La falsa beneficencia de Javier Duarte: Presumió donativos millonarios a Teletón que nunca hizo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

La falsa beneficencia de Javier Duarte: Presumió donativos millonarios a Teletón que nunca hizo

El gobierno de Veracruz firmó un convenio con la Fundación Teletón para financiar al Centro de Rehabilitación de Poza Rica, sin embargo, los recursos de 2014 a 2016 no fueron entregados en su totalidad.
Cuartoscuro Archivo
27 de diciembre, 2018
Comparte

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, no pagó en los últimos años de su gobierno 100 millones de pesos comprometidos para financiar el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) de Poza Rica, según los documentos contables del Sistema para el Desarrollo Integral de la familia (DIF) local.

El DIF Estatal notificó en 2016 a la Secretaría de Finanzas de Veracruz un adeudo millonario acumulado con la Fundación Teletón desde 2014, recursos que estaban destinados para la atención de cientos de niños con discapacidad. Pese a este aviso, Finanzas nunca liberó los recursos para saldar la deuda.

La administración Duarte no sólo dejó de entregar las aportaciones comprometidas —tras la firma de un convenio de colaboración— para apoyar el CRIT. Un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reveló que el exgobernador veracruzano, hoy preso por asociación delictuosa y lavado de dinero, presumió la entrega de 250 millones de pesos entre 2014 y 2016 para apoyar al Teletón, sin embargo, a decir de la propia Fundación sólo hizo un abono por 21.2 millones.

“En Veracruz es de la opinión pública que llevamos muchos años subsidiando una aportación que el estado no hizo. Llevamos cuatro años en los que se cerraron más de ocho mil espacios por la falta de pagos”, dijo Fernando Landeros, presidente de Fundación Teletón.

El compromiso

En 2008, el gobierno de Veracruz —entonces a cargo de Fidel Herrera y cuyo secretario de Finanzas era Javier Duarte— firmó un convenio con la Fundación Teletón en el que le solicitaba la creación de un CRIT en el municipio de Poza Rica para que lo auxiliara en el “cumplimiento de su programa de apoyo a niñas y niños de escasos recursos con discapacidad”.

Dicho convenio obligaba al Estado a financiar el CRIT de Poza Rica durante por lo menos 10 años, es decir hasta 2019 y con renovación automática; a través de donativos anuales establecidos en ocho millones de UDIS (Unidades de Inversión), lo que fluctuaban entre los 30 y 40 millones de pesos. Sin embargo, de acuerdo con los documentos contables del DIF veracruzano y la relación de ingresos de la Fundación Teletón —entregada por Fernando Landeros— las donaciones dejaron de pagarse desde 2014.

Con base en ese compromiso, en 2011 Veracruz pagó 36 millones 824 mil pesos a la Fundación Teletón, de acuerdo con una solicitud de Transparencia hecha en ese año. En 2012, el donativo fue de 37 millones 999 mil 264 pesos, en tanto en 2013 el pago fue de 38 millones de pesos. En 2015, entregó un abono de 21 millones de pesos a su adeudo.

En suma, la administración Duarte les entregó 133.8 millones de pesos de 2011 a 2015.

Sin embargo, en 2014 y 2016 el gobierno veracruzano no cumplió con la totalidad de las aportaciones comprometidas al Teletón, de acuerdo con estados financieros enviados por el DIF a Finanzas, así como con los documentos proporcionados por la Fundación. La propia Cuenta Pública de la Secretaría de Finanzas señalaba que el presupuesto estaba aprobado, pero no fue erogado.

Donativos inflados

Un informe de la CNDH sobre derechos de las personas con discapacidad en México reveló que la administración de Javier Duarte reportó la entrega de 402.5 millones en todo el sexenio, de los cuales 250 millones habrían sido entregados entre 2014 y 2016, periodo en el que sólo se hizo un pago por 21 millones de pesos.

El monto reportado a la Comisión, a través de solicitudes de transparencia hechas en 2016, es mucho mayor al dinero comprometido con Teletón y a lo reportado por Veracruz en sus diferentes cuentas públicas.

De acuerdo con el presidente de Fundación Teletón, Fernando Landeros, el gobierno de Javier Duarte les donó 133.8 de 240.4 millones prometidos, dejando un adeudo de 106.6 millones, lo que ha mermado la atención a los niños en el CRIT Poza Rica.

Landeros dijo desconocer por qué la administración Duarte reportó montos tan altos a la CNDH, cuando su compromiso era donar la mitad de esos recursos. Agregó que a partir de 2017, en la administración de Miguel Ángel Yunes, los pagos llegaron puntualmente al CRIT, pero sólo los vigentes: la deuda de Javier Duarte sigue sin saldarse.

“En todos estos casos, comunicamos públicamente la falta de recursos de un ingreso que estaba autorizado por el Congreso del Estado. Hasta hoy en día no sabemos dónde están esos recursos que no se le entregaron a la Fundación”, dijo Landeros

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna contra la COVID-19: los riesgos de no ponerse la segunda dosis

Solo en Brasil más de 1.5 millones de ciudadanos no han completado el programa de vacunación contra el coronavirus. Los expertos explican cuáles son los peligros.
19 de abril, 2021
Comparte

En un desayuno con periodistas el 13 de abril en Brasilia, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, dijo que más de 1.5 millones de brasileños no acudieron a recibir la segunda dosis de la vacuna contra COVID-19.

Según el Ministerio de Salud, São Paulo es el estado en el que más se registra este fenómeno, con más de 343 mil atrasos. Le siguen Bahía (con 148 mil) y Río de Janeiro (143 mil).

Queiroga señaló que tiene la intención de reforzar la campaña para que todos completen el calendario de vacunación, y para ello contará con el apoyo del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass).

En la reunión también estuvo la coordinadora del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), Francieli Fantinato.

La especialista pidió a todos los que tomaron la primera dosis que esperaran el tiempo mínimo necesario para regresar al centro de vacunación más cercano y completar la vacunación con la segunda dosis.

Este intervalo varía según la vacuna aplicada. En el caso de CoronaVac, de Sinovac y el Instituto Butantan, el tiempo entre la primera y la segunda dosis es de 14 a 28 días.

Para la vacuna AZD1222, de AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Oswaldo Cruz, el período de espera es de tres meses.

Pero, ¿cuáles son los riesgos que corren quienes no reciben la segunda dosis?

Protección dudosa

La mayoría de las vacunas contra la COVID-19 probadas y aprobadas requiere dos dosis para que proporcione un nivel de protección aceptable.

Esto se aplica a los productos desarrollados por Pfizer, Moderna, Instituto Gamaleya (la Sputnik V), CoronaVac y AZD1222.

Por ahora, la única excepción en la lista es la vacuna de Johnson&Johnson, que ofrece una buena respuesta con la aplicación de una sola dosis.

Marcelo Queiroga

Getty Images
El ministro de Salud brasileño, Marcelo Queiroga, informó que 1,5 millones brasileños no regresaron para recibir su segunda dosis de vacunación.

Estos cronogramas de vacunas se evaluaron y definieron en ensayos clínicos que involucraron a decenas de miles de voluntarios y sirvieron para determinar la seguridad y eficacia de las candidatas.

Por lo tanto, si alguien toma solo la primera dosis de CoronaVac o AZD1222 y olvida la segunda, no estará adecuadamente protegido.

Los datos que tenemos muestran que la persona está protegida con dos dosis. Si toma solo una, no ha completado el plan y no está debidamente vacunada“, explica la doctora Isabella Ballalai, vicepresidenta de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones.

Aunque la primera dosis dé un poco de protección, esta tasa no se encuentra dentro de los parámetros establecidos por expertos e instituciones que definen las reglas del sector, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, ambas de Brasil.

Otro punto peligroso: al recibir la primera dosis (y no volver para completar el calendario de vacunación), el individuo corre el riesgo de quedarse con una falsa sensación de seguridad.

Incluso puede pensar, equivocadamente, que ya es inmune ante coronavirus y seguir con su vida normal, sin cuidados básicos contra COVID-19.

Las recomendaciones, sin embargo, siguen siendo las mismas para quienes recibieron dos, una o ninguna dosis de la vacuna: todos deben mantener la distancia física, usar mascarillas, lavarse las manos y asegurarse de que el aire se renueva en los interiores.

¿Comenzar de nuevo?

Aún no está claro qué deben hacer aquellos que no han completado el plan de las dos dosis: ¿tendrán que empezar de cero o podrán aplicarse la segunda en cualquier momento?

Esto dependerá del tiempo que hayan dejado pasar desde que recibieron la primera, especulan los expertos.

“Si se ha superado el plazo máximo para recibir la segunda dosis, puede ser necesario reiniciar la pauta de vacunación, ya que todos los datos de eficacia que tenemos están basados en un protocolo”, señala la inmunóloga Cristina Bonorino, profesora titular de la Universidad Federal de Ciencias de la Salud de Porto Alegre.

“Si no nos ceñimos a esto, no podemos garantizar la inmunización”.

vacuna

Reuters
Es importante tomar las dos dosis del mismo fabricante de vacuna.

En un escenario de escasez de vacunas, esto puede comprometer aún más las existencias y dejar a muchas personas sin inmunizarse.

En cualquier caso, vale la pena seguir la recomendación del Ministerio de Salud y acudir al centro de vacunación más cercano lo antes posible para completar la protección contra la COVID-19.

“No deben retrasarse, pero si tienen algún imprevisto, es importante recibir la segunda dosis lo antes posible para obtener una buena respuesta inmunológica“, refuerza Ballalai.

Bonorino, quien también es miembro de la Sociedad Brasileña de Inmunología, cree que el gobierno debería invertir en campañas de comunicación para concienciar a la gente sobre la necesidad de seguir adecuadamente los protocolos de inmunización del país.

“Necesitamos que esta información se difunda en televisión, en las redes sociales y en todos los medios, para que la población no se olvide de tomar la segunda dosis de la vacuna en las fechas indicadas”, destaca.

Según la última información del Ministerio de Salud, Brasil ha vacunado hasta ahora a un total de 27 millones de personas contra COVID-19, el 12% de de la población.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.