close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Que empresas inviertan y que no haya bloqueo, pide el presidente para hacer el Tren Maya en cuatro años

El presidente de México dijo que las empresas que inviertan en el Tren Maya tendrán una subvención del gobierno.
AFP
Por Redacción Animal Político
16 de diciembre, 2018
Comparte

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, convocó este domingo a empresarios para que inviertan en el Tren Maya, y también pidió que no haya “nada de bloqueo” contra la obra, para poder terminarla en cuatro años.

“En el presupuesto… ya hay 6 mil millones de pesos para empezar. Pero no alcanza con eso, esa es inversión pública y necesitamos hacer una mezcla de recursos, necesitamos también inversión privada”, dijo luego de un ritual indígena en Palenque, Chiapas, con el que el gobierno dio por iniciada la construcción del Tren.

“Lo que se invierta por parte de las empresas que acepten la concesión, van estas empresas a contar con un estímulo, con una subvención del gobierno”, agregó.

“Por cada kilómetro que construyan, un porcentaje de apoyo por parte del gobierno a las empresas, una subvención… si se termina el tramo, se revisa el tramo, se ve que tiene la calidad para que puedan desplazarse los trenes a una velocidad de 160 kilómetros por hora, y si tiene la vía la fortaleza, también, de resistir trenes de carga, ahí va el apoyo, la subvención. Ese va a ser el procedimiento”.

López Obrador espera que, a más tardar en dos meses, esté listo el proyecto técnico para lanzar la licitación de los primeros cuatro tramos de la obra.

En otro momento de su discurso, el presidente mencionó el caso de propietarios de tierras cercanas a la zona del Antiguo Aeropuerto de Palenque, quienes firmaron para que se tenga el derecho de vía, y pueda hacerse obras del Tren.

“Si no fuese por ellos, por su voluntad, interponen un amparo y se para la obra… también, le agradezco a los de la asociación de volteos, porque había también allí un diferendo, porque hay varias asociaciones. Va a haber para todos, pero nada de bloqueo para que podamos terminar pronto esta obra”, mencionó el mandatario.

López Obrador afirmó que la construcción del Tren, criticada por haber sido aprobada rápidamente y sin mostrar todos los estudios de impacto ambiental y otros rubros, “no es un capricho” o una imposición.

“Es sobre todo un acto de justicia porque ha sido la región del país más abandonada”, afirmó el mandatario, quien lanzó vivas a los pueblos indígenas y a las culturas originarias de México, al final de su discurso.

Los 1,500 kilómetros del Tren Maya los tenemos que terminar en cuatro años, “me canso ganso”, con el apoyo de la gente y gobernadores del sureste, agregó.

En su plan de presupuesto, López Obrador propone destinar 6 mil millones de pesos a la construcción del Tren el próximo año.

El costo total de la obra se estima entre 120 y 150 mil millones de pesos (entre 5,900 y 7,400 millones de dólares), apuntó AFP.

En Chichén Itzá, ceremonia ante funcionarios, sin habitantes de poblado maya

El sacerdote maya Tiburcio Can May y el Dignatario Maya Constituyente de Calakmul, Filiberto Cu Chan, presidieron la ceremonia maya para la anuencia de la construcción del Tren Maya en Yucatán sólo ante funcionarios. Durante el acto denominado Madre Tierra en la zona arqueológica de Chichén Itzá, invocaron a los cuatros vientos y también dieron la bendición a Huacho Díaz Mena, superdelegado en Yucatán, y Mauricio Díaz Moltavo, director del Patronato de las Unidades Culturales y Turísticas del Estado de Yucatán (CULTUR) y representante del gobernador Mauricio Vila Dosal.

Al evento asistieron funcionarios públicos en su totalidad. Entre ellos, Marco Antonio Santos Ramírez, director del sitio arqueológico de Chichén Itzá;  Eduardo López Calzada, director del INAH en Yucatán, y el presidente municipal de Valladolid, Enrique Ayora Sosa. Habitantes del poblado maya de Pisté, donde se encuentra la zona arqueológica de Chichén, no fueron incluidos en el evento.

Foto: Robin Canul

A espaldas del juego de pelota y al frente del castillo de Kukulkán, los funcionarios de los gobiernos estatal y federal tomaron la palabra. Aarón Rosado Castillo, enlace territorial del Tren maya en Yucatán y representante de Jiménez Pons, expuso que se trata de un proyecto integral de desarrollo que “traerá bienestar a las comunidades y pueblos originarios con el objetivo de crear condiciones y beneficio económico”.

Mauricio Díaz Moltavo de CULTUR expuso que Yucatán no estaba dentro de los primeros planos del Tren Maya y que el gobernador Mauricio Vila realizó las gestiones correspondientes para su integración en el plan general.

Joaquín Díaz Mena, coordinador de Programas de Desarrollo del gobierno federal, afirmó que los “pueblos originarios que tienen una cosmovisión, nos dicen ‘queremos seguir siendo lo que somos, orgullosos de nuestros antepasados mayas, pero no queremos seguir en la pobreza y marginación’”. Agregó que para ese mejor futuro el presidente Andrés Manuel López Obrador propone el Tren Maya.

El sacerdote maya Tiburcio Can May, del municipio de Tahmek, Yucatán, dijo que invocó a Hunab Ku (dios solitario) y a los cuatro vientos “al botar los montes, las selvas que tienen que cortar, pues ya está pedido el permiso. Para los animales, para los pájaros, para que tengan dónde estar luego”.

Por su parte Fliberto Cu Chán, quien se denominó Dignatario Maya Constituyente de Calakmul, dijo que pidieron permiso para la construcción de la megaobra porque “el Tren Maya se va conectar con vestigios arqueológicos, la parte cultural, la gastronómica que va a detonar el desarrollo económico de nuestros hermanos indígenas”. Y “como ingeniero” afirmó que la afectación “es mínima”, pues la obra se hará en el derecho de vía de la CFE.

No obstante, cuestionado posteriormente sobre si la ceremonia legitima la construcción del megaproyecto, indicó que “primero hay que saber cuál es el costo que nos va a generar y cuál es el beneficio que nos van a dejar por profanar nuestro territorio sagrado maya, primero una consulta previa informada, pero a las comunidades indígenas, no consultar a los mayas de Miami o a los mayates, y después de eso hacer un estudio de impacto social y ambiental”.

Respecto de la consulta indígena por iniciar en la península de Yucatán, dijo que el Tren Maya es un proyecto de nación y no un proyecto solamente de los indígenas.

Con información de Robin Canul 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

6 preguntas clave para entender el histórico juicio político contra Donald Trump

La Cámara de Representantes aprobó este miércoles someter al mandatario estadounidense a un juicio político que podría acabar con su destitución del cargo, algo que nunca ha sucedido en la historia de EE.UU.
19 de diciembre, 2019
Comparte

En la historia de Estados Unidos solamente dos presidentes han sido sometidos a un proceso de impeachment: Andrew Johnson, en 1868; y Bill Clinton, en 1998.

Este miércoles, Donald Trump tuvo el dudoso honor de unirse a esa lista, luego que la Cámara de Representantes aprobara la realización de un juicio político en contra del mandatario.

La decisión fue adoptada con los votos de la mayoría de legisladores del Partido Demócrata que controlan la Cámara Baja y es el resultado de una investigación que se inició en septiembre pasado para indagar si Trump buscó o no ayuda de Ucrania para aumentar sus posibilidades de ser reelegido en 2020.

Ahora, el presidente deberá someterse a un juicio político en el Senado que será, en definitiva, donde se decidirá su destino.

En BBC Mundo respondemos algunas de las preguntas clave para entender este proceso y su importancia histórica en la política estadounidense.

1. ¿De qué acusan a Trump?

Trump está acusado de presionar a Ucrania para que encontrara información perjudicial sobre uno de sus principales rivales demócratas de cara a las elecciones de 2020, Joe Biden, y su hijo Hunter.

Hunter trabajó para una empresa ucraniana cuando Joe Biden era vicepresidente de EE.UU.

El presidente está acusado de “utilizar” dos cosas como moneda de cambio con Ucrania: retener US$400 millones de ayuda militar a Ucrania que ya había sido aprobada por el Congreso estadounidense, y un encuentro con el presidente ucraniano en la Casa Blanca.

Volodymyr Zelensky y Donald Trump

Getty Images
La denuncia se centra en una llamada entre Trump y el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky.

Ello, según los demócratas, supone un abuso de poder, utilizar la presidencia para beneficio político personal en detrimento de la seguridad nacional.

Ucrania estaba utilizando ese dinero para afrontar su conflicto con Rusia.

Trump también está acusado de obstruir la labor del Congreso para el impeachment, al negarse a cooperar con la investigación.

2. ¿Cuáles son las pruebas?

El origen de todo este proceso está en la denuncia de un funcionario de inteligencia no identificado, que escribió una carta expresando su preocupación por una llamada telefónica el pasado 25 de julio entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky.

Una transcripción de la llamada reveló que Trump había instado al presidente Zelensky a investigar acusaciones contra Joe y Hunter Biden.

La llamada tuvo lugar poco después de que Trump bloqueara centenares de millones de dólares en ayuda militar estadounidense destinada a Ucrania.

Bill Taylor

AFP
El embajador interino de EE.UU. en Ucrania, Bill Taylor, fue uno de los dos testigos en declarar durante el proceso indagatorio ante el Congreso.

Bill Taylor, embajador de EE.UU. en Ucrania y uno de los dos primeros testigos en declarar ante la Comisión de investigación del Congreso, aseguró con anterioridad que Trump había dejado claro que la entrega de las ayudas estaba condicionada a que Biden fuera investigado. La Casa Blanca lo niega.

Mientras los legisladores demócratas consideran que durante la investigación quedó claro que Trump abusó de su poder en la relación con Ucrania, los republicanos aseguran que esa acusación se basa en rumores y conjeturas, no en evidencias palpables.

En relación con el segundo cargo, los demócratas apuntan al rechazo expreso de la Casa Blanca a permitir que altos funcionarios acudieran a testificar ante el Congreso así como a la negativa a entregar a la Comisión investigadora documentos oficiales relacionados con el caso.

3. ¿Cuál es la respuesta de Trump?

Trump ha catalogado desde el inicio este proceso como una “caza de brujas”.

El mandatario ha negado haber utilizado la ayuda militar estadounidense como moneda de cambio con Zelensky y ha insistido reiteradamente en que su llamada al líder de Ucrania fue “perfecta“.

“Es todo muy simple. Están intentando detenerme porque estoy luchando por ustedes”, dijo Trump en un video publicado en su cuenta de Twitter cuando se iniciaron las investigaciones.

Esa misma postura fue asumida por el Partido Republicano, cuyos legisladores acusan a la oposición de haber querido destituir a Trump desde su primer día en la Casa Blanca.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1207355923573989376

El martes por la tarde, cuando apenas faltaba un día para la votación sobre el impeachment en la Cámara de Representantes, Trump envió una dura carta a la líder de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, acusándola de haber declarado “una guerra abierta contra la democracia en Estados Unidos”.

Mientras se realizaba el debate este miércoles, Trump volvió a expresar su protesta a través de su cuenta de Twitter.

“Unas mentiras tan atroces de la izquierda radical, de los demócratas inútiles. Esto es un ataque contra Estados Unidos y un ataque contra el Partido Republicano”, escribió en un mensaje escrito en letras mayúsculas.

4. ¿Qué es el juicio político o “impeachment”?

Para llevar a cabo un impeachment, se deben presentar cargos en el Congreso que constituirán la base de un juicio.

La Constitución estadounidense establece que un presidente “será destituido de su cargo si es acusado en juicio político y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

5. ¿Cuál es el proceso?

Tiene lugar en dos fases. Los procesos deben ser iniciados por la Cámara de Representantes.

La Cámara Baja del Congreso -actualmente con mayoría demócrata- solo necesita una mayoría simple para aprobar un proceso de juicio político, lo que ocurrió este miércoles.

De ser así, el proceso pasa al Senado, donde se celebra el juicio.

Proceso de destitución

BBC

Se espera que esa etapa se inicie en enero.

La Constitución estadounidense establece que durante ese proceso los senadores actuarán como un jurado, mientras que un grupo de miembros de la Cámara de Representantes tendrá el papel de acusadores. El presidente de la Corte Suprema, el magistrado John Roberts, será quien dirigirá el juicio.

Al final, debe realizarse una votación pública. Para que haya una condena y Trump sea destituido deben votar en su contra más de dos tercios de los senadores (67%).

En la actualidad, esa Cámara está controlada por una mayoría republicana por lo que no hay muchas expectativas de que el mandatario resulte condenado.

Si eso ocurriera sería una verdadera novedad histórica pues hasta ahora los dos únicos presidentes que habían sido sometidos a impeachment resultaron exonerados.

6. ¿Quién sustituiría a Trump en caso de que sea declarado culpable?

La Ley de Sucesión Presidencial de 1947, que establece la línea de sucesión para el gobierno de EE.UU., establece que sería el vicepresidente Mike Pence quien ocupara la Oficina Oval durante el resto de mandato presidencial si Trump es destituido.

BBC graphic

BBC

¿Qué otros presidentes de EE.UU. se enfrentaron a un juicio político?

Bill Clinton fue acusado de perjurio y obstrucción a la Justicia después de mentir sobre el tipo de relación que mantenía con su becaria Monica Lewinsky y, supuestamente, pedirle después que mintiera al respecto.

Pero cuando el juicio llegó al Senado en 1999, la votación no alcanzó el respaldo necesario de dos tercios de la Cámara para destituir al presidente demócrata.

Bill Clinton

AFP
Bill Clinton fue acusado de perjurio y obstrucción a la Justicia pero su juicio político no logró la mayoría necesaria en el Senado para destituirlo.
Ilustración de juicio contra Andrew Johnson

Getty Images
El presidente Andrew Johnson no fue destituido de su cargo por un solo voto.

El único otro presidente que se enfrentó a este tipo de juicio en la historia de EE.UU. fue el también demócrata Andrew Johnson, en 1868.

Fue acusado, entre otras cosas, de despedir a su secretario de Guerra contra la voluntad del Congreso. Johnson se escapó del impeachmentpor la mínima: la mayoría de dos tercios en el Senado no se consiguió por un solo voto.

Richard Nixon, el 37º presidente de Estados Unidos, renunció en 1974 antes de que tuviera que enfrentarse a un juicio político por el escándalo del Watergate.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw

https://www.youtube.com/watch?v=vFY6U5zH1-4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.