepeso

Persona con sobrepeso.

Getty Images
Las personas con alcoholismo frecuentemente reciben la mayor parte de sus calorías del alcohol.

Inicialmente, beber alcohol es auto-reafirmante. Lo que podría parecer una buena idea al principio, parecerá incluso mejor después de haberse bebido un par.

Además se absorbe más rápido que la mayoría de las cosas. Una parte es asimilada por el estómago (en lugar del intestino delgado) y luego se extiende por todo el cuerpo y se distribuye a todos los órganos, incluidos el cerebro y el hígado.

En este último el cuerpo hace un valiente intento de descomponer y eliminar el líquido.

Para hacer esto, el hígado produce enzimas, pequeñas moléculas que ayudan a producir o a descomponer otras moléculas más importantes. En este caso, la enzima deshidrogenasa descompone el alcohol (etanol) en acetaldehído (etanal), que luego se descompone en ácido acético (etanoico) y después en dióxido de carbono.

También se libera energía en todas las etapas del desglose, lo que explica por qué los grandes bebedores a veces pueden padecer de sobrepeso.

De hecho, las personas con alcoholismo frecuentemente reciben la mayor parte de sus calorías del alcohol y comen muy poco. Esto puede hacer que tengan sobrepeso, pero que estén desnutridos al mismo tiempo porque consumen calorías vacías, que no contienen vitaminas ni proteínas.

Esto puede producir una apariencia o sensación de enfermedad.

¿Por qué vomitas?

Mujer vomitando.

Getty Images
El etanal es un emético e induce el vómito.

El producto de descomposición de la primera etapa, el etanal, es un emético, lo que significa que provoca el vómito.

A medida que bebes y te vuelves más eufórico, tu nivel de etanol en la sangre está siendo monitoreado por el área postrema, la parte de tu cerebro que revisa tu sangre buscando cosas que no deberían estar allí.

Si comes algo que te hace vomitar y te da diarrea, es tu postrema el que le ha dado instrucciones a tu cuerpo para que se deshaga de esos alimentos que están causando molestias.

El etanal tiene el mismo efecto. El postrema funciona con tolerancias muy finas, y tan pronto como tu cuerpo contiene suficiente etanal, y se alcanza el umbral establecido, le indica a tu estómago que se contraiga y te hace vomitar.

Intentar detener este proceso es como tratar de contener la marea. Es posible que hayas notado el poco tiempo que pasa entre beber con ganas y darse cuenta de que vas a vomitar pasa lo que pase.

El disulfiram es un fármaco utilizado en el tratamiento del alcoholismo crónico. Detiene la descomposición posterior de etanal después de que tomas, lo que provoca una resaca y vómitos inmediatos. Es efectivamente una forma de terapia de aversión.

¿Por qué te da resaca?

Mujer con resaca.

Getty Images
La única forma de “desemborracharse” es dejar de beber.

Desafortunadamente, en la actualidad no existen drogas para tratar la embriaguez en sí, o una resaca.

Una vez que estás intoxicado, solo tiene que esperar. El hígado puede metabolizar entre 8 y 12 gramos de alcohol en una hora y la única forma de “desemborracharse” es dejar de beber para que el alcohol se difunda del cerebro y el hígado pueda completar la descomposición.

Además del vómito, no sabemos exactamente por qué nos sentimos tan mal cuando tenemos resaca, pero se cree que es otro efecto del etanal y los congéneres, el desorden químico no alcohólico que es un subproducto de la fermentación.

Estos incluyen aceites, minerales y otras formas de alcohol, como el metanol (alcohol de madera), que puede causar ceguera en dosis altas.

Un vaso de agua antes de acostarte

Vaso de agua.

Getty Images
Beber un vaso de agua antes de acostarte puede ayudarte con la resaca.

Las bebidas más oscuras tienen mayores cantidades de congéneres. El vino tinto también causa una resaca particularmente violenta, ya que contiene un vasoconstrictor, que contrae los vasos sanguíneos y causa ese dolor de cabeza punzante.

Mientras tanto, el vodka podría ser más indulgente ya que cuando se toma “puro” es solo alcohol y agua.

La única otra cosa que podría ayudar a reducir la resaca después de beber en exceso es un vaso de agua antes de acostarse.

El alcohol detiene la glándula pituitaria y produce la hormona anti diurética vasopresina, que normalmente restringe la producción de orina.

Esto significa que terminas perdiendo más agua de la que ingieres, lo que provoca una deshidratación que irrita los vasos sanguíneos y provoca dolores de cabeza.

O también puedes aliviar tu tristeza post navideña con las sobras del asado y tu película favorita de la temporada.

*Hal Sosabowski es profesor de Comprensión Pública de la Ciencia en la Universidad de Brighton. Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons.Haz clic aquí si quieres leer el original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0&t=62s

https://www.youtube.com/watch?v=ElxR2is1_bk&t=88s

https://www.youtube.com/watch?v=WTuw_gfggKo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.