A tres semanas de gobierno, solo dos miembros del gabinete han presentado su declaración patrimonial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

A tres semanas de gobierno, solo dos miembros del gabinete han presentado su declaración patrimonial

Germán Martínez, del IMSS, hizo públicos sus bienes más allá del formato oficial; Irma Sandoval, de SFP, aclaró montos de sus propiedades días después de su primera declaración. El plazo vence a fin de enero.
Cuartoscuro
Por Itxaro Arteta
21 de diciembre, 2018
Comparte

A casi tres semanas de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente, ni él ni la mayor parte de su gabinete han hecho pública su declaración patrimonial, que por ley deben presentar en los primeros 60 días del  nuevo gobierno. En una búsqueda de 30 miembros del gabinete legal y ampliado se comprobó que solo dos han transparentado esta información.

La primera en abrir su patrimonio fue Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública —dependencia que se encarga de administrar estas declaraciones—, con fecha de 5 de diciembre, aunque tras una polémica porque no estaban los montos de sus propiedades, los agregó en una nota aclaratoria el 14 de diciembre.

Este jueves, Germán Martínez, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se convirtió en el segundo en declarar sus bienes. En conferencia de prensa, entregó un reporte mucho más detallado que el formato base que establece la Función Pública (SFP) para la plataforma Declaranet, que concentra las declaraciones de todos los funcionarios.

En el documento presentado, Martínez reconoció propiedades por 30 millones 550 mil pesos: su casa de 14 millones en San Ángel Inn, dos casas vecinas en Coyoacán de 9.1 y 6.8 millones que renta a una escuela y asociación administradas por su esposa, un departamento de 560 mil pesos y una tumba en Michoacán, donde están enterrados sus abuelos paternos, de 2 mil 190 pesos.

También declaró vehículos por valor de 2 millones 123 mil pesos: un Jetta 2001, y camionetas Sienna 2015, Expedition 2018 y Escape 2018. Así como otros bienes que suman 3 millones 804 mil pesos: joyas y relojes por 700 mil, muebles y electrodomésticos por 200 mil, obras de arte de 100 mil, y una membresía al Club Libanés de 105 mil pesos. Todo esto, en copropiedad con su esposa.

En las anotaciones extras, Martínez agregó que tiene una póliza de gastos médicos mayores desde 2004 que lo cubre a él, su esposa, sus cuatro hijos (una de las cuales sufre una enfermedad discapacitante) y sus padres, por la que paga anualmente casi 1.5 millones de pesos.

Aclaró detalles como que el sueldo de su cargo está estipulado en 177 mil 772 pesos, pero él desea ganar 105 mil, por lo que no ha cobrado nada, en espera de que se actualice la cifra que ganará. También aseguró que no recibirá del Senado ninguna compensación extra además de lo que cobró en los tres meses que fue legislador de Morena.

Martínez había sido secretario de la Función Pública en el sexenio de Felipe Calderón, por lo que en Declaranet está también la declaración del último año en el que fue funcionario público, 2007, en la que sólo contaba con una casa, un coche y bienes muebles por 1.8 millones de pesos.

Irma Eréndira Sandoval publicó una declaración parcial en la segunda semana del nuevo gobierno en la que decía tener tres departamentos y tres casas, pero no informaba de costos más que de una de ellas, señalado en mil 752 pesos. Sin embargo, en su aclaración posterior reconoció que eso había sido el precio de las escrituras y transparentó que el resto de propiedades sumaban un valor de 9 millones 255 mil pesos.

En su declaración original, los montos más altos reportados eran una cuenta bancaria con 1.3 millones de pesos y un reloj de 50 mil pesos. Negó tener vehículos y no informó de propiedades de su esposo.

En las notas posteriores, justificó que la ley no obliga a hacer público el patrimonio de su marido y que por ello no dijo originalmente el valor de sus casas, ya que son de ambos. Pero tras la polémica, agregó que a nombre de él están un Corolla 2012 y una Odyssey 2010, con valor de 751 mil pesos en total. Además, que entre muebles, computadoras y joyerías, la pareja posee bienes por aproximadamente 210 mil pesos.

En un mes tendrán que publicarse la información del gabinete

En julio pasado, después de ganar las elecciones, López Obrador anunció 50 puntos para el combate a la corrupción y la austeridad republicana que incluían hacer público el patrimonio de todos los funcionarios. Animal Político preguntó a comunicación social de Presidencia cuándo se haría pública la declaración del presidente y su gabinete, pero no hubo respuesta.

De la Secretaría de la Función Pública aclararon que esta dependencia sólo recibe y divulga las declaraciones en el portal Declaranet, pero cada funcionario decide la fecha para presentarla, dentro del plazo legal.

El artículo 33 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas señala que la declaración de situación patrimonial se debe presentar en los 60 días naturales siguientes a la toma de protesta, es decir, que tendrán que hacerlo a más tardar el 29 de enero de 2019.

Al principio del sexenio pasado, el gabinete de Enrique Peña Nieto hizo un evento para presentar al mismo tiempo todas las declaraciones de integrantes del gobierno, el 16 de enero de 2013, días antes de vencer el plazo.

De 30 miembros del gabinete legal y ampliado, actualmente existen en la plataforma declaraciones viejas de siete que ya habían trabajado en gobiernos anteriores, pero de ellos, solo tres habían hecho público su patrimonio, mientras que cuatro lo ocultaron.

Estos son el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, que negó hacer pública su información cuando trabajó como secretario particular del entonces presidente Vicente Fox en 2004; la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, que hasta abril de 2017 ocupaba una dirección general de la dependencia que hoy dirige; el director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez, también ocultó su patrimonio cuando fue director general adjunto en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en 2003; y el director del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, como director adjunto en la Procuraduría Federal del Consumidor en 2014 declaró en blanco los datos referentes a bienes patrimoniales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Nos dirigimos a un mundo bipolar': la 'peligrosa' tensión entre EU y China por la invasión rusa y la pandemia

La coincidencia de dos eventos catastróficos está llevando a que se consoliden dos esferas de poder, sostiene Michael Schuman, investigador del Atlantic Council. En entrevista con BBC Mundo explica las consecuencias, que, según él, puede traer este escenario.
12 de abril, 2022
Comparte

La guerra en Ucrania y la pandemia están acelerando una peligrosa tendencia entre Estados Unidos y China, los dos países más poderosos del mundo.

Esa es la visión del investigador Michael Schuman, quien sostiene que la coincidencia de estos dos eventos catastróficos están empujando al mundo hacia un escenario en el que ambas potencias acentúan su rivalidad.

Según Schuman, las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Rusia por su invasión a Ucrania sirven de advertencia a China en caso de que decida apoyar a los rusos en la guerra.

El temor a esas medias podría estar empujando a China a acelerar su proyecto de disminuir su dependencia de Occidente, indica Schuman, investigador no residente del centro de pensamiento Atlantic Council para China.

Joe Biden y Xi Jinping.

Getty
Joe Biden, presidente de EE.UU. en teleconferencia con Xi Jinping, presidente de China, el 15 de noviembre de 2021.

Por otro lado, la estrategia de cero covid adoptada por China ha puesto tensión sobre el comercio mundial.

La incertidumbre que generan los confinamientos masivos en China ha generado mayor presión para que los países busquen proveedores distintos a ese país.

En este panorama, sostiene Schuman, China y EE.UU. se están alejando del mundo globalizado que se esperaba tras la caída de la Unión Soviética, y van rumbo a consolidarse como dos esferas de poder.

En entrevista con BBC Mundo, Schuman explica en qué consiste este panorama, y los peligros que representa para el mundo.

Michael Schuman es autor de los libros “Superpotencia interrumpida: la historia china del mundo” y “El milagro: la épica historia de la búsqueda de riqueza en Asia” (por sus traducciones literales al español).

Michael Schuman.

Michael Schuman.
Michael Schuman.

¿Se está dirigiendo el mundo hacia una nueva Guerra Fría?

Creo que la comparación con la Guerra Fría no es exacta.

Por supuesto, hay algunas similitudes generales relacionadas con algunos elementos de lo que se está convirtiendo en la competencia ideológica entre una esfera centrada en Estados Unidos y una esfera centrada en China.

Y se ven elementos de democracia vs autoritatismo.

Pero en varios aspectos es mucho más complejo que la Guerra Fría.

Estados Unidos y Europa obviamente tuvieron alguna interacción con la Unión Soviética y sus aliados, pero no estaban particularmente integrados, especialmente a nivel económico.

Lo que teníamos eran prácticamente dos mundos, uno frente al otro.

Con China y EE.UU. es una historia muy diferente, no solo porque China y EE.UU. están muy integradas, sino porque todos los aliados están integrados y entre ellos son extremadamente importantes a nivel económico.

Además, está este tremendo intercambio cultural, la tecnología es diferente y la gente está más conectada.

Creo que aunque nos dirigimos a un mundo que recuerda al mundo bipolar de la Guerra Fría, las relaciones en este mundo bipolar van a ser mucho más complicadas.

Estas dos esferas van estar conectadas de cierta manera a nivel económico simplemente por la forma en la que funciona la economía global, por la importancia de China en la economía global y viceversa, la importancia de la economía global para China.

Será un mundo bipolar pero será muy diferente al de la Guerra Fría.

Borodianka

Getty
Un edificio residencial en Borodianka, al noroeste de Kiev, durante la invasión rusa a Ucrania.

¿Cómo serían esos dos polos de poder?

Veremos distintos sistemas políticos y sociales.

De un lado estarán EE.UU. y sus aliados que son generalmente democracias abiertas y economías capitalistas liberales.

La otra esfera estará basada en China, con normas y valores distintos.

También estarán separados por la tecnología.

Ya se ve una creciente desconfianza en varias partes del mundo respecto a la tecnología china. Vemos lo que ocurre con Huawei, por ejemplo.

Y China obviamente tiene tremenda desconfianza en la tecnología que viene de Estados Unidos u otros lugares, por eso bloquean tantas redes sociales y compañías de internet estadounidenses.

Entonces, creo que veremos dos esferas basadas en distintas tecnologías.

Y también veremos, sobre todo por parte de China y sus aliados como Rusia, un deseo de disminuir su dependencia y sus lazos económicos con EE.UU. y Europa.

En China está en curso una campaña de autosuficiencia.

Entonces, aunque no estarán completamente separados, creo que habrá un movimiento en dirección a tener conexiones económicas más cercanas dentro de cada esfera.

Estados Unidos vs China.

Getty

¿Cómo se alinearían el resto de países en ese mundo bipolar?

Es difícil saberlo, depende de los cálculos de cada país.

Vietnam, por ejemplo, no es que tenga un buen historial con EE.UU. y es un gobierno comunista, no es democrático.

Pero los vietnamitas están muy preocupados por el creciente poder de China. Estuvieron en guerra con China en el 79, tienen disputas en el mar del Sur de China… entonces uno ve cierto acercamiento entre Vietnam y EE.UU.

Entre Vietnam y EE.UU. hay un estrechamiento de los lazos económicos.

Pakistán es otro ejemplo.

Es técnicamente un democracia y fue aliado de EE.UU. durante la Guerra Fría, pero a nivel económico está cada vez más ligado a China.

Entonces, no será fácil saber cómo se formarán las dos esferas.

En China se ha implementado una política de "cero covid".

Getty
En China se ha implementado una política de “cero covid”.

¿Habrá países no alineados con ninguna de las dos esferas?

Es igual que en la Guerra Fría, incluso los países que preferían mantenerse no alineados, terminaron de cierta manera llevados a inclinarse en una dirección o en la otra.

Algunos de ellos lo lograrán, pero es inevitable que a medida que crece la competencia entre estas dos esferas habrá presión sobre los países para que, al menos, se inclinen hacia un lado o al otro.

Para muchos países será difícil saber de qué lado ubicarse, como ocurrió durante la Guerra Fría.

Habrá muchos países que no querrán tomar partido y tratarán de trabajar con ambas esferas.

Para algunos países será difícil tomar esa decisión.

India, por ejemplo.

India y EE.UU. están comenzado a alinearse más y más en su actitud hacia China, pero históricamente los indios han sido cautelosos de volverse demasiado cercanos a EE.UU..

En África hay varios países que se están volviendo más cercanos a China, se están volviendo grandes aliados económicos.

Pero, al mismo tiempo, los países occidentales, los donantes y las instituciones son extremadamente importantes para algunos de estos países africanos.

Billetes de EE.UU. y China.

Getty

¿Por qué dice que este mundo bipolar es peligroso?

Con el fin de la Unión Soviética pensamos que se había terminado la competencia entre grandes potencias, al menos por un tiempo.

Creíamos en la naturaleza de la economía global, la creciente integración entre países, la manera en la que la tecnología uniría a los países, que habría más interacción entre las personas.

Pensamos que tendríamos un mundo con valores, normas e intereses económicos compartidos.

En los 90 y en los primeros años del siglo XXI pensábamos que nos moveríamos en esa dirección.

Y podría decirse que ese mundo posiblemente sería menos conflictivo y con mayores beneficios económicos.

Pero si el mundo va a volver a estar dividido en dos, entonces tenemos el regreso de la competencia entre las potencias, con todo lo que eso implica.

Incluso si eso no implica una guerra entre ambas potencias, estamos hablando de un elevado nivel de tensión y menos integración económica.

Mira lo que China está haciendo con el internet, básicamente sellaron su internet respecto al resto del mundo, lo que implica menos intercambios entre la gente de China y el resto del mundo.

Nada de esto es positivo para la estabilidad y la prosperidad.

Ajedrez

Getty
La invasión rusa puede estar aumentando las tensiones entre EE.UU. y China, sostiene Schuman.

¿Qué está haciendo China para disminuir su dependencia de EE.UU.?

China considera que el país es muy vulnerable a las sanciones que puedan imponer Estados Unidos y sus aliados.

Creo que China observa lo que está ocurriendo con Rusia en este momento, la forma en que EE.UU. y sus aliados se han unido para imponer duras y dolorosas sanciones a Rusia.

China ve eso y dice “eso es exactamente lo que tememos”.

Entonces quieren protegerse de esta vulnerabilidad, quieren controlar su propia cadena de suministros, tener alternativas a la tecnología extranjera.

Vemos, por ejemplo lo que están haciendo con los semiconductores, que representa grandes importaciones para China.

Si no tienes acceso a estos chips, es un gran daño para tu futuro económico.

También, por ejemplo, están tratando de desarrollar su propia industria de aviones comerciales para competir con Boeing y Airbus.

Entonces China se está reorientando. No se van a cerrar por completo, quieren seguir exportando, y aumentar sus lazos económicos con países como Rusia, pero en otros aspectos están tratando de retraerse del mundo como una forma de defenderse.

Fábrica en China.

Getty

¿Y Estados Unidos qué está haciendo para depender menos de China?

EE.UU. realmente no tiene planes en ese sentido, es un lugar mucho más descentralizado.

Lo que sí hay es un movimiento entre empresarios y líderes del gobierno para tener cadenas de suministros más locales, como ocurre con la industria de autos eléctricos, por ejemplo.

A los empresarios estadounidenses les parece poco inteligente que su cadena de suministro dependa de un país con el que tienen tensión económica.

Eso quedó en evidencia durante la pandemia, cuando EE.UU. necesitaba ciertos productos y se dio cuenta de que debía traerlos de China.

También hay una creciente presión regulatoria para que las empresas estadounidenses no incluyan entre sus proveedores a empresas que incurran en trabajos forzosos, como ocurre en la región de Xinjiang.

Pero aún hay compañías estadounidenses que invierten fuertemente en China, que tienen grandes negocios ahí y no tienen intención de cambiar eso.

En general, los chinos se están esforzando más por disminuir su dependencia de EE. UU. que EE.UU. de China.

Fábrica de autos eléctricos Tesla.

Getty

¿Es posible revertir esa tendencia hacia un mundo bipolar?

Nada es inevitable.

En algún momento habrá un nuevo líder en China. Xi Jinping tratará de asegurarse un tercer mandato, así que hay buenas posibilidades de que esté al frente durante un buen tiempo, pero no puede estar ahí para siempre.

En algún momento habrá otro gobierno en China que pueda tener otra mirada sobre el rol de China en el mundo y su relación con EE.UU.

Y en EE.UU. ya hemos visto diferencias entre el enfoque del gobierno Trump y el gobierno Biden.

Nada es inevitable, en ambos países podría haber cambios en los que se alejen de la competencia, estrechen lazos y mejoren sus relaciones.

Pero creo que si las tendencias que estamos viendo ahora continúan, es menos probable que el mundo no se divida en dos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo.
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.