Gobierno de CDMX incumple con recomendación del caso Narvarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Gobierno de CDMX incumple con recomendación del caso Narvarte

La Procuraduría de la Ciudad debía cumplir con 16 puntos recomendatorios, pero a casi año y medio de distancia no ha completado uno solo.
Cuartoscuro Archivo
5 de diciembre, 2018
Comparte

En julio de 2017, el gobierno capitalino encabezado por Miguel Ángel Mancera aceptó en su totalidad la recomendación que la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad (CDHDF) emitió por las graves irregularidades ocurridas en la investigación del multifeminicidio de cuatro mujeres y el homicidio de un periodista en un departamento de la colonia Narvarte en 2015. Pero hasta ahora, dicha recomendación no se ha cumplido.

Así lo señala un reporte oficial de la CDHDF sobre el seguimiento de esta recomendación, el cual muestra un avance promedio de apenas 31 por ciento en el cumplimiento global de la misma, sin que uno solo de los 16 puntos dirigidos a la Procuraduría de la ciudad –dependiente del gobierno capitalino- se haya cubierto al cien por ciento. Incluso, hay algunos donde el estatus de avance es del cero por ciento.

Los abogados de las víctimas confirmaron que al día de hoy ninguna de los puntos recomendatorios se ha cumplido. Entre esos puntos está elaborar un plan de investigación que permita agotar distintas líneas abiertas y esclarecer la verdad de lo ocurrido, así como reconocer públicamente la responsabilidad en las anomalías de la investigación y pedir perdón a las víctimas.

“La recomendación está absolutamente incumplida, no hay ni un punto que podamos establecer como resuelto o como cumplido de parte del gobierno de la ciudad lo que es lamentable. Ocurre lo de otras recomendaciones: la aceptan porque si no vendría un recurso de impugnación pero en la práctica no se ha hecho casi nada. El Caso Narvarte reveló problemas estructurales y que se tienen que corregir en la procuración de justicia, pero lamentablemente no se  ha hecho”, dijo Karla Michelle Salas, una de las abogadas.

Por su parte, la Procuraduría capitalina reconoció a Animal Político que no ha cumplido a cabalidad con toda la recomendación, aunque dijo que ha enviado pruebas de haber cumplido con seis puntos recomendatorio, sin que la CDHDF les haya dado respuesta. También señaló que son las víctimas las que no han aceptado hasta ahora las propuestas que se han planteado sobre indemnización y disculpa pública.

El multihomicidio en la colonia Narvarte (conocido como caso Narvarte) ocurrió el 31 de julio de 2015 en un departamento de la calle Luz Saviñón. Las víctimas (la defensora de derechos humanos Nadie Vera, la estudiante Yesenia Quiroz, la trabajadora Alejandra Negrete,  la modelo Mile Virginia y el fotoperiodista Rubén Espinosa) fueron asesinadas de disparos de armas de fuego en la cabeza. Algunos además padecieron tortura antes de ser asesinados.

Se trató de un crimen que afectó, en un solo hecho, a tres grupos vulnerables: los defensores de derechos humanos, los periodistas y las mujeres. Pese a ello, la CDHDF concluyó que la Procuraduría hizo una investigación plagada de ineficiencias, que no solo no esclareció lo ocurrido (pese a haber tres detenidos) sino que  su vez violó por lo menos cinco derechos fundamentales de las víctimas y sus familias.

“La administración de Miguel Ángel Mancera tuvo la oportunidad de  resolver con los más altos estándares este caso que afectó a tantos grupos vulnerables pero no lo hizo y queda como uno de los grandes fracasos. Pero a partir de este 5 de diciembre esa responsabilidad es ahora del gobierno de Claudia Sheinbaum que esperamos que cumpla con esto”, dijo la abogada Salas.

A continuación se mencionan algunos de los principales puntos de esta recomendación y el estatus de cumplimiento en el que se encuentran reportado por la CDHDF, así como el análisis de los abogados. También se detalla la posición oficial de la PGJDF en el caso.

Punto recomendatorio:

Preparar un plan de investigación para esclarecer el caso

Grado de avance: 67%

La CDHDF había pedido a la Procuraduría de la ciudad que en un plazo no mayor a los 90 días elaborara un “plan integral de investigación” a través del cual se subsanaran las deficiencias registradas hasta ahora, y se exploraran todas las líneas de investigación abiertas que permitieran esclarecer el motivo del multihomicidio y la verdad de lo ocurrido.

Pero hasta la fecha ya pasaron cerca de 500 días sin que dicho plan se haya terminado de diseñar y menos de implementar.

Karla Salas explicó que el grado de avance que se reporta en el cumplimiento de este punto tampoco obedece a un trabajo que haya hecho por iniciativa propia la Procuraduría, sino a un documento con diligencias que los propios abogados que representan a las víctimas solicitaron y que incluso tuvieron que ampararse para que se lleven a cabo.

“Hay un primer borrador elaborado por la procuraduría local que se reduce a un listado de diligencias pendientes por realizar y es todo (…) Con un amparo ganamos que se hicieron algunas diligencias, y parte es lo que presenta ahora como un plan de investigación es eso. Pero ese documento dista mucho de ser un plan”, dijo la abogada.

Punto recomendatorio:

Agotar todas las líneas de investigación del caso, incluidas las relacionadas con la actividad de las víctimas

Grado de avance: 17%

La Comisión pidió a la Procuraduría que realice las acciones necesarias para verificar todas las posibles líneas de investigación y móviles del homicidio, entre ellas lo relacionado con el trabajo de activismo de Nadie Vera y de periodismo de Rubén Espinosa, quienes semanas antes del homicidio abandonaron Veracruz acusando persecución del gobierno de Javier Duarte.

El avance en el cumplimiento de este punto es mínimo. No llega ni a 20 por ciento. Salas subrayó que mientras no se desahoguen las líneas de investigación pendientes en el cado, no se puede cumplir el derecho a la verdad que marca la Constitución y por ende el caso está en la impunidad.

“Hay tres personas detenidas que la Procuraduría dice que fueron los asesinos pero es todo. No sabemos quién es el autor intelectual, no hay un móvil esclarecido. Hay cabos sueltos como las armas utilizadas y si se usaron silenciadores o no, lo que a su vez podría vincular el caso con delincuencia organizada. Pero nada de eso tiene respuesta a más de tres años del caso”, dijo Salas.

Punto recomendatorio:

Investigar y sancionar a funcionarios responsables de haber filtrado datos del caso, entre otras irregularidades

Grado de avance: 17%

La Comisión pidió a la Procuraduría investigar y sancionar administrativa y/o penalmente a los funcionarios ligados a la investigación que ilegalmente filtraron datos de la misma, situación que, entre otras cosas, contribuyó a revictimizar a las personas que fueron asesinadas, afectando además el sentido de la indagatoria. Esto entre otras irregularidades,

La Comisión había solicitado que en un plazo de 30 días se tuvieran avances al respecto pero, hasta el día de hoy, se reporta un cumplimiento mínimo.

La abogada Karla Michelle Salas dijo que sobre este tema las víctimas no tienen ningún tipo de claridad ya que la Procuraduría es omisa en dar detalles de la investigación interna que lleva a cabo. Dijo que solo supieron del caso de un policía de investigación que fue detenido pero que ya quedó libre.

“Aquí más bien parece lo contrario. Parece que la negligencia e ineptitud se premia, el propio subprocurador de averiguaciones previas centrales (Edmundo Garrido) que estuvo al frente del caso lo volvieron Procurador. Y luego había un encargado, un coordinador de agentes del MP que lo cambiaron y lo volvieron jefe antisecuestros. Ningún castigo para nada” dijo la abogada.

Punto recomendatorio:

Reconocimiento público de responsabilidad y perdón a las víctimas

Grado de avance: 26%

La CDHDF le pidió a la Procuraduría capitalina que en un plazo no mayor a 60 días hiciera un acto de reconocimiento público de las responsabilidades en que incurrió al desarrollar una investigación deficiente, y admitiera la afectación que esto ocasionó a las víctimas indirectas, es decir, a los hermanos, hijos y padres de las personas asesinadas en los hechos.

Dicho plazo ya se venció hace más de un año y hasta ahora el evento no se ha realizado. La CDHDF reporta un escaso avance en el cumplimiento de este punto recomendatorio.

De acuerdo con Karla Salas, uno de los elementos que ha atorado este tema es que el procurador en la gestión de Mancera, Edmundo Garrido, se negó a encabezar este acto, pese a que él estuvo a cargo inicialmente del caso y a que era el máximo funcionario de la dependencia.

A ello se suma, explica la abogada, que la redacción que se había propuesto hacía parecer a este reconocimiento como un trámite para cumplir con la recomendación y no como una aceptación honesta de responsabilidad.

Punto recomendatorio:

Indemnizar a las víctimas por daño material e inmaterial

Grado de avance: 22%

La recomendación dio un plazo de 120 días a la Procuraduría para que indemnizara integralmente a las víctimas, y estableció diversas circunstancias que tenían que tomarse en cuenta para el cálculo de las mismas, como la situación económica de los familiares cercanos a las personas asesinadas, el grado de vulnerabilidad, etcétera.

Hasta ahora dicha indemnización no se ha otorgado y el grado de avance es apenas de 22 por ciento. Karla Salas explicó parte de la situación que ha complicado que este apoyo se otorgue:

“Se hizo una presentación de una propuesta de la procuraduría que no cumplía con ningún tipo de estándares en derechos humanos. Una indemnización no es un enriquecimiento de las familias sino un reconocimiento, pero no quieren indemnizar a todas las personas que son las victimas indirectas, solo a determinados hermanos y no a todos”, sostuvo la abogada.

Punto recomendatorio:

Proporcionar tratamiento y acompañamiento sicológico

Grado de avance: 0%

Dado que la actuación y negligencias en la que incurrieron los funcionarios de la Procuraduría terminó revictimizando a los familiares de las personas asesinadas, causándoles afectaciones emocionales, entre otras la Comisión ordenó que se brindaran todos los apoyos para darles tratamiento sicológicos.

Pero nada de eso ha ocurrido y al día de hoy el avance es de cero por ciento. La abogada de las víctimas confirmó que dicho apoyo ha sido simplemente inexistente.

Punto recomendatorio:

Actualizar protocolo para indagar feminicidios y homicidios a periodistas

Grado de avance: 40%

La CDHDF pidió a la procuraduría hacer una extensa revisión de los protocolos que aplica para la investigación de los feminicidios y crímenes contra periodistas, y que evidentemente no funcionaron adecuadamente en el caso Narvarte. Dio 60 días para ello pero hasta la fecha, el indicador de avance en este tema no llega ni a la mitad.

“Si están realmente trabajando en este proceso lo están haciendo bajo sus propios criterios, sin buscar por ejemplo la asesoría de organizaciones especializadas. Y eso suponiendo que realmente se esté cumpliendo con este punto, cosa que nosotros desconocemos”, comentó Salas.

Punto recomendatorio:

Fortalecer mecanismos de seguridad de las investigaciones para evitar filtraciones

Grado de avance: 33%

Luego de que la Comisión confirmara que en la investigación del Caso Narvarte se filtraron ilegalmente fotografías y detalles de la indagatoria, aun cuando ni siquiera habían sido comunicados a los abogados de las víctimas a los familiares, se pidió a la Procuraduría elaborar un mecanismo de control para que ello no suceda en ningún caso.

Pero este punto recomendatorio tampoco se ha cumplido. La CDHDF reporta un escaso avance de 33 por ciento hasta la fecha y la filtración de datos de las indagatorias ha continuado sistemáticamente.

Para citar un ejemplo reciente, el INAI denunció públicamente y ante el Ministerio Público la filtración de la fotografías de la muerte de uno de los consejeros, Carlos Bonnin, tras caer del edificio de la institución.

“Esta es una práctica cotidiana que lamentablemente que continua realizando y que esta solapada desde el titular. Se tienen que fortalecer los mecanismos de investigación y de sanción. Aquí tiene que haber un cambio de política institucional. En otras recomendaciones se ha insistido en este tema pero sigue sucediendo lo mismo”, dijo Karla Salas.

Procuraduría: se ha cumplido con seis puntos; víctimas han rechazado ofrecimientos

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México reconoció que no se ha cumplido al cien por ciento con la recomendación 4/2017 relacionada con el Caso Narvarte, aunque precisó que ha enviado a la CDHDF pruebas de cumplimiento de seis de los 16 puntos recomendatorios, sin que hayan recibido respuesta del organismo autónomo.

“Del plan integral de investigación, la actualización del Protocolo de Investigación de Feminicidio, la actualización del Protocolo para Periodistas, el mecanismo de control y supervisión para evitar la filtración de datos en averiguaciones previas, el acto de disculpa público y la investigación administrativa por Visitaduría Ministerial se han enviado las pruebas de cumplimiento correspondientes, por lo cual, se ha solicitado a la Comisión su conclusión, sin que a la fecha se haya recibido respuesta alguna”, destacó la dependencia.

En cuanto al resto de los puntos recomendatorios la Procuraduría dijo que hay nueve que se encuentran en “trámite” sin dar mayores detalles de los mismos, y dijo que hay uno del que no fue notificada.

La dependencia finalmente detalló que en el caso específico de aspectos como la disculpa pública y las indemnizaciones son las víctimas las que se han inconformado con los ofrecimientos propuestos, lo que ha impedido que se pueda finiquitar estos temas.

“En lo relativo a la disculpa pública y la indemnización, éstas se han concretizado, realizándose las acciones para su cumplimiento, empero, no han sido aceptadas por los abogados representantes de 5 de las víctimas indirecta (…) la propuesta de indemnización de la Procuraduría, a favor de 5 víctimas indirectas fue aprobada por el Grupo de Trabajo GT11.PGJ.CDHDF. Posteriormente dos víctimas indirectas hijas de una víctima directa presentaron pretensiones con cantidades diferentes, las cuales están en análisis para formular una nueva propuesta de indemnización”, indicó la dependencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'El núcleo del demonio': cómo era la tercera bomba atómica que EU alistaba para lanzar sobre Japón

Si Little Boy y Fat Man no lograban la rendición de Japón, EU ya tenía prácticamente listo a Rufus, un núcleo de plutonio que nunca explotó, pero sí causó muertes.
6 de agosto, 2021
Comparte

El 6 y 9 de agosto de 1945 Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima y Nagasaki las dos únicas bombas nucleares que se hayan utilizado en una guerra.

Juntas fueron los ataques más letales que jamás hayan ocurrido, en los que se estima que murieron alrededor de 200.000 personas.

Desde la perspectiva de EE.UU., tenían el objetivo de presionar la rendición de Japón y poner fin a la Segunda Guerra Mundial.

Y en caso de que no fueran suficientes, Washington tenía prácticamente lista una tercera bomba atómica.

Su apodo era Rufus, y consistía en un núcleo de plutonio, similar al que se utilizó en la bomba Fat Man, que detonó sobre Nagasaki.

Rufus nunca llegó a convertirse en una bomba funcional, pero sí causó dos accidentes letales, por lo que quedó grabado en la historia como “el núcleo del demonio”.

Hiroshima

Getty
La bomba Little Boy causó devastación en Hiroshima.

“Era esencialmente igual al núcleo de Fat Man”, le dice a BBC Mundo Alex Wellerstein, historiador especialista en armas nucleares y autor del blog Nuclear Secrecy.

Eso quiere decir que podría haberse convertido en una bomba con capacidad de generar una explosión de unos 20 kilotones, como ocurrió en Nagasaki.

Según comunicaciones oficiales de EE.UU. citadas en un artículo de Wellerstein, una bomba fabricada a partir de Rufus tendría que haber estado lista para ser lanzada a partir del 17 o 18 de agosto de 1945.

En los primeros días de agosto de 1945, no estaba claro si dos bombas atómicas bastarían para doblegar a Japón, explica Wellerstein.

Solo después de su rendición el 15 de agosto “quedó claro que dos bombas habían sido ‘suficientes’, sino demasiado“, dice el experto.

Así que finalmente no fue necesario utilizar a Rufus.

“¿Qué ocurrió entre el 15 y el 21 de agosto? No lo sé”, escribe Wellerstein, pero lo que sí está documentado es que a partir del 21 de agosto, los investigadores del Laboratorio Los Álamos en Nuevo México, donde se diseñaron las bombas atómicas, comenzaron a utilizar este núcleo de plutonio para experimentos extremadamente peligrosos.

víctima de radiación.

Getty
Los efectos de la radiación pueden resultar letales para los humanos.

Cosquillas a un dragón

En 1945, los únicos núcleos de plutonio que se habían fabricado eran Rufus, Fat Man y el que se colocó en la bomba Gadget, que se utilizó en la prueba Trinity, el primer ensayo de una explosión nuclear que realizó EE.UU.

En Los Álamos, los investigadores querían averiguar cuál era el límite en que el plutonio se volvía supercrítico, es decir, querían saber cuál era el punto en que una reacción en cadena del plutonio desataría una explosión de radiación mortal.

Los Álamos

Getty
Los experimentos con Rufus se realizaron en el Laboratorio Los Álamos.

La idea era encontrar maneras más eficaces de lograr que un núcleo llegara al estado supercrítico y optimizar la carga de la bomba.

Manipular un núcleo de plutonio es una maniobra extremadamente delicada. Por eso los investigadores se referían a esos ejercicios como “hacerle cosquillas a la cola de un dragón”.

“Sabían que si tenían la desgracia de despertar a la bestia furiosa, terminarían quemados”, escribió el periodista Peter Dockrill en un artículo del portal Science Alert.

Según explica Wellerstein, quienes participaban en estos experimentos eran conscientes del riesgo, pero lo hacían porque era una forma de obtener datos valiosos.

Instantes letales

La primera víctima de Rufus fue el físico estadounidense Harry Daghlian, que para entonces tenía 24 años.

Fat Boy

Getty
Rufus serviría para usarse en una bomba de implosión como Fat Man.

Daghlian había trabajado en el Proyecto Manhattan, con el que EE.UU. fabricó sus primeras bombas nucleares.

El 21 de agosto de 1945 Daghlian se dio a la tarea de construir una pila de bloques de carburo de tungsteno alrededor de Rufus.

Su idea era ver si lograba crear un “reflector de neutrones” en los que rebotaran los neutrones lanzados por el núcleo y de esa manera llevarlo de manera más eficiente al punto crítico.

Era de noche y Daghlian estaba trabajando solo, violando los protocolos de seguridad, según lo documenta el portal Atomic Heritage Foundation.

El joven científico ya había apilado varios bloques, pero cuando estaba terminando de colocar el último, su dispositivo de monitoreo le indicó que si lo hacía, el núcleo podría volverse supercrítico.

Era como jugarse la vida en un jenga extremo.

Maniobró para retirar el bloque, pero infortunadamente lo dejó caer sobre el núcleo, que entró en estado supercrítico y generó una ráfaga de neutrones.

Núcleo de plutonio

Los Álamos National Laboratory
Esta es una reproducción del experimento en el que Daghlian apilaba bloques alrededor del núcleo de plutonio.

Además, su reacción fue desbaratar la torre de bloques, así que quedó expuesto a una dosis adicional de radiación gamma.

Esos instantes resultaron letales.

Durante 25 días Daghlian soportó la dolorosa intoxicación radioactiva hasta que finalmente murió en el hospital. Se calcula que recibió una dosis de 510 rem de radiación iónica.

El rem es la unidad de medida de la radiación absorbida por una persona. En promedio, 500 rem resultan mortales para un humano.

“Eso es todo”

Tan solo nueve meses después el dragón volvió a atacar.

El 21 de mayo de 1946 el físico estadounidense Louis Stolin estaba practicando un experimento que había hecho varias veces.

Los Álamos

Los Álamos National Laboratory
Esta es una reproducción de la sala en la que Stolin realizaba su experimento.

Para entonces, Stolin era el mayor experto del mundo en el manejo de cantidades peligrosas de plutonio, según indica Wellerstein.

Junto a un grupo de colegas, estaba mostrando cómo llevar un núcleo de plutonio -Rufus en este caso- al punto supercrítico.

El ejercicio consistía en unir dos mitades de una esfera de berilio, formando un domo en el que los neutrones rebotaran hacia el núcleo.

La clave para no causar un desastre era evitar que las dos medias esferas cubrieran totalmente el núcleo.

Para ello, Stolin utilizaba como separador un destornillador que servía de válvula de escape para los neutrones. De esa manera podía registrar cómo aumentaba la fisión, sin que la reacción en cadena llegara al punto crítico.

Los Álamos

Los Álamos National Laboratory
En medio del domo de berilio estaba el “núcleo del demonio”.

Todo iba bien, pero ocurrió lo único que no debía ocurrir.

A Stolin se le resbaló el destornillador y el domo se cerró por completo.

Fue solo un instante, pero bastó para que el núcleo llegara al punto crítico y liberara una corriente de neutrones que produjeron un intenso brillo azul.

“El flash azul fue claramente visible en toda la sala, a pesar de que estaba bien iluminada”, escribió en un reporte Raemer Schreiber, uno de los físicos que estaba viendo el experimento.

“El flash no duró más de unas décimas de segundo”.

Los Álamos

Los Álamos National Laboratory
Esta es una recreación del experimento en el que Stolin usaba un destornillador para impedir que el núcleo quedara totalmente cubierto.

Stolin reaccionó rápido y destapó el domo, pero ya era tarde: había recibido una dosis letal de radiación.

Nueve meses antes, él mismo había acompañado a su colega Daghlian durante sus últimos días de vida, y tenía claro que un destino similar le esperaba.

“Bueno, eso es todo”, fueron las primeras palabras que dijo, en todo resignado, después de que se le resbalara el destornillador, según lo recuerda Schreiber en su reporte, citado por Dockrill en Science Alert.

Las estimaciones indican que Stolin recibió en su cuerpo 2.100 rem de neutrones, rayos gamma y rayos x.

Su agonía duró nueve días.

En ese periodo sufrió náuseas, dolor abdominal, pérdida de peso y “confusión mental”, según lo describe Wellerstein en un reportaje de la revista The New Yorker.

Finalmente murió a los 35 años en el mismo cuarto del hospital en el que había muerto su colega Daghlian.

Irónicamente, apunta Wellerstein, Stolin estaba haciendo el procedimiento para que sus colegas aprendieran la técnica en caso de que él no estuviera presente.

bomba nuclear

Los Álamos National Laboratory
Las bombas nucleares son las armas más destructivas y mortales que se hayan creado.

El fin de la maldición

Los accidentes de Daghlian y Stolin sirvieron para que se fortalecieran las medidas de seguridad en los procedimientos con material radioactivo.

A partir de entonces, este tipo de ejercicios comenzaron a maniobrarse de manera remota, a una distancia de unos 200 metros entre el personal y el material radioactivo.

“Sus muertes ayudaron a incitar una nueva era de medidas de salud y seguridad”, dice el portal de Atomic Heritage Foundation.

Según los archivos de Los Álamos, el “núcleo del demonio” fue derretido en el verano de 1946 y se utilizó para fabricar una nueva arma.

“En realidad el núcleo del demonio no era demoníaco“, dice Dockrill.

“Si hay una presencia maligna aquí, no es el núcleo, sino el hecho de que los humanos se apresuraron a fabricar estas terribles armas”, sentencia el periodista.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6kQ0oCfV43I

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.