close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro Archivo
Adultos mayores y becas a jóvenes se llevan 57 % de recursos de programas prioritarios de AMLO
En el presupuesto que propone el gobierno de López Obrador para 2019 se destinan 144 mil 300 millones de pesos a los dos programas; 57.3% de los 252 mil millones destinados para 18 programas prioritarios.
Cuartoscuro Archivo
Por Claudia Altamirano e Itxaro Arteta
17 de diciembre, 2018
Comparte

Para poder cumplir con una de sus más importantes promesas de campaña, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso en su proyecto de Presupuesto de Egresos 2019 destinar 144 mil 300 millones de pesos a dos programas: pensiones a adultos mayores y becas a jóvenes sin estudios ni empleo. Este monto es 57.3 % de los 252 mil millones destinados para 18 programas establecidos como prioritarios.

El documento entregado este sábado por el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, a la Cámara de Diputados prevé destinar 100 mil millones de pesos a la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, así como 44 mil 300 millones al programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Se trata de los dos programas estrella del proyecto social de López Obrador, prometidos durante la campaña presidencial.

Este último programa consiste en becas de dos mil 400 pesos mensuales a 300 mil jóvenes que concluyeron la educación media superior pero no continuaron al nivel universitario; así como un apoyo de tres mil 600 pesos a 2.3 millones de menores de 30 años que ya no estudien ni tengan trabajo. Al tratarse de un programa nuevo, no tiene referente en las administraciones anteriores para comparar los presupuestos.

La Pensión para Personas Adultas Mayores, en cambio, tiene como antecedente la Pensión que otorgaba la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que en el gobierno de López Obrador cambió su nombre a Secretaría del Bienestar. El programa de Sedesol proyectó para 2018 un presupuesto de 39 mil 472 millones, 980 mil pesos; mientras la nueva Pensión prevé para 2019 un monto de 100 mil millones: más del doble que su antecesor.

Esto se debe a que el programa de López Obrador entregará el apoyo cada mes y no cada bimestre como hacía la Sedesol, que entregaba mil 160 pesos cada dos meses a personas mayores de 65 años. De esta forma, la secretaría del Bienestar entregará dos mil 320 pesos en ese mismo periodo, a personas de 68 años en adelante.

En el caso de adultos mayores de comunidades indígenas, el programa los beneficiará desde los 65 años.

Otra diferencia del nuevo plan es que incluye a personas que ya tengan una pensión, ya sea laboral, tributaria o social, independientemente de su nivel socioeconómico; incluso a los jubilados y pensionados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En el Presupuesto 2019, la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores está incluida en distintos rubros para cubrir a varios grupos de población, como grupos vulnerables y comunidades indígenas; así como varios programas, entre ellos igualdad de género y desarrollo rural sustentable.

Este programa, junto con las becas para jóvenes, son dos de los programas prioritarios del proyecto de López Obrador para su sexenio. Para incluirlos, el equipo de Transición realizó una consulta el 24 y 25 de noviembre, en la que preguntó a los ciudadanos si estaban de acuerdo o no con una serie de planes como la construcción del Tren Maya y estos apoyos sociales. Según sus propios resultados, una abrumadora mayoría estuvo de acuerdo en su implementación.

Para determinar cuántas personas serán beneficiarias de estos apoyos, el equipo de Transición llevó a cabo un censo para contar en cada casa del país a los adultos mayores y jóvenes que calificaran para recibirlos; aunque el plazo para concluir el censo venció a finales de noviembre y no se había contabilizado ni siquiera la mitad de la población objetivo, según los coordinadores del proyecto.

No obstante, el plan establece empezar a entregar los recursos en enero de 2019. En el caso de la Pensión para Adultos Mayores la entregará la secretaría del Bienestar, a través de la Coordinación de Programas Prioritarios, encabezada por Gabriel García Hernández.

La entrega de las becas a jóvenes estará a cargo de dos secretarías: la del Trabajo –en el caso de la beca de Capacitación para el Empleo- y la de Educación Pública, en el caso del apoyo para universitarios. De acuerdo con la Secretaría del Trabajo, el 70 % de los beneficiarios serán vinculados con empleos en el sector privado, 20 % del sector público y 10 % en organizaciones de la sociedad civil. Cada beneficiario podrá acceder sólo a una modalidad (educativa o capacitación en el trabajo) y en una sola ocasión.

La información se alojará en una plataforma que, de manera automática, realizará los cruces para poder conectar los perfiles de los jóvenes según sus intereses y lugar de residencia, con los espacios disponibles en los centros de trabajo.

Actualmente en México hay casi 13 millones de adultos mayores, y el Consejo Nacional de Población (Conapo) prevé que los mayores de 60 años irán ocupando un porcentaje cada vez mayor: en 2020 llegarán a 11.4 % de la población; en 2030 serán el 15 % y para 2050 ocuparán el 22.9 %.

En cambio, los jóvenes son actualmente el grupo poblacional más grande, siendo más de 30 millones de mexicanos, es decir, una cuarta parte de la población total del país.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte