close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Por qué un legendario astronauta de la NASA considera estúpido enviar personas a Marte
"Creo que hay muchos excesos alrededor de Marte que son tonterías. Elon Musk y Jeff Bezos están hablando de poner colonias en Marte. Eso es una tontería", dice Bill Anders.
28 de diciembre, 2018
Comparte

Uno de los primeros hombres en orbitar la Luna considera “estúpido” el envío de misiones tripuladas a Marte.

Bill Anders, piloto del módulo lunar del Apolo 8, el primer vuelo espacial con personas a bordo que logró abandonar la órbita terrestre, dijo a BBC Radio 5 Live que el envío de tripulaciones a Marte es algo “casi ridículo”.

La NASA está planeando nuevas misiones con humanos a la Luna para aprender lecciones y desarrollar tecnología que en un futuro permitan que una tripulación aterrice en Marte.

Anders, que ahora tiene 85 años, dijo que es un “gran defensor”de los “notables”programas no tripulados, “principalmente porque son mucho más baratos”. Pero asegura que la gente no apoya financiar misiones mucho más caras.

“¿Cuál es el imperativo? ¿Qué nos empuja a ir a Marte?”, se pregunta, porque cree que los ciudadanos no estén interesados.

Pero por ahora, solo los robots son los que exploran Marte. El mes pasado, la sonda InSight, que se espera tome muestras del interior del planeta rojo, aterrizó con éxito en la zona conocida como Elysium Planitia.

La NASA ya dijo en un comunicado que su intención es “liderar un regreso sostenible a la Luna, que nos ayudará a prepararnos para enviar astronautas a Marte”.

“Eso también incluye a socios comerciales e internacionales para así expandir la presencia humana en el espacio y aprender cosas nuevas y abrir nuevos caminos”.

En diciembre de 1968, hace ahora justo 50 años, Anders, junto a sus compañeros de tripulación Frank Borman y Jim Lovell, despegó de Cabo Cañaveral, en Florida, y completó 10 órbitas alrededor de la Luna.

La tripulación del Apolo 8 pasó 20 horas en órbita antes de llegar a la Tierra.

Su aterrizaje fue en el Pacífico, a apenas 4.500 metros de su punto objetivo y los recogió el portaviones estadounidense Yorktown.

Anders y su equipo fueron los primeros hombres en estar tan lejos del planeta Tierra y su misión fue importante para el histórico desembarco lunar del Apolo 11 solo siete meses después.

El ex astronauta es muy crítico sobre cómo ha evolucionado la NASA desde los días en los que el presidente estadounidense John F. Kennedy prometió llevar a un hombre a la Luna a finales de los sesenta.

“Hoy en día la NASA no podría llegar a la Luna. Está demasiado anquilosada… Se ha convertido en un programa que da empleos y muchos de sus departamentos apenas están interesados en mantenerse ocupados. Puede verse que no hay mucho interés público más allá de que sus trabajadores reciban su paga y sus congresistas sean reelegidos”.

Anders también critica a la agencia espacial estadounidense por centrarse en explorar la órbita cercana a la Tierra después de la finalización del programa Apolo en la década de 1970.

“Creo que el transbordador espacial fue un grave error. Casi no hizo nada, excepto un buen lanzamiento, pero nunca cumplió lo que prometió”, dice.

“La estación espacial solo está allí porque había un transbordador, y viceversa. La NASA ha administrado mal los programas con tripulación desde los últimos aterrizajes lunares”.

Es un punto de vista sorprendente teniendo en cuenta que estas palabras provienen de un patriota orgulloso que fue miembro del ejército de Estados Unidos y que aún recuerda su propia misión al espacio con gran cariño.

Anders tampoco es muy halagador con parte de la comunidad espacial.

“Creo que la NASA tiene suerte de tener lo que tiene, y en mi opinión todavía es difícil de justificar. No soy un tipo muy popular en la Nasa por decir esto, pero eso es lo que pienso”, explicó.

Su ex compañero de equipo, Frank Borman, quien comandó la misión Apolo 8 y también pasó dos semanas en la órbita de la Tierra, está un poco más entusiasmado sobre los planes de la NASA.

“No soy tan crítico con la NASA como lo es Bill”, dijo en un documental producido para BBC 5 Live. “Estoy convencido de que necesitamos explorar a fondo nuestro sistema solar y creo que el hombre tiene que formar parte de eso”.

Pero preguntado sobre los planes del fundador de Space X, Elon Musk, y el jefe de Amazon, Jeff Bezos, quienes hablaron de lanzar misiones privadas a Marte, Borman es menos complaciente.

“Creo que hay muchos excesos alrededor de Marte que son tonterías. Musk y Bezos están hablando de poner colonias en Marte. Eso es una tontería”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=p6wQLmzpGUQ

https://www.youtube.com/watch?v=xIuUksbp0XQ

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cuartoscuro
Inegi incluirá preguntas sobre discapacidad en el Censo 2020; activistas lo consideran un triunfo social
Tras la polémica generada por el Inegi en 2017 con un “cambio de metodología” que dejaba fuera del cuestionario básico a las personas con discapacidad, este martes anunció que serán incluidos pero advirtió que dependerá del presupuesto.
Cuartoscuro
Comparte

Hace un año, el Instituto Nacional de Estadística (Inegi) provocó la inconformidad de organizaciones de Personas con Discapacidad (PcD) y la preocupación de organismos defensores de derechos humanos, al publicar su diseño del nuevo Censo de Población y Vivienda 2020 con una diferencia: las preguntas sobre discapacidad quedarían sólo en un cuestionario y no en dos, como en las ediciones anteriores.

En los censos de Población de los años 2000 y 2010, la batería de preguntas sobre discapacidad fue incluida en los cuestionarios básico y ampliado, sin embargo, el Instituto las excluyó del básico en su proyecto de Censo 2020, lo que las organizaciones consideraron discriminatorio porque no todas las personas en esta condición serían contadas. Después de una consulta y las pruebas piloto, el Inegi anunció este lunes que el tema se queda en ambos cuestionarios.

Lee: CNDH alerta: Desaparecer el Consejo para Personas con Discapacidad afectaría derechos, debe fortalecerse

Las organizaciones civiles aplaudieron el anuncio, al que consideran un logro de la sociedad civil, que pugnó en todos los foros porque no desapareciera la discapacidad en el cuestionario básico.

Además de las organizaciones, organismos autónomos defensores de derechos humanos e incluso la Comisión Permanente del Congreso exhortaron al Instituto a reconsiderar su decisión, que en un principio justificó como un “cambio metodológico”. Entre ellos la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, que manifestó su preocupación en abril de 2018 por esta exclusión, que calificó como un retroceso en la recopilación precisa sobre el número de personas con discapacidad que viven en México.

En diciembre de 2017 el Inegi realizó una consulta sobre el diseño del Censo 2020 y durante 2018 realizó las pruebas piloto para su levantamiento, tras lo cual, durante una reunión con las organizaciones, les anunció que la pregunta sobre discapacidad permanecerá en ambos cuestionarios.

Historias: Marytere, la niña que escribió un manual contra la discriminación hacia personas con discapacidad

La importancia de que el tema aparezca en ambos radica en su alcance, explicó a este medio Taide Buenfil, presidenta de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis). Mientras el cuestionario básico tiene el alcance de un censo -es decir, que se aplica en cada casa del país-, el cuestionario ampliado es una muestra representativa.

“Es una maravilla que se haya incluido en los dos porque el básico llega a todas las personas, se hace directamente a cada individuo y nos va dar zonificación, ubicación, un conteo total de la población”, expresó la experta en Responsabilidad Social.

En los últimos dos censos generales se incluyó en ambos cuestionarios las preguntas cognitivas sobre discapacidad diseñadas por el Grupo de Washington para las Estadísticas sobre Discapacidad (creado para uniformar los criterios en todo el mundo), que se refieren a la dificultad que presenta cada persona para ver, oír, caminar, comunicarse, entre otras habilidades. Para poder comparar el desarrollo de la discapacidad durante los últimos 10 años, era indispensable que el Censo 2020 incluyera esas preguntas, indicó Buenfil.

Te puede interesar: El Sabueso: Sí hay más recursos para personas con discapacidad pero no se reparten como dice AMLO

La activista también aplaudió que en el diseño del censo que se realizará el año próximo esté incluida una pregunta para conocer el grado de discapacidad que tiene la persona. “Eso nos sirve muchísimo para conocer y reconocer cómo es nuestra población en esa materia”, apuntó.

No obstante, el Inegi indicó a Animal Político que su efectiva realización dependerá del presupuesto que el Congreso le apruebe para el año 2020. Esta reserva del Instituto ocurre en el contexto de diversos recortes presupuestales que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha aplicado a programas y proyectos de corte social.

Al respecto, Taide Buenfil aseguró que el Instituto ha mostrado “toda la voluntad política” para llevarlo a cabo pero requiere que el Congreso apruebe los recursos solicitados, de lo contrario se ponen en riesgo mecanismos que permiten tener información precisa para la creación de políticas públicas.

Historias: Enfrentar, no sufrir: Así es como el primer profesor con discapacidad motriz en la UNAM ha superado la exclusión

“Aquí lo importante es que el estado mantenga o disponga los recursos para que este censo se haga completo. Ese es el riesgo que corremos, cuando hay recortes, es lo que pasa con la discapacidad: que son temas prioritarios pero dependen del recurso. El Estado se tiene que dar cuenta de la importancia de este tema, que va en aumento por la tercera edad, y porque la depresión será cada vez más una cuestión de salud pública”, concluyó la presidenta de la Asamblea Consultiva de Conadis.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.