close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Procuraduría quiso pedir perdón por Caso Narvarte con funcionario menor y sin reconocer culpa: CDHDF

La ombudsperson confirma que gobierno de Mancera cumplió con menos del 40% de la recomendación.
Cuartoscuro
4 de enero, 2019
Comparte

La Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México pretendía que la disculpa pública que debe dar a las víctimas del Caso Narvarte por las graves anomalías en la investigación, como parte del cumplimiento de la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF), la encabezara un funcionario de grado inferior al exprocurador Edmundo Garrido, pese a que incluso él era el responsable de dicha indagatoria.

No solo eso. Propuso a las víctimas ofrecer esa “disculpa” sin reconocer su responsabilidad plena en las filtraciones de la investigación que la propia dependencia permitió, y que fueron el punto de partida del resto de irregularidades que provocan que hoy, a tres años del crimen, no se conozca la verdad de lo ocurrido ni haya reparación del daño.

Lee: Caso Narvarte: tres años después, no se sabe por qué los mataron; estos son los cabos sueltos del multihomicidio

Así lo revelaron en entrevista con Animal Político la presidenta de la CDHDF Nashieli Ramírez Hernández, y la Directora Ejecutiva de Seguimiento de dicho organismo, Carolina Pimentel González, quienes confirmaron que en la administración de Miguel Ángel Mancera – concluida el pasado 5 de diciembre – la Procuraduría local cumplió con menos del 40 por ciento del contenido de la recomendación en este caso grave.

“Y ese 40 por ciento de cumplimiento es siendo muy optimistas y viéndolo muy superficialmente porque lo reportado tampoco ha dejado satisfechas a las víctimas. En síntesis estamos ante un caso donde evidentemente no hay satisfacción de las personas afectadas y donde no existe aún hoy la reparación del daño” dijo Ramírez Hernández.

Lee: Gobierno espía: Los abogados del caso Narvarte también fueron objetivos del malware Pegasus

Animal Político tiene una copia de la propuesta de “perdón” que la Procuraduría presentó a las víctimas. En ella se confirma que el procurador Garrido no encabezaría ni participaría en el evento, y que la dependencia tampoco asumiría reflexión alguna sobre su actuación errónea, como reclamaban las víctimas.

En ese contexto, la ombudsperson de la ciudad dijo que buscarían tanto a la nueva procuradora de la Ciudad, Ernestina Godoy,  así como a la nueva Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, para abordar específicamente el cumplimiento de la recomendación del Caso Narvarte.

Cabe recordar que este caso aborda el multifeminicidio de cuatro jóvenes y el asesinato de un periodista en un departamento de la colonia Narvarte en julio de 2015. Las víctimas pertenecían a tres grupos vulnerables: mujeres, defensores de derechos humanos y periodistas. Pese a que se detuvieron a tres personas al día de hoy se desconoce el móvil del asesinato, no se sabe si hay autores intelectuales y tampoco la mecánica precisa con que se cometió.

El falso perdón

La investigación de lo ocurrido en el departamento de la colonia Narvarte estuvo a cargo de la Fiscalía de Homicidios bajo las órdenes del entonces subprocurador Edmundo Garrido, quien a la postre se convirtió en titular de la Procuraduría General de Justicia, cargo que dejó el pasado 5 de diciembre con el cambio de gobierno.

Cuando en la Recomendación de CDHDF se estableció que la procuraduría tenía que reconocer públicamente su responsabilidad en favor de las víctimas, estas y la Comisión acordaron que quien tenía que hacerlo era el Procurador, no solo por la gravedad y dimensión del caso y de las violaciones a derechos humanas cometida, sino porque el propio Garrido era el jefe de la Fiscalía de Homicidios.

Y según las víctimas y la propia CDHDF, en un inicio la procuraduría había aceptado que Garrido fuera el funcionario que hiciera el reconocimiento y perdón, sin embargo, con el paso del tiempo eso fue cambiando.

“Empezamos con una disculpa que iba a dar el procurador y terminamos con un funcionario de bajo nivel que nada tenían que ver. Y si para las víctimas esto es un tema central y no le satisface, nosotros en la Comisión  no podemos avalar una propuesta de ese tipo de la Procuraduría” dijo la presidenta de la Comisión.

En la propuesta final de reconocimiento de responsabilidad que la Procuraduría envió a la CDHDF y a los representantes de las víctimas (a la que Animal Político tuvo acceso), fechada el 27 de octubre, se confirma la propuesta de que el panel estuviera compuesto por un subprocurador y la fiscal de Homicidios. No se contempla participación alguna del procurador.

La PGJDF además responde que aun cuando las víctimas también habían solicitado la presencia del Jefe de Gobierno y el Presidente del Tribunal de Justicia, la dependencia “estaba impedida para comprometerse respecto a la misma”.

Otro problema con la referida propuesta de disculpa de la Procuraduría, explica Nashieli Ramírez Hernández, es que en realidad no reconoce ni asume por voluntad propia los fallos cometidos y documentados por la CDHDF en la investigación del multihomicidio. Lo que hace es repetir constantemente que se cumple con un requisito establecido en la recomendación.

La revisión que este medio hizo de la redacción propuesta por la Procuraduría a las víctimas confirma lo anterior. La dependencia capitalina repite hasta en tres ocasiones que se realiza en cumplimiento de la recomendación y (solo en una ocasión) se dice que se comparte. No existe una reflexión propia de la institución sobre su actuación o un juicio autocrítica. En ninguna parte se menciona tampoco palabras como “perdón” o disculpa”.

La presidenta de la Comisión consideró particularmente grave que la Procuraduría no asuma proactivamente su responsabilidad en el tema de la filtración en que ocurrieron sus funcionarios sobre fotos y datos del homicidio, un hecho grave que provocó un daño sistemático a las víctimas y a sus familias que aún hoy persiste.

“La Procuraduría no quiere asumir que parte de la disculpa tiene que ver con las filtraciones, está en la recomendación y aceptado por la autoridad y esas filtraciones implican y afectan el proyecto de vida, el pasado, la memoria y la dignidad de las víctimas. Y mientras ellos (la procuraduría) no quieran  asumir eso no hay reparación del daño posible” dijo Ramírez Hernández.

Incumplimiento sin castigo

Animal Político publicó la semana pasada que ni uno solo de los 16 puntos recomendatorios que la CDHDF dirigió a la Procuraduría capitalina por el Caso Narvarte se ha cumplido a casi un año y medio de distancia de que se aceptó oficialmente esta recomendación.

En un posicionamiento enviado a este medio la Procuraduría confirmó que la recomendación no estaba cumplida aunque sostuvo que había enviado ya la documentación necesaria para dar por cubiertos 6 de los 16 puntos recomendatorios, y que era la Comisión de Derechos Humanos la que no había dado respuesta.

Sobre esto la Presidenta de la CDHDF explicó que si bien es cierto que la dependencia ha enviado documentos como prueba de cumplimiento, ello no basta para dar por satisfechos dichos puntos pues es necesario revisa, con las víctimas, lo que se reporta y luego tomar una determinación.

La  Directora Ejecutiva de Seguimiento de dicho organismo, Carolina Pimentel González precisó incluso que aun cuando se reporta un avance de 40 por ciento en el cumplimiento, este porcentaje puede disminuir si en la revisión de los documentos se detecta que no se cumple con lo que mandata la propia recomendación o lo que esperan las víctimas.

Pero pese a este incumplimiento de la recomendación no ha habido sanción para los funcionarios. De hecho el exprocurador Edmundo Garrido ya dejó el cargo sin haber cumplido nunca con la recomendación. Esto pese a que la CDHDF cuenta con facultades para que, por ejemplo, se citen ante el Congreso a funcionarios que no cumplan con las recomendaciones.

Cuestionada sobre este punto, Pimentel González dijo que no se han emprendido acciones ya que la dependencia sí entregó cierta información y propuestas que si bien, no satisfacen aún lo que  se ordena en los puntos recomendatorios, evidencia que hay una intención por cumplir en cierta medida.

“No se pueden activar mecanismos hasta en tanto no se acuerde el incumplimiento, y todavía no podemos declarar algún punto como incumplido porque se han llevado a cabo acciones aunque insuficientes. Consideramos y esperamos que con las nuevas autoridades (del Gobierno de la ciudad) podamos retomar el cumplimiento de la recomendación y poder cerrar y alcanzar esto” dijo Pimentel González.

Sobre este tema se buscó la opinión de la abogada Karla Michel Salas, una de las representantes de las víctimas, quien consideró que la Comisión sí podría haber hecho más hasta ahora para presionar a la Procuraduría en el cumplimiento de la recomendación, pues cuenta con los mecanismos legales para ello.

“El trabajo de la Comisión no concluye con la emisión de recomendaciones, si no ejerce los mecanismos para que estas se cumplan, las recomendaciones se convierten en un listado de buenas intenciones. Que las autoridades únicamente dirán que cumplirán pero echarán al cajón del olvido” dijo la abogada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Resaca: qué le pasa a tu cuerpo cuando has bebido demasiado alcohol

En dosis bajas, el alcohol te hace sentir más feliz. Pero cuando tomas demasiado tu actividad cerebral se reduce, así como tu ritmo cardiaco y tu respiración. ¿Qué más le pasa a tu cuerpo cuando bebes demasiado y cómo se podría evitar la resaca?
Getty Images
1 de enero, 2020
Comparte

Tomarse un par de copas en Navidad es para muchos tan parte de la tradición festiva como los regalos, las decoraciones y los villancicos.

Por eso, si te encuentras con una gran resaca el día después, es posible que te interese saber qué está pasando realmente dentro de tu cuerpo y por qué te sientes tan mal.

Tenemos una tendencia a beber porque en dosis bajas el alcohol es un euforizante, que te hace sentir más feliz.

Esto pasa cuando el cuerpo libera dopaminas y endorfinas, sustancias químicas que estimulan el sistema de recompensa del cerebro.

Pero, un poco más tarde, cuando se bebe más, el líquido reduce la actividad cerebral y ralentiza tu ritmo cardiaco y tu respiración.

Los efectos del consumo inicial de cualquier alcohol es la primera de muchas etapas de la narcosis y la última es la muerte.

Dificultades para hablar, pero legalmente puedes conducir

Hombre manejando con una cerveza en la mano.

Getty Images
Antes de llegar al límite de alcohol en la sangre para conducir, puedes experimentar falta de coordinación y dificultades para hablar, pero legalmente puedes conducir.

Simplemente hay una gran ventana entre una dosis efectiva -que te hace pensar que eres mucho más ingenioso y guapo de lo que realmente eres y más tarde te hace correr por la calle con un cono de tráfico en la cabeza- y una dosis letal (que te lleva a la morgue).

Es importante tener en cuenta que incluso antes de llegar al límite típico de alcohol en la sangre para conducir, puede experimentar entusiasmo, falta de coordinación, deficiencias, dificultades para hablar, balanceo y pérdida de inhibición.

Pero legalmente puedes conducir un automóvil.

Pequeñas cantidades de alcohol afectan el sistema límbico del cerebro, lo que da como resultado las agresiones y las aglomeraciones que se ven las noches de los viernes y sábados en muchos centros urbanos.

El alcohol también es un vasodilatador, lo que significa que ensancha los vasos sanguíneos, desviando la sangre del núcleo del cuerpo a sus extremidades.

Esto da como resultado las características mejillas sonrojadas que puedes tener luego de consumir alcohol y también la nariz roja que a menudo vemos en los bebedores habituales.

Un auto-reafirmante y causante de sobrepeso

Persona con sobrepeso.

Getty Images
Las personas con alcoholismo frecuentemente reciben la mayor parte de sus calorías del alcohol.

Inicialmente, beber alcohol es auto-reafirmante. Lo que podría parecer una buena idea al principio, parecerá incluso mejor después de haberse bebido un par.

Además se absorbe más rápido que la mayoría de las cosas. Una parte es asimilada por el estómago (en lugar del intestino delgado) y luego se extiende por todo el cuerpo y se distribuye a todos los órganos, incluidos el cerebro y el hígado.

En este último el cuerpo hace un valiente intento de descomponer y eliminar el líquido.

Para hacer esto, el hígado produce enzimas, pequeñas moléculas que ayudan a producir o a descomponer otras moléculas más importantes. En este caso, la enzima deshidrogenasa descompone el alcohol (etanol) en acetaldehído (etanal), que luego se descompone en ácido acético (etanoico) y después en dióxido de carbono.

También se libera energía en todas las etapas del desglose, lo que explica por qué los grandes bebedores a veces pueden padecer de sobrepeso.

De hecho, las personas con alcoholismo frecuentemente reciben la mayor parte de sus calorías del alcohol y comen muy poco. Esto puede hacer que tengan sobrepeso, pero que estén desnutridos al mismo tiempo porque consumen calorías vacías, que no contienen vitaminas ni proteínas.

Esto puede producir una apariencia o sensación de enfermedad.

¿Por qué vomitas?

Mujer vomitando.

Getty Images
El etanal es un emético e induce el vómito.

El producto de descomposición de la primera etapa, el etanal, es un emético, lo que significa que provoca el vómito.

A medida que bebes y te vuelves más eufórico, tu nivel de etanol en la sangre está siendo monitoreado por el área postrema, la parte de tu cerebro que revisa tu sangre buscando cosas que no deberían estar allí.

Si comes algo que te hace vomitar y te da diarrea, es tu postrema el que le ha dado instrucciones a tu cuerpo para que se deshaga de esos alimentos que están causando molestias.

El etanal tiene el mismo efecto. El postrema funciona con tolerancias muy finas, y tan pronto como tu cuerpo contiene suficiente etanal, y se alcanza el umbral establecido, le indica a tu estómago que se contraiga y te hace vomitar.

Intentar detener este proceso es como tratar de contener la marea. Es posible que hayas notado el poco tiempo que pasa entre beber con ganas y darse cuenta de que vas a vomitar pasa lo que pase.

El disulfiram es un fármaco utilizado en el tratamiento del alcoholismo crónico. Detiene la descomposición posterior de etanal después de que tomas, lo que provoca una resaca y vómitos inmediatos. Es efectivamente una forma de terapia de aversión.

¿Por qué te da resaca?

Mujer con resaca.

Getty Images
La única forma de “desemborracharse” es dejar de beber.

Desafortunadamente, en la actualidad no existen drogas para tratar la embriaguez en sí, o una resaca.

Una vez que estás intoxicado, solo tiene que esperar. El hígado puede metabolizar entre 8 y 12 gramos de alcohol en una hora y la única forma de “desemborracharse” es dejar de beber para que el alcohol se difunda del cerebro y el hígado pueda completar la descomposición.

Además del vómito, no sabemos exactamente por qué nos sentimos tan mal cuando tenemos resaca, pero se cree que es otro efecto del etanal y los congéneres, el desorden químico no alcohólico que es un subproducto de la fermentación.

Estos incluyen aceites, minerales y otras formas de alcohol, como el metanol (alcohol de madera), que puede causar ceguera en dosis altas.

Un vaso de agua antes de acostarte

Vaso de agua.

Getty Images
Beber un vaso de agua antes de acostarte puede ayudarte con la resaca.

Las bebidas más oscuras tienen mayores cantidades de congéneres. El vino tinto también causa una resaca particularmente violenta, ya que contiene un vasoconstrictor, que contrae los vasos sanguíneos y causa ese dolor de cabeza punzante.

Mientras tanto, el vodka podría ser más indulgente ya que cuando se toma “puro” es solo alcohol y agua.

La única otra cosa que podría ayudar a reducir la resaca después de beber en exceso es un vaso de agua antes de acostarse.

El alcohol detiene la glándula pituitaria y produce la hormona anti diurética vasopresina, que normalmente restringe la producción de orina.

Esto significa que terminas perdiendo más agua de la que ingieres, lo que provoca una deshidratación que irrita los vasos sanguíneos y provoca dolores de cabeza.

O también puedes aliviar tu tristeza post navideña con las sobras del asado y tu película favorita de la temporada.

*Hal Sosabowski es profesor de Comprensión Pública de la Ciencia en la Universidad de Brighton. Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons.Haz clic aquí si quieres leer el original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0&t=62s

https://www.youtube.com/watch?v=ElxR2is1_bk&t=88s

https://www.youtube.com/watch?v=WTuw_gfggKo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo.
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.