close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro Archivo
Vigilar instalaciones de Pemex y cesar a servidores corruptos, el plan de AMLO contra el huachicoleo
López Obrador dijo que lo que se roba cada año en gasolinas representa el presupuesto de la UNAM y 60% de lo que se destinará a las pensiones de adultos mayores.
Cuartoscuro Archivo
27 de diciembre, 2018
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó este jueves el plan conjunto del gobierno para combatir el huachicoleo o robo de hidrocarburo en el que participan 15 dependencias, entre ellas la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina, Gobernación, Trabajo, Hacienda y Profeco.

Este plan para combatir el huachicoleo prevé que 4 mil elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina resguarden 58 instalaciones estratégicas de Pemex, entre ellas seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho, 12 estaciones de rebombeo y el control de ducto.

“La Sedena y Marina vigilarán las instalaciones de Pemex porque es un asunto de seguridad nacional y de seguridad interior, todo es constitucional”, declaró el mandatario.

Este plan, además, incluye la acción de intervención de personal, monitoreo y observación de procedimientos de abastecimiento y reparto.

“Consideramos que se trata de un plan estratégico necesario, urgente, por lo que implica en cuanto a fuga de dinero público. Es un robo a bienes de la nación, a recursos públicos, al dinero de todos los mexicanos; es un robo que el año pasado significó una pérdida para Pemex del orden de 60 mil millones de pesos”, sostuvo López Obrador.

Durante su conferencia matutina informó que lo que se roba cada año en gasolinas representa el presupuesto de la UNAM, 60% de lo que se destinará a las pensiones de adultos mayores y es 60 veces más lo que se invertirá en la creación de 100 universidades públicas.

Detalló que el año pasado robaron en promedio más de 600 pipas de 15,000 litros cada una al día, es decir que significaban alrededor de 200 millones de pesos diarios.

“Si pensamos en 600 pipas diarias, no estamos sólo hablando del llamado huachicol, la ordeña de ductos; estamos hablando de un plan que tiene vinculación al interior del gobierno y que se apoya en un sistema de distribución de combustibles, porque no es fácil distribuir, vender 600 pipas diarias de gasolina diarias, detalló López Obrador.

Indicó que con lo que se han robado este año alcanzaría para financiar el 40% de una refinería o, para ponerlo en otros términos, tres años de robo de combustible es equivalente a una refinería nueva.

En su intervención, Octavio Oropeza, director de Pemex, explicó que durante 2016 se robaron 26 mil barriles de combustible aproximadamente (más de 30 mil millones de pesos); en 2017 arriba de 43 mil barriles diarios (50 mil 100 millones de pesos ), y para este año ya ronda el orden de los 58 mil 200 barriles al día (66 mil 300 millones de pesos).

El titular de la empresa productiva del Estado comentó que a partir del día 20 de diciembre que inició este plan y hubo remoción de funcionarios, el resultado se empezó a ver al siguiente día. “Se observa claramente como el 21 de diciembre de 2016, se robaron 78 mil barriles; en el 2017, ese mismo día, 70 mil, y este año, ya después de la intervención, 43 mil”. Lo mismo pasó con los siguientes días.

La última estadística del 25 de diciembre indica lo siguiente: en 2016 se robaron 17 mil barriles; en el 2017, 20 mil barriles, y ahora, el 25 de diciembre, sólo 19 mil barriles, “de manera que la intervención que se hizo al sistema de monitoreo y control aparentemente está dando resultados. Ha sido una disminución sustancial en cuanto al robo de combustibles en estos últimos cinco días”, aseguró.

 

Al presentar el plan contra el huachicol, Pemex informó que se intervino la empresa y cesó a funcionarios, lo que redujo el robo de combustible.

Tras intervención en la petrolera, se iniciaron procedimientos penales por robo de combustible contra tres persona, cuyos nombres y cargos no se revelaron.

El directivo de la empresa productiva del Estado, Octavio Oropeza, indicó que para diciembre de este año suman 1.6 millones de barriles robados, pero de noviembre a diciembre el robo de combustible disminuyó en un 17%.

Respecto al robo de pipas, dijo que también ha bajado, pues hay días en los que se han registrado robo en mil 333 pipas y el 25 de diciembre solo 201 pipas.

 

 

Luis Cresencio Sandoval, titular de la Sedena, explicó que el personal militar verificará lo que es el monitoreo y comprobación de procedimientos de abastecimiento y reparto; pondrán atención al acceso de las instalaciones, a la entrada y salida de todos los vehículos, de todas las pipas, el cuarto de control de las respectivas instalaciones y los tanques verticales.

LEE: Pemex ha despedido a 100 empleados, sospechosos por robo de combustible

Las 15 empresas que participan en el plan

La Secretaría de Gobernación coordinará las acciones de cada una de las dependencias federales.

El consejero jurídico participará en la prevención del Mercado Ilícito de Combustibles (MIC); la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana investigará los delitos en esa materia; la eventual Fiscalía General de la República indagará y perseguirá los delitos y su judicialización, y la Consejería Jurídica del Ejecutivo federal asistirá con la especialización de jueces en la materia.

En tanto la Unidad de Inteligencia Financiera y la Secretaría de la Función Pública analizarán las operaciones inusuales; el SAT hará verificaciones y visitas domiciliarias, y la Profeco llevará a cabo la inspección de los instrumentos de medición.

A su vez, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emprenderá acciones legales en materia fiscal, en tanto que la de Energía emitirá la normatividad, y la del Trabajo y Previsión Social, así como el Centro de Inteligencia darán fortalecimiento de seguridad, además de salvaguarda y medición.

López Obrador pide apoyo a empresarios, gasolineras y sociedad 

Ante estas cifras, López Obrador solicitó la ayuda de los empresarios y en especial las gasolineras, para que no vendan combustible de procedencia ilícita.

También pidió a la sociedad civil no comprar gasolina robada y presentó un número (01 800 228 96 60) en el que se podrán hacer denuncias anónimas sobre el robo de combustible.

López Obrador también llamó a los concesionarios y dueños de gasolineras en el país para que no vendan gasolinas robadas, así como a los compradores, contratistas, transportistas y mexicanos en general, para evitar adquirir combustibles ilícitos, que han sido “robados a la nación, al pueblo”.

Te puede interesar: Tomas clandestinas de combustible subieron 262 % en el sexenio, reconoce Pemex

“(El robo) se opera con complicidad de autoridades. Son huachicoleros de abajo y huachicoleros de arriba”, afirmó, el presidente, quien aseguró que seguirán las investigaciones.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte