Sin preguntas y en comparecencias de 10 minutos, Senado examina a los 27 candidatos a Fiscal General
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Senado de la República

Sin preguntas y en comparecencias de 10 minutos, Senado examina a los 27 candidatos a Fiscal General

Desfilaron los primeros 15 postulantes en apenas tres horas; #FiscalíaQueSirva desestimó participar y acusó falta de seriedad.
Senado de la República
15 de enero, 2019
Comparte

Con comparecencias de 10 minutos y sin posibilidad de hacerles preguntas, el Senado inició el lunes el análisis final de los 27 candidatos al cargo de Fiscal General de la República; los aspirantes fueron citados para exponer las razones por las cuales aspiran al cargo y explicar su visión de la procuración de justicia en México.

Las comparecencias se desahogan en solo dos días. El acuerdo tomado por la Junta de Coordinación Política del Senado fue convocar el lunes a 15 aspirantes, mientras que para el martes se citó a los 12 restantes. Se estableció, como parte del acuerdo, que durante cada presentación no habría mociones ni preguntas.

Originalmente el procedimiento de elección del fiscal no contemplaba más que la comparecencia de los candidatos que resulten seleccionados en la terna final que defina el presidente (de una lista de 10 que enviará el Senado). Sin embargo, legisladores de oposición exigieron que se realizara un proceso público de comparecencias, motivo por el cual se habilitó este procedimiento de dos días con los 27 aspirantes.

Las organizaciones ciudadanas agrupadas en el colectivo #FiscalíaQueSirva rechazaron participar en estas comparecencias al considerar que el procedimiento y formato es apresurado e impide un análisis serio de los candidatos. El colectivo había pedido desde la semana antepasada un proceso más amplio, con preguntas para los candidatos.

Leer: #FiscalíaQueSirva acusa al Senado de irresponsable por apresurar elección del Fiscal

El senador Julio Menchaca Salazar, presidente de la Comisión de Justicia del Senado, dijo en entrevista con Animal Político que respetan y escuchan las opiniones de la sociedad civil, pero que el Poder Legislativo tiene una responsabilidad que cumplir y esa es la elección del fiscal en los tiempos legales pactados para ello.

El legislador desestimó además que la cercanía política con el presidente de algunos de los aspirantes al cargo, como Bernardo Bátiz (exprocurador de la CDMX cuando López Obrador fue Jefe de Gobierno) o Alejandro Gertz (actual encargado de la Fiscalía General), sea un obstáculo para sus candidaturas.

Se prevé que el miércoles la Junta de Coordinación Política y la Comisión de Justicia de la Cámara Alta presenten una lista final de 10 de esos candidatos, que se someterá al pleno para su aprobación.

Dicha lista es la que se enviará al Poder Ejecutivo para que la Presidencia elija una terna final de aspirantes.

Comparecencias exprés

Como estaba previsto en el acuerdo, el lunes se desahogaron las comparecencias de 15 de los 27 candidatos al cargo de fiscal, sin que hubiera oportunidad de realizar preguntas de parte de los legisladores. La primera comparecencia inició a las 12:05 de la tarde y la última terminó a las 15:10 horas.

Leer: Comisión de justicia aprueba a 27 candidatos para Fiscal General; 10 serán los finalistas

Es decir, en un lapso de tres horas comparecieron los 17 candidatos que habían sido citados. La mayoría de ellos respetó el tiempo de los 10 minutos establecido. El que se extendió con mayor margen fue Mauricio Moreno Vargas, quien habló 15 minutos, mientras que el que menos espacio ocupó fue el último de la lista, Roberto Valero Chávez, que apenas ocupo cinco minutos.

Previo al arranque de la primera comparecencia, el senador Damián Zepeda expresó ante la Comisión de Justicia que lo preferible era un procedimiento de análisis de mayor duración, donde se pudiera cuestionar a los candidatos en temas en específico.

Por el contrario Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva del Senado, y quien fue invitado por la Comisión de Justicia a la inauguración de las comparecencias, celebró
este procedimiento de carácter público y destacó la importancia de nombrar al primer fiscal del país.

Batres recordó que hay plazos perentorios que cubrir, y dijo que con la terna final de candidatos que devuelva el presidente se buscará un proceso más amplio.

¿Qué dijeron los candidatos?

Los 15 candidatos citados el lunes (10 hombres y 5 mujeres) aprovecharon los minutos que tuvieron para dar un resumen de su trayectoria, y exponer algunas ideas en torno al trabajo que haría la Fiscalía General que ellos encabezarían.

No hubo un tema que se repitiera en las 15 intervenciones, pero sí algunos propósitos y retos en los que varios candidatos coincidieron. Entre ellos se encontraba el transformar a la Fiscalía para que se adapte a las exigencias del nuevo sistema penal acusatorio, fortalecer la atención a las víctimas y el respeto a los derechos humanos, así como impulsar la capacitación y profesionalización de los funcionarios.

Varios aspirantes insistieron en la importancia de la autonomía de la Fiscalía y en señalar que ellos no tienen vínculos políticos con nadie. También se habló, con frecuencia, de descentralizar el trabajo de la institución, modernizar protocolos, y en recuperar la confianza ciudadana.

Hubo algunas propuestas o preocupaciones que solo fueron expresadas por uno o dos candidatos. Por ejemplo, el tema de fortalecer los servicios periciales solo fue referido por Julio Ángel Sabines y Ernesto López Sauré. Este último fue además el único en referirse al lavado de dinero a través de comercio electrónico y de las llamadas “criptomonedas”.

El candidato Arturo García Jiménez es el único que procesó la elaboración de un código de ética, mientras que sólo Blanca Ivonne Olvera Lezama advirtió sobre la necesidad de crear en la Fiscalía un nuevo protocolo de uso de la fuerza, dado que el que hereda la PGR es de 2012 y no es acorde con el nuevo sistema penal acusatorio.

La magistrada y candidata Eva Verónica De Gyvés Zárate señaló, por su cuenta, que el rezago de trabajo en la Fiscalía es uno de los problemas más graves e inmediatos que enfrenta la institución, con “miles de carpetas que no han sido judicializadas”. Mónica Cecilia Luna Barrientos destacó que la autonomía de la nueva institución no la exime de rendir cuentas ante la ciudadanía.

Mauricio Moreno destacó que el robo de combustibles conocido como “huachicoleo” es el saqueo más grande que enfrenta el país; Julio Ángel Sabines reconoció la importancia de contar con la Guardia Nacionalm, e Ivonne Olvera hizo énfasis en el creciente robo en trenes, de cara a la construcción del Tren Maya.

Félix Méndez García fue el único de los 15 candidatos que comparecieron que criticó el formato de estas comparecencias, y subrayo que era necesario que los legisladores conocieran de forma más amplia los distintos proyectos, y que se pudiera haber interactuado con un formato de preguntas y
respuestas.

También hubo comentarios que nada tenían que ver con propuestas para la Fiscalía, como el de Ángel Sabines, que se definió a sí mismo como el “caballo negro” del proceso de selección, o el de Adalberto Cruz Medina, quien dijo que le “gustaría ser senador o diputado”.

El martes continuará la sesión de la Comisión de Justicia con los doce candidatos restantes, siguiendo el mismo formato.

Senado defiende proceso y selección

El lunes el colectivo ciudadano #FiscalíaQueSirva, que ha impulsado desde hace más de dos años la conformación de una fiscalía autónoma y participó en el diseño de su ley orgánica, anunció que no participaría en las comparecencias a las que convocó el Senado, pues consideraron que era un proceso acelerado que solo busca cumplir con un requisito, pero no profundizar en una selección responsable.

“El colectivo #FiscaliaQueSirva considera que el proceso de entrevistas no debiera ser una mera formalidad, pues se trata de uno de los instrumentos más útiles para identificar el mérito, y profundizar en las propuestas de quienes aspiran a la titularidad de la Fiscalía General de la República, ahondar en aspectos preocupantes sobre sus antecedentes o posibles conflictos de interés (…) Insistimos: los procedimientos acelerados no llevan a ninguna buena auscultación”, señalaron en un comunicado.

En entrevista el senador Julio Menchaca Salazar, presidente de la Comisión de Justicia, dijo que respetaba el posicionamiento de la sociedad civil pues su participación ha sido destacada en el procedimiento, pero recordó que los senadores tienen la “obligación” de cumplir con los tiempos que marca la ley, y que no era posible recurrir a otro formato.

Cabe señalar que el periodo extraordinario convocado por el Senado para el nombramiento del fiscal inicia el miércoles 16 de enero, fecha en la que la Junta de Coordinación Política prevé presentar la lista de 10 candidatos finales para su análisis y votación ante el pleno.

Cuestionado sobre el posible conflicto de interés en que podrían estar candidatos como Bátiz o Gertz Manero (por su cercanía con el presidente), Menchaca señaló que el Senado avaló la elegibilidad de los candidatos que quedaron en la lista final del 27.

Subrayó que la mayoría de los candidatos tienen un “alto perfil” y una trayectoria profesional relevante, y que es facultad de los senadores elegir a la decena final, así como el presidente tiene derecho a escoger la terna final que considere conveniente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Cómo contarán la pandemia de COVID los libros de historia?

Por muy tentador que sea predecir un vuelco total del comportamiento social, las lecciones del pasado sugieren que es poco probable.
Getty Images
6 de septiembre, 2021
Comparte

Después de casi dos años -y de un extraordinario parón mundial cuyo impacto aún no está claro- es inevitable que muchos escriban sobre la COVID-19 durante las próximas décadas.

Ahora que entramos en un largo período de reflexión, los estudiosos de las artes y las humanidades tienen mucho que ofrecer, especialmente una vez que la intensidad de la cobertura científica y médica ha empezado a disminuir.

Al principio, cuando muchos de nosotros nos confinábamos y nos preocupábamos por cómo íbamos a salir de la pandemia, el único capítulo de cualquier libro sobre la COVID que cualquiera de nosotros quería leer era el de la vacuna.

¿Habría una y funcionaría? Pero la descripción técnica de esta preciosa intervención médica en las próximas publicaciones será concisa y breve. La historia más completa está en otra parte.

Lo que verdaderamente importa

La historia médica de las plagas es fascinante, pero rara vez es la cuestión crítica. No sabemos con certeza qué fue la epidemia ateniense del siglo V a. e. c., ni la devastadora del siglo II y III e. c.

La peste de los siglos VI a VIII e. c. en el imperio romano es objeto de discusión, pero probablemente se trataba de varias infecciones diferentes. Sabemos cómo se propagó la peste negra, pero eso no es lo más interesante.

Lo más interesante es cómo reacciona la gente ante las epidemias y cómo los escritores describen sus reacciones.

Vacuna contra la covid-19

Getty Images
Hoy estamos centrados sobre todo en el aspecto científico de la pandemia, pero seguramente esto perderá importancia en el futuro.

El relato del historiador y general griego Tucídides (460-400 a. e. c.) sobre cómo respondieron los atenienses a la virulenta plaga del siglo V influyó directa o indirectamente en la forma en que muchos historiadores posteriores las describieron.

Estableció la pauta para una narración de los síntomas junto con el impacto social.

Atenas y la peste

Atenas estaba en el segundo año de lo que se convertiría en más de 20 años de conflicto con su rival Esparta.

La peste se extendió rápidamente y mató con rapidez: los síntomas comenzaban con fiebre y se extendían por todo el cuerpo.

Pericles

Getty Images
Tucídides dijo que la pérdida de su gran estadista Pericles (495-429 a. e. c.) a causa de la peste alteró la naturaleza de su liderazgo.

Algunos atenienses fueron diligentes en el cuidado de los demás, lo que normalmente les llevó a la muerte, pero muchos simplemente se rindieron, o ignoraron a la familia y a los muertos, o persiguieron los placeres en el tiempo que les quedaba.

Es discutible hasta qué punto la peste cambió a Atenas: no detuvo la guerra ni afectó a su prosperidad.

Lo que sí dice Tucídides es que la pérdida de su gran estadista Pericles (495-429 a. e. c.) a causa de la peste alteró la naturaleza de su liderazgo y eliminó algunos de sus rasgos moderadores.

Queda implícito que los atenienses pueden haber abandonado su tradicional piedad y respeto por las normas sociales.

Esta fue la generación que produciría el cuestionamiento más radical del papel y la naturaleza de los dioses, de lo que sabemos del mundo y de cómo debemos vivir.

Pero también condujo a un renovado sentido del militarismo y a una eventual catástrofe: la derrota de Atenas ante Esparta y la pérdida de su imperio.

Las pandemias y su impacto

La tentación es decir que las pandemias lo cambian todo.

El historiador bizantino Procopio (500-570 e. c.), que sobrevivió a la aparición de la peste en el siglo VI, estaba al tanto de esto.

Niña en una clase virtual

Getty Images
Es tentador decir que todo ha cambiado a causa de la pandemia, ¿pero es realmente así?

Todo el mundo se volvió muy religioso durante un tiempo, pero luego, en cuanto se sintió libre, volvió a su antiguo comportamiento.

La peste fue un símbolo evidente de la decadencia del sistema, pero la gente se adapta.

¿Estaba el mundo bizantino tan fatalmente debilitado por la peste y su resurgimiento que fue incapaz de resistir la embestida de los árabes en el siglo VII?

Esto puede ser cierto en parte, pero la peste precedió significativamente a la conquista árabe, hubo tanta continuidad como alteración visible en su cultura y en la vida de las ciudades. Además, el mundo árabe tuvo sus propias pestes. La historia no es tan sencilla.

¿Y qué hay de nuestra pandemia? Por muy tentador que sea predecir un vuelco total del comportamiento social, las lecciones del pasado sugieren que es poco probable.

Los fuertes lazos de la sociedad han sobrevivido bien.

Quizá la peor consecuencia sea el retroceso en el progreso de los países en desarrollo.

Eso y las repercusiones a largo plazo sobre la salud mental y la educación en todo el mundo son excepcionalmente difíciles de calibrar, aunque esta será la pandemia más estudiada de nuestra historia. Y serán los estudiosos de las artes y las humanidades y los científicos sociales quienes realicen gran parte de este incisivo trabajo, y ya lo están haciendo.

La ciencia de la pandemia

Entonces, ¿qué nos dice la historia que sería lo útil? Que hay que investigar más y profundizar en el conocimiento.

Niña con mascarilla

Getty Images
La historia de la COVID no será solo la descripción del virus. Será la complejísima historia de cómo esta enfermedad se cruzó con nuestro comportamiento social y cómo decidimos responder ante ello.

Por eso la historia de la COVID no será solo la descripción del virus y la vacuna, o el misterio de si vino de un murciélago o de un laboratorio.

Será la complejísima historia de cómo esta enfermedad se cruzó con nuestro comportamiento social y cómo decidimos responder como individuos y familias, comunidades y políticos, naciones y organismos mundiales.

Lo que los mejores historiadores desde Tucídides nos han dicho es que la biología de la enfermedad es inseparable de la construcción social de la enfermedad y la salud.

Y también vemos que los humanos somos muy malos a la hora de pensar en las consecuencias.

Una de las consecuencias potenciales más interesantes de esta pandemia es la relación entre la política y la ciencia.

Investigadores en el laboratorio

Getty Images
La ciencia no habla con una sola voz, rara vez ofrece respuestas fáciles o inequívocas y se resiste al corto plazo.

La peste ateniense puede haber impulsado a los pensadores a ser más radicales al cuestionar las visiones tradicionales de la vida, la muerte y el papel de los dioses.

Y la Peste Negra se considera a menudo como un cambio de juego en términos de religión y filosofía, y que fomentó cambios en la ética médica y mejoras en la atención social.

Incluso cambió la balanza sobre el valor del trabajo, pero todavía tenemos que ver si nuestra pandemia ha hecho incursiones duraderas en los patrones de trabajo en las oficinas o virtualmente.

Esta última pandemia ha mostrado lo mejor y más esencial de la ciencia, pero también la ha colocado incómodamente en el centro de la toma de decisiones políticas.

Junto con la crisis climática, mucho más peligrosa, la pandemia ha animado a los políticos a afirmar que “siguen la ciencia”.

Pero la ciencia no habla con una sola voz, rara vez ofrece respuestas fáciles o inequívocas y se resiste al corto plazo.

Cómo se desarrolle la conversación entre la política y la ciencia, y cuáles sean sus consecuencias, podría ser una de las sorpresas de este momento tan extraño.

A largo plazo, la comprensión de las repercusiones de este virus -y de los retos culturales, sociales y económicos más amplios en los que se inserta- requerirá que despleguemos una visión más generosa y holística de la ciencia.

Sólo así podremos escribir el relato de esta pandemia que su fuerza disruptiva exige.

*Christopher Smith es director ejecutivo del Consejo de Investigación de Artes y Humanidades, Escuela de Clásicos, Universidad de St. Andrews, Reino Unido.

*Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eeU0dpGZPZ8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.