Si un juez no goza de independencia se convierte en mandadero, dice presidente de la Corte ante AMLO

El presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar, llamó a los demás Poderes de la Unión a trabajar en armonía.

Si un juez no goza de independencia se convierte en mandadero, dice presidente de la Corte ante AMLO
Cuartoscuro

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar, aseguró al rendir su último informe de labores que si un juez no goza de condiciones de independencia deja de ser juez, para convertirse en el mandadero de alguien.

“Para el ejercicio digno de nuestra función, lo primero es defender nuestra independencia, real y absoluta”, dijo.

Sostuvo que la independencia del Poder Judicial debería ser considerada por todos los ciudadanos como una garantía de verdad, libertad y respeto de los derechos humanos.

“Es un principio democrático de la separación de poderes, en virtud del cual los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial constituyen tres ramas separadas e independientes del Estado”, señaló ante el presidente Andrés Manuel López Obrador quien acudió al informe.

María Aguilar reconoció que están obligados a servir a México y a trabajar en armonía con los otros poderes, de ahí la importancia de trabajar en conjunto por un país mejor, resolviendo las controversias conforme a las leyes que expide el Congreso de la Unión acordes con la Constitución y protegiendo los derechos de todos.

Durante su discurso destacó que durante estos cuatro años fueron sancionados administrativamente 260 servidores públicos adscritos a órganos jurisdiccionales, 36 de ellos magistrados de Circuito y 49 jueces de Distrito. De ellos, solo ocho fueron destituidos, mientras que 21 fueron suspendidos sin goce de sueldo.

Después de 50 minutos leyendo su discurso, Luis María Aguilar, de 69 años de edad, se sintió mal y tuvo que continuar con su discurso sentado entre López Obrador y el presidente del Senado, Marti Batres. La SCJN informó que el ministro se encuentra bien y solo sufrió un mareo.

López Obrador y el Poder Judicial han tenido diferencias por la Ley de Remuneraciones. El mandatario señaló que son ofensivos los salarios que ganan los ministros de la Suprema Corte. En tanto, integrantes del Poder Judicial, respondieron negando que sean privilegiados o que vivan del abuso de erario público, y defendieron su autonomía ante los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Este miércoles se informó que más de 6 mil funcionarios han solicitado un amparo contra la Ley de Remuneraciones, que impide que algún servidor público gane más que el presidente de México.

Previo al inicio del informe unas cien personas se manifestaron en contra de los altos salarios de los ministros enfrente de la Suprema Corte.

“Ellos no están para servir al pueblo, quieren servirse a sí mismos (…) que sean autónomos no quiere decir que vivan como reyes y los mexicanos tengamos que trabajar de sol a sol para poder comer”, dijo una de las manifestantes.

Delfino Torres, perteneciente a la CONUR (Coordinación Nacional de Usuarios en Resistencia), criticó que los pensionados reciban un ingreso muy bajo en comparación con lo que recibe el personal de la Corte.

López Obrador no se quedó a comer con los ministros, por lo que se retiró al terminar la lectura del informe.

Con información de Arturo Ángel

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios