close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Normalistas de Ayotzinapa iban a Iguala por un autobús que tenía una carga especial, según la CNDH
Según la CNDH, el "factor desencadenante" de las agresiones contra los normalistas la noche del 26 de septiembre de 2014 pudo ser la captura del autobús Costa Line 2513.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

Tras cuatro años de investigaciones sobre la desaparición forzada de 43 normalistas en Iguala, Guerrero, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó en noviembre sus conclusiones sobre el caso, entre las que destaca una nueva teoría sobre el origen de los ataques contra los estudiantes: el rapto de un autobús que contenía una “carga especial” y que, finalmente, los alumnos de Ayotzinapa no lograron llevarse consigo.

Esta hipótesis no está sustentada en ninguna prueba en particular, es decir, en ninguna parte del expediente obra algún elemento específico que hable de la “carga especial” del autobús, sino que, tal como explicó José Trinidad Larrieta, encargado de la investigación realizada por CNDH, esta teoría fue construida a partir de conjeturas, con base en lo que denominó “adminiculación de evidencias”.

A continuación, te presentamos un resumen de los elementos que la CNDH utiliza para formular esta nueva hipótesis, basada en la “carga especial”, y en el interés que supuestamente tenían los normalistas en ella.

Las “otras actividades”

Según la CNDH, el “factor desencadenante” de las agresiones contra los normalistas que acudieron a Iguala la noche del 26 de septiembre de 2014 “pudo ser la captura (por parte de los estudiantes) del autobús Costa Line 2513”, que había partido de Acapulco con rumbo a Chilpancigo y luego a Iguala.

Este autobús, agregó la CNDH, pudo llevar “alguna carga especial que debía llegar a su destino”, Iguala, y sobre la que la dirigencia estudiantil de la Normal guardaba algún tipo de interés.

Según las conjeturas de la CNDH, el autobús Costa Line 2513 pudo ser monitoreado por al menos uno de los dirigentes estudiantiles de Ayotzinapa, el normalista David Flores Maldonado, a su paso por Chilpancingo. De esto, sin embargo, no hay ninguna evidencia.

“Ese autobús –infirió el doctor Larrieta– sale de Acapulco (el 26 de septiembre de 2014) no sé si a las 14:00 horas, no sé si a las 16:00 horas, o a una hora intermedia, las 15:00 horas, en ese lapso es el movimiento de ese autobús hacia Chilpancingo. Y, ¿qué tenemos frente a eso? Que a las 15:00 horas, el propio David (Flores Maldonado, principal líder de los estudiantes normalistas en ese momento) dice que sale de Ayotzinapa hacia Chilpanginco”, donde asegura haber permanecido alrededor de seis horas.

Entrevistado por Animal Político, el funcionario de la CNDH aseguró que eso representa una actitud sospechosa, ya que “la razón que da (para acudir a Chilpancingo) es que fue a comprar cosas de aseo, con ese tiempazo, que no parecería lógico”.

La CNDH omite aclarar, sin embargo, que Chilpancingo está a 15 minutos de la Normal de Ayotzinapa, y que es habitual que los estudiantes se desplacen a esta ciudad para realizar actividades cotidianas, como adquirir enseres básicos de aseo que, por cierto, no les proveen las autoridades educativas de Guerrero, aun cuando la Normal es un internado del sector público.

Tampoco especifica en su recomendación cuánto tiempo es suficiente, según su criterio, para adquirir enseres de aseo personal, ni a partir de cuánto tiempo eso se vuelve una actividad “extraña”.

Aun así, el titular de la investigación insistió en que “curiosamente, sale este chavo a las 15:00 horas en un vehículo de la Normal, a la hora en que pareciera estar ya trasladándose, o va a salir, o está próximo el autobús que viene de Acapulco hacia Chilpancingo”.

El organismo no explica cuál era exactamente, según su hipótesis, el interés de la dirigencia estudiantil en la supuesta “carga especial” del autobús Costa Line 2513.

En su lugar, lanza otra conjetura: que el objetivo de la dirigencia estudiantil era satisfacer sus “propios intereses”, por lo cual decidieron “manipular la voluntad de los novatos” para llevarlos a Iguala (destino final del autobús 2513) y usarlos “como escudo, de parapeto, o para encubrir o justificar otras actividades”.

La CNDH especula que la presencia de los normalistas en Iguala no estaba vinculada a la “lucha social”, sino a “otras actividades” que sus líderes debían “encubrir”, aunque el organismo no detalla cuáles eran esas supuestas “otras actividades”, ni aporta evidencias para sostener ninguna de estas afirmaciones.

Para sustentar la hipótesis de la contienda entre normalistas y un grupo del crimen organizado por el autobús Costa Line 2513, la CNDH utiliza el contenido de las comunicaciones interceptadas en 2014 por el gobierno de Estados Unidos entre presuntos miembros del cártel Guerreros Unidos (que opera en Iguala), según los cuales, una mujer cercana al cártel detectó que “gente armada” abordó en Chilpancingo un autobús en cuyo itinerario se registraba su paso por Iguala.

Según la hipótesis de la CNDH, ese autobús era el Costa Line 2513, que venía de Acapulco a Iguala, con escala en Chilpancingo.

Según esta hipótesis, fue la advertencia de esta señora lo que, horas después, provocó la reacción del cártel Guerreros Unidos contra los normalistas que llegaron a Iguala.

Existe, sin embargo, un detalle que invalida esta parte de la hipótesis: que las comunicaciones interceptadas a miembros de Guerreros Unidos señalan claramente que el autobús sobre el que alertó la mujer no se dirigía a Iguala, sino a Acapulco, por lo cual, no podía tratarse del Costa Line 2513.

Aún así, el doctor José Trinidad Larrieta, encargado de la investigación de la CNDH, insistió en la hipótesis de que el aviso de esa señora a Guerreros Unidos “desata una paranoia en Iguala”, y que esa paranoia explica la reacción violenta de este grupo del crimen organizado contra los normalistas.

Los villanos del cuento

Según la narrativa de los hechos realizada por la CNDH, el día 26 de septiembre de 2014, a las 17:30 horas, normalistas de Ayotzinapa, “la mayoría de nuevo ingreso”, recibieron la indicación de abordar dos autobuses que mantenían tomados, para partir rumbo a Iguala, informándoles que la intención era botear y tomar más vehículos de pasajeros, con los cuales pretendían partir, días después, hacia la Ciudad de México, para participar en la conmemoración de la matanza estudiantil del 2 de octubre.

La intempestiva orden, señala la CNDH, provino del “normalista Bernardo Flores Alcaraz”.
Ese estudiante, junto con David Flores Maldonado, son los dos dirigentes normalistas a los que la CNDH “describe” en su recomendación como narcotraficantes, aunque sin presentar pruebas.

La CNDH asegura, también sin evidencias, que “la única persona que pudo haber dispuesto y ordenado al secretario del Comité de Lucha, Bernardo Flores Alcaraz, la movilización de aproximadamente 120 normalistas (para partir rumbo a Iguala), era el secretario general del Comité Estudiantil, David Flores Maldonado”.

Para ese momento, subraya la CNDH, las 17:30 horas, el líder estudiantil David Flores Maldonado estaba en Chilpancingo haciendo las “compras” de productos de “aseo personal”, que al organismo le parecen sospechosas.

Así, en esta nueva hipótesis, la salida de los normalistas del plantel estuvo cronometrada (entre David Flores Maldonado y Bernardo Flores Alcaraz) en función del paso por Chilpancingo del autobús Costa Line 2513 que venía de Acapulco con su hipotética “carga especial”, con el supuesto objetivo de llegar a Iguala antes que dicho autobús.

Nada de esto, empero, se sustenta con evidencias en la recomendación de CNDH.

El destino de la carga especial

El 26 de septiembre de 2014, los dos autobuses que salieron de Ayotzinapa llegaron a las inmediaciones de Iguala, al punto carretero conocido como Rancho del Cura, alrededor de las 19:00 horas, y una hora y 15 minutos después, aproximadamente, a ese punto llegó el autobús Costa Line 2513, el de la hipotética “carga especial”, procedente de Chilpancingo.

En el Rancho del Cura, el autobús fue detenido por normalistas y tomado, exigiendo al chofer que hiciera descender a los pasajeros, para poder llevarse el vehículo a Ayotzinapa.

Inicialmente, el conductor del autobús Costa Line 2513 se negó, aduciendo que no traía anticongelante, algo que la CNDH considera una “oposición inexplicable”, ya que, por testimonio de otros choferes, se sabe que la indicación de sus empresas es aceptar la captura de los autobuses, e irse con las unidades para cuidarlas.

Junto con la oposición del chofer, continúa la narrativa de la CNDH, se dio la intervención “decisiva” de uno de los 28 pasajeros del autobús quien, “asumiendo unilateralmente la representación de todos los pasajeros, tomó la iniciativa y sostuvo un diálogo con los estudiantes, a quienes mostró su decidida y franca oposición a la toma del autobús, pero sin dar razón de ello, denotando un interés que iba más allá del de un pasajero más”.

Según el testimonio del chofer, este pasajero finalmente acordó con los normalistas que ocho de ellos acompañaran el autobús en su ingreso a Iguala, para que los pasajeros descendieran fuera de la terminal de Costa Line y, luego, el chofer llevaría el autobús a Ayotzinapa, con los ocho normalistas.

Ese acuerdo, sin embargo, fue incumplido: el chofer del autobús no se detuvo fuera de la terminal Costa Line, sino que ingresó el autobús al patio de operaciones, donde los pasajeros finalmente bajaron.
Luego, el chofer también se alejó del autobús, dejando a los normalistas dentro.

Gracias a esta acción del chofer, subraya la CNDH, el autobús Costa Line 2513, con su supuesta “carga especial”, logró llegar a su destino y permanecer ahí, ya que aún cuando momentos después arribó a la terminal el resto de los normalistas que esperaban en las inmediaciones de Iguala, y tomaron otras tres unidades (además de las dos que ya traían) ninguno de los vehículos que se llevaron consigo fue el Costa Line 2513, el que, según la hipótesis de Derechos Humanos, venía cargado.

Ese autobús permaneció en la terminal, luego de la partida de los estudiantes.

Aunque la hipótesis de la CNDH es que el ataque contra los normalistas estuvo vinculado con su interés en el Costa Line 2513, no se especifica cuál era su interés en dicha carga, y tampoco se explica por qué los estudiantes fueron atacados al salir de la terminal, siendo que, finalmente, entre los autobuses que secuestraron no estaba el vehículo con la supuesta “carga especial”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
¿Cómo hicieron su fortuna las Kardashian?
La familia que protagoniza el programa de telerrealidad más popular en Estados Unidos logró combinar magistralmente lo profesional y lo personal para generar millones. ¿Cuál es el secreto de su éxito?
Getty Images
8 de abril, 2019
Comparte

La serie de telerrealidadKeeping up with the Kardashians (Las Kardashian) acaba de regresar para su 16 temporada, lo cual significa que vuelven a la pantalla las peleas de familia y las flagrantes promociones de sus productos.

El programa lleva emitiéndose más de una década. Y la fortuna de la familia crece en paralelo.

Kylie Jenner -quien, cuando la serie empezó, tenía solo 9 años- tiene ahora 21 y es multimillonaria.

Con una fortuna estimada de US$1,000 millones, según la revista Forbes, la magnate del maquillaje es, de lejos, el miembro más rico del clan Kardashian, liderado por la “momager” (madre y manager) Kris Jenner.

Pero el resto de sus hermanas no pasan la vida precisamente buscando monedas detrás del sofá.

Kim Kardashian West es multimillonaria gracias a sus propias líneas de belleza, perfumes y sus “kimojis”; Kendall Jenner es modelo internacional de pasarela; Khloe Kardashian tiene su propio negocio de jeans, Good American; y la hermana mayor, Kourtney Kardashian, se beneficia de promociones de productos y colaboraciones con empresarios del mundo de la moda.

Combinar lo personal y lo profesional con su increíble alcance en las redes sociales resultó ser lucrativo. Los seguidores de las hermanas suman un total de US$537 millones, lo cual les permite amasar millones de dólares explotando la cultura pop.

Alexander McKelvie, profesor de negocios en la Universidad de Siracusa en Nueva York, EE.UU., opina que el show está cuidadosamente guionizado.

“Si uno lo analiza, pensaría que es muy espontáneo”, le contó a la BBC.

“Pero es más probable que esté escrito, planificado y muy bien preparado para ofrecer un mensaje claro y convincente sobre lo que los productores y la familia Kardashian quieren que se sepa sobre ellos”.

¿Cómo lograron las Kardashian ganar millones?

Esta temporada de Keeping up with the Kardashiansse basa en un “escándalo” que involucra a Khloe Kardashian, su expareja Tristan Thompson y un supuesto “enredo” con la mejor amiga de Kylie Jenner, Jordyn Woods.

En el programa, Khloe se lamenta: “Es horrible tener que ser tan pública. No soy solamente un show televisivo. Esta es mi vida“.

En el momento en el que surgió el supuesto romance, el precio de Jordy Lip Kit, un lápiz de labios que formaba parte de una colaboración entre Klyie y Jordyn, fue descontado en un 50%,

Pronto se agotó.

En una entrevista con el diario The New York Times, Kylie Jenner dijo que no sabía que el precio había sido reducido, añadiendo: “Yo nunca haría tal cosa”.

Pero el hecho es que el escándalo generó ventas.

“Esencialmente, sus vidas al completo están en pantalla todo el tiempo y creo que eso hace que resulten más confiables para ciertos consumidores”, le dijo a la BBC Alison Gaither, una analista del mercado de la belleza de la firma de investigación Mintel.

En ese primer episodio, las audiencias también vieron una sesión de fotos de Khloe para su empresa de jeans, a Kim y a Kylie discutiendo la colaboración de un perfume y al esposo de Kim, el rapero Kanye West, hablando sobre sus propios proyectos.

Coincidió con todo ello el lanzamiento del blog de Kourtney Kardashian sobre estilo de vida saludable Poosh, similar al sitio web de Gwyneth Paltrow, Goop, pero enseñando mucha más piel.

Al igual que casi todos los productos de los Kardashian, Poosh fue anunciado a través de la cuenta de Instagram de Kourtney.

La firma de jeans de Khloe el año pasado y la línea de cosméticos de Kylie también basan su éxito en esa red social.

“Lo que mejor han hecho fue aprovechar verdaderamente sus seguidores en las redes sociales para crear una marca que ellos quieran, especialmente en el caso de Kylie Jenner”, dijo Gaither.

Cuando Kylie lanzó por primera vez sus lápices labiales en noviembre de 2015 pudo promocionarlos a millones de fans directamente a través de su cuenta de Instagram, lo cual significó que pudo prescindir de costos de marketing y obtener una reacción instantánea sobre lo que a la gente le gustaba y lo que no.

Lewis Sheats, vicerrector adjunto de emprendimiento en la Universidad de Carolina del Norte, EE.UU., dice: “Si pensáramos hace 20 años en que un empresario reciba comentarios de 20 de sus clientes, les invitaría a tocar el producto con sus manos o a probarlo en un puesto callejero, para después entrevistarlos”.

“En las redes sociales puedes llegar a cientos de miles de personas en unos segundos y obtener sus impresiones inmediatas sobre un concepto”.

¿Han hecho dinero las Kardashian?

Algunos de los negocios que la familia forjó en sus primeros días de fama, en especial los que tienen que ver a las hermanas mayores, Kourtney, Kim y Khloe, no siempre obtuvieron buenas ventas.

Las hermanas fueron el rostro de una marca de maquillaje llamada Khroma Beauty. Pero tras su lanzamiento en 2012, la línea pronto fue retirada de las tiendas por reclamaciones de infracción de derechos de autor.

Tomó la forma de Kardashian Beauty, pero aún así los problemas legales continuaron. Fue solo muy recientemente cuando la familia pudo salvarse de la situación.

También lanzaron la Kardashian Kard, una tarjeta de crédito de prepago enfocada en el público adolescente.

Sin embargo, pronto fue desechada luego de que el entonces fiscal general de Connecticut, Richard Blumenthal, dijera que estaba “profundamente preocupado” por las altas comisiones de la tarjeta “combinadas con su atractivo para jóvenes adultos financieramente toscos”.

Pero incluso ahora, no todo lo que tocan se convierte en oro.

La época de Kendall Jenner como rostro de Pepsi colapsó en una tormenta de ira después de que protagonizara un anuncio publicitario que algunos criticaron por trivializar el movimiento Black Lives Matter.

Pepsi retiró el anunció un día después de su publicación.

Kim Kardashian West, madre de tres hijos (pronto cuatro), provocó la ira de la Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU. cuando promocionó un medicamento contra las náuseas matutinas.

Y varios miembros de la familia fueron criticados por recibir dinero por promocionar productos para perder peso.

La presentadora de BBC Radio 1 Jameela Jamil, quien hizo campañas a favor del body positivity -un movimiento en internet para empoderar a mujeres que no tienen “cuerpos perfectos”- describió a Kim Kardashian West como “una influencia terrible y tóxica para las chicas jóvenes”.

¿Qué será lo próximo para la familia?

El actual contrato televisivo de la familia está vigente hasta este año, y en este momento no está claro si la serie continuará.

Las cifras de la última temporada disminuyeron, ya que los 1,3 millones de espectadores que la vieron en su estreno se redujeron a 851.000 al final.

Si el programa está cercano a su fin, ¿logrará la familia conservar el mismo nivel de éxito?

“Sin duda, no tendrán tanta publicidad gratuita”, responde McKelvie.

“Pero tuvieron éxito a la hora de encontrar otras maneras de permanecer en los medios de comunicación con falsos conflictos, ya fueran de fabricación propia o no. Y eso también es publicidad gratuita”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.