Normalistas de Ayotzinapa iban a Iguala por un autobús que tenía una carga especial, según la CNDH
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Normalistas de Ayotzinapa iban a Iguala por un autobús que tenía una carga especial, según la CNDH

Según la CNDH, el "factor desencadenante" de las agresiones contra los normalistas la noche del 26 de septiembre de 2014 pudo ser la captura del autobús Costa Line 2513.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

Tras cuatro años de investigaciones sobre la desaparición forzada de 43 normalistas en Iguala, Guerrero, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó en noviembre sus conclusiones sobre el caso, entre las que destaca una nueva teoría sobre el origen de los ataques contra los estudiantes: el rapto de un autobús que contenía una “carga especial” y que, finalmente, los alumnos de Ayotzinapa no lograron llevarse consigo.

Esta hipótesis no está sustentada en ninguna prueba en particular, es decir, en ninguna parte del expediente obra algún elemento específico que hable de la “carga especial” del autobús, sino que, tal como explicó José Trinidad Larrieta, encargado de la investigación realizada por CNDH, esta teoría fue construida a partir de conjeturas, con base en lo que denominó “adminiculación de evidencias”.

A continuación, te presentamos un resumen de los elementos que la CNDH utiliza para formular esta nueva hipótesis, basada en la “carga especial”, y en el interés que supuestamente tenían los normalistas en ella.

Las “otras actividades”

Según la CNDH, el “factor desencadenante” de las agresiones contra los normalistas que acudieron a Iguala la noche del 26 de septiembre de 2014 “pudo ser la captura (por parte de los estudiantes) del autobús Costa Line 2513”, que había partido de Acapulco con rumbo a Chilpancigo y luego a Iguala.

Este autobús, agregó la CNDH, pudo llevar “alguna carga especial que debía llegar a su destino”, Iguala, y sobre la que la dirigencia estudiantil de la Normal guardaba algún tipo de interés.

Según las conjeturas de la CNDH, el autobús Costa Line 2513 pudo ser monitoreado por al menos uno de los dirigentes estudiantiles de Ayotzinapa, el normalista David Flores Maldonado, a su paso por Chilpancingo. De esto, sin embargo, no hay ninguna evidencia.

“Ese autobús –infirió el doctor Larrieta– sale de Acapulco (el 26 de septiembre de 2014) no sé si a las 14:00 horas, no sé si a las 16:00 horas, o a una hora intermedia, las 15:00 horas, en ese lapso es el movimiento de ese autobús hacia Chilpancingo. Y, ¿qué tenemos frente a eso? Que a las 15:00 horas, el propio David (Flores Maldonado, principal líder de los estudiantes normalistas en ese momento) dice que sale de Ayotzinapa hacia Chilpanginco”, donde asegura haber permanecido alrededor de seis horas.

Entrevistado por Animal Político, el funcionario de la CNDH aseguró que eso representa una actitud sospechosa, ya que “la razón que da (para acudir a Chilpancingo) es que fue a comprar cosas de aseo, con ese tiempazo, que no parecería lógico”.

La CNDH omite aclarar, sin embargo, que Chilpancingo está a 15 minutos de la Normal de Ayotzinapa, y que es habitual que los estudiantes se desplacen a esta ciudad para realizar actividades cotidianas, como adquirir enseres básicos de aseo que, por cierto, no les proveen las autoridades educativas de Guerrero, aun cuando la Normal es un internado del sector público.

Tampoco especifica en su recomendación cuánto tiempo es suficiente, según su criterio, para adquirir enseres de aseo personal, ni a partir de cuánto tiempo eso se vuelve una actividad “extraña”.

Aun así, el titular de la investigación insistió en que “curiosamente, sale este chavo a las 15:00 horas en un vehículo de la Normal, a la hora en que pareciera estar ya trasladándose, o va a salir, o está próximo el autobús que viene de Acapulco hacia Chilpancingo”.

El organismo no explica cuál era exactamente, según su hipótesis, el interés de la dirigencia estudiantil en la supuesta “carga especial” del autobús Costa Line 2513.

En su lugar, lanza otra conjetura: que el objetivo de la dirigencia estudiantil era satisfacer sus “propios intereses”, por lo cual decidieron “manipular la voluntad de los novatos” para llevarlos a Iguala (destino final del autobús 2513) y usarlos “como escudo, de parapeto, o para encubrir o justificar otras actividades”.

La CNDH especula que la presencia de los normalistas en Iguala no estaba vinculada a la “lucha social”, sino a “otras actividades” que sus líderes debían “encubrir”, aunque el organismo no detalla cuáles eran esas supuestas “otras actividades”, ni aporta evidencias para sostener ninguna de estas afirmaciones.

Para sustentar la hipótesis de la contienda entre normalistas y un grupo del crimen organizado por el autobús Costa Line 2513, la CNDH utiliza el contenido de las comunicaciones interceptadas en 2014 por el gobierno de Estados Unidos entre presuntos miembros del cártel Guerreros Unidos (que opera en Iguala), según los cuales, una mujer cercana al cártel detectó que “gente armada” abordó en Chilpancingo un autobús en cuyo itinerario se registraba su paso por Iguala.

Según la hipótesis de la CNDH, ese autobús era el Costa Line 2513, que venía de Acapulco a Iguala, con escala en Chilpancingo.

Según esta hipótesis, fue la advertencia de esta señora lo que, horas después, provocó la reacción del cártel Guerreros Unidos contra los normalistas que llegaron a Iguala.

Existe, sin embargo, un detalle que invalida esta parte de la hipótesis: que las comunicaciones interceptadas a miembros de Guerreros Unidos señalan claramente que el autobús sobre el que alertó la mujer no se dirigía a Iguala, sino a Acapulco, por lo cual, no podía tratarse del Costa Line 2513.

Aún así, el doctor José Trinidad Larrieta, encargado de la investigación de la CNDH, insistió en la hipótesis de que el aviso de esa señora a Guerreros Unidos “desata una paranoia en Iguala”, y que esa paranoia explica la reacción violenta de este grupo del crimen organizado contra los normalistas.

Los villanos del cuento

Según la narrativa de los hechos realizada por la CNDH, el día 26 de septiembre de 2014, a las 17:30 horas, normalistas de Ayotzinapa, “la mayoría de nuevo ingreso”, recibieron la indicación de abordar dos autobuses que mantenían tomados, para partir rumbo a Iguala, informándoles que la intención era botear y tomar más vehículos de pasajeros, con los cuales pretendían partir, días después, hacia la Ciudad de México, para participar en la conmemoración de la matanza estudiantil del 2 de octubre.

La intempestiva orden, señala la CNDH, provino del “normalista Bernardo Flores Alcaraz”.
Ese estudiante, junto con David Flores Maldonado, son los dos dirigentes normalistas a los que la CNDH “describe” en su recomendación como narcotraficantes, aunque sin presentar pruebas.

La CNDH asegura, también sin evidencias, que “la única persona que pudo haber dispuesto y ordenado al secretario del Comité de Lucha, Bernardo Flores Alcaraz, la movilización de aproximadamente 120 normalistas (para partir rumbo a Iguala), era el secretario general del Comité Estudiantil, David Flores Maldonado”.

Para ese momento, subraya la CNDH, las 17:30 horas, el líder estudiantil David Flores Maldonado estaba en Chilpancingo haciendo las “compras” de productos de “aseo personal”, que al organismo le parecen sospechosas.

Así, en esta nueva hipótesis, la salida de los normalistas del plantel estuvo cronometrada (entre David Flores Maldonado y Bernardo Flores Alcaraz) en función del paso por Chilpancingo del autobús Costa Line 2513 que venía de Acapulco con su hipotética “carga especial”, con el supuesto objetivo de llegar a Iguala antes que dicho autobús.

Nada de esto, empero, se sustenta con evidencias en la recomendación de CNDH.

El destino de la carga especial

El 26 de septiembre de 2014, los dos autobuses que salieron de Ayotzinapa llegaron a las inmediaciones de Iguala, al punto carretero conocido como Rancho del Cura, alrededor de las 19:00 horas, y una hora y 15 minutos después, aproximadamente, a ese punto llegó el autobús Costa Line 2513, el de la hipotética “carga especial”, procedente de Chilpancingo.

En el Rancho del Cura, el autobús fue detenido por normalistas y tomado, exigiendo al chofer que hiciera descender a los pasajeros, para poder llevarse el vehículo a Ayotzinapa.

Inicialmente, el conductor del autobús Costa Line 2513 se negó, aduciendo que no traía anticongelante, algo que la CNDH considera una “oposición inexplicable”, ya que, por testimonio de otros choferes, se sabe que la indicación de sus empresas es aceptar la captura de los autobuses, e irse con las unidades para cuidarlas.

Junto con la oposición del chofer, continúa la narrativa de la CNDH, se dio la intervención “decisiva” de uno de los 28 pasajeros del autobús quien, “asumiendo unilateralmente la representación de todos los pasajeros, tomó la iniciativa y sostuvo un diálogo con los estudiantes, a quienes mostró su decidida y franca oposición a la toma del autobús, pero sin dar razón de ello, denotando un interés que iba más allá del de un pasajero más”.

Según el testimonio del chofer, este pasajero finalmente acordó con los normalistas que ocho de ellos acompañaran el autobús en su ingreso a Iguala, para que los pasajeros descendieran fuera de la terminal de Costa Line y, luego, el chofer llevaría el autobús a Ayotzinapa, con los ocho normalistas.

Ese acuerdo, sin embargo, fue incumplido: el chofer del autobús no se detuvo fuera de la terminal Costa Line, sino que ingresó el autobús al patio de operaciones, donde los pasajeros finalmente bajaron.
Luego, el chofer también se alejó del autobús, dejando a los normalistas dentro.

Gracias a esta acción del chofer, subraya la CNDH, el autobús Costa Line 2513, con su supuesta “carga especial”, logró llegar a su destino y permanecer ahí, ya que aún cuando momentos después arribó a la terminal el resto de los normalistas que esperaban en las inmediaciones de Iguala, y tomaron otras tres unidades (además de las dos que ya traían) ninguno de los vehículos que se llevaron consigo fue el Costa Line 2513, el que, según la hipótesis de Derechos Humanos, venía cargado.

Ese autobús permaneció en la terminal, luego de la partida de los estudiantes.

Aunque la hipótesis de la CNDH es que el ataque contra los normalistas estuvo vinculado con su interés en el Costa Line 2513, no se especifica cuál era su interés en dicha carga, y tampoco se explica por qué los estudiantes fueron atacados al salir de la terminal, siendo que, finalmente, entre los autobuses que secuestraron no estaba el vehículo con la supuesta “carga especial”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué está aumentando tanto el precio de los alimentos en todo el mundo (y qué se puede hacer contra su impacto)

Este sábado es el Día Mundial de la Alimentación y coincide con un momento de inseguridad alimentaria "catastrófica y sin precedentes", tal como ha advertido Naciones Unidas.
16 de octubre, 2021
Comparte

El Día Mundial de la Alimentación se celebra este sábado en medio de una advertencia de Naciones Unidas sobre el nivel “catastrófico y sin precedentes” de inseguridad alimentaria y el temor a un mayor aumento del precio de la comida a nivel mundial.

“Cerca de medio millón de personas están experimentando condiciones de hambruna en Etiopía, Madagascar, Sudán del Sur y Yemen. En los últimos meses, las poblaciones vulnerables en Burkina Faso y Nigeria también han sido sometidas a estas mismas condiciones”, dijo la ONU en un comunicado.

El organismo llamó a destinar inmediatamente fondos para ayudar a 41 millones de personas en varios países en peligro de una hambruna.

Según la organización benéfica con sede en el Reino Unido The Hunger Project, 690 millones de personas en todo el mundo viven con hambre crónica, 850 millones están en riesgo de pobreza debido a covid-19.

De esos 690 millones, el 60% son mujeres.

Aquí analizamos lo que el alza en el precio de los alimentos significa para todos y qué alternativas se están considerando para ayudar a reducir la pobreza alimentaria.

Pero antes que nada, te explicamos el porqué de ese incremento.

¿Por qué suben los precios?

alimentos

Getty Images
La pandemia ha incrementado el precio de los alimentos.

El gigante internacional de alimentos Kraft Heinz advirtió esta semana que la gente tendrá que “acostumbrarse a precios más altos de los alimentos” como resultado de la inflación “generalizada” posterior a la pandemia.

La doctora Sarika Kulkarni, fundadora y fideicomisaria de Raah Foundation, con sede en Bombay, India, está de acuerdo con la opinión de Miguel Patricio, el jefe de Kraft Heinz, de que los precios de los alimentos se mantendrán altos.

Kulkarni y la Fundación Raah han estado trabajando para lograr una vida mejor, más saludable y más feliz para las comunidades indígenas de la India.

Durante la pandemia, muchos países vieron caer la producción de materias primas, desde cultivos hasta aceites vegetales.

Las medidas para controlar el virus y la enfermedad limitaron la producción y distribución.

A medida que se ha ido recuperando la oferta, muchas economías no han podido ajustarla a la demanda, lo que ha llevado a un alza de los precios.

El aumento de los costos salariales y energéticos se han sumado a la carga a la que se enfrentan los fabricantes.

“Los precios son una correlación directa de la demanda y la oferta”, explica Kulkarni, experta en alivio de la pobreza.

“Mientras que la población aumenta y la demanda de alimentos se incrementa continuamente, la cantidad de hectáreas bajo cultivo está disminuyendo debido a múltiples desafíos y problemas que incluyen la disponibilidad de agua, el deterioro del suelo y su calidad, el cambio climático y el aumento de casos de variaciones climáticas extremas, el desinterés de las nuevas generaciones en la agricultura como ocupación, etc.”.

“Los agricultores enfrentan diversos retos que se reflejan en el precio de los alimentos, que continúa aumentando”, agrega.

“Sexo a cambio de comida”

manos con alimentos

Getty Images

Según el subsecretario general de Asuntos Humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, “cuando finalmente se abre la puerta la hambruna, se vuelve viral de una manera en la que otras amenazas quizás no lo hacen”.

Las mujeres y las niñas son particularmente vulnerables como resultado del aumento de la pobreza y el aumento de los precios de los alimentos.

“Las mujeres nos hablan de las medidas desesperadas que deben tomar para encontrar con qué alimentar a sus familias, incluido el intercambio de sexo por comida, el recurrir a matrimonios precoces e infantiles, como escuché hace poco cuando estuve en Siria”, recordó.

Algunos de los que más inseguridad alimentaria sufren a nivel mundial son los pequeños agricultores, dice Karen Hampson, gerente de Desarrollo de Programas en Farm Radio International.

“El aumento actual del precio de los alimentos es un arma de doble filo para ellos”, le apuntó a la BBC.

“Por un lado, las familias campesinas necesitan comprar los alimentos que no pueden cultivar, por lo que sus costos aumentan o su acceso a los alimentos disminuye, lo que genera hambre y desnutrición”, explicó.

Y “por otro, al menos en teoría, el alza del precio de los alimentos debería significar más ingresos por los productos que venden”.

“Sin embargo, en la mayoría de los casos, el aumento de los precios de los alimentos no parece traducirse en más ingresos para los agricultores, especialmente para los de pequeña escala en África”.

Como señala la doctora Kulkarni, la pobreza es directamente proporcional a los precios; a medida que la pobreza aumenta, desafortunadamente los precios también aumentan, destruyendo los pequeños presupuestos que tenían.

“El alza del precio de los alimentos está causando desnutrición, hambre y muchos otros desafíos relacionados con la salud para las comunidades más pobres. Las está atrapando en un círculo vicioso de hambre, mala salud y pobreza”.

Development Initiatives es una organización global que aprovecha el poder de los datos y la evidencia para tratar de acabar con la pobreza, reducir la desigualdad y aumentar la resiliencia, y su director ejecutivo, Harpinder Collacott, está de acuerdo con Kulkarni.

“La pobreza extrema en particular se calcula sobre la base de los ingresos necesarios para satisfacer las necesidades básicas, y la comida es una proporción significativa de eso”, explica.

“Si el costo de esos alimentos aumenta, cada vez más gente no puede satisfacer sus necesidades básicas, lo que significa que es empujada a la pobreza extrema o por debajo de la línea de pobreza extrema”, agrega.

¿Qué se puede hacer?

Para hacer frente al impacto del alza del precio de los alimentos, los habitantes de los países desarrollados pueden optar por evitar los artículos de lujo, pasar menos vacaciones en el extranjero o incluso administrar cuidadosamente su presupuesto.

En los países subdesarrollados, como se mencionó anteriormente, no todos tienen esas alternativas y hay quienes están desesperadas que a menudo se ven obligados a comerciar sexo por comida, tal como ya mencionamos.

La ONU, los organismos regionales y los gobiernos respectivos pueden adoptar enfoques convencionales para sacar a las personas de la pobreza, para enfrentar el desafío del aumento de los precios de los alimentos. Y muchas organizaciones benéficas de todo el mundo se están centrando en métodos innovadores.

“La asistencia alimentaria y de medios de subsistencia debe prestarse en conjunto”, dice el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Qu Dongyu.

“Apoyar los sistemas agroalimentarios y brindar asistencia a largo plazo allana el camino hacia la recuperación más allá de la supervivencia y aumenta la resiliencia. No hay tiempo que perder”, dijo.

Maria Mchele y agricultores en Tanzania

Susuma Susuma
Los programas de radio ayudan a educar para sacar mejor provecho de la tierra y los recuersos naturales.

Pero Collacott le dijo a la BBC que la pobreza alimentaria no se resolverá solo con más dinero.

“Necesitamos una reforma radical de los sistemas y estructuras que mantienen a la gente en la pobreza”, señala.

“Necesitamos un esfuerzo global, de todos los gobiernos, instituciones, empresas y ONG, que coloque a las personas más pobres en el centro de su enfoque para cambiar el status quo y cree un sistema global que no deje a las personas atrás”.

Según Kulkarni, lo que se necesita es impulsar la agricultura climáticamente inteligente, aumentar la adaptabilidad al cambio climático como la mejora de la capacidad de recolección y almacenamiento de agua de lluvia, bajar el precio de las semillas y otras materias primas relacionadas con la agricultura, alentar a los agricultores a que reserven lo que necesitan para el autoconsumo y obtengan ingresos vendiendo el resto.

En los últimos siete años, la Fundación Raah les ha garantizado agua a 105 aldeas, por lo que más de 30.000 habitantes han tenido acceso a ella durante todo el año.

“Hemos estado alentando a los jóvenes a que se dediquen a la agricultura como una ocupación de tiempo completo, proporcionándoles los incentivos necesarios y creando corredores agrícolas para garantizar que la agricultura enfocada genere mejores rendimientos y, por lo tanto, ingresos”, dice Kulkarni.

Según Hampson, una de las causas de la pobreza alimentaria es que los hogares rurales de los países en desarrollo no tienen un acceso adecuado a información sobre precios en diferentes mercados, por lo que no pueden negociar muy bien con distribuidores y mayoristas; o sobre prácticas mejoradas o clima localizado.

Farm Radio International, una ONG canadiense, utiliza la radio interactiva para responder a las necesidades de comunicación e información de los pequeños agricultores del África subsahariana.

“Los programas de radio agrícolas pueden cambiar eso ofreciendo consejos sobre cómo obtener mejores precios por sus productos u otra información precisa y oportuna”, le dijo Hampson a la BBC.

“Por ejemplo, en un proyecto reciente sobre servicios climáticos en Tanzania, el 58% de los oyentes calificaron su conocimiento de cómo usar información meteorológica para mejorar su agricultura como ‘mejor’ después de escuchar los programas de radio, y el 73% informó que habían mejorado sus prácticas de deshierbar después de escuchar los programas de radio “, agregó.

¿Ahora que?

mujeres tomando notas

Susuma Susuma

Si bien es posible que personas de todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en desarrollo, se pregunten cómo enfrentar el aumento del precio de los alimentos, los activistas expresan su esperanza de que se pueda evitar una crisis, siempre que los líderes del mundo adopten medidas rápidas y mesuradas.

“Personalmente, diría que siempre hay esperanza”, dice Hampson.

Pero solo si “escuchamos a mujeres, hombres y jóvenes agricultores, les dejamos liderar y escuchar sus preocupaciones, los incluimos en los diálogos de políticas y apoyamos sus esfuerzos, ya sea a través de cooperativas, grupos de agricultores y de mujeres o la innovación”.

Agrega que hay que “centrarse en la respuesta al cambio climático y apoyar especialmente a los grupos marginados y responder a sus necesidades: igualdad de acceso a los mercados, acceso al crédito, acceso a la información “.

La doctora Kulkarni expresa una opinión similar: “Tenemos esperanza, ya que todavía hay tiempo para abordar las brechas tal como se conocen e identifican”.

Pero advierte: “Si seguimos ignorándolas, podríamos tener un problema y la esperanza podría desvanecerse”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cqiupsqBZik

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.