close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Termina 2018 y México se mantiene como uno de los países más peligrosos para periodistas

Durante el año fueron asesinados nueve comunicadores, según los registros de Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras.
Cuartoscuro
30 de diciembre, 2018
Comparte

Termina el 2018 y los datos confirman que México continúa siendo uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. Durante el año fueron asesinados nueve comunicadores, según los registros de Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras.

A pesar de esto, en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio 2019, hay una disminución de recursos para la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos contra la Liberta de Expresión (FEADLE), que pasó de recibir 17 millones 989 mil pesos en 2018 a 12 millones 889 mil pesos para el próximo año.

México es el tercer país más mortífero para los periodistas a nivel mundial, indica el Balance 2018 de periodistas asesinados, detenidos, secuestrados y desaparecidos en el mundo, elaborado por Reporteros Sin Fronteras, tan solo detrás de Afganistán (15) y Siria (11). El mismo informe señala que México es el país en paz, es decir que no existe un conflicto bélico declarado, donde más reporteros han sido asesinados.

¿Quiénes fueron los periodistas que perdieron la vida en el país? A continuación, un recuento cronológico de los casos ocurridos durante el año:

Carlos Domínguez – Tamaulipas

A los 13 días de haber comenzado el año fue asesinado Carlos Domínguez, el primer comunicador que falleció por una agresión directa en 2018. Domínguez viajaba en automóvil junto con su hija en Nuevo Laredo, Tamaulipas, cuando fue interceptado, obligado a bajar del auto y atacado con un arma punzocortante en al menos 24 ocasiones. Murió al instante.

Su hijo, del mismo nombre, dijo que diversos funcionarios locales que habían sido denunciados por su padre fueron inhabilitados, “no tenía ninguna demanda por decir mentiras y expuso a muchos”, por lo que confirmó que la labor periodística de su padre era la principal línea de investigación.

A finales de marzo fueron detenidas seis personas, presuntos autores intelectuales y materiales del asesinato de Domínguez. De acuerdo con las autoridades, el homicidio podría estar relacionada a su trabajo reporteril por lo que se analizaron y estudiaron 120 publicaciones realizadas por el periodista independiente a lo largo del 2017.

Leslie Ann Pamela Montenegro del Real -Guerrero

Pamela Montenegro era comediante de sátira política y bloguera conocida por su personaje “Nana Pelucas”, fue asesinada a balazos por dos sujetos en Acapulco, Guerrero, el 5 de febrero de este año.

En los videos que publicaba en redes hacía comentarios a favor de funcionarios locales del PRD, aunque en otros también cuestionaba su labor; hacía críticas sobre obras públicas y entrevistaba a servidores. Otro tipo de contenido que realizaba era sobre manualidades y maquillaje.

De acuerdo con la Fiscalía estatal, Montenegro “manejó en su portal, presuntamente, información privilegiada de grupos delictivos” lo que provocó el malestar de algunos líderes; “se tiene conocimiento de que quien ordenó el crimen es el grupo delictivo liderado por Javier Daniel Cervantes, alias el “Barbas”, señaló la dependencia.

En agosto, la Fiscalía de Guerrero anunció la detención de un presunto implicado del homicidio de “Nana Pelucas”, pero Samuel Muñuzuri, viudo de la bloguera, dijo que el detenido no era el responsable del crimen, ya que él presenció el ataque, por lo que podría reconocer a los implicados.

Muñuzuri acusó que Jorge Zuriel De Los Santos Barrila, fiscal general del estado, de impedir las investigaciones y de estar ligado a Jorge Vega Galeana y Miguel Vega García, familiares directos de José Ángel Palacios Galeana, presunto líder del Cártel Independiente de Acapulco, grupo criminal que habría mandado asesinar a “Nana Pelucas”.

Leobardo Vázquez Atzin -Veracruz

El periodista Leobardo López fue asesinado a balazos el 21 de marzo en su domicilio, en el municipio de Gutiérrez Zamora, Veracruz.

Vázquez era periodista en activo, trabajó en La Opinión de Poza Rica y Vanguardia; fue editor y diagramador en el diario Noreste; cofundador de la revista El Portal; director de comunicación social del Ayuntamiento de Papantla y al momento de su homicidio dirigía un sitio web llamado Enlace Gutiérrez Zamora, donde publicaba noticias sobre ese municipio.

A pesar de que la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) de Veracruz pidió a la Fiscalía del estado considerar la actividad periodística de la víctima como la principal línea de investigación, la dependencia señaló que López Atzin se desempeñaba como vendedor de comida y no hizo referencia alguna a su trabajo como comunicador.

Artículo 19 señala que “este deslinde precipitado e irresponsable forma parte de una acción continua por parte de la autoridad encargada de la procuración de justicia en la entidad”.

Juan Carlos Huerta – Tabasco

Juan Carlos Huerta conducía un automóvil BMW cuando hombres que conducían una camioneta le cerraron el paso, le dispararon y lo asesinaron. Esto ocurrió el 15 de mayo en la ranchería Emiliano Zapata en Villahermosa, capital del estado de Tabasco.

Después de años de trabajo como reportero en otros medios de comunicación, Huerta fundó la estación 620 AM Sin Reservas de la cual era directos además de conducir un noticiero, también conducía otro programa de televisión en el canal Notinueve.

Este asesinato se registró el mismo día del primer aniversario luctuoso del periodista Javier Valdez, asesinado en Culiacán, Sinaloa.

José Guadalupe Chan Dzib – Quintana Roo

El 29 de junio, José Guadalupe Chan se encontraba con un amigo en un bar en la comunidad indígena de Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo, cuando un sujeto se acercó al comunicador y le disparó en tres ocasiones, de acuerdo con lo narrado por el acompañante de Chan.

José Guadalupe Chan era reportero del semanario digital Playa News, y de acuerdo con Rubén Pat, director de dicho medio de comunicación, este le comentó que había recibido amenazas y que pidió protección a las autoridades, pero no recibió respuesta, de acuerdo con la agencia AFP.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) señaló que habían obtenido información de las amenazas que sufrió Chan y de la falta de respuesta de las autoridades; la ONU-DH también dijo tener conocimiento de amenazas en contra de otros periodistas de la región, incluído Rubén Pat.

Rubén Pat Cauich – Quintana Roo

La madrugada del 24 de julio a las afueras de un bar de Playa del Carmen, Quintana Roo, el reportero y director del semanario Playa News, Rubén Pat, fue asesinado a balazos.

De acuerdo con la organización Artículo 19, Rubén Pat fue el segundo periodista que a pesar de contar con medidas de protección del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas bajo su resguardo fue atacado y asesinado, el primero fue Cándido Ríos, asesinado el agosto de 2017 en Veracruz.

Mario Leonel Gómez Sánchez – Chiapas

El 21 de septiembre, cuando salía de su casa en el municipio de Yajalón, Chiapas, el periodista Mario Leonel Gómez Sánchez fue atacado por dos hombres armados, recibió impactos de bala en el abdomen y a pesar de que fue atendido por personal médico, murió por la gravedad de las lesiones.

El reportero trabajaba en El Heraldo de Chiapas; compañeros y personas cercanas a él confirmaron a Animal Político que había denunciado amenazas, por lo que la Fiscalía de Chiapas le asignó medidas precautorias, las cuales fueron retiradas tiempo después.

Gómez Sánchez llevaba 8 años como corresponsal con El Heraldo de Chiapas, medio donde cubría información general sobre temas de política, justicias y hechos sociales, mencionó uno de sus compañeros en entrevista con la agencia AFP.

Gabriel Soriano Kuri – Guerrero

Gabriel Soriano, quien laboraba en el área técnica del sistema estatal de noticias Radio y Televisión de Guerrero, además de desempeñarse como locutor, murió el 24 de octubre luego de un ataque a la camioneta de la empresa donde se transportaba.

Soriano regresaba de la transmisión del informe regional del gobernador Héctor Astudillo, que se realizó en el auditorio Fórum Mundo Imperial, en la Zona Diamante de Acapulco, cuando el vehículo donde viajaba fue baleado.

Alejandro Márquez Jiménez – Nayarit

El noveno periodista asesinado durante el 2018, y el primero durante la gestión de Andrés Manuel López Obrador, fue Alejandro Márquez Jiménez. Su cuerpo fue hallado el 2 de diciembre en una brecha al costado de la carretera Tepic-Pantanal, en el estado de Nayarit.

Márquez Jiménez fue colaborador de Lenin Salvador Guardado Negrete, propietario del Diario Crítica, e imprimía un semanario llamado Orión Informativo, el cual en su página electrónica no publica nada de información desde el 29 de noviembre, dos días antes del hallazgo de su cuerpo.

De acuerdo con el diario, la víctima era reconocida como alguien cercano al exalcalde de San Blás, Hilario Ramírez “Layín” y en las pasadas elecciones locales buscó una regiduría, como candidato de Morena, en el municipio de Tuxpan, Nayarit.

Otros reporteros asesinados

El registro tanto de Artículo 19 como de Reporteros Sin Fronteras coincide en el número de homicidios, pero también hubo otros tres comunicadores que no entran en el conteo, ¿por qué? De acuerdo Itzia Miravete, coordinadora de documentación y seguimiento de casos de Artículo 19, la “exigencia y tarea de ver si la agresión tuvo o no un vínculo con la labor periodística es de las instancias investigadoras”, pero se busca entender el contexto en el que se dio la agresión, si la personas estaba publicando o no y qué estaba publicando y qué de su labor pudo haber causado molestia que detonara la agresión.

“Artículo 19 no protege a periodistas per se, sino lo que se pretende es proteger un derecho”, señala Miravate; de acuerdo a su metodología, se buscan elementos que puedan dar a entender que el ataque tuvo alguna relación con la labor periodística.

¿Cuáles son los casos que no se registraron como periodistas asesinados? Alicia Díaz González, reportera de El Financiero Monterrey, fue asesinada por su esposo y su caso es considerado como feminicidio; Héctor González Antonio, corresponsal de Excélsior en Tamaulipas, fue víctima de un asalto y de acuerdo con personas cercanas, del medio y familia, y muerte no estuvo relacionada con su trabajo y Sergio Martínez González, en Chiapas, que fue asesinado a tiros mientras desayunaba con su esposa y que, según testimonios de personas allegadas, no ejercía como periodista desde hace seis años y su muerte podría estar más relacionada con su labor como activista en la frontera sur del país.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Daniel Janzen y Winnie Hallwachs

Costa Rica: cómo 12,000 toneladas de desperdicios de naranjas hicieron un 'milagro verde'

Cerca de 12,000 toneladas de restos de estos cítricos fueron vertidos sobre pastizales degradados en Costa Rica, a mediados de 1990.
Daniel Janzen y Winnie Hallwachs
7 de octubre, 2019
Comparte

Tirar basura en un bosque podría parecer una acción de poca ayuda para el medio ambiente. Sin embargo, eso es exactamente lo que sucedió en Costa Rica.

Más de 1,000 camiones arrojaron 12,000 toneladas de cáscara y pulpa de naranja en pastos áridos de la reserva de Guanacaste, en el norte del país, a mediados de la década de 1990.

Más de dos décadas después, algo sorprendente sucedió.

Un equipo de científicos de la Universidad de Princeton, de Estados Unidos, regresó al área en 2013 y descubrió un aumento del 176% en la biomasa del territorio donde se vertieron los desperdicios.

El área de tres hectáreas que una vez estuvo desierta (y que equivale al tamaño de casi 3 campos de fútbol) se transformó en una exuberante selva tropical.

Pero ¿cómo surgió la idea de hacer algo así? Todo fue parte de un experimento revolucionario de conservación que en algún punto se vio interrumpido.

Un trato “jugoso”

En 1996, los conservacionistas estadounidenses Daniel Janzen y Winnie Hallwachs, ambos ecologistas de la Universidad de Pensilvania, en EE.UU. y consultores de las autoridades ambientales de Costa Rica, se acercaron a la compañía de jugos Del Oro, cuya planta procesadora es vecina a la reserva de Guanacaste.

Este collage hecho por Janzen y Hallwachs muestra el rejuvenecimiento del área gracias a los desperdicios de naranjas.

Daniel Janzen y Winnie Hallwachs
Este collage hecho por Janzen y Hallwachs muestra el rejuvenecimiento del área gracias a los desperdicios de naranjas.

Ellos le ofrecieron a Del Oro un trato quid pro quo: a cambio de donar una gran área de tierra, a la compañía se le permitiría tirar sus cáscaras de naranja y desechos de pulpa en tierras degradadas de pastoreo, en las cercanías de la reserva.

Deshacerse de ese tipo de basura había sido normalmente un dolor de cabeza para la empresa, en términos logísticos.

Janzen y Hallwachs tenían un plan: creían que la biodegradación del desperdicio de esta fruta podría impulsar la recuperación de la selva tropical. Y tenían razón.

Resultados notables

Una comparación entre las tierras cubiertas con las cáscaras y las que no recibieron tratamiento mostró que los residuos de naranja funcionan como fertilizante.

Además de más biomasa, los “vertederos” tenían un suelo más rico, mayores especies de árboles y mayor recubrimiento; en pocas palabras, el área era más verde.

La de los desechos de naranja resultó ser una manera más económica y efectiva de ayudar a los bosques en peligro de extinción.

Los resultados son aún más impresionantes dado que el proyecto de Guanacaste se canceló solo un par de años después de su inicio.

Esta imagen aérea muestra las diferencias entre la tierra revivida por el experimento de las naranjas (derecha) y la tierra que no ha sido tratada (izquierda).

Daniel Janzen y Winnie Hallwachs
Esta imagen aérea muestra las diferencias entre la tierra revivida por el experimento de las naranjas (derecha) y la tierra que no ha sido tratada (izquierda).

En 1998, la asociación entre Del Oro y el Área de Conservación de Guanacaste (ACG) fue impugnada legalmente por TicoFrut, una compañía de jugos rival.

Esta última acusó a Del Oro, entre otras cosas, de “contaminar” un parque nacional.

En 2000, la Corte Suprema costarricense dictaminó que el contrato firmado entre Del Oro y el Ministerio de Medio Ambiente y Energía era ilegal.

“Una orgía de moscas”

Aunque el experimento de Janzen y Hallwachs ha sido reivindicado desde entonces, los científicos no están contentos del todo, pues vieron el proyecto como una oportunidad para que la selva tropical en su conjunto sea más resistente.

“Queríamos crear un cinturón de bosque joven de decenas de hectáreas como protección contra incendios”, le dice Janzen a la BBC.

“Al hablar de áreas tropicales húmedas, el término incendio forestal es incorrecto. Las zonas que se queman son en realidad de pastos o forrajes”.

Seis meses después de ser arrojados, los desechos ya se habían descompuesto y fertilizado el suelo previamente árido.

Daniel Janzen y Winnie Hallwachs
Seis meses después de ser arrojados, los desechos ya se habían descompuesto y habían fertilizado el suelo previamente árido.

La selva tropical intacta no arde, no puede arder. Es demasiado húmeda. Cuando se reforesta y se convierte en un bosque vivo real, no se vuelve a quemar”.

Los estudios de muestras de suelo dejaron en evidencia que ya a los dos años de haber sido arrojados los restos de naranjas, se había enriquecido significativamente.

“Hoy, el sitio está ocupado por un bosque joven muy saludable, mientras que las parcelas de control que no recibieron tratamiento son los mismos pastos agotados de hace un siglo o más”, señala Janzen.

¿Pero cómo funcionó?

Timothy Treuer, el científico de Princeton que dirigió la visita de 2013, dice en broma que la recuperación del bosque es el resultado de una “orgía de moscas”.

“Los desechos orgánicos pueden resolver muchos de estos problemas simultáneamente, al sofocar pastos y malezas y enriquecer y aflojar el suelo, a medida que son descompuestos por las moscas de la fruta nativa y los microorganismos que salen de los bosques locales para disfrutar de este banquete”, le comenta a la BBC.

“Los árboles nativos que alguna vez tuvieron problemas para sobrevivir, de repente tienen la oportunidad de comenzar de nuevo en un entorno mucho más favorable”, agregó el científico de Princeton.

Simple y económico

El proceso, al menos en términos científicos, también es simple y barato.

“El principio es muy fácil: encontrar los residuos orgánicos ricos en nutrientes, encontrar tierras degradadas donde la vegetación invasiva o las condiciones degradadas del suelo estanquen la recuperación del bosque, y combinar los dos”, explica Treuer.

“La restauración de los bosques tropicales a menudo es costosa. La agricultura y otros sectores en los trópicos con frecuencia producen grandes cantidades de subproductos ricos en nutrientes, o que en algunos casos requieren un alto costo neto de eliminación o procesamiento”.

El proyecto fue atacado por el productor rival de jugo TicoFrut, quien afirmó que se estaba "contaminando" un parque nacional y contaminando la tierra.

Daniel Janzen y Winnie Hallwachs
El proyecto fue atacado por el productor rival de jugo TicoFrut, quien afirmó que se estaba “contaminando” un parque nacional y contaminando la tierra.

Pero la batalla legal dejó un sabor amargo.

Cuando se le pregunta sobre el legado del experimento, el tono de Janzen no es optimista.

“Cualquier proyecto puede ser extremadamente sólido en la parte técnica, pero terminar destruido por los deseos de este o aquel elemento social”, dice.

“Los desafíos técnicos en la naturaleza a menudo son muy solubles si se permite la aplicación de soluciones. El gran desafío en la reforestación es tener una sociedad que quiera reforestar”.

La BBC trató de contactar a TicoFrut para obtener comentarios, pero no respondieron.

En la demanda original, la compañía presentó otra razón para su objeción al acuerdo de Guanacaste.

Consideró injusto que Del Oro no se viera obligada a construir una planta de eliminación de desechos al igual que lo fue TicoFrut a mediados de la década de 1990, ante las acusaciones de que los restos de naranja de su planta de jugo estaban contaminando un río.

TicoFrut también afirmó que los desechos de Del Oro estaban envenenando el suelo y los ríos cercanos en Guanacaste, además de crear un caldo de cultivo peligroso para las plagas y las enfermedades derivadas de los cítricos, un argumento refutado por Janzen.

Pelea legal

“El litigio iniciado por TicoFrut siguió la guía de un especialista al que, por supuesto, se le pagó por atacar a Del Oro”, cuenta Daniel Janzen.

Treuer también expresa frustración al respecto.

Los desechos de naranja se descompusieron gracias al trabajo de las larvas de moscas, los hongos y los microbios.

Daniel Janzen y Winnie Hallwachs
Los desechos de naranja se descompusieron gracias al trabajo de las larvas de moscas, los hongos y los microbios.

“Como científico, es frustrante cuando las posibles soluciones a los principales desafíos se obstruyen, obstaculizan o evitan por preocupaciones infundadas, particularmente cuando esas preocupaciones surgen de intereses corporativos”.

Sin embargo, el científico ve consuelo en el limitado éxito del proyecto.

“Independientemente de lo que sucedió, existen razones de peso para esperar que los desechos agrícolas mínimamente procesados ​​(y por lo tanto de bajo costo) puedan utilizarse para acelerar la restauración de los bosques tropicales”, concluye Treuer.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc&t=39s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.