Extranjeros que soliciten asilo en EU se quedarán en México; INM dice que no hay capacidad para recibirlos

Las personas que deseen pedir asilo en suelo estadounidense tendrán que esperar en México con una visa humanitaria donde se les permitirá hasta conseguir empleo. El INM asegura que no hay condiciones para recibirlos y que antes debe cambiar la legislación migratoria.

Extranjeros que soliciten asilo en EU se quedarán en México; INM dice que no hay capacidad para recibirlos
Imagen: Guillermo Arias / AFP

El gobierno de Estados Unidos anunció un nuevo protocolo de protección migratoria que asegura es “histórica” y en el que México tendrá que recibir a los extranjeros que soliciten asilo al gobierno estadounidense.

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés), su titular Kirstjen M. Nielsen informó que estas personas seguirán su proceso en México a fin de aminorar lo que denominan “crisis de migración ilegal” que vive su país.

Una de las principales quejas del gobierno es que cuando las persona solicitan un permiso para ingresar al territorio estadounidense, “desaparecen” y permanecen de manera ilegal, lo que hace que las personas puedan violar fácilmente las leyes locales.

Por ello, quienes soliciten asilo serán enviadas a México mientras esperan una decisión de la Corte, lo que reducirá de manera considerable la migración ilegal.

Nielsen dijo que la decisión quita uno de los principales incentivos para que las personas se lancen a un peligroso viaje hacia Estados Unidos motivado por el “sueño americano”.

Aunque México reafirmó su derecho soberano de admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio, señaló que en beneficio de las personas migrantes, en particular a los menores de edad, autorizará, por razones humanitarias y de manera temporal, el ingreso de ciertas personas extranjeras procedentes de Estados Unidos.

“El gobierno mexicano reitera que toda persona extranjera deberá observar la Ley mientras se encuentra en territorio nacional”, señaló la Cancillería.

Sin embargo, el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén, dijo a Animal Político que el Instituto no tiene, por ahora, la capacidad para recibir a los migrantes extranjeros que Estados Unidos devuelva, y que, además, debería realizarse primero adecuaciones a la ley migratoria mexicana.

“Uno, por lo pronto, el Instituto no tiene la capacidad operativa para recibir a los mexicanos en nuestra frontera. Y dos, tampoco hay el marco jurídico adecuado. Por consiguiente, en el corto plazo no podemos hacerlo”, subrayó Guillén.

Ayer miércoles, durante la presentación de la nueva política migratoria de México, el subsecretario de Migración y Derechos Humanos, Alejandro Encinas, fue cuestionado sobre si el gobierno de López Obrador aceptaría convertir a México en ‘tercer país seguro’ para Estados Unidos, a lo que éste respondió tajante que “de ninguna manera”.

Es decir, que México no aceptaría que personas solicitantes de la condición de refugiado en Estados Unidos, y que hayan anteriormente pasado por el territorio mexicano, sean deportadas (o ‘readmitidas) a México, para que permanezcan aquí mientras se tramita su solicitud.

Quienes se queden en México deberán cumplir ciertas condiciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE):

1.- Se autorizará de manera humanitaria y temporal el ingreso de algunos extranjeros, siempre y cuando cuenten con un citatorio para presentarse ante un juez migratorio.

2.- Quienes hayan recibido lo antes mencionado, estarán en México en calidad de “estancia por razones humanitarias”, lo que les permitirá entrada y salida libre del país.

3.- Dichas personas tendrán un trato sin discriminación y podrán inclusive contar con un permiso de trabajo, a fin de que puedan contar con ingresos mientras su situación jurídica en los Estados Unidos es resuelta.

4.- Se coordinarán para que las personas que cuenten con su citatorio tengan acceso a información y apoyo legal, a fin de evitar que su situación en el país sea de vulnerabilidad.

Este trabajo en conjunto es para que las personas que solicitan asilo lo hagan de una manera más fácil y con respeto a sus derechos humanos.

¿Qué motivó la decisión de EU?

El DHS explicó que en un periodo de cinco años el número de personas extranjeras que han solicitado asilo en los EU aumentó 2000% reclamando la falta de seguridad en la que viven en su país de origen.

Actualmente aseguran tener más de 786,000 casos pendientes que han tenido una respuesta lenta por la sobrecarga de trabajo que esto ha significado.

¿Cómo será el proceso?

  • Cuando una persona intente ingresar a los EU ya no estarán en territorio nacional mientras deciden su situación jurídica.
  • Una vez tomados sus datos, se les realizará una “notificación de comparecencia”, el cual será atendido en un tribunal de inmigración que revise su caso.
  • Mientras dure el proceso, las personas tendrán una visa humanitaria que les permitirá estar en territorio mexicano con la protección correspondiente e inclusive la oportunidad de poder tener trabajo.
  • Una vez la decisión emitida por un juez y sea positiva, las personas podrán ingresar al territorio estadounidense.

¿Qué beneficios tendrán?

  • Una disminución de solicitudes.
  • Que las personas que se encuentren en medio de una decisión jurídica no huyan al interior de los EU.
  • Las poblaciones que sean consideradas vulnerables podrán esperar con una protección más humana en México.

Por su parte, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó en un comunicado que “toma nota de los anuncios realizados por los gobiernos de Estados Unidos y de México sobre nuevos protocolos para procesar solicitudes de asilo”, aunque dijo, nunca fueron informados de manera directa acerca de los cambios divulgados.

“Estamos analizando las declaraciones realizadas por ambos gobiernos acerca de este nuevo arreglo sobre el procesamiento de solicitudes de asilo. También estamos estudiando las implicaciones que pudiera tener para las personas que necesitan protección internacional”, señaló.

La Agencia refrendó su posición de que “la seguridad fronteriza y la protección internacional de las personas no son mutuamente excluyentes”.

“Cualquier persona forzada a huir de la violencia y la persecución debe tener acceso a territorio seguro y a un procedimiento de asilo eficiente y humano”, finalizó.

(Con información del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos). 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios