close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Solos o acompañados, con distintos oficios: ellos son los migrantes de la caravana que quiere llegar a EU

Una encuesta realizada por el Colegio de la Frontera Norte detalla las profesiones, nivel de estudio y si buscan seguir a EU o quedarse en México.
Cuartoscuro
5 de diciembre, 2018
Comparte

Antes de partir en la caravana migrante desde Honduras, El Salvador y Guatemala, los hombres y mujeres que llegaron hasta Tijuana, Baja California, con la esperanza de cruzar hacia Estados Unidos, trabajaban como artesanos, campesinos, vigilantes, e incluso, como funcionarios públicos.

De acuerdo con una encuesta realizada por el Colegio de la Frontera Norte (Colef) en el albergue para migrantes instalado en el Deportivo Benito Juárez, en la ciudad de Tijuana, la mayoría de los migrantes cuentan con un nivel educativo de entre cero y seis años de estudio en promedio (64.5%), aunque el 15% de ellos tienen diez años o más.

Entre los hombres, el 53.3% viajaban solos, el 27.9% con su familia y un 18.9% con amigos. Las mujeres, en su mayoría (82%) estaba acompañada por familiares, un 3.1% por amistades, y un 16.9% estaban solas.

Las mujeres migrantes dijeron que antes de salir de su país tenían ocupaciones de estudiantes (19.6%), choferes (17.9%), como personal de vigilancia (17.5%), campesinas (5.1%), amas de casa (6%) o artesanas (5.1%).

Algunas también mencionaron que eran profesionistas, funcionarias, auxiliares administrativas, comerciantes y operadoras de maquinaria industrial.

En el caso de los hombres, la mayoría de ellos eran artesanos (25.8%), campesinos (23%), profesionistas (9.5%), choferes (9.5%) y operadores de maquinaria industrial (9.1%).

Otros hombres mencionaron que trabajaban como servidores públicos, técnicos, auxiliares, empleados en ventas, vigilantes, ganaderos, estudiantes y trabajadores del hogar.

A pesar de las dificultades para llegar a los Estados Unidos, el 49.5% de las y los migrantes que se encuentran en Tijuana dicen que piensan intentar cruzar el muro fronterizo, mientras un 21.8% dice que piensa solicitar asilo en dicho país.

El 20% de ellos manifestó a los investigadores del Colef que tiene intenciones de quedarse en Tijuana, y un 6% dice que no sabe qué hará. Algunos otros manifestaron que piensan asentarse en otros estados del país, regresar a su lugar de origen, e incluso hay quienes esperan viajar a Canadá.

Antes de llegar a Tijuana, los migrantes señalaron haber sufrido robos en el camino (76%), algunos sufrieron lesiones (5), fueron secuestrados (3.8%) o fueron víctimas de abusos de las autoridades (2.9%).

Los motivos por los que decidieron viajar en caravana, explica el Colef, es porque esta constituye una opción de movilidad que permite darles visibilidad, acompañamiento y protección por parte de organizaciones sociales, medios de comunicación y organismos de derechos humanos.

Las caravanas “representan un medio de movilidad relativamente seguro y barato en comparación con los muy altos costos del coyotaje”, señalan los especialistas.

Los especialistas explican que la “amplísima difusión” que tuvo la primera caravana de hondureños gracias a que Donald Trump habló de ella en el periodo previo a las elecciones intermedias en Estados Unidos permitió a quienes tenían intención de emigrar hacia ese país se informaran sobre este proceso.

¿Cómo atenderlos mientras permanezcan en Tijuana?

Para el Colef, es importante que el tiempo que los migrantes permanezcan en albergues de Tijuana, cuenten con condiciones de higiene que eviten la propagación de enfermedades, y que tan pronto como sea posible, las autoridades los integren a los esquemas de servicios de salud existentes.

En el caso de la seguridad de la ciudad, el Colef advierte que la presencia de los cerca de 7 mil migrantes centroamericanos representa riesgos de que puedan ser reclutados o extorsionados por grupos criminales, por lo que recomienda a las autoridades de Tijuana que reasignen las tareas de patrullaje y atención a la ciudadanía por parte de las policías.

También recomienda que se emprendan acciones de prevención de actividades vinculadas al crimen organizado, prevenir expresiones de hostilidad contra los migrantes, y que sean protegidos en el albergue donde permanezcan.

La institución sugiere a las autoridades crear un registro de la población, con la finalidad de monitorear sus necesidades, y generar esquemas para que voluntarios y donadores puedan contribuir en áreas prioritarias de necesidades.

Dado que es previsible que un número significativo de integrantes de la caravana migrante decidan quedarse en Tijuana, el Colef señala que es importante apoyar sus esfuerzos de integración con facilidades en los procesos de documentación familiar, instalación de guarderías para las niñas y niños, y con esquemas para encontrar empleos.

De acuerdo con el Colegio, las expresiones de solidaridad y rechazo que han recibido los migrantes en la ciudad fronteriza forman parte de los esquemas “comunes” de encuentros entre personas locales y quienes llegan de otros sitios a establecerse, por lo que son reacciones “previsibles”.

El reto, señala la institución, “es ver de qué manera podemos aminorar las tensiones y los conflictos para convivir en el tiempo que nos toca estar juntos”.

Lee completo el documento La caravana de migrantes centroamericanos en Tijuana 2018, diagnóstico y propuestas de acción en la página web del Colef.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Crisis en Venezuela: qué falló en el "levantamiento" de Guaidó y López, y cómo queda ahora la oposición

Pese a las grandes expectativas creadas, el movimiento encabezado por Juan Guaidó en Venezuela obtuvo resultados menores a lo que esperaban sus seguidores. Analizamos las posibles causas y cómo esto puede afectar a las opciones de la oposición.
Getty Images
2 de mayo, 2019
Comparte

La puesta en escena generó grandes expectativas, pero tuvo resultados más modestos de lo que se esperaba.

Cuando poco antes del amanecer de este martes el líder de la oposición en Venezuela, Juan Guaidó, transmitió un mensaje acompañado de un grupo de militares llamando a los ciudadanos a salir a las calles, muchos pensaron que la crisis política venezolana podría llegar a un desenlace en cuestión de horas.

No era para menos.

Guaidó hablaba desde las afueras de la base aérea de La Carlota, una importante instalación militar ubicada en un lugar estratégico de Caracas.

Estaba acompañado de Leopoldo López, el más emblemático de los dirigentes políticos venezolanos apresados en los últimos años, quien acababa de ser liberado por los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), responsables de su custodia.

Transcurridos unos tres meses desde que Guaidó se proclamara como “presidente encargado” de la República y acusara al mandatario Nicolás Maduro de estar usurpando el poder, parecía que finalmente la oposición venezolana podría lograr su anhelado objetivo de que la Fuerza Armada Nacional (FAN) le prometiera lealtad.

Al final de la jornada, sin embargo, la situación resultó ser muy distinta.

“A las 5 de la mañana, el país pensaba que esto tendría repercusión en los cuarteles, pero a medida que avanzó el día se hizo evidente que no la tuvo. En ninguna parte del territorio nacional hubo pronunciamientos militares a favor de estos eventos”, le dice a BBC Mundo Rocío San Miguel, directora de la asociación civil Control Ciudadano.

La experta califica lo ocurrido como “un pequeño acto de rebelión militar” en el que, según estimaciones de su ONG, participaron no más de 40 efectivos, incluyendo a los 25 que durante la tarde del martes acudieron a la embajada de Brasil a buscar asilo.

San Miguel señala que todavía hay muchas dudas en torno a estos sucesos, incluyendo el alcance de la participación del Sebin, cuyo director, el general de División Manuel Ricardo Cristopher Figuera, fue destituido en la noche del martes por Maduro.

“Si el director del Sebin quería desmarcarse de Maduro, ¿por qué no hizo alguna otra acción importante como liberar a otros presos políticos? Esas son preguntas que están allí. Aún hay mucho que desentrañar”.

Según San Miguel, en cualquier caso, el balance militar es claro: no hubo un quiebre dentro de la FAN y los mandos con poder de fuego permanecieron leales a Maduro.

Desde la perspectiva política, lo acontecido fue una apuesta peligrosa para Guaidó.

Carmen Beatriz Fernández, consultora política venezolana que dirige Datastrategia y es profesora invitada de la Universidad de Navarra, España, considera que la jugada del líder opositor fue de alto riesgo.

En su opinión, más allá de que no se produjera el quiebre militar, durante esa jornada hubo otros dos eventos que pudieron golpear los ánimos de la oposición.

Se refiere a la decisión de López de acudir junto a su familia a la embajada de España en Caracas y la solicitud de asilo ante el gobierno de Brasil por parte de 25 de los militares que se unieron al líder opositor.

“Yo no diría que fue un triunfo para Guaidó”, subraya Fernández.

Juan Guaidó y Leopoldo López

Getty Images
Guaidó hizo un llamado a las Fuerzas Armadas a rebelarse, pero no hubo una respuesta.

Pero ¿qué ocurrió realmente y cómo queda la oposición ahora?

Incertidumbres

Dada la naturaleza de los eventos del martes, probablemente pasará mucho tiempo antes de que se pueda conocer con precisión que sucedió.

Sin embargo, las expertas coinciden en que hubo una brecha significativa entre las expectativas y lo que realmente pasó finalmente.

¿A qué se debió?

Parecía que había un plan de quiebre mayor de la FAN que no se dio. Hay dos posibilidades: que a Guaidó lo dejaron esperando un apoyo que luego no se concretó o que él adelantara su jugada por desconfianza en sus interlocutores”, indica Fernández.

“Puede que tuviera información, como se ha rumoreado, de que los acontecimientos del 1 de mayo -lejos de lo acordado- iban a desembocar más bien en su encarcelamiento”.

La primera tesis, la de apoyos que no se concretaron, fue alimentada en parte por las declaraciones que ofreció el martes el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, quien dijo que altos funcionarios como el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno; y el general de la Guardia Nacional Rafael Hernández Dala “están de acuerdo en que Maduro debe irse”.

Este miércoles, el enviado especial de la Casa Blanca para Venezuela, Elliot Abrams, dijo que esos tres funcionarios participaron en reuniones con la oposición en la que se pactó una transición con garantías para que personas como Maduro pudieran irse con honor.

“Hablaron, hablaron y hablaron y cuando llegó el momento de la acción no estuvieron dispuestos a hacerlo“, afirmó Abrams en una entrevista con EFE.

Otras explicaciones como la ofrecida por el politólogo venezolano Nicmer Evans, quien es miembro del opositor Frente Amplio, apuntan más bien al hecho de que Guaidó debió adelantar la llamada Operación Libertad-como denominan al movimiento puesto en marcha contra Maduro- para anticiparse a planes del gobierno que buscaban impedir las manifestaciones organizadas para este 1 de mayo.

Una protesta en Caracas

Reuters
La jornada de protestas del 30 de abril generó varios enfrentamientos violentos entre fuerzas del orden y manifestantes.

“Se adelantó la acción de manera estratégica con el apoyo de un sector militar para mantener la posibilidad de la fuerza en la calle”, dijo Evans en sus redes sociales.

Audacia y errores

Rocío San Miguel considera que los resultados obtenidos por la oposición hasta ahora obedecen también a errores cometidos por su parte.

“Guaidó y López plantearon una jugada que no halló respuesta en el mundo militar”, destaca la experta, quien asegura que era una acción muy audaz pero en la que se dejaron por fuera elementos esenciales del mundo castrense.

“El tema militar tiene su arte, simbología, códigos y relacionamiento. Cuando las cosas en el ámbito militar no se hacen de esa manera, no se consiguen respuestas idóneas”, afirma.

Señala que la puesta en escena del martes tenía debilidades tanto en el lugar escogido para hacerlo como en el personal militar que acompañó a Guaidó y López, pues eran uniformados sin comando de tropa.

“Los efectos dominó en la Fuerza Armada ocurren cuando oficiales con mando de tropa o con poder de fuego se pronuncian o abandonan una lealtad y son seguidos por otros. Si no tienen comando ni poder de fuego, no encuentran respuesta del resto de los efectivos”, explica.

Nicolás Maduro

AFP
Maduro calificó los hechos este martes como un intento de golpe de Estado que fue “desactivado”.

Otro error, indica, fue el hecho de que hubo un pronunciamiento en la mañana tras el que, durante el día, no se hizo un balance militar.

“Cuando hay una situación de estas se hace balance y se dice: ‘Estamos contando con esto, hemos alcanzado aquello’. Es una operación en marcha”, agrega.

Una oportunidad en dos décadas

Pese a sus declaraciones, San Miguel cree que la coyuntura actual puede ser favorable para las aspiraciones de la oposición.

“Allí (en la Fuerza Armada) hay ahora como probablemente nunca antes en la historia de la Revolución bolivariana una oportunidad real para un cambio de poder, pero si se transmiten los códigos y las seguridades adecuadas para estas cosas”, advierte.

“Creo que Guaidó representa una esperanza para muchos sectores de la FAN, pero el martes se cometieron errores que se tienen que rectificar si la oposición aspira a ser una alternativa real de poder y quiere contar con la Fuerza Armada para ello”, añade.

La experta asegura que, en estos momentos, el tema esencial de la política venezolana es el militar, por lo que la oposición debería dedicarle más tiempo y esfuerzo.

Afirma que deberían enviarse mensajes más claros sobre cuál va a ser el rol de la FAN con Guaidó.

“Esa historia no se ha contado. Solo se ha simplificado con la Ley de Amnistía, pero eso no es un plan militar de gobierno hacia la Fuerza Armada y eso hay que explicárselo”, acota.

Vladimir Padrino

Getty Images
El ministro de Defensa Vladimir Padrino descartó que hubiera mandos militares acompañando a Guaidó.

Pero, en el frente civil, ¿cómo queda la oposición tras los sucesos del martes? ¿Juegan en contra del liderazgo de Guaidó estos errores y el tiempo transcurrido desde su juramentación sin que haya logrado concretar una transición?

“A eso le apuestan el gobierno de Maduro y Cuba, pero está demostrado que no es así”, responde Carmen Beatriz Fernández, quien señala que aunque tras los sucesos del martes hubo quienes pensaron que la oposición vería mellado su poder de convocatoria, asegura que en las manifestaciones de este miércoles contra el oficialismo pudo verse que eso no ocurrió.

“La oposición mantiene sus dos principales activos: su capacidad de movilización y de mantener la esperanza”, señala.

“No veo el enamoramiento que ha tenido la sociedad con Guaidó como un efecto efímero. Al contrario, es muy sólido porque cuando sociológicamente te aferras a la esperanza, no la sueltas a cambio de nada, tendría que ocurrir algo realmente muy grave”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GCO92Wbx4Wg

https://www.youtube.com/watch?v=pa__B6ETqpo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.