Termina 2018 y México se mantiene como uno de los países más peligrosos para periodistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Termina 2018 y México se mantiene como uno de los países más peligrosos para periodistas

Durante el año fueron asesinados nueve comunicadores, según los registros de Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras.
Cuartoscuro
30 de diciembre, 2018
Comparte

Termina el 2018 y los datos confirman que México continúa siendo uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. Durante el año fueron asesinados nueve comunicadores, según los registros de Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras.

A pesar de esto, en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio 2019, hay una disminución de recursos para la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos contra la Liberta de Expresión (FEADLE), que pasó de recibir 17 millones 989 mil pesos en 2018 a 12 millones 889 mil pesos para el próximo año.

México es el tercer país más mortífero para los periodistas a nivel mundial, indica el Balance 2018 de periodistas asesinados, detenidos, secuestrados y desaparecidos en el mundo, elaborado por Reporteros Sin Fronteras, tan solo detrás de Afganistán (15) y Siria (11). El mismo informe señala que México es el país en paz, es decir que no existe un conflicto bélico declarado, donde más reporteros han sido asesinados.

¿Quiénes fueron los periodistas que perdieron la vida en el país? A continuación, un recuento cronológico de los casos ocurridos durante el año:

Carlos Domínguez – Tamaulipas

A los 13 días de haber comenzado el año fue asesinado Carlos Domínguez, el primer comunicador que falleció por una agresión directa en 2018. Domínguez viajaba en automóvil junto con su hija en Nuevo Laredo, Tamaulipas, cuando fue interceptado, obligado a bajar del auto y atacado con un arma punzocortante en al menos 24 ocasiones. Murió al instante.

Su hijo, del mismo nombre, dijo que diversos funcionarios locales que habían sido denunciados por su padre fueron inhabilitados, “no tenía ninguna demanda por decir mentiras y expuso a muchos”, por lo que confirmó que la labor periodística de su padre era la principal línea de investigación.

A finales de marzo fueron detenidas seis personas, presuntos autores intelectuales y materiales del asesinato de Domínguez. De acuerdo con las autoridades, el homicidio podría estar relacionada a su trabajo reporteril por lo que se analizaron y estudiaron 120 publicaciones realizadas por el periodista independiente a lo largo del 2017.

Leslie Ann Pamela Montenegro del Real -Guerrero

Pamela Montenegro era comediante de sátira política y bloguera conocida por su personaje “Nana Pelucas”, fue asesinada a balazos por dos sujetos en Acapulco, Guerrero, el 5 de febrero de este año.

En los videos que publicaba en redes hacía comentarios a favor de funcionarios locales del PRD, aunque en otros también cuestionaba su labor; hacía críticas sobre obras públicas y entrevistaba a servidores. Otro tipo de contenido que realizaba era sobre manualidades y maquillaje.

De acuerdo con la Fiscalía estatal, Montenegro “manejó en su portal, presuntamente, información privilegiada de grupos delictivos” lo que provocó el malestar de algunos líderes; “se tiene conocimiento de que quien ordenó el crimen es el grupo delictivo liderado por Javier Daniel Cervantes, alias el “Barbas”, señaló la dependencia.

En agosto, la Fiscalía de Guerrero anunció la detención de un presunto implicado del homicidio de “Nana Pelucas”, pero Samuel Muñuzuri, viudo de la bloguera, dijo que el detenido no era el responsable del crimen, ya que él presenció el ataque, por lo que podría reconocer a los implicados.

Muñuzuri acusó que Jorge Zuriel De Los Santos Barrila, fiscal general del estado, de impedir las investigaciones y de estar ligado a Jorge Vega Galeana y Miguel Vega García, familiares directos de José Ángel Palacios Galeana, presunto líder del Cártel Independiente de Acapulco, grupo criminal que habría mandado asesinar a “Nana Pelucas”.

Leobardo Vázquez Atzin -Veracruz

El periodista Leobardo López fue asesinado a balazos el 21 de marzo en su domicilio, en el municipio de Gutiérrez Zamora, Veracruz.

Vázquez era periodista en activo, trabajó en La Opinión de Poza Rica y Vanguardia; fue editor y diagramador en el diario Noreste; cofundador de la revista El Portal; director de comunicación social del Ayuntamiento de Papantla y al momento de su homicidio dirigía un sitio web llamado Enlace Gutiérrez Zamora, donde publicaba noticias sobre ese municipio.

A pesar de que la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) de Veracruz pidió a la Fiscalía del estado considerar la actividad periodística de la víctima como la principal línea de investigación, la dependencia señaló que López Atzin se desempeñaba como vendedor de comida y no hizo referencia alguna a su trabajo como comunicador.

Artículo 19 señala que “este deslinde precipitado e irresponsable forma parte de una acción continua por parte de la autoridad encargada de la procuración de justicia en la entidad”.

Juan Carlos Huerta – Tabasco

Juan Carlos Huerta conducía un automóvil BMW cuando hombres que conducían una camioneta le cerraron el paso, le dispararon y lo asesinaron. Esto ocurrió el 15 de mayo en la ranchería Emiliano Zapata en Villahermosa, capital del estado de Tabasco.

Después de años de trabajo como reportero en otros medios de comunicación, Huerta fundó la estación 620 AM Sin Reservas de la cual era directos además de conducir un noticiero, también conducía otro programa de televisión en el canal Notinueve.

Este asesinato se registró el mismo día del primer aniversario luctuoso del periodista Javier Valdez, asesinado en Culiacán, Sinaloa.

José Guadalupe Chan Dzib – Quintana Roo

El 29 de junio, José Guadalupe Chan se encontraba con un amigo en un bar en la comunidad indígena de Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo, cuando un sujeto se acercó al comunicador y le disparó en tres ocasiones, de acuerdo con lo narrado por el acompañante de Chan.

José Guadalupe Chan era reportero del semanario digital Playa News, y de acuerdo con Rubén Pat, director de dicho medio de comunicación, este le comentó que había recibido amenazas y que pidió protección a las autoridades, pero no recibió respuesta, de acuerdo con la agencia AFP.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) señaló que habían obtenido información de las amenazas que sufrió Chan y de la falta de respuesta de las autoridades; la ONU-DH también dijo tener conocimiento de amenazas en contra de otros periodistas de la región, incluído Rubén Pat.

Rubén Pat Cauich – Quintana Roo

La madrugada del 24 de julio a las afueras de un bar de Playa del Carmen, Quintana Roo, el reportero y director del semanario Playa News, Rubén Pat, fue asesinado a balazos.

De acuerdo con la organización Artículo 19, Rubén Pat fue el segundo periodista que a pesar de contar con medidas de protección del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas bajo su resguardo fue atacado y asesinado, el primero fue Cándido Ríos, asesinado el agosto de 2017 en Veracruz.

Mario Leonel Gómez Sánchez – Chiapas

El 21 de septiembre, cuando salía de su casa en el municipio de Yajalón, Chiapas, el periodista Mario Leonel Gómez Sánchez fue atacado por dos hombres armados, recibió impactos de bala en el abdomen y a pesar de que fue atendido por personal médico, murió por la gravedad de las lesiones.

El reportero trabajaba en El Heraldo de Chiapas; compañeros y personas cercanas a él confirmaron a Animal Político que había denunciado amenazas, por lo que la Fiscalía de Chiapas le asignó medidas precautorias, las cuales fueron retiradas tiempo después.

Gómez Sánchez llevaba 8 años como corresponsal con El Heraldo de Chiapas, medio donde cubría información general sobre temas de política, justicias y hechos sociales, mencionó uno de sus compañeros en entrevista con la agencia AFP.

Gabriel Soriano Kuri – Guerrero

Gabriel Soriano, quien laboraba en el área técnica del sistema estatal de noticias Radio y Televisión de Guerrero, además de desempeñarse como locutor, murió el 24 de octubre luego de un ataque a la camioneta de la empresa donde se transportaba.

Soriano regresaba de la transmisión del informe regional del gobernador Héctor Astudillo, que se realizó en el auditorio Fórum Mundo Imperial, en la Zona Diamante de Acapulco, cuando el vehículo donde viajaba fue baleado.

Alejandro Márquez Jiménez – Nayarit

El noveno periodista asesinado durante el 2018, y el primero durante la gestión de Andrés Manuel López Obrador, fue Alejandro Márquez Jiménez. Su cuerpo fue hallado el 2 de diciembre en una brecha al costado de la carretera Tepic-Pantanal, en el estado de Nayarit.

Márquez Jiménez fue colaborador de Lenin Salvador Guardado Negrete, propietario del Diario Crítica, e imprimía un semanario llamado Orión Informativo, el cual en su página electrónica no publica nada de información desde el 29 de noviembre, dos días antes del hallazgo de su cuerpo.

De acuerdo con el diario, la víctima era reconocida como alguien cercano al exalcalde de San Blás, Hilario Ramírez “Layín” y en las pasadas elecciones locales buscó una regiduría, como candidato de Morena, en el municipio de Tuxpan, Nayarit.

Otros reporteros asesinados

El registro tanto de Artículo 19 como de Reporteros Sin Fronteras coincide en el número de homicidios, pero también hubo otros tres comunicadores que no entran en el conteo, ¿por qué? De acuerdo Itzia Miravete, coordinadora de documentación y seguimiento de casos de Artículo 19, la “exigencia y tarea de ver si la agresión tuvo o no un vínculo con la labor periodística es de las instancias investigadoras”, pero se busca entender el contexto en el que se dio la agresión, si la personas estaba publicando o no y qué estaba publicando y qué de su labor pudo haber causado molestia que detonara la agresión.

“Artículo 19 no protege a periodistas per se, sino lo que se pretende es proteger un derecho”, señala Miravate; de acuerdo a su metodología, se buscan elementos que puedan dar a entender que el ataque tuvo alguna relación con la labor periodística.

¿Cuáles son los casos que no se registraron como periodistas asesinados? Alicia Díaz González, reportera de El Financiero Monterrey, fue asesinada por su esposo y su caso es considerado como feminicidio; Héctor González Antonio, corresponsal de Excélsior en Tamaulipas, fue víctima de un asalto y de acuerdo con personas cercanas, del medio y familia, y muerte no estuvo relacionada con su trabajo y Sergio Martínez González, en Chiapas, que fue asesinado a tiros mientras desayunaba con su esposa y que, según testimonios de personas allegadas, no ejercía como periodista desde hace seis años y su muerte podría estar más relacionada con su labor como activista en la frontera sur del país.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Si pudiese irme ahora lo haría": Cómo viven los rusos las sanciones impuestas a su país

Millones de rusos están empezando a sentir el efecto de las sanciones económicas de Occidente, diseñadas para poner presión sobre el Kremlin ante la invasión de Ucrania.
1 de marzo, 2022
Comparte

“Si pudiera irme de Rusia ahora mismo, lo haría. Pero no puedo renunciar a mi trabajo”, dice Andrey.

Y es que este joven de 31 años no puede darse el lujo de asumir una hipoteca en Moscú cuando las tasas de interés han subido sustancialmente.

Millones de rusos como él están empezando a sentir el efecto de las sanciones económicas de Occidente, que han sido diseñadas para castigar al país por invadir a la vecina Ucrania.

“Estoy planeando encontrar nuevos clientes en el extranjero lo antes posible y mudarme de Rusia con el dinero que estaba ahorrando para la primera cuota”, indica el diseñador industrial.

“Aquí tengo miedo, han arrestado a personas por hablar en contra de ‘la línea del partido’. Me siento avergonzado y ni siquiera voté por los que están en el poder”.

Al igual que otros entrevistados para este artículo, no usamos su nombre completo ni mostramos su rostro por razones de seguridad. Algunos nombres han sido cambiados.

Guerra económica

Las sanciones que ahora golpean a Rusia son calificadas como una guerra económica: tienen como objetivo aislar al país y crear una profunda recesión allí.

Soldados ucranianos

Reuters
Las sanciones occidentales buscan brindarle apoyo de Ucrania, que el Ejército de Rusia invadió la semana pasada.

Los líderes occidentales esperan que las medidas sin precedentes produzcan un cambio en el pensamiento del Kremlin.

Los rusos de a pie se enfrentan a la angustia de que sus ahorros desaparezcan. Sus vidas ya se estándo viendo interrumpidas.

Las sanciones contra algunos bancos rusos incluyen cortarlos de sistemas como los de Visa y Mastercard y, en consecuencia, de Apple Pay y Google Pay.

Daria tiene 35 años y es gerente de proyectos en Moscú. Esas medidas se han traducido en que, por ejemplo, no había podido usar el metro.

“Siempre pago con mi teléfono, pero simplemente no funcionó. Hubo otras personas con el mismo problema. Resultó que las barreras son operadas por el banco VTB, que está bajo las sanciones y no puede aceptar Google Pay ni Apple Pay”.

“Tuve que comprar una tarjeta de metro”, le dijo a la BBC. “Tampoco pude pagar en una tienda hoy, por la misma razón”.

El lunes, Rusia duplicó su tasa de interés, elevándola del 9,5% al 20%, en respuesta a las sanciones y después de que el rublo se hundiera a nuevos mínimos históricos.

El mercado de valores permanece cerrado en medio de temores de una venta masiva de acciones.

El Kremlin dice que tiene suficientes recursos para enfrentar las sanciones, pero esto es discutible.

“No hay dólares”

Durante el fin de semana, el banco central hizo un llamado a la calma en medio de los temores ante un pánico bancario, que sucede cuando demasiadas personas intentan retirar su dinero.

Mujer en el metro

EPA
Pagar los viajes en metro y las compras en tiendas ahora es más difícil para muchos rusos.

“No hay dólares, ni rublos, ¡nada! Bueno, hay rublos, pero no estoy interesado en ellos”, manifesta Anton, que tiene poco más de 20 años y estaba haciendo cola en un cajero automático en Moscú.

“No sé qué hacer ahora. Me temo que nos estamos convirtiendo en Corea del Norte o Irán en este momento”.

Comprar moneda extranjera cuesta a los rusos 50% más que hace una semana y eso si es que pueden conseguirla.

A principios de 2022, US$1 se cotizaba en unos 75 rublos y 1 euro a 80. Pero la guerra ayudó a establecer nuevos récords: en cierto momento de este pasado lunes, US$1 llegó a costar 113 rublos y 1 euro, 127.

Para los rusos, el tipo de cambio rublo-dólar ha sido durante mucho tiempo un tema delicado.

En la década de 1990, tras el colapso de la Unión Soviética, el dólar era la única moneda fuerte en la que los rusos guardaban sus ahorros: la apuesta más segura estaba debajo del colchón.

Cuando el gobierno del presidente Boris Yeltsin dejó de pagar su deuda en 1998, aquellos que habían estado durmiendo con su dinero se sintieron reivindicados.

Sin embargo, durante la década siguiente, varias medidas del banco central ayudaron a tranquilizar a los rusos sobre el rublo.

Los depósitos colocados en moneda rusa comenzaron a crecer y también lo hizo la cantidad de dinero que los rusos invierten en acciones de empresas rusas.

Sin embargo, cada vez que hay incertidumbre, los rusos siempre corren al cajero automático más cercano para retirar dólares.

Esta vez no ha sido diferente.

“Debajo de la almohada”

Tan pronto como se desató la guerra en Ucrania el 24 de febrero, los rusos acudieron en masa a los cajeros automáticos, recordando las lecciones aprendidas en crisis anteriores.

Gente haciendo cola para un cajero en San Petesburgo, el 27 de febrero.

Reuters

Ilya, que tiene poco más de 30 años, acaba de terminar de pagar su hipoteca en Moscú. Dice que no puede mudarse “en el corto plazo”.

“Cuando comenzó la operación en el Donbás, fui al cajero automático y saqué los ahorros que tenía en dólares en Sberbank. Ahora los guardo literalmente debajo de la almohada”.

“El resto de mis ahorros todavía están en los bancos: la mitad en dólares y el resto en rublos. Si las cosas empeoran, retiraré el lote. Tengo miedo porque preveo una ola de robos. Pero estas son las opciones que hay”.

Las imágenes en las redes sociales han mostrado largas colas en cajeros automáticos y casas de cambio en todo el país en los últimos días, con personas preocupadas porque sus tarjetas bancarias pueden dejar de funcionar o que se impondrán límites a la cantidad de efectivo que pueden retirar.

Los dólares y los euros comenzaron a agotarse un par de horas después de la invasión. Desde entonces, han estado disponibles cantidades muy limitadas de esas monedas y hay un límite en la cantidad de rublos que se pueden sacar.

De pie en una cola en Moscú, Evgeny, de 45 años, dijo que quería retirar dinero para pagar su hipoteca.

“Todos los que conozco están ansiosos. Todos están estresados. No tengo ninguna duda de que la vida empeorará. La guerra es horrible”.

“Creo que todos los países emplean dobles raseros y ahora los ‘países grandes’ están midiendo las fortalezas de los demás, decidiendo cuál es mejor. Y todos están sufriendo”.

“Hoy es el primer día que decidí retirar dinero y no tuve ningún problema. Retiré rublos por si acaso”, cuenta Marat, quien tiene 35 años.

“No soy muy bueno pronosticando, pero sospecho que nuestra vida empeorará. El tiempo lo dirá”.

Un formulario

El problema del dinero en efectivo no se limita a Moscú: la gente ha estado corriendo por Perm, Kostromá, Bélgorod y otras ciudades provinciales para conseguir dólares o euros, informa el Servicio Ruso de la BBC.

Rublos

Getty Images
Los rublos son más fáciles de conseguir que los dólares, pero valen menos que antes.

Un especialista informático anónimo incluso creó un bot de Telegram que pregunta automáticamente si hay euros o dólares en los cajeros automáticos de Tinkoff, un popular banco privado, y si es así, comparte la ubicación con los suscriptores.

Muchos han intentado hacer un pedido anticipado de efectivo a través de sus aplicaciones bancarias, una característica del sistema bancario avanzado de Rusia.

El domingo por la noche, cuando se anunciaron las sanciones contra las reservas del Banco Central ruso, todavía se podía usar una aplicación para pedir US$1 por hasta 140 rublos y 1 euro por hasta 150.

Pero el lunes, los clientes del mayor banco respaldado por el Estadode Rusia, Sberbank, le dijeron al Servicio Ruso de la BBC que no podían pedir dinero en efectivo a través de la aplicación; tenían que ir a su oficina y firmar un formulario para hacerlo.

Los bancos niegan que haya escasez de liquidez, y los analistas están de acuerdo con que es más probable que la escasez de efectivo en los cajeros automáticos refleje un intento de evitar una estampida bancaria.

El Kremlin ha dicho que Rusia esperaba estas últimas sanciones y que está lista para enfrentarlas, aunque no ha dicho si las empresas recibirán ayuda adicional, como sucedió durante la pandemia.

Recuerdos de 2014

Pero se espera que los rusos de a pie, muchos de los cuales obtienen su información de la televisión controlada por el Estado (que repite muchas de las líneas del Kremlin), comiencen a notar pronto diferencias en sus vidas.

Gente afuera del Sberbank

EPA
En Sberbank, los dólares deben pedirse firmando un formulario en persona.

Los residentes de Moscú ya están informando de algunas colas en las tiendas de alimentos cuando las personas compran productos que creen que escasearán debido a las subidas de precios o las restricciones comerciales.

Las compañías rusas podrían terminar recortando horas o frenando el ritmo de producción a medida que se imponen las sanciones.

Además de la caída del valor de sus ahorros, se prevé que muchos rusos pierdan sus empleos a medida que la economía se tambalea por quedar aislada de los mercados financieros en Occidente.

Para los rusos, todo esto trae recuerdos de lo que sucedió cuando el presidente Putin anexó Crimea en 2014 y la gente hizo cola durante horas para obtener dinero en efectivo.

Las oficinas de cambio tuvieron que comprar apresuradamente nuevos tableros de tipos de cambio de cinco dígitos cuando los antiguos se quedaron sin espacio.

En aquel entonces, US$1 dólar normalmente costaba entre 30 y 35 rublos, una cantidad impensable en estos días.

Información adicional de Amalia Zatari, del Servicio Ruso de la BBC en Moscú.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_g8wqDqtsSs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.