close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En 2018 también crecieron los delitos federales y suman más de 300 mil los casos rezagados

Los carpetas de investigación relacionadas con producción de drogas crecieron más de 100% el año pasado; también se elevaron ilícitos relacionados con la migración y el manejo de armas ilegales.
Cuartoscuro
22 de enero, 2019
Comparte

El deterioro de la seguridad en 2018 no solo se manifestó en el crecimiento de los homicidios. Por segundo año consecutivo los delitos del orden federal, entre ellos la posesión de armas, el tráfico de drogas, los delitos fiscales, los secuestros, entre otros, también registraron un incremento de casi el 18% en el país.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que de enero a diciembre de 2018 se registraron, ante agencias del Ministerio Público Federal, 112 mil 917 delitos. En promedio, se trata de 310 nuevas denuncias todos los días.

En comparación con 2017, cuando se reportaron 96 mil 35 delitos, significa un incremento cercano al 18%. Y si la comparación se hace con 2016, donde el registro fue de 85 mil 213 casos, se trata de un crecimiento en dos años de la incidencia delictiva federal del 32.5%.

La cifra de delitos federales registrada en 2018 es la más alta desde 2012, año en el que se reportaron 125 mil casos.

Entre los delitos federales que más crecieron el año pasado se encuentran los relacionados con la migración ilegal y otros contemplados en la Ley de Migración. De acuerdo con la información en 2018 se iniciaron 764 carpetas  de investigación por estos ilícitos, que es un crecimiento del 54% en comparación con los 497 casos del año pasado.

Chiapas es la entidad que concentra la mayor cantidad de los delitos relacionados con migración con el 18% del total, seguido de Nuevo León con 15 por ciento de los casos y Veracruz con 11 por ciento.

Otros delitos con un crecimiento importante fueron los de tipo patrimonial que pasaron de 36 mil 670 casos en 2017 a 51 mil 424 casos en 2018. Casi 15 mil casos más, lo que equivale a un incremento del 40.2%.

En cuanto a los delitos relacionados con drogas ilícitas (contra la salud), se reporta en 2018 la apertura de 6 mil 432 carpetas de investigación, que es un ligero incremento respecto a las 6 mil 324 iniciadas el año pasado.

Los delitos contra la salud se dividen en distintos rubros. En algunos como el comercio o el tráfico se registró una disminución el año pasado. También hubo una caída importante en la modalidad de “transporte” de drogas que bajó de 1 mil 264 casos en 2017 a 220 casos en 2018, una caída del 82%.

En cambio en la modalidad de producción de drogas ilícitas se reporta un incremento importante: de 505 casos en 2017 se pasó a 1 mil 258 en 2018, que equivale a un alza del 149.1%, es decir, más del doble.

Otro ilícito federal con un incremento importante es el de violaciones a la ley federal de armas de fuego y explosivos, que tiene que ver en su mayoría con la portación ilegal y decomiso de armas de fuego. En 2018 se registraron 13 mil 837 carpetas de investigación por este delito, que equivale a un alza del 1.2%.

También se registró un repunte en los casos de narcomenudeo que le tocó investigar a la PGR. Mientras que en 2017 se iniciaron 870 casos por este ilícito, para 2018 la cifra se elevó a 994 carpetas de investigación.

Otros ilícitos federales en los que se registró un incremento son los relacionados con ataques a vías de comunicación con 256 denuncias en comparación con las 219 registradas el año pasado, y los relacionados con violaciones a la Ley de Propiedad Industrial que subieron de 1 mil 326 a 1 mil 614 casos, un alza del 21%.

En cuanto a los secuestros que se denuncian directamente al Ministerio Público Federal, en 2018 se registraron 389 casos, un ligero incremento si se compara con los 378 del año pasado.

Los estados con más casos

La estadística anual revelada por el SESNSP ubica a la Ciudad de México con la mayor cantidad de carpetas de investigación iniciadas por delitos federales con 19 mil 566 casos que equivalen al 17.3% del total. La elevada cantidad se debe, en parte, a que en la capital se encuentran varias de las unidades centrales de la extinta PGR que también reciben denuncias.

El segundo estado con más casos abiertos de delitos federales en 2018 (muy lejos de Ciudad de México) es el estado de México con 8 mil 398 carpetas de investigación, seguido de Veracruz con 7 mil 195, Jalisco con 7 mil 57, y Guanajuato con 6 mil 57.

Si el análisis se hace por delito el orden de los estados cambia en algunos de ellos. Por ejemplo, en el caso de los secuestros el estado de México acapara 105 de los 389 casos, que es más de la cuarta parte de ellos. Y en segundo sitio se encuentra el estado de Veracruz con 76 casos.

En el caso de los delitos de producción de drogas los tres estados con la mayor incidencia son San Luis Potosí, Baja California y Sonora. En tanto, en lo que se refiere a os delitos relacionados con armas de fuego y explosivos, Baja California, Guanajuato y Michoacán concentran el 25% de las carpetas de investigación abiertas en 2018.

Como ya se dijo, Chiapas encabeza la incidencia en el caso de los delitos relacionados con migración ilegal mientras que Tabasco lidera en incidencia por lo que respecta a ataques a vías federales de comunicación. Y en delitos ambientales Quintana Roo y Yucatán acaparan la cuarta parte de los casos.

Crece el rezago por casos menores

Durante las comparecencias que se llevaron a cabo en el Senado con motivo del proceso de selección de fiscal General se presentó un diagnóstico del rezago de casos que siguen abiertos ante el Ministerio Público Federal, algunos desde hace más de 20 años, y que están paralizados sin resolución.

De acuerdo con la numeralia expuesta existe un rezago de 205 mil averiguaciones previas iniciadas  desde la década de los noventa y hasta 2016, fecha en que expiró que antiguo sistema penal. Son casos donde los delitos no han prescrito pero donde la investigación –la que se haya hecho – tampoco ha permitido darles alguna resolución.

A estos casos habría que sumarle además 101 mil carpetas de investigación iniciadas ya con el nuevo sistema penal, es decir en los últimos tres años, que tampoco se han concluido. Sumados dan un total de 306 mil casos sin resolver.

Si se toma en cuenta que la fiscalía genera cuenta actualmente con unos 3 mil 660 agentes del Ministerio Público, significa que cada uno de ellos tendría que resolver por lo menos 83 casos rezagados. Esto sin tomar en cuenta todos los nuevos que se vayan iniciado. Es una cifra inmanejable según los diagnósticos presentados.

Además existen 22 mil órdenes de aprehensión y mandamientos judiciales que la Policía Federal Ministerial tampoco ha podido cumplimentar.

En su exposición Alejandro Gertz Manero, quien a la postre terminó siendo escogido como fiscal General, dijo que gran parte del rezago que enfrenta la extinta PGR, hoy fiscalía, se debe al elevado número de denuncias por casos menores relacionados con tarjetas de crédito, cheques sin fondo, y otros ilícitos relacionados con temas patrimoniales.

Los datos de la incidencia delictiva de 2018 confirman lo dicho por el fiscal.  De las 112 mil 917 carpetas iniciadas, 61 mil 625 tienen que ver con ilícitos patrimoniales o relacionados con el sistema bancario, que equivalen al 54% del total de la incidencia..

Gertz advirtió que no existe personal suficiente para entender ese nivel de casos. Por ello propuso como una solución a implementar el fortalecer las áreas de mecanismos alternos que permitan que las partes involucradas lleguen a un arreglo y se repare el daño, y así liberar a los fiscales y policías de indagar esos asuntos para priorizar otros de alto impacto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La tragedia silenciosa de los migrantes que mueren ahogados al intentar cruzar hacia EU

Cruzar el río Bravo, enfrentando el peligro de quedar envuelto en la corriente o ser atacado por animales, es el camino que toman muchos migrantes que quieren pedir asilo en Estados Unidos.
29 de junio, 2019
Comparte

Se ve tranquilo pero en su interior hay una resaca traicionera que arrastra, envuelve y ahoga.

El río Bravo o río Grande, dependiendo de en qué país se está, es un imponente afluente que se extiende por algo más de 3.000 kilómetros y que divide Texas, en Estados Unidos, de cuatro estados en México.

Es también el camino escogido por muchos migrantes indocumentados que, a menudo llevados por la desesperación, se aventuran en el agua con el deseo de tocar suelo estadounidense y empezar una nueva vida.

Eso hizo el salvadoreño Óscar Martínez con su niña de 2 años recién cumplidos y su esposa de 21. Solo esta última sobrevivió.

Mapa de la frontera entre EE.UU. y México

BBC
El río Grande, llamado así en Estados Unidos, supone una barrera natural que divide a México de Estados Unidos.

Sus nombres se conocieron esta semana a propósito de una dramática fotografía que mostraba los cuerpos sin vida de Martínez y su hija en la orilla.

La imagen fue ampliamente difundida y se convirtió en un poderoso símbolo de la tragedia silenciosa de las muertes por ahogamiento de inmigrantes en la frontera.

Casi 300 muertes

Al menos 295 personas han perecido en el río Bravo a ambos lados de la frontera desde enero de 2016, según el registro de la Organización para las Migraciones (OIM) de Naciones Unidas.

Del total, 177 cuerpos han sido recuperados en el lado mexicano de la frontera.

Cifras que, según reconoce la propia OIM a BBC Mundo, es probablemente más alta debido a la dificultad de registrar datos de personas que viajan sin documentos y por rutas remotas.

“Los restos de mucha gente nunca son recuperados y las muertes no pueden ser reportadas sistemáticamente a las autoridades o por los medios de comunicación”, advierte el ente.

La estadounidense Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza cuenta con agentes que patrullan el río Bravo constantemente.

Reuters
La estadounidense Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza cuenta con agentes que patrullan el río Bravo constantemente.

BBC Mundo solicitó a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) cifras sobre muertes totales por ahogamiento de este y años anteriores. La agencia respondió que no tenía “ese conjunto de datos específico disponible”.

En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) le dio a este medio una respuesta similar.

Muertes en la frontera EE.UU.-México. Registrado en áreas de EE.UU. por año fiscal. This bar chart shows deaths on the US border from 19998 to 2018. The broad shape goes from approx 250 in 1998 to close to just slgihtly higher in 2018, but with a surge in the middle and erratic peaks El año fiscal en EE.UU. va del 1 de octubre al 30 de septiembre.

El número calculado por la OIM, de 177 desde 2016, ha sido acumulado en su mayoría con base en reportes de prensa, “porque los datos forenses u oficiales no están disponibles“.

Históricamente, la mayoría de migrantes ha muerto por causas como deshidratación o hipotermia en las zonas desérticas y montañosas de la frontera, según cifras de las autoridades de EE.UU.

Desde 2014 , sin embargo, el sector de la frontera donde los agentes estadounidenses han registrado más muertes es el del Valle de río Grande, bordeado principalmente por el afluente.

Una excepción

La autoridad fronteriza estadounidense notifica con regularidad sobre los cuerpos hallados en el agua, pero no ofrece detalles de los casos y a menudo no da a conocer la identidad de los migrantes.

La notoriedad que obtuvo el caso de Óscar Martínez y su hija es una excepción. Hace menos de dos meses, una desgracia similar tuvo lugar en el río, cuando la autoridad fronteriza en Texas encontró el cuerpo sin vida de un bebé de 10 meses. Ni el menor de edad ni los adultos que iban con él fueron identificados públicamente.

“Estamos lidiando con una tragedia sinsentido“, expresó sobre el incidente el pasado 2 de mayo el agente de la CBP Raúl Ortiz, quien informó además de la desaparición de tres personas, entre las que estaba otro menor de edad.

Personas cruzando de Guatemala a México a bordo de una balsa de goma

Getty Images
Los migrantes utilizan balsas de goma o tablones de madera para cruzar. A veces solo nadan.

Ortiz explicó que el bebé iba a bordo de una balsa de goma con otros 8 migrantes. Las autoridades supieron del hecho cuando el padre del niño, que sí logró llegar a la orilla, fue detenido y avisó que la embarcación se había volcado.

El accidente ocurrió en la sección del río que fluye por la ciudad fronteriza de Eagle Pass, donde los rescates a migrantes que intentar cruzar el afluente ocurren con frecuencia.

“En mayo, cuando pasó, el nivel del agua estaba mucho más elevado e iba más furiosa, debido a la lluvia y por la liberación de agua de la represa La Amistad”, le dijo a BBC Mundo Rodolfo Cardona, del departamento de bomberos local.

Una familia se sujeta a una soga para cruzar el río

Getty Images
Muchos migrantes cruzan el río nadando sujetándose de una soga.

Pese al peligro que representa la corriente, la profundidad y la presencia de animales como caimanes, Cardona describió haber visto “familias cruzando en piscinas inflables como las que usarías para tu hijo en el patio de la casa”.

Aparte del río Bravo, existe también una peligrosa ruta de agua a través de un canal cercano a la frontera en el condado de Imperial, California, en el que también se han ahogado inmigrantes, según un reporte de 2016 de la organización con sede en Washington Police Executive Research Forum.

Más familias en el río

Tanto Cardona como otros agentes federales que patrullan la frontera han reportado una presencia más frecuente de mujeres y niños en el río, algo que no era tan común en años anteriores.

“Estamos viendo a niños cada vez más pequeños. Tratar de cruzar el río con tu bebé de 2 meses amarrado a tu pecho o en tu espalda no es sencillo”, declaró este mes a The New York Times el agente de CBP en el sector de Eagle Pass, Bryan Kemmett.

La frontera entre Estados Unidos y México cubre a cuatro estados estadounidenses, siendo Texas el que comparte la extensión más grande de frontera.

BBC
La frontera entre Estados Unidos y México cubre a cuatro estados estadounidenses, siendo Texas el que comparte la extensión más grande de frontera.

El diario reportó que, desde octubre de 2018, la Patrulla Fronteriza ha rescatado a al menos 315 migrantes en un tramo de 336 kilómetros del río Bravo, en comparación con 12 migrantes en el mismo periodo del año fiscal anterior (que empezó en octubre de 2016).

La OIM, por su parte, registró 54 ahogamientos en lo que va de año a ambos lados de la frontera; 37 en México y 17 en EE.UU.

Pese a que las muertes de migrantes que entran en EE.UU. caminando han sido generalmente más numerosas, existe el temor de que cada vez más familias se arriesguen a atravesar el peligroso torrente.

“Es una consecuencia directa de la política de Trump”

Las autoridades fronterizas han registrado un incremento sostenido en el número de detenciones de inmigrantes indocumentados este año, especialmente familias con niños provenientes de Centroamérica.

El endurecimiento en la política migratoria por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, buscaba disminuir el flujo. Pero hay quienes opinan que ha logrado justo lo contrario.

Detenciones en la frontera de EE.UU. con México. Personas que han sido detenidas o rechazadas.. .

Una política llamada metering implementada por su gobierno el año pasado es señalada por expertos como una causa directa del aumento en los cruces ilegales.

Este sistema limita el número de personas que pueden ser procesadas como solicitantes de asilo diariamente. La consecuencia han sido largas filas de migrantes que esperan en refugios mexicanos a ser atendidos.

“La espera es tan larga que tiene más sentido cruzar sin documentos por el río u otra vía“, le dijo a BBC Mundo Adam Isacson, analista de seguridad regional de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA, por sus siglas en inglés).

“Estos inmigrantes no están intentando evitar su detención. No están recorriendo el desierto durante días. Quieren tocar territorio estadounidense para entregarse a los agentes fronterizos y pedir asilo”, añadió.

Sobre los riesgos, Isacson agregó que “lo que (los migrantes) enfrentan en la frontera no es peor que lo que viven en sus ciudades de origen, donde pueden ser reclutados por pandillas”.

Cientos de migrantes están a la espera en Tijuana, México, para solicitar asilo en Estados Unidos.

Getty Images
Cientos de migrantes están a la espera en Tijuana, México, para solicitar asilo en Estados Unidos.

La autoridad fronteriza estadounidense, sin embargo, culpa a los contrabandistas de personas o coyotes de promover la migración ilegal y poner en riesgo las vidas de los inmigrantes.

El presidente Trump, por su parte, acusa a los políticos opositores, los demócratas, de no apoyar sus políticas fronterizas y de con ello ocasionar la crisis en la frontera sur.

“Es lo que he estado diciendo… si ellos (los demócratas) arreglaran las leyes, esto no pasaría“, dijo en días recientes.

El mandatario propuso su plan migratorio el pasado mayo, en el que, entre otras cosas, plantea juzgar a los inmigrantes por sus cualificaciones profesionales y restringir las concesiones de asilo.

A principios de este mes, además, México desplegó a miles de efectivos de seguridad a su frontera norte y sur como parte de un acuerdo con la administración de Trump para detener la migración de indocumentados.

Una medida que ha sido criticada pero que, según Washington, contribuirá a disminuir los ingresos irregulares a su país.

Mientras tanto y lejos de la Casa Blanca, las aguas del río Bravo siguen representando esperanza y tragedia para muchos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EOW-CBjBzgs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.