El PEF 2019 se aprueba con recortes a programas para niños, mujeres y personas con discapacidad

El proyecto aprobado no corrigió los recortes en rubros vitales para el desarrollo de las mujeres, como la salud materna y las estancias infantiles para madres trabajadoras; así como otros necesarios para las personas con discapacidad.

El PEF 2019 se aprueba con recortes a programas para niños, mujeres y personas con discapacidad
Cuartoscuro

La Cámara de Diputados aprobó este lunes el Presupuesto de Egresos 2019 con recortes que afectan a sectores vulnerables como mujeres, niños y personas con discapacidad, pues disminuyen recursos para estancias infantiles de apoyo a madres trabajadoras; salud materna y programas de accesibilidad y atención a discapacidad.

El Proyecto de Presupuesto que presentó la Secretaría de Hacienda destinó dos mil 41 millones para estancias infantiles, dos mil 29 millones menos que lo ejercido en 2018, que fue de cuatro mil 70 millones de pesos. Este monto no se modificó en el dictamen finalmente aprobado para ejercer en 2019, pese a las voces de madres trabajadoras y directivos de guarderías púbicas que protestaron por el recorte a este servicio.

Los dos mil 41 millones asignados deberán cubrir a las nueve mil 653 estancias infantiles de todo el país que atienden a 313 mil 450 niños, según un reporte de la propia Cámara de Diputados de septiembre de este año.

Aunque se aprobaron 57.4 millones más para el programa de Salud Materna, Sexual y Reproductiva, en comparación con el proyecto presentado el 15 de diciembre por la Secretaría de Hacienda, en realidad ese rubro pierde casi seis millones de pesos respecto al presupuesto ejercido en 2018 —cinco millones 921 mil, 831 pesos—.

Este recorte ocurre en el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con más altos índices de embarazo adolescente, y donde las deficiencias en la atención a embarazadas siguen poniendo en riesgo de muerte o secuelas permanentes a las mujeres, han advertido los expertos. “Diversos actores sociales hemos analizado y concluido que una de las grandes deficiencias es la falta de una asignación de presupuesto progresiva, es decir, que aumente año con año”, publicó en agosto pasado el Centro de Análisis e Investigación FUNDAR.

Otro sector de población que se queda con los recortes originales del Ejecutivo son las personas con discapacidad, a quienes el Presupuesto 2019 asignó 18.7 millones de pesos menos que en 2018. De esta forma, el Programa para la Atención a Personas con Discapacidad recibirá 25 millones de pesos. En contraste, la Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente pasó de dos mil 100 a dos mil 500 millones de pesos.

El presupuesto para este sector se mantuvo sin cambios pese a las protestas de personas discapacitadas y activistas afuera de Palacio Nacional la semana pasada, en las que manifestaron que las becas no compensan los recortes en rubros indispensables para su desarrollo, como educación y salud. El recorte, dijeron, implica regresar al modelo de pensiones que no garantiza todos los derechos.

Este fue el argumento de la diputada opositora Martha Tagle, quien presentó reservas al anexo 14 —en el que está incluido el Programa para la Atención a Personas con Discapacidad— señalando que los recortes en salud y educación limitan los derechos de estas personas. Sus reservas no fueron admitidas, decisión que lamentaron los activistas por esta causa.

No obstante, las correcciones al PPEF 2019 presentadas este domingo incluyeron un rubro cuya desaparición había causado inconformidad: el Programa de Coinversión Social del Ramo 20, que se destinaba a organismos civiles enfocados al apoyo a personas con discapacidad.

Este programa recibió 128.8 millones de pesos en 2018, y en el Proyecto de Presupuesto entregado al Congreso el 15 de diciembre simplemente no estaba contemplado. En estos nuevos anexos fue incluido de nuevo con un monto de 136.4 millones, siete millones y medio más que en 2018.

Dos de las graves omisiones del proyecto original en materia de género fueron reparadas en el proyecto aprobado las primeras horas de este lunes. El Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF), que simplemente había desaparecido en el primer dictamen, fue restituido y aumentado en 15.4 millones de pesos, quedando en 278.5 millones.

Así como el programa para Promover la Atención y Prevención de la Violencia contra las Mujeres, cuya primera propuesta de presupuesto era de unos 70 millones menos que en 2018; sin embargo, después de reclamos de grupos feministas y defensores de los derechos de las mujeres, el monto fue corregido con un ligero aumento de 4.2 millones, quedando en 260.4 millones de pesos.

Esto incluye 76.1 millones para la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM), cuya omisión en el primer proyecto también causó muchas inconformidades por tratarse de un país en el que son asesinadas nueve mujeres cada día.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios