El rey león: la petición que acusa a Disney de colonialismo y robo por tener el registro de hakuna matata
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Disney Studios LA/YouTube

El rey león: la petición que acusa a Disney de colonialismo y robo por tener el registro de hakuna matata

Miles de personas han firmado una petición para exigirle a Disney que renuncie a su marca registrada "hakuna matata", una expresión en suajili para decir "no hay problema" que se hizo mundialmente famosa con "El rey león".
Disney Studios LA/YouTube
20 de diciembre, 2018
Comparte

“Hakuna matata’: una forma de ser. ‘Hakuna matata’, nada que temer. Sin preocuparse es como hay que vivir. A vivir así yo aquí aprendí… ‘hakuuuuna matataaaaa”.

Con este estribillo, el de la versión latinoamericana de la película “El rey león”, Disney hizo para siempre mundialmente famosa una frase que en suajili, una lengua africana que se habla en el este de África, significa “no hay problema” o “no te preocupes”.

Por supuesto, Disney no inventó la expresión. Sin embargo, la compañía pidió registrar la frase por primera vez en 1994, año en que lanzó la primera película animada.

Lo logró finalmente en Estados Unidos en 2003, según The Guardian, incluyendo en la marca los productos de ropa y calzado.

Ahora, cuando recién acaba de estrenar el tráiler promocional de su adaptación cinematográfica -que llegará a los cines a mediados de julio- se ha producido (y viralizado en internet) una petición que acusa a la productora de “colonialismo” y de “robo” y que pude que renuncie a la marca.

El Rey León, tráiler de la nueva película

Disney
Disney lanzó a finales de noviembre el tráiler del “remake” de la película en versión en “live action” (acción real).

“Un insulto”

“Únete a nosotros y dile NO a DISNEY o a cualquier otra corporación o individuo que quiera registrar lenguas, términos o frases que no inventaron”, se lee en la petición.

“‘Hakuna matata es una expresión en suajili. La palabra ‘hakuna’ significa ‘no hay’ y ‘matata’ significa ‘problema’. ‘Hakuna matata’ se usa en la mayoría de países que hablan suajili, como Tanzania, Kenia, Uganda, Ruanda, Burundi, Mozambique y la República Democrática del Congo”.

“Disney no puede registrar algo que no inventó”.

Hasta la fecha, más de 73.000 personas han firmado la petición en la plataforma digital Change.org.

señal de Hakuna Matata en kenia

Getty Images
El suajili se habla sobre todo en Tanzania y Kenia, en donde es habitual escuchar esa expresión.

El creador de la campaña, Shelton Mpala, un activista originario de Zimbabue, espera persuadir con esta medida a la empresa estadounidense para que renuncie a la marca registrada.

“Muchos hablantes de suajili se sorprendieron por completo . No tenían ni idea de que esto estaba ocurriendo”, le dijo Mpala a la BBC.

“Crecí en Zimbabue y siempre comprendí que el lenguaje enriquece a las culturas“, agregó.

La BBC le ofreció derecho de réplica a Disney, pero la compañía no quiso hacer declaraciones.

Negocio rentable

“El rey león” es, además de la película, una reconocida franquicia homónima que pertenece a The Walt Disney Company.

La empresa comercializa varios productos relacionados con la película, desde camisetas y juguetes, hasta videojuegos, series de televisión e incluso un prestigioso musical de Broadway, además de adaptaciones de libros y cuentos infantiles.

Rafiki de "El rey león"

Getty Images
“El rey león” es también una franquicia rentable.

Disney ha lanzado hasta la fecha cuatro películas (la quinta es la que se estrena en julio) y más de una decena de videojuegos.

“El rey león” fue una de las películas más taquilleras de la historia y recaudó más de US$987 millones en el tiempo que estuvo en cartelera en cines de todo el planeta.

Mpala dice que aunque él no es hablante de suajili, considera que el registro como marca de ‘hakuna matata’ es uno de los ejemplos más recientes de cómo África “está siendo explotada en todos sus modos y formas”.

No es el único que lo piensa.

“Un robo”

Algunos periódicos en Kenia han acusado a Disney de apropiarse de la cultura africana. Lo mismo sucedió en las redes sociales.

Otros lo ven como una oportunidad que podrían haber aprovechado las compañías africanas.

“Disney vio una oportunidad que nosotros no vimos”, asegura en Twiter un usuario residente en Zambia.


*La BBC no se hace responsable del contenido de páginas externas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Pandemia de COVID supera alcances de Guardia Nacional, dice gobierno sobre uso de militares en seguridad pública

Las Fuerzas Armadas son las instituciones de mayor prestigio y cuando apoyan a la gente nadie habla de militarización, señaló la Secretaría de Seguridad.
Cuartoscuro
12 de mayo, 2020
Comparte

La pandemia global de COVID-19 “supera en este momento los alcances de la Guardia Nacional”, reconoció este martes la Secretaría de Seguridad Ciudadana, al justificar el acuerdo que legaliza la intervención de elementos del Ejército y la Marina en 12 tareas policiales.

“Las Fuerzas Armadas son las instituciones de mayor prestigio en el país. Por ello, cuando entran en tareas de protección civil o de apoyo social a la población, nadie habla de militarización de la vida del país”, señaló la Secretaría federal, en un comunicado.

“Esto es particularmente importante ahora que la pandemia global derivada del Covid-19 supera en este momento los alcances de la Guardia Nacional y exige que todas las instituciones mexicanas trabajen de manera coordinada para proteger la vida, el patrimonio, y la integridad de todos los ciudadanos, las Fuerzas Armadas están presentes, como siempre, en apoyo de la ciudadanía”, agregó.

Especialistas y organizaciones civiles consultadas por Animal Político advirtieron que el acuerdo presidencial publicado este 11 de mayo abre la puerta a una intervención amplia de los militares en la seguridad, sin fijar plazos claros, sin subordinación civil y sin controles externos.

En su mensaje, la Secretaría señaló que el acuerdo era necesario.

Lo anterior, “en la medida en que el Ejército operaba sin un marco jurídico que le diera certeza a sus acciones. Este documento atiende diversas resoluciones jurisdiccionales (nacionales e internacionales) encaminadas a precisar el alcance de su intervención en tareas de seguridad pública bajo principios democráticos, temporales y de apego irrestricto a los derechos humanos”.

El acuerdo, enfatizó la Secretaría, “no implica darle más atribuciones al Ejército en materia de Seguridad Pública; limita las facultades exactamente a lo establecido en el artículo quinto transitorio de la reforma constitucional que autoriza su participación en materia de seguridad pública en términos generales”.

Sin abandonar sus misiones constitucionales de velar por la seguridad nacional y la integridad territorial del país, indicó la Secretaría, el gobierno quiere que las Fuerzas Armadas “participen en la construcción de la paz por medio de un papel protagónico en la formación, estructuración y capacitación de la Guardia Nacional, con base en el artículo quinto transitorio”.

El Acuerdo, refirió en el punto ocho, le otorga mayor fortaleza a las actuaciones de las Fuerzas Armadas como primeros respondientes ante hechos de carácter delictivo.

“Para ello, se han capacitado a miles de elementos en uso legítimo y proporcional de la fuerza, así como en cadena de custodia y protección de los derechos humanos. Además, el Acuerdo permite también que las detenciones que eventualmente realicen las Fuerzas Armadas se inscriban en el nuevo Registro Nacional de Detenciones (RND) impulsado por el Gobierno de México, protegiendo, como nunca antes, los derechos humanos, tanto de las personas detenidas, como de los servidores públicos que trabajan en el sector seguridad”, apuntó la Secretaría.

“Como ya se ha sugerido anteriormente, el Acuerdo y la Guardia Nacional no significan un abandono a la construcción de instituciones civiles. Es todo lo contrario, de hecho, el Gobierno de México ha reconocido la importancia elemental de las policías estatales y municipales en materia de prevención, inteligencia, e investigación del delito. No es gratuito que por ello haya impulsado, desde 2019, el Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, mismo que representa, por mucho, la reforma policial local más importante en la historia de México”, agregó.

La dependencia federal recordó que el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) este 11 de mayo complementa el artículo 5 transitorio de la Reforma Constitucional que crea la Guardia Nacional, aprobada por unanimidad el año pasado, tanto por el Congreso de la Unión como por las 32 legislaturas locales.

“No es un acto nuevo ni exclusivo del Ejecutivo Federal, sino el seguimiento a una disposición constitucional, aprobada por consenso por todos los Partidos Políticos desde 2019… las fuerzas políticas y los servidores públicos con cargos de responsabilidad en el país y en las 32 entidades, debemos mantener el tema de seguridad pública como un espacio de neutralidad política, ajeno a banderas coyunturales o al interés de generar polémicas en temas que ya fueron aprobados y discutidos en su momento por el Poder Legislativo”.

Las circunstancias que vive el país, concluyó la Secretaría, demandan que el Estado mexicano haga uso de todos los recursos con que cuenta.

Esto para “brindar seguridad a la nación, a los ciudadanos, a su patrimonio, a fin de alcanzar la Paz y Seguridad que todos anhelamos”.

Acuerdo es preocupante e insuficiente: CNDH

Tras la publicación del mandato presidencial para usar a las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que el acuerdo publicado es insuficiente ante el panorama del país y preocupante por falta de claridad en su redacción.

El organismo destacó que no hay certeza a la hora de delegar a las Fuerzas Armadas las tareas de seguridad pública “de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”.

“Ni en el artículo Quinto transitorio del Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Guardia Nacional, así como tampoco en la Ley del Uso de la Fuerza, ni en la Ley de la Guardia Nacional, se establece, claramente, qué se debe entender respecto a los términos: ‘extraordinaria’, ‘fiscalizada’ y ‘subordinada’, configurando una indefinición jurídica con graves riesgos para el respeto y garantía de los derechos humanos”, detalló.

La CNDH insistió en que este tema es preocupante porque “podría establecerse un esquema permanente de participación de las fuerzas armadas en funciones de seguridad pública, hecho que es contrario a nuestra Constitución y dentro de ella, a las obligaciones internacionales que tiene el Estado mexicano en la materia”.

Para la comisión, el acuerdo presidencial no tiene elementos que garanticen el indispensable uso de la fuerza conforme al respeto y garantía de los derechos humanos.

Sin embargo, dijo que dará seguimiento a la participación de las Fuerzas Armadas en funciones de seguridad pública, y conforme al mandato de proteger, observar, promover, estudiar y divulgar los derechos humanos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.