close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Adultos mayores y becas a jóvenes se llevan 57 % de recursos de programas prioritarios de AMLO
En el presupuesto que propone el gobierno de López Obrador para 2019 se destinan 144 mil 300 millones de pesos a los dos programas; 57.3% de los 252 mil millones destinados para 18 programas prioritarios.
Cuartoscuro Archivo
Por Claudia Altamirano e Itxaro Arteta
17 de diciembre, 2018
Comparte

Para poder cumplir con una de sus más importantes promesas de campaña, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso en su proyecto de Presupuesto de Egresos 2019 destinar 144 mil 300 millones de pesos a dos programas: pensiones a adultos mayores y becas a jóvenes sin estudios ni empleo. Este monto es 57.3 % de los 252 mil millones destinados para 18 programas establecidos como prioritarios.

El documento entregado este sábado por el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, a la Cámara de Diputados prevé destinar 100 mil millones de pesos a la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, así como 44 mil 300 millones al programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Se trata de los dos programas estrella del proyecto social de López Obrador, prometidos durante la campaña presidencial.

Este último programa consiste en becas de dos mil 400 pesos mensuales a 300 mil jóvenes que concluyeron la educación media superior pero no continuaron al nivel universitario; así como un apoyo de tres mil 600 pesos a 2.3 millones de menores de 30 años que ya no estudien ni tengan trabajo. Al tratarse de un programa nuevo, no tiene referente en las administraciones anteriores para comparar los presupuestos.

La Pensión para Personas Adultas Mayores, en cambio, tiene como antecedente la Pensión que otorgaba la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que en el gobierno de López Obrador cambió su nombre a Secretaría del Bienestar. El programa de Sedesol proyectó para 2018 un presupuesto de 39 mil 472 millones, 980 mil pesos; mientras la nueva Pensión prevé para 2019 un monto de 100 mil millones: más del doble que su antecesor.

Esto se debe a que el programa de López Obrador entregará el apoyo cada mes y no cada bimestre como hacía la Sedesol, que entregaba mil 160 pesos cada dos meses a personas mayores de 65 años. De esta forma, la secretaría del Bienestar entregará dos mil 320 pesos en ese mismo periodo, a personas de 68 años en adelante.

En el caso de adultos mayores de comunidades indígenas, el programa los beneficiará desde los 65 años.

Otra diferencia del nuevo plan es que incluye a personas que ya tengan una pensión, ya sea laboral, tributaria o social, independientemente de su nivel socioeconómico; incluso a los jubilados y pensionados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En el Presupuesto 2019, la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores está incluida en distintos rubros para cubrir a varios grupos de población, como grupos vulnerables y comunidades indígenas; así como varios programas, entre ellos igualdad de género y desarrollo rural sustentable.

Este programa, junto con las becas para jóvenes, son dos de los programas prioritarios del proyecto de López Obrador para su sexenio. Para incluirlos, el equipo de Transición realizó una consulta el 24 y 25 de noviembre, en la que preguntó a los ciudadanos si estaban de acuerdo o no con una serie de planes como la construcción del Tren Maya y estos apoyos sociales. Según sus propios resultados, una abrumadora mayoría estuvo de acuerdo en su implementación.

Para determinar cuántas personas serán beneficiarias de estos apoyos, el equipo de Transición llevó a cabo un censo para contar en cada casa del país a los adultos mayores y jóvenes que calificaran para recibirlos; aunque el plazo para concluir el censo venció a finales de noviembre y no se había contabilizado ni siquiera la mitad de la población objetivo, según los coordinadores del proyecto.

No obstante, el plan establece empezar a entregar los recursos en enero de 2019. En el caso de la Pensión para Adultos Mayores la entregará la secretaría del Bienestar, a través de la Coordinación de Programas Prioritarios, encabezada por Gabriel García Hernández.

La entrega de las becas a jóvenes estará a cargo de dos secretarías: la del Trabajo –en el caso de la beca de Capacitación para el Empleo- y la de Educación Pública, en el caso del apoyo para universitarios. De acuerdo con la Secretaría del Trabajo, el 70 % de los beneficiarios serán vinculados con empleos en el sector privado, 20 % del sector público y 10 % en organizaciones de la sociedad civil. Cada beneficiario podrá acceder sólo a una modalidad (educativa o capacitación en el trabajo) y en una sola ocasión.

La información se alojará en una plataforma que, de manera automática, realizará los cruces para poder conectar los perfiles de los jóvenes según sus intereses y lugar de residencia, con los espacios disponibles en los centros de trabajo.

Actualmente en México hay casi 13 millones de adultos mayores, y el Consejo Nacional de Población (Conapo) prevé que los mayores de 60 años irán ocupando un porcentaje cada vez mayor: en 2020 llegarán a 11.4 % de la población; en 2030 serán el 15 % y para 2050 ocuparán el 22.9 %.

En cambio, los jóvenes son actualmente el grupo poblacional más grande, siendo más de 30 millones de mexicanos, es decir, una cuarta parte de la población total del país.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Estudio desmiente la teoría que beber de forma moderada es saludable
Una investigación publicada en la revista especializada The Lancet concluye que beber, aunque sea de forma moderada, aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral.
6 de abril, 2019
Comparte

¿Creías que beber una copa al vino al día era saludable?

Un nuevo estudio genético a gran escala, publicado en la revista especializada The Lancet, desmiente ahora la teoría de que beber de forma moderada puede proteger de determinadas enfermedades.

Incluso la ingesta moderada de alcohol aumenta la presión arterial y las probabilidades de que podamos sufrir un derrame cerebral, según la investigación realizada por expertos de Reino Unido y China.

El equipo le dio seguimiento a 500.000 adultos en el país asiático durante 10 años.

Sus conclusiones, aseguran los especialistas, son relevantes para cualquier sociedad del mundo y la mejor prueba hasta el momento de los efectos directos del alcohol.

Este estudio se suma a otra investigación global publicada el año pasado que confirmó que ningún nivel de consumo de alcohol puede ser considerado saludable.

Hasta ahora, estaba comprobado que una gran ingesta de alcohol es dañina para la salud y aumenta el riesgo de sufrir un ictus, pero algunos estudios habían sugerido que beber pequeñas cantidades podía ser bueno para la salud mientras otros determinaron que no había ningún nivel de consumo “seguro”.

El riesgo

Los investigadores, de la Universidad de Oxford, de la prestigiosa Universidad de Peking y la Academia de Ciencias Médicas de China, comprobaron que:

  • Una bebida alcohólica o dos al día aumenta el riesgo de padecer un derrame cerebral en alrededor de un 10-15%
  • Beber cuatro bebidas alcohólicas al día aumenta el riesgo en alrededor de un 35%

En el estudio, una “bebida” fue definida como:

  • Un vaso pequeño de vino
  • Una botella de cerveza
  • Una medida estándar de licor fuerte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor de 2.300 millones de personas en el mundo beben alcohol, con una media por persona de 33 gramos de alcohol puro al día, que se estima que es equivalente a unos dos vasos de vino (de 150 ml), una botella de cerveza de 750 ml o dos tragos de licor de 40 ml.

Países de América Latina con mayor consumo de alcohol per cápita. . .

El estudio no halló ninguna prueba de que beber de forma reducida o moderada tuviese un efecto “protector”.

“Las afirmaciones de que el vino y la cerveza tienen efectos protectores mágicos no se sostienen”, manifestó Richard Peto, co-autor del estudio y profesor de estadísticas médicas y epidemiología de la Universidad de Oxford.

Sobre la posibilidad de un ataque el corazón y su relación con el consumo de alcohol, no obstante, los investigadores indicaron que los efectos no estaban claros y que se necesitaban más datos.

¿Por qué China?

La investigación se centró en personas de Asia Oriental, ya que un porcentaje de estas tienen variantes genéticas que limitan su tolerancia al alcohol.

Dado que su composición genética tiene grandes efectos en relación al consumo de alcohol, pero no afectan otras variables como la dieta, el consumo de tabaco, el estatus económico o la educación, pueden ser utilizados por los científicos para determinar las consecuencias de la ingesta de alcohol.

Los científicos del informe aseguran que, al comparar los resultados de los bebedores y los no bebedores según su perfil genético pudieron establecer de una forma más certera los efectos directos del alcohol sobre el riesgo de padecer un derrame cerebral.

Ilustración de secuencia del ADN

Getty Images
El análisis genético fue clave en este estudio.

“Utilizar la genética es una vía novedosa… para esclarecer si beber de forma moderada nos protege realmente o si es ligeramente dañino”, manifestó la doctora Iona Millwood, co-autora del estudio y epidemióloga de la Universidad de Oxford.

“El análisis genético nos ayudó a entender las relaciones causa-efecto”.

Los investigadores consideran que todos deberíamos reducir nuestro consumo de alcohol: el mensaje clave de su estudio, destacan, es que ahora hay una prueba clara de que beber de forma moderada no protege de un ictus.

Eso significa que incluso beber una pequeña cantidad de alcohol al día puede aumentar las probabilidades de sufrir un derrame cerebral.

¿Qué dicen otros expertos?

No obstante, el estudio también planteó algunas dudas entre la comunidad científica.

El doctor Stephen Burgess, de la Universidad de Cambridge, consideró que tiene ciertas limitaciones: que sólo estudió la población china y se centró principalmente en el consumo de licores y cerveza, no vino.

No obstante, Burgess cree que la investigación refleja la culminación de muchos años de investigación sobre el impacto del consumo de alcohol.

“Sugiere de manera contundente que no hay beneficio cardiovascular de beber de forma moderada y que el riesgo de un derrame cerebral aumenta incluso con un consumo reducido de alcohol”.

“El riesgo de derrame cerebral aumenta de forma proporcional a la cantidad de alcohol consumida, así que si una persona decide beber, entonces debería limitar su consumo de alcohol”.

Men drinking alcohol

Getty Images
Otros expertos que no participaron en el estudio manifestaron algunas dudas sobre la investigación.

Para Kevin McConway, profesor emérito de estadística aplicada de la Universidad Abierta en Reino Unido, la investigación no responde a todas las preguntas.

“Aumenta lo que sabemos sobre el rol del alcohol sobre ciertas enfermedades, pero no puede ser la última palabra“, manifestó.

“El nuevo estudio no aclara exactamente cómo el alcohol hace que aumente el riesgo de ictus pero no aumenta el riesgo de un ataque al corazón”.

En cualquier caso, la investigación llevó a algunos a poner en cuestión anteriores teorías ampliamente aceptadas, como señala David Spiegelhalter, profesor de percepción pública del riesgo en la Universidad de Cambridge.

“Siempre había estado razonablemente convencido de que el consumo moderado de alcohol protegía de enfermedades cardiovasculares, pero ahora tengo mis dudas”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=K1yGOewtx5M

https://www.youtube.com/watch?v=AYRg2DPj-FM

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.