Termina 2018 y México se mantiene como uno de los países más peligrosos para periodistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Termina 2018 y México se mantiene como uno de los países más peligrosos para periodistas

Durante el año fueron asesinados nueve comunicadores, según los registros de Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras.
Cuartoscuro
30 de diciembre, 2018
Comparte

Termina el 2018 y los datos confirman que México continúa siendo uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. Durante el año fueron asesinados nueve comunicadores, según los registros de Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras.

A pesar de esto, en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio 2019, hay una disminución de recursos para la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos contra la Liberta de Expresión (FEADLE), que pasó de recibir 17 millones 989 mil pesos en 2018 a 12 millones 889 mil pesos para el próximo año.

México es el tercer país más mortífero para los periodistas a nivel mundial, indica el Balance 2018 de periodistas asesinados, detenidos, secuestrados y desaparecidos en el mundo, elaborado por Reporteros Sin Fronteras, tan solo detrás de Afganistán (15) y Siria (11). El mismo informe señala que México es el país en paz, es decir que no existe un conflicto bélico declarado, donde más reporteros han sido asesinados.

¿Quiénes fueron los periodistas que perdieron la vida en el país? A continuación, un recuento cronológico de los casos ocurridos durante el año:

Carlos Domínguez – Tamaulipas

A los 13 días de haber comenzado el año fue asesinado Carlos Domínguez, el primer comunicador que falleció por una agresión directa en 2018. Domínguez viajaba en automóvil junto con su hija en Nuevo Laredo, Tamaulipas, cuando fue interceptado, obligado a bajar del auto y atacado con un arma punzocortante en al menos 24 ocasiones. Murió al instante.

Su hijo, del mismo nombre, dijo que diversos funcionarios locales que habían sido denunciados por su padre fueron inhabilitados, “no tenía ninguna demanda por decir mentiras y expuso a muchos”, por lo que confirmó que la labor periodística de su padre era la principal línea de investigación.

A finales de marzo fueron detenidas seis personas, presuntos autores intelectuales y materiales del asesinato de Domínguez. De acuerdo con las autoridades, el homicidio podría estar relacionada a su trabajo reporteril por lo que se analizaron y estudiaron 120 publicaciones realizadas por el periodista independiente a lo largo del 2017.

Leslie Ann Pamela Montenegro del Real -Guerrero

Pamela Montenegro era comediante de sátira política y bloguera conocida por su personaje “Nana Pelucas”, fue asesinada a balazos por dos sujetos en Acapulco, Guerrero, el 5 de febrero de este año.

En los videos que publicaba en redes hacía comentarios a favor de funcionarios locales del PRD, aunque en otros también cuestionaba su labor; hacía críticas sobre obras públicas y entrevistaba a servidores. Otro tipo de contenido que realizaba era sobre manualidades y maquillaje.

De acuerdo con la Fiscalía estatal, Montenegro “manejó en su portal, presuntamente, información privilegiada de grupos delictivos” lo que provocó el malestar de algunos líderes; “se tiene conocimiento de que quien ordenó el crimen es el grupo delictivo liderado por Javier Daniel Cervantes, alias el “Barbas”, señaló la dependencia.

En agosto, la Fiscalía de Guerrero anunció la detención de un presunto implicado del homicidio de “Nana Pelucas”, pero Samuel Muñuzuri, viudo de la bloguera, dijo que el detenido no era el responsable del crimen, ya que él presenció el ataque, por lo que podría reconocer a los implicados.

Muñuzuri acusó que Jorge Zuriel De Los Santos Barrila, fiscal general del estado, de impedir las investigaciones y de estar ligado a Jorge Vega Galeana y Miguel Vega García, familiares directos de José Ángel Palacios Galeana, presunto líder del Cártel Independiente de Acapulco, grupo criminal que habría mandado asesinar a “Nana Pelucas”.

Leobardo Vázquez Atzin -Veracruz

El periodista Leobardo López fue asesinado a balazos el 21 de marzo en su domicilio, en el municipio de Gutiérrez Zamora, Veracruz.

Vázquez era periodista en activo, trabajó en La Opinión de Poza Rica y Vanguardia; fue editor y diagramador en el diario Noreste; cofundador de la revista El Portal; director de comunicación social del Ayuntamiento de Papantla y al momento de su homicidio dirigía un sitio web llamado Enlace Gutiérrez Zamora, donde publicaba noticias sobre ese municipio.

A pesar de que la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) de Veracruz pidió a la Fiscalía del estado considerar la actividad periodística de la víctima como la principal línea de investigación, la dependencia señaló que López Atzin se desempeñaba como vendedor de comida y no hizo referencia alguna a su trabajo como comunicador.

Artículo 19 señala que “este deslinde precipitado e irresponsable forma parte de una acción continua por parte de la autoridad encargada de la procuración de justicia en la entidad”.

Juan Carlos Huerta – Tabasco

Juan Carlos Huerta conducía un automóvil BMW cuando hombres que conducían una camioneta le cerraron el paso, le dispararon y lo asesinaron. Esto ocurrió el 15 de mayo en la ranchería Emiliano Zapata en Villahermosa, capital del estado de Tabasco.

Después de años de trabajo como reportero en otros medios de comunicación, Huerta fundó la estación 620 AM Sin Reservas de la cual era directos además de conducir un noticiero, también conducía otro programa de televisión en el canal Notinueve.

Este asesinato se registró el mismo día del primer aniversario luctuoso del periodista Javier Valdez, asesinado en Culiacán, Sinaloa.

José Guadalupe Chan Dzib – Quintana Roo

El 29 de junio, José Guadalupe Chan se encontraba con un amigo en un bar en la comunidad indígena de Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo, cuando un sujeto se acercó al comunicador y le disparó en tres ocasiones, de acuerdo con lo narrado por el acompañante de Chan.

José Guadalupe Chan era reportero del semanario digital Playa News, y de acuerdo con Rubén Pat, director de dicho medio de comunicación, este le comentó que había recibido amenazas y que pidió protección a las autoridades, pero no recibió respuesta, de acuerdo con la agencia AFP.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) señaló que habían obtenido información de las amenazas que sufrió Chan y de la falta de respuesta de las autoridades; la ONU-DH también dijo tener conocimiento de amenazas en contra de otros periodistas de la región, incluído Rubén Pat.

Rubén Pat Cauich – Quintana Roo

La madrugada del 24 de julio a las afueras de un bar de Playa del Carmen, Quintana Roo, el reportero y director del semanario Playa News, Rubén Pat, fue asesinado a balazos.

De acuerdo con la organización Artículo 19, Rubén Pat fue el segundo periodista que a pesar de contar con medidas de protección del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas bajo su resguardo fue atacado y asesinado, el primero fue Cándido Ríos, asesinado el agosto de 2017 en Veracruz.

Mario Leonel Gómez Sánchez – Chiapas

El 21 de septiembre, cuando salía de su casa en el municipio de Yajalón, Chiapas, el periodista Mario Leonel Gómez Sánchez fue atacado por dos hombres armados, recibió impactos de bala en el abdomen y a pesar de que fue atendido por personal médico, murió por la gravedad de las lesiones.

El reportero trabajaba en El Heraldo de Chiapas; compañeros y personas cercanas a él confirmaron a Animal Político que había denunciado amenazas, por lo que la Fiscalía de Chiapas le asignó medidas precautorias, las cuales fueron retiradas tiempo después.

Gómez Sánchez llevaba 8 años como corresponsal con El Heraldo de Chiapas, medio donde cubría información general sobre temas de política, justicias y hechos sociales, mencionó uno de sus compañeros en entrevista con la agencia AFP.

Gabriel Soriano Kuri – Guerrero

Gabriel Soriano, quien laboraba en el área técnica del sistema estatal de noticias Radio y Televisión de Guerrero, además de desempeñarse como locutor, murió el 24 de octubre luego de un ataque a la camioneta de la empresa donde se transportaba.

Soriano regresaba de la transmisión del informe regional del gobernador Héctor Astudillo, que se realizó en el auditorio Fórum Mundo Imperial, en la Zona Diamante de Acapulco, cuando el vehículo donde viajaba fue baleado.

Alejandro Márquez Jiménez – Nayarit

El noveno periodista asesinado durante el 2018, y el primero durante la gestión de Andrés Manuel López Obrador, fue Alejandro Márquez Jiménez. Su cuerpo fue hallado el 2 de diciembre en una brecha al costado de la carretera Tepic-Pantanal, en el estado de Nayarit.

Márquez Jiménez fue colaborador de Lenin Salvador Guardado Negrete, propietario del Diario Crítica, e imprimía un semanario llamado Orión Informativo, el cual en su página electrónica no publica nada de información desde el 29 de noviembre, dos días antes del hallazgo de su cuerpo.

De acuerdo con el diario, la víctima era reconocida como alguien cercano al exalcalde de San Blás, Hilario Ramírez “Layín” y en las pasadas elecciones locales buscó una regiduría, como candidato de Morena, en el municipio de Tuxpan, Nayarit.

Otros reporteros asesinados

El registro tanto de Artículo 19 como de Reporteros Sin Fronteras coincide en el número de homicidios, pero también hubo otros tres comunicadores que no entran en el conteo, ¿por qué? De acuerdo Itzia Miravete, coordinadora de documentación y seguimiento de casos de Artículo 19, la “exigencia y tarea de ver si la agresión tuvo o no un vínculo con la labor periodística es de las instancias investigadoras”, pero se busca entender el contexto en el que se dio la agresión, si la personas estaba publicando o no y qué estaba publicando y qué de su labor pudo haber causado molestia que detonara la agresión.

“Artículo 19 no protege a periodistas per se, sino lo que se pretende es proteger un derecho”, señala Miravate; de acuerdo a su metodología, se buscan elementos que puedan dar a entender que el ataque tuvo alguna relación con la labor periodística.

¿Cuáles son los casos que no se registraron como periodistas asesinados? Alicia Díaz González, reportera de El Financiero Monterrey, fue asesinada por su esposo y su caso es considerado como feminicidio; Héctor González Antonio, corresponsal de Excélsior en Tamaulipas, fue víctima de un asalto y de acuerdo con personas cercanas, del medio y familia, y muerte no estuvo relacionada con su trabajo y Sergio Martínez González, en Chiapas, que fue asesinado a tiros mientras desayunaba con su esposa y que, según testimonios de personas allegadas, no ejercía como periodista desde hace seis años y su muerte podría estar más relacionada con su labor como activista en la frontera sur del país.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Karol Czinege/EyeEm/Getty Images

¿Por qué nos gusta tanto la comida crujiente? (y cómo el sonido se convirtió en el sabor olvidado)

Decimos que comemos con los ojos, ¿pero sabías que también puedes comer con los oídos? Por extraño que parezca, los sonidos - y especialmente lo crujiente y crocante - tienen mucho que ver con la experiencia culinaria.
Karol Czinege/EyeEm/Getty Images
18 de octubre, 2020
Comparte

El sonido es el sabor olvidado. No solo comemos con la boca, con la nariz o con los ojos. También lo hacemos con el oído.

Lo dice el experto en psicología experimental Charles Spence, que lleva casi dos décadas investigando cómo nuestro cerebro procesa información de cada uno de nuestro sentidos, y cómo comprender eso puede ayudarnos a diseñar mejores alimentos (o unos que nos agraden más).

“Desde el crujido de la comida, hasta el ruido del empaquetado, el roce de la cuchara en el plato o la música que escuchamos mientras comemos; todos los sonidos afectan a nuestra experiencia culinaria, unos más que otros, y también al sabor”, le cuenta a BBC Mundo.

Spence, autor de Gastrophysics: the new science of eating (“Gastrofísica: La nueva ciencia de la comida“, 2017), dirige el laboratorio Crossmodal Research de la Universidad de Oxford, Reino Unido, integrado por especialistas en psicología, neurociencia y cocina. También colabora con chefs de renombre -como el español Ferrán Adriá o el británico Heston Blumenthal- para crear experiencias culinarias “multisensoriales”.

Y es que, según el científico, comer es una experiencia mucho más multisensorial de lo que solemos reconocer, sobre todo a nivel auditivo.

No es el único que lo piensa. “Hay varias cosas que nos hacen sentirnos satisfechos con la comida: el olor, el gusto y la textura, en la que incluimos el sonido”, le dice a BBC Mundo la consultora en alimentación Amanda Miles-Ricketts. “Y no hay nada más satisfactorio que algo crujiente o crocante”.

"No importa que música escuches: hay un sabor que seguro combina bien con ella".", Source: Charles Spence, Source description: psicólogo experimental, Universidad de Oxford, Image:

Precisamente, la preferencia del ser humano por lo crujiente es algo que lleva años fascinando a Spence.

Uno de sus mayores logros es haber creado un ruido electrónicamente modificado de la papa frita para convencer al consumidor de que era más crujiente. Fue un experimento que surgió de la pregunta de si el sabor de una papa frita sería diferente si alteramos su crujido. Y resultó que sí.

La Universidad de Harvard le entregó por ello un Ig Nobel, una parodia del prestigioso galardón “para hacer reír, y luego pensar”.

Pero la cuestión de por qué nos gusta tanto la comida crujiente tiene un trasfondo más serio de lo que parece.

niño comiendo alitas de pollo

Chakarin Wattanamongkol/Getty Images
¿Te entró el apetito?

“Cuando hicimos ese experimento en 2009 era difícil creer que habría interés en el tema, pero desde entonces han surgido muchos trabajos y experimentos para combinar diferentes sonidos y sabores”.

¿Qué nos pasa con la comida crujiente?

“La comida rápida suele ser crujiente, crocante, casi siempre ruidosa”, dice Spence. “A nadie le gusta la idea de una papa frita esponjosa, incluso aunque sepamos que tiene todos los elementos que le dan ese sabor”, comenta el psicólogo.

En su laboratorio de Oxford, ha podido demostrar que las diferentes frecuencias de crujidos pueden alterar cómo percibimos su sabor o incluso que algunos alimentos nos parezcan de mejor o de peor calidad.

“Es una reacción instantánea en nuestro cerebro”, dice Spence. “Todavía estamos investigando por qué nos atrae tanto lo crujiente, pero existen varias teorías”.

“Una de ellas parte de que las verduras y los vegetales más ‘ruidosos’ suelen ser más frescos (y viceversa), por lo que asociamos lo crujiente con lo saludable“.

“Por otro lado (y paradójicamente), algunos alimentos crujientes -como las galletas, los cereales o las frituras- suelen tener un alto contenido en grasa…. y a nuestro cerebro le gusta la idea de grasa, lo cual explicaría nuestra preferencia por ese sonido”.

cereales

Getty Images
Cuando comes algo crujiente, prestas más atención a lo que ocurre dentro de tu boca.

A Miles-Ricketts -que tiene una marca propia de tés especializada en salud y bienestar que lanzó tras sufrir problemas en la piel- le preocupa eso. “Al margen de las manzanas, que obviamente son saludables, los alimentos poco saludables y adictivos que no son naturales suelen ser crujientes. No es pura coincidencia“.

“Finalmente”, añade Spence, “otra teoría que surgió hace un par de años es que cuando empezamos a degustar algo nos suele resultar más sabroso, y nuestro cerebro se va adaptando y desconectando a medida que le parece menos ‘interesante’, pero cuando comes algo ruidoso eso dirige tu atención hacia tu boca, lo cual ayuda a que el sabor se quede por más tiempo”.

Eso significaría que puede que nos guste más la comida crujiente porque sentimos que su sabor dura más.

Pero la cuestión de la experiencia sensorial -y sonora- de la comida va más allá de lo crujiente.

Maridaje fonético

“Piensa en el sonido cuando abres una lata, una botella, el corcho del vino o incluso el del microondas. Todo ello afecta a nuestra experiencia y a cómo percibimos el sabor”, explica Spence. “No es casualidad que las papas fritas se vendan en bolsas de plástico especialmente ruidosas; es puro marketing intuitivo”.

Y así como los ruidos afectan al sabor, también lo hace la música.

"Los alimentos poco saludables y adictivos que no son naturales suelen ser crujientes".", Source: Amanda Miles-Ricketts, Source description: consultora en alimentación y fundadora de Niche Tea, Image:

Spence y su equipo han investigado cómo los sabores dulces y agrios suelen asociarse con notas de alta frecuencia, mientras que los amargos equivalen a notas de baja frecuencia.

“Si, por ejemplo, escuchas cierta música mientras tomas una taza de café o comes una porción de chocolate, puedes intensificar su dulzura“, explica Spence.

Es lo que él llama “sazonar fonéticamente” la comida.

El científico asegura que muchas marcas y músicos se han interesado por esta técnica y ya están poniendo en prácticas maneras de combinar sabores y sonidos para mejorar la experiencia culinaria y responder a la pregunta de “cuál es el sonido de su sabor”.

Miles-Ricketts cree que cada vez más actores en la industria alimentaria tienen en cuenta la “funcionalidad y el propósito de sus productos” y el hecho de que la alimentación es “una experiencia multisensorial”.

papas fritas

Getty Images
¡Ese “crunch” es muy deseable!

“Podríamos incluso aprovechar esto para comer de forma más saludable”, propone Spence. “Podríamos comer con menos azúcar si añadimos un poco de ‘música dulce’ para sazonar alimentos, en lugar de la alta música de algunos restaurantes que, de hecho, suprime nuestra capacidad de saborear adecuadamente”.

“Así como maridamos ciertos alimentos con ciertos vinos, podemos maridar sabores con sonidos y formas“.

“Muchos nunca habrían imaginado que la música puede alterar el sabor de la comida, pero es todo un nuevo campo por explorar. ¿Por qué no maridar un sabor con un sonido?”

“No importa que música escuches: hay un sabor que seguro combina bien con ella”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Yd02AZz63Sw

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.