En dos años, los robos en el Metrobús de la CDMX se disparan 198%

Según datos de la Procuraduría capitalina, también aumentaron las denuncias por robo en tren ligero, trolebús, y taxis; bajaron en el Metro.

robos en el Metrobús
Hasta octubre de este año, se han registrado 525 denuncias por robos a bordo del Metrobús. Cuartoscuro

En 2018, las denuncias por robos en diferentes transportes públicos de uso masivo en la Ciudad de México se dispararon, a excepción del Sistema Transporte Colectivo Metro, que registró un descenso.   

De acuerdo con la Procuraduría de Justicia capitalina, entre enero y octubre de este año, que es el dato más actualizado a la fecha, se registraron 525 denuncias por robos a bordo del Metrobús, hasta un 78.5 % al alza en comparación con el mismo periodo de 2017, cuando se registraron 294 denuncias.

De hecho, la estadística de robos en el Metrobús de este 2018 es, hasta ahora, la más alta en los últimos cinco años: es 198 % mayor a la de 2016 –se registraron 176 denuncias–; 48 % mayor que la de 2015 –356 denuncias– y 97 % mayor que la de 2014–266 denuncias–.

Además de los porcentajes, la comparación con el año 2016 muestra con claridad cómo se disparó el número de denuncias por robos en el Metrobús: mientras hace tan solo dos años se cometían, en promedio, 17 robos al mes, y 0.5 al día, en este 2018 la estadística aumentó a 52.5 por mes, y casi 2 robos al día (1.75).

Otros servicios de transporte públicos de la capital que en 2018 registraron alzas importantes en cuanto a denuncias por robo son el tren ligero, el trolebús, y los autobuses de la Red de Transporte Público (RTP).

Para este caso, la Procuraduría capitalina no especifica cuántos asaltos se cometieron en cada uno de los transportes, ni cuántos fueron cometidos con violencia y sin violencia. Pero, en total, la dependencia registró mil 289 robos a bordo del tren ligero, trolebús y autobuses de la RTP.

Esta cifra también es la más elevada en los últimos cinco años: supone un alza del 43 % en relación a 2017 (901 denuncias); 121 % más que en 2016; 152 % más que en 2015 y 130 % más que en 2014.  

Los robos a bordo de taxis de la Ciudad de México también repuntaron en este 2018, aunque en menor medida: hasta octubre de este año, van contabilizadas 244 denuncias por robo; 19 % más que el año pasado, con 205 denuncias, y otro 19 % más que en 2016, cuando se registraron 204 denuncias.

No obstante, si se compara el dato de 2018 contra el de 2015, entonces la cifra actual supone un descenso del 2 % (en 2015 se registraron cinco asaltos más, 249 en total); y si la comparación es con 2014, el descenso es un poco mayor: 5 %.

Por otra parte, el descenso más pronunciado este año de robos en el transporte púbico se registró en el Metro: hasta octubre de 2018, suman 625 robos, un descenso del 62 % en comparación con 2017, año en que se interpusieron 1,670 denuncias por este delito.

Pero la estadística de robos en el Metro de 2018 no es la más baja en los últimos cinco años. De hecho, es 6 % mayor a la de 2016, cuando se contabilizaron 590 denuncias, y hasta un 83 % y 88 % mayor a las de 2015 y 2014. La tendencia delictiva este 2018 en el Metro es, de nuevo, al alza.

“Me das el celular robado y ahí queda”

Animal Político buscó desde el lunes pasado al director del Metrobús, Guillermo Calderón, para cuestionarle sobre cuáles son los factores que han originado el aumento en las denuncias por robo en este 2018, pero el funcionario no dio respuesta alegando que se encontraba en el periodo de ‘entrega-recepción’ del encargo a la administración entrante de Claudia Sheinbaum.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, organización civil especializada en temas de seguridad, opinó que el aumento en las denuncias puede responder a varios factores. Por ejemplo, que en el Metrobús hay menos elementos de seguridad y menos cámaras de vigilancia custodiando el transporte.

“En el Metro es más fácil que tengas muchas cámaras y que puedas captar a alguien robando y que la policía lo detenga casi de inmediato. Pero en el caso del Metrobús, por las mismas condiciones de infraestructura, no hay tantas cámaras, y no hay, por tanto, esa facilidad de identificar rápido a quien está robando para imputarle el delito”, expuso Rivas.

En cuanto al descenso pronunciado en las estadísticas de robos en el Metro, Rivas consideró que si bien ha aumentado la presencia de policía capitalina, existen otros factores que explicarían el porqué de la caída.

“La seguridad en el Metro se ha incrementado, eso es cierto”, subrayó Rivas. “Pero lo que también está sucediendo es que se está recurriendo mucho al sistema restaurativo de justicia”.

“Es decir –detalló el especialista–, en los operativos policiacos en el Metro detienen a alguien porque robó un celular, lo presentan ante la víctima, y ésta, como lo que quiere es recuperar rápido sus pertenencias, acepta el celular de vuelta, y no pone una denuncia ante el MP”.  

De acuerdo con Rivas, esto no quiere decir que el descenso en las estadísticas suponga en automático una caída real de los robos: “En el Metro tienes a más policías deteniendo a más personas, pero se inician menos carpetas de investigación porque las partes se van a un proceso rápido de restauración del daño. Mientras que, en el Metrobús, no hay tantos policías, ni tampoco la facilidad de identificar rápido al agresor, por lo que es mucho más fácil que no haya perdón legal, y la víctima sí levante una denuncia”.

90 % de los robos en microbús, con violencia

Los robos en los microbuses, popularmente conocidos como peseros, también registraron un leve descenso; según la Procuraduría, en 2018 se denunciaron 518 robos, 16 % a la baja en comparación con 2017; 12 % menos que en 2016; 35 % que en 2015 y 44 % menos que en 2014.

Pero hay un matiz: la proporción de asaltos con violencia aumentó ligeramente en relación al año pasado: de los 518 robos cometidos a bordo del microbús en 2018, 458 fueron con violencia. Es decir, el 90 % fueron violentos.

Mientras que, en 2017, de los 589 robos, 535 fueron con violencia: el 87 %.

Estas cifras también indican que, a pesar de que el número total de robos en el microbús es inferior al del Metro, o incluso al del Metrobús, la probabilidad de sufrir un asalto con violencia es mucho mayor a bordo de un pesero.

Así, mientras en el Metro solo el 7.5 % de los robos son violentos, ni siquiera 1 de cada 10, en el microbús hasta 9 de cada 10 robos son con violencia.

El taxi es otro transporte público donde, si bien el número de denuncias total por robo es muy inferior a la del Metro (244 en taxi frente a 625 en el Metro), la proporción de robos con violencia también es muy superior.

En 2018, del total de robos que ciudadanos sufrieron a bordo de un taxi, el 58 % fue con violencia; en 2017, el 61 % y en 2016, el 65 %. Para 2015 y 2014, la proporción de robos violentos fue todavía mayor: 73 % y 75 %, respectivamente.

En total, en los últimos cinco años se registraron 1,160 denuncias por robo a bordo de un taxi, de las cuales prácticamente 7 de cada 10 (67.2 %) fueron por asaltos con violencia.

Close
Comentarios