Qué pasó con el hombre que hace 10 años lanzó sus zapatos contra George W. Bush en Irak
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Qué pasó con el hombre que hace 10 años lanzó sus zapatos contra George W. Bush en Irak

El gesto del reportero, uno de los peores insultos en el mundo árabe, se convirtió en todo un símbolo del rechazo a Estados Unidos en la región.
15 de diciembre, 2018
Comparte

“Este es un beso de despedida del pueblo iraquí, perro”. Inmediatamente después de decir esas palabras, el periodista iraquí Muntazer al Zeidi lanzó su zapato contra el entonces presidente estadounidense George W. Bush, quien se encontraba de visita en Bagdad poco antes de terminar su mandato tras la polémica invasión del país en busca de supuestas armas de destrucción masiva.

Luego le lanzó el otro. Bush consiguió esquivar ambos zapatazos.

Era el 14 de diciembre de 2008 y el gesto del reportero, uno de los peores insultos en el mundo árabe, se convirtió en todo un símbolo del rechazo a Estados Unidos en la región.

Cuando se cumplen 10 años de esa imagen, en BBC Mundo te contamos qué pasó con Zeidi y todo lo que vino después de su controvertida acción.

¿Héroe?

El incidente ocurrió casi seis años después de que Estados Unidos invadiera Irak en busca de unas supuestas armas de destrucción masiva, que posteriormente se comprobó que no existían.

Bush visitaba el país por última vez antes de dejar la presidencia y ofrecía una rueda de prensa junto al primer ministro Nouri al-Maliki en Bagdad, en la que defendió las acciones de Washington.

Allí fue cuando el periodista iraquí, que trabajaba para el canal de televisión egipcio Al-Baghdadia y tenía 28 años entonces, se enfrentó a él con la única “arma” que podía haber entrado en el recinto: sus zapatos.

Bush en Bagdad en el momento del zapatazo.

Getty Images
Momento en el que Bush esquiva el “zapatazo”.

Bush consiguió esquivar los zapatos y minimizó la acción a preguntas de los periodistas. Su gesto fue alabado por los medios de su país.

Zeidi fue inmediatamente detenido y sometido a un juicio posterior por su acción.

“En el mundo árabe, si uno quiere subir el tono de una situación en particular, diciendo por ejemplo ‘te voy a dar un golpe’, sólo falta agregar ‘con un zapato’ para que la amenaza se convierta en un verdadero insulto”, contextualizaba entonces el periodista de la BBC Martin Asser.

Para los simpatizantes de Bush, el gesto fue interpretado “como una acción malvada contra un hombre cuyas políticas liberaron al país de un dictador implacable”, escribió el periodista de la BBC.

“Para ilustrar este punto, en otra época, quien hubiese perpetrado un acto semejante podría haber sido condenado a muerte, si se hubiese atrevido a confrontar de esta manera el régimen de Saddam Hussein”.

Saddam Hussein

Getty Images
“Quien hubiese perpetrado un acto semejante podría haber sido condenado a muerte, si se hubiese atrevido a confrontar de esta manera el régimen de Saddam Hussein”, escribió el periodista de la BBC entonces Martin Asser.

Para otros, no obstante, Zaidi fue un “héroe por llevar a cabo un golpe simbólico contra una persona a la que consideran responsable de las devastadoras guerras que azotaron al mundo musulmán y que han costado cientos de miles de vidas”, explicó.

De ahí que muchos iraquíes y árabes en general se lanzaran a las calles para pedir la liberación del reportero.

Elogios y regalos

Pero no solo hicieron eso. Mientras Zaidi fue condenado por “atacar a un funcionario extranjero” y pasó nueve meses en prisión, en el exterior los regalos y los elogios se le acumulaban.

Algunos le dieron medallas por su gesta; otros incluso le hicieron ofertas millonarias por sus zapatos, que también se volvieron una sensación.

Tienda de zapatos "Bush".

Getty Images
En una tienda de Irak, le llovieron tantos pedidos que el gerente aseguró que tenía que contratar a “100 personas”.

Hasta un hombre egipcio le ofreció a su hija de 20 años en matrimonio.

“Es algo que me honraría. Me gustaría vivir en Irak, especialmente si estoy ligada a este héroe”, dijo la propia hija en una conversación con la agencia Reuters en el año 2008.

Fotografías de presidente estadounidense esquivando los zapatos del reportero se veían colgadas en paredes de Bagdad, en camisetas en Egipto e incluso en videojuegos en Turquía, informó el diario The Guardian en la época.

Incluso se erigió una estatua con forma de zapato en un orfanato de la ciudad norteña iraquí de Tikrit.

Zapato.

Getty Images
El monumento del zapato que celebraron en Tikrit.

“Aquellos huérfanos que ayudaron al escultor a crear este monumento fueron víctimas de la guerra de Bush”, explicó el director del orfanato a la cadena estadounidense CNN a principios de 2009.

Las autoridades iraquíes, por su parte, destruyeron los zapatos del periodista después de analizarlos por si tenían explosivos.

¿Torturas?

Pero, ¿qué pasó con el periodista?

Zaidi fue liberado a principios de septiembre de 2009 y, cuando salió, aseguró haber sido torturado.

Las autoridades iraquíes defendieron que le habían tratado de manera justa y de acuerdo a la ley durante su arresto y encarcelamiento.

Pero esa versión fue refutada por él mismo a su salida, apareciendo con un diente frontal menos.

Protesta contra Bush en Irak.

Getty Images
El “zapatazo” se volvió común en las manifestaciones contra Estados Unidos en el mundo árabe.

Zaidi aseguró que, justo después de ser detenido en la rueda de prensa, fue llevado a una parte trasera del edificio donde le pegaron con “cables de hierro”, le electrocutaron y le dejaron “mojado” en un lugar frío sin calefacción hasta el día siguiente, según informó el diario The Washington Post.

Pese a lo ocurrido, el reportero nunca se arrepintió de lo que hizo.

“No soy un héroe. Solo actué como un iraquí que ha presenciado el dolor y la masacre de demasiados inocentes”, escribió el periodista en un artículo en The Guardian el 17 de septiembre de 2009.

“En los últimos años, más de un millón de mártires han caído por las balas de la ocupación e Irak está llena ahora de más de cinco millones de huérfanos, un millón de viudas y cientos de miles de mutilados. Muchos millones se han quedado sin casa dentro y fuera del país”.

En la política

El periodista se alejó durante un tiempo de su país y se dedicó al activismo en Europa y Líbano.

También escribió un libro llamado “The Last Salute To President Bush” (El último homenaje al presidente Bush), que se llevó al teatro.

"The last salute".

Getty Images
El periodista se alejó durante un tiempo de su país y se dedicó al activismo en Europa y Líbano.

Tras haber saltado a la fama, el periodista decidió recientemente dar un salto más grande y adentrarse en la política en su país.

En mayo de este año, se presentó a la carrera electoral por conseguir un puesto en el Parlamento de su país.

Fueron las primeras elecciones después de que Irak declarara la victoria contra Estado Islámico.

Zaidi prometió en campaña que acabaría “con los ladrones y los corruptos“, perseguiría a aquellos que roban el dinero de Irak” y detendría el “derroche de dinero público”.

Muntazar al-Zeidi.

Getty Images
Zeidi se adentró en política.

Desgraciadamente para él, su gesta política no tuvo el mismo éxito popular que su “zapatazo” y se quedó sin un puesto en el legislativo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0purUYIfql8&t=48s

https://www.youtube.com/watch?v=NqngeECM8oA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Aumenta la tasa de suicidio en pandemia; en Chihuahua la mayor incidencia

El suicidio es considerado un problema de salud pública a nivel mundial y regional y México es de “particular preocupación” debido al incremento de incidencia, según la Organización Panamericana de la Salud.
Cuartoscuro
3 de noviembre, 2021
Comparte

Durante el año de pandemia ocurrieron 7 mil 896 suicidios, es decir, una tasa de 10.5 casos por 100 mil habitantes, lo que representa el incremento de un punto porcentual con respecto al año anterior, de acuerdo con cifras del Inegi.

En los años previos el aumento en la ocurrencia había sido de décimas, pues desde 2011 se había registrado una tasa de 8.2 suicidios por cada 100 mil habitantes y el año siguiente bajó a 7.8. A partir de 2013, con un registro de 8.3, continuó a la alza y para 2019 había llegado a 8.5 muertes por dicha causa. 

Leer más | 62% de los jóvenes padece algún tipo de ansiedad y 70 tiene síntomas de depresión, revela encuesta

Sin embargo, la pandemia provocó un aumento mayor al registrado en la última década. Los estados con las mayores tasas en 2020 fueron Chihuahua con 14.4 por cada 100 mil habitantes; Aguascalientes con 12.6 y Yucatán con 10.4. En contraparte, los que presentan las tasas más bajas son Guerrero con 1.3, Baja California, con 2.6 y Veracruz, con 3.6.

Los hombres de 25 a 34 años de edad son los que concentran la mayor proporción de suicidios ocurridos en 2020, con 1,737, seguida de hombres de 15 a 24 años (1,505 casos) y de 25 a 44 años (1,265).

Entre las mujeres, la edad de mayor incidencia es entre 15 y 24 años (516 casos) y de 24 a 24 años 302 casos. Sin embargo, también se registraron casos entre menores de15 años (122 mujeres y 156 hombres) y mayores a 65 años (58 mujeres y 458 hombres). 

El suicidio es considerado un problema de salud pública a nivel mundial y regional y México es de “particular preocupación” debido al incremento de incidencia, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En agosto pasado, la OPS ya alertaba sobre el aumento de incidencia de suicidio en el país. Cristian Morales, representante de la Organización en México explicaba que situaciones como la pandemia de COVID-19 conlleva el aumento de riesgos para la salud mental, incremento en las muertes por suicidio, como se ha documentado durante o después de periodos de recesión económica, pandemias y catástrofes a gran escala.

“En estas situaciones se presenta un aumento de factores de riesgo tales como violencia doméstica, abuso en el consumo de alcohol, vulnerabilidad por enfermedad mental, estresores financieros, ansiedad por infodemia, aislamiento social, sentimientos de desesperanza, soledad y duelo”.

En México, el periodo de confinamiento comenzó en abril de 2019 como medida de prevención del contagio. Sin embargo, el aislamiento trajo un aumento en agresiones contra mujeres solo entre un mes y otro, pues mientras en febrero e contabilizaron 17 mil 794 carpetas de investigación por violencia familiar, en abril hubo 20 mil 232 carpetas de investigación en todo el país, un aumento de 2,438 casos.

Los niños, niñas y adolescentes dejaron de asistir a clases presenciales y suspendieron la convivencia fuera de sus casas, lo que “pueden generar afectaciones graves, afectaciones en las etapas de desarrollo y salud mental por falta de convivencia comunitaria y por segregación social. También hay afectación en su proyecto de vida por la deserción escolar y por el incremento de la desigualdad, vulnerabilidad ante la violencia familiar, el incremento en homicidios y los embarazos en menores de edad”, sostiene la OPS.

Durante la pandemia, el gobierno de México lanzó la “Línea de la vida” como soporte ante de salud mental, y enlistó más instituciones que pueden ofrecer atención al respecto. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.