close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro
Procuraduría quiso pedir perdón por Caso Narvarte con funcionario menor y sin reconocer culpa: CDHDF
La ombudsperson confirma que gobierno de Mancera cumplió con menos del 40% de la recomendación.
Cuartoscuro
4 de enero, 2019
Comparte

La Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México pretendía que la disculpa pública que debe dar a las víctimas del Caso Narvarte por las graves anomalías en la investigación, como parte del cumplimiento de la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF), la encabezara un funcionario de grado inferior al exprocurador Edmundo Garrido, pese a que incluso él era el responsable de dicha indagatoria.

No solo eso. Propuso a las víctimas ofrecer esa “disculpa” sin reconocer su responsabilidad plena en las filtraciones de la investigación que la propia dependencia permitió, y que fueron el punto de partida del resto de irregularidades que provocan que hoy, a tres años del crimen, no se conozca la verdad de lo ocurrido ni haya reparación del daño.

Lee: Caso Narvarte: tres años después, no se sabe por qué los mataron; estos son los cabos sueltos del multihomicidio

Así lo revelaron en entrevista con Animal Político la presidenta de la CDHDF Nashieli Ramírez Hernández, y la Directora Ejecutiva de Seguimiento de dicho organismo, Carolina Pimentel González, quienes confirmaron que en la administración de Miguel Ángel Mancera – concluida el pasado 5 de diciembre – la Procuraduría local cumplió con menos del 40 por ciento del contenido de la recomendación en este caso grave.

“Y ese 40 por ciento de cumplimiento es siendo muy optimistas y viéndolo muy superficialmente porque lo reportado tampoco ha dejado satisfechas a las víctimas. En síntesis estamos ante un caso donde evidentemente no hay satisfacción de las personas afectadas y donde no existe aún hoy la reparación del daño” dijo Ramírez Hernández.

Lee: Gobierno espía: Los abogados del caso Narvarte también fueron objetivos del malware Pegasus

Animal Político tiene una copia de la propuesta de “perdón” que la Procuraduría presentó a las víctimas. En ella se confirma que el procurador Garrido no encabezaría ni participaría en el evento, y que la dependencia tampoco asumiría reflexión alguna sobre su actuación errónea, como reclamaban las víctimas.

En ese contexto, la ombudsperson de la ciudad dijo que buscarían tanto a la nueva procuradora de la Ciudad, Ernestina Godoy,  así como a la nueva Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, para abordar específicamente el cumplimiento de la recomendación del Caso Narvarte.

Cabe recordar que este caso aborda el multifeminicidio de cuatro jóvenes y el asesinato de un periodista en un departamento de la colonia Narvarte en julio de 2015. Las víctimas pertenecían a tres grupos vulnerables: mujeres, defensores de derechos humanos y periodistas. Pese a que se detuvieron a tres personas al día de hoy se desconoce el móvil del asesinato, no se sabe si hay autores intelectuales y tampoco la mecánica precisa con que se cometió.

El falso perdón

La investigación de lo ocurrido en el departamento de la colonia Narvarte estuvo a cargo de la Fiscalía de Homicidios bajo las órdenes del entonces subprocurador Edmundo Garrido, quien a la postre se convirtió en titular de la Procuraduría General de Justicia, cargo que dejó el pasado 5 de diciembre con el cambio de gobierno.

Cuando en la Recomendación de CDHDF se estableció que la procuraduría tenía que reconocer públicamente su responsabilidad en favor de las víctimas, estas y la Comisión acordaron que quien tenía que hacerlo era el Procurador, no solo por la gravedad y dimensión del caso y de las violaciones a derechos humanas cometida, sino porque el propio Garrido era el jefe de la Fiscalía de Homicidios.

Y según las víctimas y la propia CDHDF, en un inicio la procuraduría había aceptado que Garrido fuera el funcionario que hiciera el reconocimiento y perdón, sin embargo, con el paso del tiempo eso fue cambiando.

“Empezamos con una disculpa que iba a dar el procurador y terminamos con un funcionario de bajo nivel que nada tenían que ver. Y si para las víctimas esto es un tema central y no le satisface, nosotros en la Comisión  no podemos avalar una propuesta de ese tipo de la Procuraduría” dijo la presidenta de la Comisión.

En la propuesta final de reconocimiento de responsabilidad que la Procuraduría envió a la CDHDF y a los representantes de las víctimas (a la que Animal Político tuvo acceso), fechada el 27 de octubre, se confirma la propuesta de que el panel estuviera compuesto por un subprocurador y la fiscal de Homicidios. No se contempla participación alguna del procurador.

La PGJDF además responde que aun cuando las víctimas también habían solicitado la presencia del Jefe de Gobierno y el Presidente del Tribunal de Justicia, la dependencia “estaba impedida para comprometerse respecto a la misma”.

Otro problema con la referida propuesta de disculpa de la Procuraduría, explica Nashieli Ramírez Hernández, es que en realidad no reconoce ni asume por voluntad propia los fallos cometidos y documentados por la CDHDF en la investigación del multihomicidio. Lo que hace es repetir constantemente que se cumple con un requisito establecido en la recomendación.

La revisión que este medio hizo de la redacción propuesta por la Procuraduría a las víctimas confirma lo anterior. La dependencia capitalina repite hasta en tres ocasiones que se realiza en cumplimiento de la recomendación y (solo en una ocasión) se dice que se comparte. No existe una reflexión propia de la institución sobre su actuación o un juicio autocrítica. En ninguna parte se menciona tampoco palabras como “perdón” o disculpa”.

La presidenta de la Comisión consideró particularmente grave que la Procuraduría no asuma proactivamente su responsabilidad en el tema de la filtración en que ocurrieron sus funcionarios sobre fotos y datos del homicidio, un hecho grave que provocó un daño sistemático a las víctimas y a sus familias que aún hoy persiste.

“La Procuraduría no quiere asumir que parte de la disculpa tiene que ver con las filtraciones, está en la recomendación y aceptado por la autoridad y esas filtraciones implican y afectan el proyecto de vida, el pasado, la memoria y la dignidad de las víctimas. Y mientras ellos (la procuraduría) no quieran  asumir eso no hay reparación del daño posible” dijo Ramírez Hernández.

Incumplimiento sin castigo

Animal Político publicó la semana pasada que ni uno solo de los 16 puntos recomendatorios que la CDHDF dirigió a la Procuraduría capitalina por el Caso Narvarte se ha cumplido a casi un año y medio de distancia de que se aceptó oficialmente esta recomendación.

En un posicionamiento enviado a este medio la Procuraduría confirmó que la recomendación no estaba cumplida aunque sostuvo que había enviado ya la documentación necesaria para dar por cubiertos 6 de los 16 puntos recomendatorios, y que era la Comisión de Derechos Humanos la que no había dado respuesta.

Sobre esto la Presidenta de la CDHDF explicó que si bien es cierto que la dependencia ha enviado documentos como prueba de cumplimiento, ello no basta para dar por satisfechos dichos puntos pues es necesario revisa, con las víctimas, lo que se reporta y luego tomar una determinación.

La  Directora Ejecutiva de Seguimiento de dicho organismo, Carolina Pimentel González precisó incluso que aun cuando se reporta un avance de 40 por ciento en el cumplimiento, este porcentaje puede disminuir si en la revisión de los documentos se detecta que no se cumple con lo que mandata la propia recomendación o lo que esperan las víctimas.

Pero pese a este incumplimiento de la recomendación no ha habido sanción para los funcionarios. De hecho el exprocurador Edmundo Garrido ya dejó el cargo sin haber cumplido nunca con la recomendación. Esto pese a que la CDHDF cuenta con facultades para que, por ejemplo, se citen ante el Congreso a funcionarios que no cumplan con las recomendaciones.

Cuestionada sobre este punto, Pimentel González dijo que no se han emprendido acciones ya que la dependencia sí entregó cierta información y propuestas que si bien, no satisfacen aún lo que  se ordena en los puntos recomendatorios, evidencia que hay una intención por cumplir en cierta medida.

“No se pueden activar mecanismos hasta en tanto no se acuerde el incumplimiento, y todavía no podemos declarar algún punto como incumplido porque se han llevado a cabo acciones aunque insuficientes. Consideramos y esperamos que con las nuevas autoridades (del Gobierno de la ciudad) podamos retomar el cumplimiento de la recomendación y poder cerrar y alcanzar esto” dijo Pimentel González.

Sobre este tema se buscó la opinión de la abogada Karla Michel Salas, una de las representantes de las víctimas, quien consideró que la Comisión sí podría haber hecho más hasta ahora para presionar a la Procuraduría en el cumplimiento de la recomendación, pues cuenta con los mecanismos legales para ello.

“El trabajo de la Comisión no concluye con la emisión de recomendaciones, si no ejerce los mecanismos para que estas se cumplan, las recomendaciones se convierten en un listado de buenas intenciones. Que las autoridades únicamente dirán que cumplirán pero echarán al cajón del olvido” dijo la abogada.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte