close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Las causas y cómo ha evolucionado el desabasto de gasolina en México

Al menos 10 estados han tenido problemas con el abasto de combustible: Tamaulipas, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Michoacán y Ciudad de México.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
10 de enero, 2019
Comparte

El plan del gobierno de México para combatir el hauchicoleo o robo de combustible ha provocado retrasos en la distribución y escasez de gasolina en varios estados. Desde el 4 de enero comenzaron los reportes de escasez debido al cierre de ductos y a la utilización de pipas para repartir el combustible.

La situación se agravó el 5 y 6 de enero; los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro registraron desabasto en las estaciones de servicio.

¿Por qué inició el desabasto?

El cierre de ductos y el cambio en la forma en que se distribuye ahora la gasolina son parte de la estrategia que anunció el presidente Andrés López Obrador el 27 de diciembre de 2018.

El plan prevé además que 4 mil elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina resguarden 58 instalaciones estratégicas de Pemex, entre ellas seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho, 12 estaciones de rebombeo y el control de ducto.

Al presentar el plan contra el huachicol, Pemex informó que se intervino la empresa, cesó a funcionarios, e iniciaron procedimientos penales por robo de combustible contra tres persona, cuyos nombres y cargos no se revelaron.

Para el 9 de enero, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo que cinco personas del área de monitoreo de Pemex, que no aplicaron los protocolos correspondientes al detectar posible ordeña de ductos o robo de combustible, fueron despedidas y denunciadas.

Con el cambio de administración se observó que las personas encargadas del sistema de monitoreo permitían que durante horas se registrara una baja de presión en los ductos, sin detener el flujo de combustible, aunque hubiera la probabilidad de fuga o del llamado huachicoleo.

El presidente declaró que las válvulas de los ductos se cerrarán el tiempo que sea necesario, y aunque dijo que no había problemas de desabasto y que lo único que se cuidaba era la distribución, al menos 10 estados han tenido problemas con el abasto de combustible: Tamaulipas, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Michoacán y Ciudad de México.

En CDMX

En la Ciudad de México, 85 de las 400 gasolineras capitalinas registraron problemas de distribución; algunas reportaban falta de diésel, Premium, y otras llevaban un par de días sin ser surtidas.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, indicó que una parte importante de las gasolineras que se quedaron sin combustibles en CDMX por el gran número de automovilistas del Estado de México que se trasladaron a la ciudad a cargar sus tanques.

En varios puntos, conductores de taxis, automóviles particulares y de autobuses de pasajeros hicieron fila durante más de una hora en algunas gasolineras a la espera de poder llenar sus tanques.

En el caso de Toluca, Estado de México, la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (Adigal) reportó que unas 140 estaciones habían cerrado por la falta de combustible.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) mantiene vigilancia en las gasolineras afectadas e informó que algunas de las gasolineras solicitaron “racionar” el combustible por la demanda.

¿Saboteo en ducto?

El 9 de enero se informó que el problema del abasto de gasolina, originado por los retrasos en la distribución del combustible, estaba por resolverse, sin embargo, hubo una fuga en el ducto Tuxpan -Azcapotzalco, en un tramo de Hidalgo, lo que agravó la situación.

Ese mismo día la reparación del ducto quedó listo pero a las 10 de la noche se volvió a afectar, acción que Andrés Manuel López Obrador calificó de “sabotaje”.

En estados, largas filas en gasolineras y caos en transporte

En las principales ciudades de Guanajuato, Jalisco y Michoacán se ha reportó caos en el transporte público, en el traslado de alimentos, la recolección de basura, así como ausentismo escolar y laboral.

En Morelia, el desabasto ocasionó el paro de labores de 2 mil 400 unidades del transporte público. Los prestadores de este servicio, se salen de ruta por dos o cuatro horas y en no pocos casos ya no regresan a trabajar porque no consiguieron gasolina.

De acuerdo con Quadratín, la escasez de combustible que se registra en la capital michoacana también ha afectado a los servicios de radiotaxi.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, pidió a Pemex que ofrezca una explicación a detalle sobre el desabasto de combustible que existe y cuándo se va a normalizar, y aunque reconoció que el problema del robo de hidrocarburos se debe resolver con medidas duras, dijo que los ciudadanos no deben pagar los costos.

Señaló que es grave el problema de abasto de combustibles en 50% de la demanda en el estado, donde se consumen a diario entre 14 millones y 15 millones de litros al día.

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, dijo que está en contra del robo de combustible, pero también en contra del retraso en la distribución.

De acuerdo con el diario Reforma, la entidad pondrá en marcha un “plan b” en caso de que Pemex no cumpla con su ofrecimiento de enviar 41 mil barriles de gasolina en las próximas horas y traerá gasolina de Texas.

“Y por otro lado estamos viendo el tema de importar gasolina a través de carrotanques, a través de ferrocarril, trayendo de Texas este combustible. Vamos a ver las opciones si es viable y si lo podemos hacer a través de los gasolineros y empezar a acelerar”, dijo.

En Guanajuato, empresarios establecieron un decálogo para el abasto en las estaciones que incluyen acciones como ampliar la venta de 300 a 500 pesos y limitar la venta en bidón a cien pesos, porque se detectó que había personas revendiendo el combustible a un mayor precio. También se estableció la prohibición del apartado de lugares y se limitó a 500 vehículos las filas en las gasolineras.

El 9 de enero la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en Guanajuato decretó “emergencia” y acordó suspender labores; los juzgados federales solicitaron al Consejo de la Judicatura anular los procesos y días legales de juicios en marcha.

En Coahuila, al menos 20 estaciones dejaron de trabajar. En Saltillo, por ejemplo, el 30% de las 140 gasolineras reportan falta de alguno de los combustibles.

En Querétaro sigue agravándose la situación, principalmente en los municipios de Corregidora, El Marqués, San Juan del Río y Querétaro.

El gobernador de ese estado, Francisco Domínguez Servién, dijo que no hay gasolina en una de cada tres estaciones y prevé que el abasto se normalice en una semana.

Domínguez dijo que, hasta el momento, Pemex no ha cumplido totalmente con su oferta de entregar 10 mil barriles diarios para abastecer a las estaciones de esa entidad.

¿Cuándo regresará todo a la normalidad?

Tanto Pemex como el gobierno federal aseguraron que “no hay desabasto de hidrocarburos, por lo que se llama a la población a no realizar compras de pánico, ni caer en especulaciones de escasez de combustible”. Han pedido tener paciencia y prudencia, que pronto todo regresará a la normalidad, pero no ha dado ni un plazo, ni una fecha exacta en la que se comprometan a regularizar el abasto.

Petróleos Mexicanos dijo que hay suficiente inventario de producto en las Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD) para satisfacer la demanda de la población en todo el país y que la situación que se vive en algunas regiones es sólo por un ajuste logístico en la distribución.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Google rompe con Huawei: qué significa para el gigante tecnológico chino y sus usuarios

Este fin de semana EU impuso nuevas restricciones al gigante chino de tecnología. Las nuevas medidas, basadas en el supuesto riesgo que representan los productos de Huawei en materia de seguridad, son un fuerte golpe para la compañía china.
Getty Images
20 de mayo, 2019
Comparte

Google ha asestado un duro golpe al gigante tecnológico chino Huawei.

Este fin de semana se conoció que la empresa estadounidense impedirá al mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo el uso de algunas actualizaciones dentro del sistema operativo Android.

Los nuevos teléfonos inteligentes de Huawei también perderán el acceso a algunas de las más populares aplicaciones de Google.

La medida se da a conocer después de que la administración del presidente Donald Trump agregara a Huawei a una lista de compañías con las que las empresas estadounidenses no pueden negociar a menos que tengan una licencia.

En un comunicado, Google dijo que estaba “cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”.

Huawei, por su parte, no quiso hacer comentarios al respecto.

“Grandes implicaciones”

Ben Wood, de la consultora CCS Insight, dijo que la medida de Google tendría “grandes implicaciones para los consumidores de Huawei”.

La compañía ya no recibirá las actualizaciones de seguridad y el soporte técnico de Google, y cualquier dispositivo nuevo ya no tendrá aplicaciones como YouTube y Maps.

Los usuarios actuales de teléfonos inteligentes de Huawei podrán actualizar sus aplicaciones, así como los servicios de Google Play. Pero si Google lanza una nueva versión de Android, Huawei no podrá ofrecer la actualización en sus teléfonos.

Huawei todavía puede usar la versión del sistema operativo Android disponible a través de una licencia de código abierto.

El miércoles pasado, la administración de Trump agregó a la empresa china a su “lista de entidades” que prohíbe a la compañía adquirir tecnología de empresas estadounidenses sin la aprobación del gobierno.

En sus primeros comentarios desde que fue anunciada la restricción, el presidente ejecutivo de Huawei, Ren Zhengfei, dijo a los medios japoneses este sábado: “Ya nos hemos estado preparando para esto”.

Huawei.

Getty Images
El presidente ejecutivo de Huawei asegura que la compañía se ha venido preparando para contingencias como esta.

Zhengfei dijo que la firma, que gasta alrededor de US$67 mil millones en la compra de componentes cada año, según el periódico de negocios Nikkei, impulsará el desarrollo de sus propias piezas.

Huawei se enfrenta a la creciente reacción de los países occidentales, liderados por Estados Unidos, que aseguran que el uso de sus productos supone posibles riesgos de seguridad en las redes móviles 5G.

Varios países han expresado su preocupación de que China pueda estar usando los equipos de Huawei como herramienta de espionaje, acusaciones que la compañía ha negado con vehemencia.

Huawei ha dicho que sus productos no representan ninguna amenaza y que la compañía opera de manera independiente al gobierno chino.

Sin embargo, algunos países han impedido que las empresas de telecomunicaciones utilicen los productos de Huawei en las redes móviles 5G.

“Huawei ha estado trabajando arduamente para desarrollar su propia App Gallery, otros softwares y en econtrar soluciones para chipsets. No hay duda de que estos esfuerzos son parte de su deseo de controlar su propio destino”, comenta Wood.


¿Cuál es el daño a corto plazo para Huawei?

por Leo Kelion, editor de Tecnología de la BBC

A corto plazo, la actual situación podría ser muy perjudicial para Huawei en Occidente.

Los compradores de teléfonos inteligentes no querrían un teléfono con Android que no tuviera acceso al Play Store de Google, su asistente virtual o las actualizaciones de seguridad, suponiendo que estos se encuentren entre los servicios que se retirarán.

Sin embargo, a largo plazo, esto podría dar a los proveedores de teléfonos inteligentes una razón para considerar seriamente la necesidad de una alternativa viable al sistema operativo de Google, particularmente en un momento en que el gigante de las búsquedas está tratando de promocionar su propia marca Pixel.

Trump y Xi Jinping.

Huw Evans picture agency
El presidente estadounidense Donald Trump agregó a Huawei a una lista de compañías con las que las empresas estadounidenses no pueden negociar a menos que tengan una licencia.

En lo que respecta a Huawei, la compañía parece haberse preparado para la eventualidad de quedar fuera del circuito estadounidense.

Sus teléfonos inteligentes ya están alimentados por sus propios procesadores y, a principios de este año, su jefe de dispositivos de consumo le dijo al periódico alemán Die Welt que “hemos preparado nuestros propios sistemas operativos, ese es nuestro plan B”.

Aun así, es obvio que las medidas de Estados Unidos podrían anular su ambición de superar a Samsung y convertirse en la marca de teléfonos inteligentes más vendida en 2020.


¿Parte la guerra comercial entre Estados Unidos y China?

El último movimiento contra Huawei marca una escalada en las tensiones entre la firma y Estados Unidos.

La compañía se enfrenta a casi dos docenas de cargos penales presentados por las autoridades estadounidenses. Washington también está buscando la extradición de su directora ejecutiva, Meng Wangzou, quien fue arrestada en diciembre en Canadá a instancias de funcionarios estadounidenses.

Pero la decisión de Google también se produce cuando las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China también parecen estar aumentando.

Las dos economías más grandes del mundo se han visto envueltas en una contundente batalla comercial que en el último año se tradujo en la imposición de aranceles por miles de millones de dólares.

Y, aprincipios de este mes, Washington aumentó los aranceles a más de US$ 200.000 millones de productos chinos, lo que llevó a Beijing a tomar represalias con su propio aumento de aranceles a los productos estadounidenses.

La medida sorprendió a algunos, y sacudió los mercados globales, ya que la situación parecía estar llegando a una conclusión.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha afectado a la economía mundial por más de un año y ha creado incertidumbre para las empresas y los consumidores.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E&t=11s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.