close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlo Echegoyen

Cómo ocurrió la explosión, antecedentes de ordeña y la actuación del Ejército: Lo que se sabe de la tragedia en Tlahuelilpan

El ducto en el que se dio la toma clandestina, que derivó en la explosión en Tlahuelilpan, es muy importante porque surte a la refinería de Tula.
Carlo Echegoyen
20 de enero, 2019
Comparte

La gente se acercó para tomar gasolina. La tarde del viernes 18 de enero, fue reportada una toma clandestina en el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula, en la localidad de San Primitivo del municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo. Decenas de pobladores, al ver brotar el combustible, en un chorro que alcanzó hasta los seis metros de altura, se aproximaron para tratar de llevárselo en bidones.

Una escena que se ha vuelto recurrente, en diferentes estados del país, con los casos de ordeña de ductos, aunque esta vez los acontecimientos derivaron en una explosión que cobró la vida de más de 76 personas, y dejó decenas de heridos.

De acuerdo con el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, tras el reporte de Pemex las Fuerzas Armadas acudieron “inmediatamente” y “después de las 17:00 horas” ya se encontraban en la zona donde se registró la toma clandestina, que está a unos 13 kilómetros de la refinería de Tula. También llegó personal de Seguridad Pública del municipio, la Agencia de Seguridad Estatal, personal de Protección Civil y Bomberos.

Ahí, según Fayad, la acción de autoridades locales y militares fue tratar de persuadir a la gente, para que se retirara del lugar, porque corría peligro al estar en contacto con el combustible. Pero la mayoría ignoró ese llamado.

El gobernador de Hidalgo en conferencia conjunta con autoridades federales, el 19 de enero, dijo que Pemex reportó a la Sedena la perforación ilegal a las 16:50 horas, aunque el diario El País citó el testimonio de un militar, mencionando que el ducto fue detectado por una patrulla del Ejército desde las 14:oo horas.

En un conferencia este domingo, el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, dio un dato que coincide con el del diario español, respecto a que la Sedena detectó la toma clandestina a las 14:30 horas, aunque según lo dicho por el funcionario en ese momento no era una “fuga relevante”, y fue hasta que se incrementó y se llegaron a ciertos parámetros, que se decidió cerrar la válvula.

A las 15:45 horas, dijo Durazo, se aglomeró la población y el personal militar conminó a la gente a retirarse; a las 17:00 horas, arribó personal de la Gendarmería, a las 17:30 llegaron refuerzos de Sedena, a las 18:20 se cerró la válvula y a las 18:52 horas ocurrió la explosión.

De acuerdo con lo dicho por el secretario, transcurrieron al menos cuatro horas entre que el Ejército detectó la toma clandestina (14:30 horas) y la explosión (18:52 horas); tiempo en que la gente estuvo recopilando gasolina en garrafas, algunos incluso haciendo uno o dos recorridos, para llevarse la mayor cantidad posible, de acuerdo con testimonios.

Foto: AFP

La actuación del Ejército

El secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, dijo en conferencia de prensa que el oficial del Ejército que se encontraba al mando de la base de operaciones, encargada de revisar esa zona de ductos de Pemex, tenía 25 elementos bajo su mando, y que detectaron la toma clandestina en Tlahuelilpan “todavía en un momento que no tenía mucha salida el combustible”.

Según el reporte que le dieron al titular de Sedena, “había algunas personas ahí, cercanas a la toma”, y “poco a poco fue incrementando la salida de combustible en el ducto en la toma clandestina hasta llegar a alcanzar seis o siete metros de altura.

Lee: El Ejército actuó oportunamente, pero fue rebasado; plan contra huachicoleo seguirá: AMLO

Cuando empieza a incrementarse esta salida del combustible del ducto también se reúne una mayor cantidad de personas; informa el oficial  que había entre 600 y 800 personas que empezaron a llegar ahí, al área de la toma”.

Según lo explicado por el secretario, cuando llegó la presencia militar a la zona de la toma clandestina, “había algunas personas”, y luego, al observar cómo brotaba el combustible, se congregó más y más gente, hasta ser unas 800. Entonces los elementos del Ejército buscaron persuadir a los habitantes, para que se alejaran, sin tener éxito.

Cresencio Sandoval aceptó que la cantidad de pobladores “obligó” a los 25 elementos del Ejército a hacerse a un costado. Eso dijo en una primera conferencia, que eran unos 25 elementos, aunque un día después, el 20 de enero, dio la versión de que ese primer grupo sí solicitó refuerzos, y que cerca de las 17:00 llegaron otras dos bases, de 30 militares cada una, además de elementos de la Gendarmería.

El presidente López Obrador también dijo que estuvieron en la zona elementos de la Policía Federal y la Marina, aunque no detalló cuántos elementos.

El titular de Sedena también detalló que no detectaron que los habitantes que acudieron por el combustible tuvieran algún tipo de arma.

En cuanto a corporaciones locales, el gobierno de Hidalgo solo indicó que había acudido personal de Seguridad Pública del municipio, la Agencia de Seguridad Estatal, personal de Protección Civil y Bomberos, aunque sin detallar la cifra de elementos, ni la hora en que llegaron.

Te puede interesar: Esta es la lista de heridos tras explosión en Hidalgo y los hospitales donde son atendidos

“Él (el oficial a cargo, del que no dio su nombre) busca evitar que las personas se acerquen al ducto por la peligrosidad que éste presentaba, trata de persuadirlos, a los pobladores, pero hacen caso omiso y se tornan algunos de ellos un poco agresivos, y al verse rebasado por la cantidad de gente que estaba llegando con sus recipientes para llenarlos de combustible, es  obligado a retirarse a un costado, busca no tener una confrontación”, relató el secretario de Defensa.

“No se retira del área, queda ahí a un costado, pendiente de lo que  estaba sucediendo. Y sigue incrementándose la gente, siguen llegando pobladores con los recipientes para llenarlos de combustible. Inclusive, informa que hay personas que se llenan de combustible en sus ropas por la misma presión que tenía la salida”, agregó.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró que fue correcta la actuación del Ejército.

“La actitud, la acción del Ejército fue correcta, les diría yo que oportuna. No es fácil ante una multitud hacer prevalecer el orden, aun explicando sobre los riesgos”, mencionó el mandatario federal.

“En el caso de que se hubiese pedido auxilio, no se hubiese logrado  mucho, porque todo esto se da también de repente, llega muchísima gente y hay el antecedente que cuando se dan estos casos no se respeta  ni siquiera a los elementos del Ejército, se enfrenta la población. Hay otros casos sobre esto”.

El 13 de enero pasado, se reportó el caso de 10 militares que fueron retenidos durante varias horas por pobladores de la localidad de Santa Ana Ahuehuepan, en Tula, Hidalgo, al realizar un operativo contra el robo de combustible.

Los antecedentes de ordeña

El ducto Tuxpan-Tula, en el que se dio la toma clandestina que derivó en la explosión en Tlahuelilpan, “es muy importante porque surte a la refinería de Tula con gasolinas o con componentes para la gasolina”, dijo el titular de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

Según el funcionario, el ducto Tuxpan-Tula estaba suspendido desde el 23 de diciembre, y hasta el 16 de enero había sido reactivado, para el “proceso de empaque” de gasolina Premium y el componente llamado MTB.

El titular de Pemex explicó que cuando detectaron actividad irregular en el ducto Tuxpan-Tula, se redujo la presión aplicando los protocolos correspondientes.

Según el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, la válvula fue cerrada a las 18:20 horas, casi cuatro horas después de que la Sedena detectó la toma clandestina, y media hora antes de que ocurriera la explosión. De acuerdo con lo dicho por las autoridades federales, al estar la toma clandestina en una zona baja, y dada la carga de combustible (el ducto estaba lleno, según dijo la secretaria de Energía), es que siguió brotando el hidrocarburo.

“Se venía operando a 20 kilogramos de presión, y cuando ocurre esto, la suspensión y el cierre en la válvula, ya se queda en apróximadamente cinco o seis kilogramos de presión”, mencionó el director de Pemex.

Romero Oropeza apuntó que en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, a lo largo del ducto Tuxpan-Tula, se habían detectado 10 tomas clandestinas de hidrocarburo en los últimos tres meses. 

El 18 de diciembre pasado, dijo, en el mismo municipio ya se había desatado un incendio, por una toma clandestina, y tardó 12 horas en apagarse.

En respuestas a solicitudes de información, Pemex indicó que en Tlahuelilpan, Hidalgo, han sido detectadas tomas clandestinas al menos desde 2011, cuando se registró un caso; luego fueron seis en 2013, ocho en 2014, dos en 2015, seis en 2016, y tres entre el uno de enero y el 16 de febrero de 2017.

Tlahuelilpan, a 70 kilómetros de la ciudad de Pachuca, tenía una población de 19,389 habitantes hasta el registro del Inegi de 2015. De acuerdo con los datos de Coneval, de ese año, la mitad de su población tenía condición de pobreza, y 7.1% pobreza extrema.

La agencia AFP relató que sus periodistas hicieron un recorrió por el poblado cercano al lugar de la explosión, y observaron calles pavimentadas, con servicios y comercios. Los pobladores les mencionaron que se dedican a la agricultura y el transporte.

Un vecino mencionó que, al ganar muy poco, algunos campesinos ven como una oportunidad el involucrarse en actividades como la extracción de combustible de tomas clandestinas, su compra y venta.

“Para muchos como yo, que no acabamos la secundaria, los huachicoleros también generan empleo para las familias pobres, y los políticos no sufren de las carencias que nosotros sufrimos, y además no vamos a comprar la gasolina a 20 pesos, porque no nos alcanza”, dijo a Notimex un habitante de la zona.

Testimonios

“Yo nada más llegué porque me dijeron que estaban regalando gasolina”, relató al diario Reforma un campesino de 37 años, Édgar, quien acudió a la toma clandestina en Tlahuelilpan el viernes. En su caso, alcanzó a llenar un garrafón con gasolina y luego se alejó, por lo que no sufrió heridas.

“Yo me salvé porque ya había sacado un garrafón y lo vine a dejar, y cuando yo regresé por el otro, fue cuando vimos la explosión. Yo vi cuando explotó y apenas iba a entrar otra vez.

“Cuando iba la mitad del camino, que se prende. Aventé el pinche garrafón y a correr. Todavía me jalé a un chavo que iba bien quemado. Lo aventé ahí a la zanja, ahí nos aventamos los dos adentro de la zanja, y ya de ahí otro chavo nos ayudó a salir, pero yo cuando salí ya mi gasolina ya no estaba, o sea no me llevé nada”.

Otro poblador, de acuerdo con testimonios recabados por Notimex, coincidió en el relato de que el viernes comenzó a extenderse el rumor de que “estaban regalando gasolina”, en Tlahuelilpan, aunque “la gente que llegó no sabía (extraer gasolina), venían hasta de Actopan y otros pueblos de por aquí”.

Los heridos

De las personas que fueron hospitalizadas, 49 tienen entre 15 y 34 años, la mayoría de ellos hombres, según dijo el secretario de Salud federal. El gobernador de Hidalgo habló de siete menores de edad lesionados, entre ellos un joven de 12 años. 

Algunos de los pacientes, dijo el gobernador, sobre todo los menores de edad, serían trasladados al hospital Shriners, en Galveston, Texas. En la página del gobierno de Hidalgo, las autoridades han publicado listas actualizadas de los nombres de los heridos, su ubicación y su estado de salud.

Lee: Harán pruebas genéticas para identificar a víctimas de explosión en Hidalgo; trasladan los primeros cuerpos

La investigación 

En cuanto a la investigación sobre la toma clandestina, qué originó el incendio y quiénes son los responsables, el fiscal General, Alejandro Gertz Manero, dijo que policías ministeriales acudieron a la zona, para recabar evidencia, y que ya cuentan, entre otros elementos, con videos de los momentos en que la gente acudía para llevarse gasolina de la toma clandestina.

Sin embargo, dijo, en la investigación hay una serie de limitantes, por lo que se hará lo que sea “humanamente posible” para esclarecer el caso.

“Las personas que estaban más cerca de la explosión fallecieron y eran los que estaban realmente pegados al área donde ocurrió esta desgracia. Entonces, tenemos una serie de limitaciones, de investigación, pero eso no significa que no podamos llenar todo el espectro de investigación alrededor, con todos los peritajes que vamos a levantar de voces, de sonidos, de videos, de toda clase de pruebas y las testimoniales que nosotros ya estamos levantando en la población”, dijo Gertz Manero.

Foto: AFP

En una conferencia de prensa el sábado, el funcionario mencionó que las primeras diligencias ya han dado datos preliminares, respecto a la forma en que ocurrieron los hechos.

Una hipótesis, dijo, es que muchas de las personas que se acercaron por gasolina utilizaban ropa sintética, que tiene la posibilidad de “generar reacciones eléctricas”; esto, mientras el ducto afectado “estaba cargado con gasolina de muy alto octanaje”.

Ese es un principio de investigación, dijo Gertz, “no es una contundencia, ni un resultado final”, que el movimiento de tantas personas en un área cargada  de gases, además del combustible líquido brotando de la toma, “pudo haber generado esa explosión”. 

Gertz Manero, cuestionado por la prensa, mencionó que “evidentemente” alguien hizo de manera intencional una perforación en el ducto, para obtener hidrocarburo de manera ilegal, aunque definir con precisión quién lo hizo tiene las limitantes ya mencionadas.

El incendio por la toma clandestina en Tlahuelilpan, según los datos oficiales, duró unas cinco horas. A las 00:02 horas ya del sábado 19 de enero, Pemex informó que ya había sido sofocado.

El gobernador Fayad, sobre el tema de las indagatorias, dijo que “se cuenta ya con 59 carpetas de investigación iniciadas en las agencias del Ministerio Público, para asentar los datos de las  víctimas”.

La postura de AMLO

El presidente de México, tras la tragedia en Tlahuelilpan, dijo que su gobierno seguirá combatiendo el robo de hidrocarburos, aunque en los casos de perforaciones a ductos y habitantes que acudan a tratar de llevarse el combustible, no se buscará una confrontación.

“Nosotros vamos a seguir convenciendo, persuadiendo a la gente. Nosotros tenemos la convicción de que el pueblo es bueno, que es honesto”, mencionó López Obrador.

“Que, si se ha llegado a estos extremos, a estas prácticas es porque se le abandonó por completo, y esto significa que no han tenido posibilidad de satisfacer sus necesidades básicas, porque hay millones de pobres en el país, gente que no tiene ni siquiera para lo más indispensable. Por eso es que ha proliferado este tipo de actitudes”.

López Obrador ha acusado que en los gobiernos federales previos se permitió el robo de hidrocarburos y pérdidas millonarias para Pemex, el llamado huachicoleo, por lo que activó una estrategia de cerrar ductos en casos específicos y cambiar el sistema de distribución, optando por pipas, lo que ha provocado desabasto en diferentes entidades, entre ellas Hidalgo.

Mientras el mandatario federal ha pedido paciencia y apoyo de los ciudadanos, partidos de oposición critican la estrategia y la afectación a la gente, que no puede recargar con normalidad combustible.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué hay detrás de la moda de beber agua cruda (y qué riesgos tiene para la salud)

Algunas personas prefieren beber agua sin tratar, lo que en inglés se llama “raw water” o agua cruda, bajo el argumento de tiene más beneficios que el agua depurada. ¿Cuáles son sus argumentos? Y ¿qué riesgos implica para la salud?
16 de julio, 2019
Comparte

“¿Hay alguien aquí que beba agua, pero le gustaría pagar más por ella?” En enero de 2018, el movimiento del “agua cruda” ya aparecía en los programas humorísticos de la televisión estadounidense, como The Late Show, con el presentador Stephen Colbert.

“Bueno, buenas noticias”, continuó Colbert, “porque la próxima gran locura de Silicon Valley es el “agua cruda”: agua sin filtrar, sin tratar y sin esterilizar. ¡Wow, beber eso suena una locura!”

Esto sucedió después de un artículo publicado en The New York Times que se burlaba de una nueva moda en el centro tecnológico de San Francisco que consiste en consumir botellas de agua de manantial no tratada, como la que venden compañías como Live Water, por un valor de US$36,99.

Empresas start-up como esta han exaltado los beneficios de beber “agua real … dentro de un ciclo lunar de distribución”.

Sin embargo, cuando salió el artículo no todos se rieron. Algunos tomaron nota.

Fenómeno mundial

El agua potable suele estar muy regulada, y el mercado para comprar y vender agua no tratada sigue siendo pequeño y anecdótico.

El sitio web findaspring.com muestra que el “agua cruda” se ha convertido desde entonces en un fenómeno mundial de personas que buscan sus propias fuentes de agua naturales.

Agua.

Getty Images
Los promotores de esta tendencia aseguran que el ser humano está preparado “biológicamente” para beber agua no tratada.

Usuarios ansiosos mapean y localizan miles de pozos naturales y manantiales alrededor del mundo para que la gente pueda beber de ellos.

Y mientras una advertencia en el sitio insta a las personas a probar el agua de manantial antes de beberla, el video explicativo Por qué beber agua de manantial (hecho por el fundador del sitio, Daniel Vitalis) hace afirmaciones audaces como “al igual que los animales, estamos biológicamente adaptados al agua cruda” y “no estamos más adaptados al agua refinada de lo que estamos a los carbohidratos refinados”.

Sin embargo, no hay que investigar mucho para encontrar los inconvenientes de todo esto.

Un comentario que un usuario dejó debajo del video de Vitalis dice: “Recordemos que algunos manantiales pueden estar contaminados con E-Coli, por ejemplo. Bebí de un manantial de Millersburg (Ohio, EE.UU.) durante años y luego pusieron un corral con animales en lo alto de la colina … Tres de mis familiares nos enfermamos seriamente”.

Volver a la Edad de Piedra

Val Curtis, profesora de higiene y directora del Grupo de Salud Ambiental de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, se muestra muy preocupada por el movimiento del “agua cruda”.

“Esto me parece un paso hacia atrás”, dice. “Hemos hecho todo lo posible en la sociedad para resolver el problema de la contaminación del agua potable mediante su purificación y su suministro en buenas condiciones. La hemos mejorado al ponerle cloro y flúor para matar a todos los insectos y cuidar los dientes … estos argumentos fueron ganados hace años y años”.

“¿Realmente queremos volver a la Edad de Piedra?”, se pregunta Curtis, presumiblemente de manera retórica.

Agua.

Alamy
Los entornos rurales prístinos con viviendas dispersas son los más propensos a tener fuentes de agua silvestres seguras

Pero la página de inicio de Live Water (prominentemente relacionada con Findaspring.com) sugiere que ese es precisamente el objetivo, afirmando que los humanos “hemos bebido agua de manantial no procesada el 99% de nuestra existencia”.

BBC Capital se acercó a Live Water y Daniel Vitalis para una entrevista, pero no quisieron para hacer comentarios.

Vitalis, sin embargo, claramente practica lo que predica. Su cuenta de Instagram (con más de 29,000 seguidores) está llena de imágenes de caza y búsqueda de alimento, y su programa en línea WildFed promueve la “cultura de subsistencia moderna emergente” y “la búsqueda de alimentos aquí en nuestra fuente de comida local”.

En su opinión, lo natural siempre es lo mejor y regresar a nuestras raíces ancestrales es el objetivo que debemos perseguir.

Agua del grifo

Si bien hay algunos científicos que apoyan la “dieta paleo o paleolítica”, dice Curtis, se deben establecer los límites respecto al agua limpia. Nuestros ancestros “también murieron producto de vastas tasas de fiebre tifoidea, cólera, giardia, diarrea”, agrega.

La esperanza de vida de nuestros antepasados paleolíticos era bastante baja.

En cuanto a las afirmaciones “probióticas” de que el “agua cruda” contiene muchas de las bacterias buenas que necesitamos para la salud intestinal, Curtis sostiene que, aunque puede ser así, también puede incluir todas las malas.

Botellas de agua.

Getty Images
El 90% de las marcas de agua embotellada y el 83% de las muestras de agua del grifo en 12 países contienen pequeñas partículas de plástico conocidas como microplásticos, según estudios recientes.

La afirmación del video de Vitalis de que “el agua del grifo está contaminada con sustancias antibióticas y que sabemos que el cloro y el fluoruro son neurotóxicos” también fue rechazada por Curtis.

“No hay pruebas de que el flúor y el cloro nos hagan daño en las cantidades de agua que tomamos”, dice.

“No hay absolutamente ninguna evidencia de que los residuos de medicamentos como los antibióticos dañen la salud humana, incluso si son detectables en pequeñas partes por millón. Es lo mismo de siempre: la gente no parece entender que si algo está presente en cantidades muy, muy pequeñas, no es peligroso”

Fuentes “seguras” de agua

En 2018, Galen Zink abandonó un trabajo de tecnología en Silicon Valley para perseguir la autosuficiencia y la “auto-optimización nutricional” en una isla remota en el sur de Alaska.

A pesar de ser consciente de las preocupaciones planteadas por Curtis, él bebe casi exclusivamente de su corriente local.

“Es muy común aquí”, dice Zink, quien cree que hacer esto tiene beneficios para la salud. “Tiene bacterias probióticas… Beber agua cruda mejora la salud del microbioma“.

Alaska agua.

Getty Images
Galen Zink se mudó a una isla remota en el sur de Alaska, donde bebe casi enteramente agua de las corrientes locales.

Zink también observó que “beber agua cruda como hidratación primaria durante unos días te deja la piel notablemente más suave”.

Sin embargo, una cosa en la que él y Curtis están de acuerdo es que los entornos rurales prístinos, con viviendas separadas unas de otras, son los que tienen más probabilidades de tener fuentes seguras de agua natural.

“Tuve que venir a esta isla increíblemente remota para encontrar lo que realmente se siente como aire y agua limpios”, dice Zink acerca de la Isla Príncipe de Gales, en Alaska.

La población allí es de solo 3,000 personas distribuidas en 5,776 km cuadrados, con poco desarrollo de la agricultura, por no hablar de la industria.

“Si estás en algún lugar cerca de la civilización, es probable que el agua de la superficie se contamine”, admite Zink.

Preocupaciones genuinas

Cuando hago clic en “localizar un manantial” en findaspring.com, encuentro 56 ubicados en Inglaterra, donde me encuentro. Muchos de estos se ubican en áreas urbanas, incluyendo cinco en Londres.

La única forma de probar la calidad del agua, dice Curtis, es enviar “muestras de agua para análisis microbiológicos, a algún costo … y tomar muestras en diferentes estaciones para estar seguro”.

Gail Teitzel, editor de la revista Trends in Microbiology, dice: “Tendrías que analizar el agua todo el tiempo para detectar contaminantes microbianos y químicos. El agua municipal y embotellada ya ha sido probada y se ha comprobado que es segura … Es como un huevo crudo: al cocinar el huevo o al tratar el agua, se mata cualquier patógeno que pueda haber en él “.

Agua grifo.

Getty Images
¿Es el agua del grifo suficientemente segura?

Cuando sugiero que muchas marcas de agua mineral embotellada la toman directamente de los manantiales naturales, dice que “el agua embotellada se regula para que no contenga microbios o productos químicos peligrosos”.

Estudios recientes han encontrado que el 90% de las marcas de agua embotellada y el 83% de las muestras de agua del grifo en 12 países contienen pequeñas partículas de plástico conocidas como microplásticos (en EE.UU. se encontró la mayor tasa de contaminación en el agua del grifo, con un 94%).

Si bien la búsqueda de “agua cruda” parece un extremismo, ¿no es esto una respuesta a preocupaciones genuinas sobre la calidad del agua en la modernidad?

“Me preocupa que, debido a eso, los entusiastas del agua cruda estén subestimando el peligro del agua no tratada”, dice Teitzel.

“La contaminación microplástica del agua potable definitivamente necesita más estudio, pero sabemos que las áreas que carecen de agua potable tratada tienen tasas más altas de mortalidad infantil, en gran parte debido a enfermedades diarreicas transmitidas por el agua”.

Riesgo común

En última instancia, si la gente quiere beber agua sin tratar, ¿no es esa su elección en una sociedad libre?

Aquí Curtis dibuja paralelos con el movimiento anti-vacunación. “Una de las razones por las que no me enfermo muy a menudo es porque no ando bebiendo agua sucia. Pero si lo hiciera y me enfermara, sería un riesgo no solo para mí, sino para mis colegas”.

Un ejemplo: si la persona se infecta con E. coli, y al usar un baño común o preparar la comida en la cafetería, puede transmitirlo.

“Si uno bebe agua cruda, tiene que asumir la responsabilidad de que esta también podría ser una fuente de riesgo para los demás, no solo para uno”.

Agua.

Getty Images
El mercado de compra y venta de agua no tratada sigue siendo pequeño, pero cada vez más personas buscan sus propias fuentes de agua natural y las promueven en línea.

Curtis dice que muchas marcas de agua mineral embotellada se toman directamente de manantiales naturales y que “el agua embotellada está regulada para que no contenga microbios o productos químicos peligrosos”.

El sketch de Colbert en The Late Show concluyó irónicamente que “beber de los charcos podría tener sus desventajas“.

Esta burla podría ser hiriente para personas como Zink, que se han mudado a regiones remotas y han basado sus elecciones en el conocimiento local. O para las personas en Islandia, donde el 98% del agua del grifo sigue siendo agua glacial no tratada químicamente.

Pero Alaska e Islandia son, literalmente, lugares atípicos. Para los residentes urbanos, el agua del grifo sigue siendo la opción más segura y saludable.

Lea la historia en inglés aquí


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=-TYXiD7U_tg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.