close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Paris Martínez
En casos de crímenes contra maestros no debe haber perdón ni olvido, dice la CNTE al nuevo gobierno
La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación presentó su posicionamiento político ante las nuevas autoridades federales, a las que anunció que para todos los crímenes cometidos contra los maestros, "la respuesta tiene que ser justicia y verdad".
Paris Martínez
1 de diciembre, 2018
Comparte

Miles de maestros, principalmente de Oaxaca, pero también de otras entidades como Durango y la Ciudad de México, se congregaron este 1 de diciembre, al pie del Ángel de la Independencia, para marchar hacia el primer cuadro de la ciudad y desde ahí anunciar al nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (que hoy tomó protesta del cargo), que éste no es para ellos un día de fiesta, sino de lucha, y que no acatarán su llamado al perdón ante los crímenes y la corrupción de pasadas administraciones.

Tras marchar hasta el Hemiciclo a Juárez, el contingente magisterial integrado por miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) presentó su posicionamiento político ante las nuevas autoridades federales, a las que anunció “para todos los crímenes cometidos en contra de la Coordinadora, la respuesta tiene que ser justicia y verdad”.

Genaro Martínez Morales, secretario de organización de la Sección 22 de la CNTE (que aglutina a maestros de Oaxaca) aseguró que ante “el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ante el caso de Nochixtlán, de Hacienda Blanca, de La Higuera (localidades atacadas por la Policía Federal ante movilizaciones de apoyo al magisterio) no solo exigimos esclarecimiento de hechos y resarcimiento para las víctimas. Lo que exigimos es castigo con cárcel para los responsables, empezando por Enrique Peña Nieto”.

Nochixtlán y la desaparición de los 43 normalistas rurales, explicó por su parte el maestro Israel Guasín, de la sección 12, de Durango, “son solo algunas imágenes de un sexenio de depredación, miseria y muerte: nos faltan 43, y nos faltan miles y miles y miles más. Este país es un panteón formado por una sola gran fosa”.

Por ello, advirtió, “a una madre que ha perdido a su hijo no se le puede pedir que perdone. Esa madre lo parió, lo meció, lo hizo crecer, y con la esperanza en que saliera de la miseria ancestral lo mandó a estudiar, esa madre no puede olvidar. ¿Cómo olvidar al ser que despidió, que miró a los ojos, al ser que hasta hoy no le ha sabido decir este narcoestado dónde está? Alguien que ha sufrido esta situación no puede perdonar, y por eso la CNTE hoy dice: ni perdón ni olvido”.

Lo anterior, en referencia a los reiterados llamados que ha hecho el ya presidente Andrés Manuel López Obrador para que las víctimas de la violencia perdonen a sus agresores, como parte de un proceso nacional de reconciliación.

Sin embargo, como magisterio nacional, señaló el representante de la sección 12 de la CNTE, “jamás vamos a aceptar menos que la justicia. Elba Esther Gordillo nos mató a uno de los mejores maestros del Valle de México, Misael Núñez Acosta, ¿cómo perdonar a la asesina? No es posible…”

El maestro Misael Núñez Acosta (líder magisterial mexiquense) fue asesinado en 1981, en el Estado de México, por un grupo de pistoleros vinculados a la entonces dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. El sindicato en ese momento estaba encabezado a nivel nacional por Carlos Jongitud, y a nivel estatal por Elba Esther Gordillo.

Años después, Jongitud fue encarcelado y Gordillo lo relevó al frente de la dirigencia nacional, en la que se mantuvo por cuatro sexenios.

“¿Cómo perdonar a la rata que nos hurtó nuestras cuotas sindicales por tantos años –insistió el maestro duranguense, integrante de la Coordinadora–. No, no podemos, lo único que podemos hacer es asumir el compromiso histórico de salir a la calle y estar a la vanguardia de nuestro pueblo. En este día emblemático, en el que muchos vienen a postrarse, nosotros no. Nosotros venimos a levantar nuestro puño izquierdo”, concluyó.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty
Archie Harrison: ¿cuál es el origen del nombre del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry?
Los duques de Sussex dieron a conocer el nombre de su primogénito. El nombre de Archie Harrison tomó a muchos por sorpresa, pues se aleja de la tradición de la realeza británica. ¿Qué significa y por qué eligieron este nombre?
Getty
9 de mayo, 2019
Comparte

Meghan Markle y el Príncipe Harry, duques de Sussex, revelaron el nombre de su hijo recién nacido: Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

La elección tomó por sorpresa a quienes apostaban por otros nombres como Alexander, Arthur o Albert.

“Creo que ninguno de nosotros venía venir ninguno de esos nombres”, dijo Joe Little, editor de la revista Majesty, que cubre temas de la realeza británica.

Según Little, el nombre Archie no tiene ninguna connotación para la realeza británica.

Harrison también es un nombre totalmente nuevo para la familia real.

Archie es un nombre de origen germánico, significa “genuino”, “audaz” y “valiente, y es más popular en el Reino Unido que en Estados Unidos.

El nombre original es Archibald, y fue usado en las tierras altas de Escocia durante la Edad Media.

En 2017 Archie ocupó el puesto 18 entre los nombres más populares para niños en Inglaterra y Gales. Ese año, 2.803 niños fueron llamados Archie.

Desde 2003, Archie se ha mantenido entre los 50 nombres más populares.

Más estadounidenses

Harrison, por su parte, también es más común en Reino Unido que en EE.UU. Este nombre, que originalmente se usaba como un apellido, significa “hijo de Harry”.

“Puede que sea un nombre con el que Meghan esté familiarizada y por eso es que lo están usando”, dice Little.

“Archie tiene un toque más británico, mientras que Harrison es más estadounidense”.

“Querían hacer algo un poco diferente, y lo hicieron”.

Harry y Meghan decidieron no usar un título de realeza para su hijo.

Señorito Archie

Archie Harrison

Getty
Archie Harrison es Mountbatten-Windsor nació el 6 de mayo de 2019.

Como el primogénito de un duque, Archie podría haber asumido el título de Conde de Dumbarton, pero en lugar de eso simplemente será conocido como Señorito Archie (Master Archie, en inglés).

Jonny Dymond, corresponsal de la BBC para asuntos de la realeza, dijo que esta elección era “un fuerte indicio de que (los duques) no quieren criarlo como alguien de la realeza formal”.

El apellido de Archie Harrison es Mountbatten-Windsor.

En la realeza británica, los descendientes de la reina que usan un título real no necesitan un apellido, pero si en determinado caso llegasen a necesitarlo, ese apellido es Mountbatten-Windsor.

El apellido Mountbatten-Windsor apareció por primera vez en un documento oficial el 14 de noviembre de 1973, en el acta de matrimonio de la princesa Anne y el capitán Mark Phillips.

Richard Fitzwilliams, comentarista de temas de la monarquía, dijo que el individualismo mostrado por Harry y Meghan al momento de elegir nombres no tradicionales en la realeza, era algo “maravilloso” y podría “rejuvenecer la monarquía”.

“Es una elección única, por parte de una pareja única que están haciendo las cosas de una manera única”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.