close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images
Año Nuevo: 5 consejos para que esta vez sí cumplas tus propósitos
Llegó ese momento del año en el que haces promesas que, según tú, transformarán tu vida. Pero, ¿alguna vez las cumples? Aquí te dejamos algunas recomendaciones para aumentar tus oportunidades de éxito y evitar sentirte frustrado.
Getty Images
1 de enero, 2019
Comparte

¡Llegó 2019!

Seguro que muchos de nosotros ya tenemos resoluciones para este nuevo año.

Sentimos que puede ser un “nuevo comienzo” o el momento propicio para establecer nuevos objetivos para la superación personal.

La meta tal vez sea… ¿estar más saludable? ¿o ahorrar algo de dinero?

¿O tal vez quieres adoptar un nuevo pasatiempo o renunciar a algo por completo?

Cualesquiera que sean las resoluciones, hay una cosa que no puede faltar: la motivación.

Pero como todos sabemos, esto no es fácil.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Scranton, en Pensilvania, Estados Unidos, que fue compilado por el Instituto de Investigación Statistic Brain, solo el 8% de las personas que hicieron una resolución de Año Nuevo lograron su objetivo.

Tú podrías ser una de ellas. Aquí hay cinco consejos simples para evitar que fracases en tus objetivos.

¡Buena suerte!

1. Empieza por objetivos pequeños

Establecer metas realistas permite tener mayores probabilidades de éxito.

Solemos establecer metas de gran envergadura “bajo la falsa suposición de que podemos ser una persona completamente diferente en el nuevo año“, dice la psicoterapeuta Rachel Weinstein.

Sin embargo, al comenzar poco a poco, podemos escalar hasta una resolución más difícil.

Por ejemplo, compra zapatos para correr y participa en carreras cortas antes de comprometerte a completar una maratón.

No se trata de quedarse corto en los objetivos, sino de abordar tus resoluciones paso a paso, para lograr resultados a largo plazo.

Porque en realidad, “los cambios ocurren con pequeños pasos a lo largo del tiempo”, explica Weinstein.

2. Sé específico

Con frecuencia, nos fijamos objetivos sin un plan para ejecutarlos.

Pero es importante definir los detalles.

Es más probable que tengas éxito si dices “iré al gimnasio los martes por la tarde y los sábados por la mañana” que si simplemente dices “iré al gimnasio más seguido”, según el profesor Neil Levy, de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Dichas acciones específicas asegurarán que tus promesas no queden solo en buenas intenciones.

3. Busca apoyo

Encontrar compañeros de “viaje” puede ser una gran fuente de motivación.

Esto puede significar comprometerse con un amigo a asistir a una clase o hacer públicas tus resoluciones.

Una vez que difundimos nuestro compromiso, es más probable que lo cumplamos.

El doctor John Michael, filósofo de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, estudia los factores sociales involucrados en aceptar y mantener compromisos.

Michael dice que es más probable que sigamos las resoluciones si podemos verlas como algo importante para otras personas, o si percibimos que “el bienestar de otros está en juego” si fracasamos.

Entonces, ya sea que se trate de cumplir un compromiso o de obtener apoyo adicional, involucrar a otras personas puede ayudarte a alcanzar tu objetivo.

4. Supera el fracaso

Cuando las cosas se pongan difíciles, tómate un momento para evaluar la situación.

¿Qué obstáculos enfrentaste? ¿Qué estrategias fueron las más efectivas? ¿Cuáles las menos efectivas?

Decide ser más realista y celebrar incluso el éxito más pequeño.

Si quieres mantener la misma resolución, ¿por qué no probar un enfoque diferente que pueda fortalecer tu voluntad?

Los cambios simples en tu vida diaria pueden ayudar a moverte en la dirección correcta.

Si estás buscando comer de manera más saludable, puedes reducir tu consumo de carbohidratos cambiando la pasta blanca y el pan por granos integrales.

O puedes intentar reducir las grasas saturadas reemplazando bocadillos como las tartas y las papas fritas por batidos o snacks de vegetales.

5. Alinea tus resoluciones con objetivos a largo plazo

Las mejores resoluciones son aquellas que son parte de un plan a largo plazo que tienes para ti mismo, en lugar de aquellas que son vagas y ambiguas, según la psicóloga conductual Anne Swinbourne.

Si nunca has mostrado interés en un deporte, es poco probable que mantengas tu decisión de convertirte en un atleta brillante.

“La mayoría de las personas que dependen de su fuerza de voluntad fracasan”, dice Swinbourne.

Por lo tanto, una vez que hagas una resolución que te interese o entusiasme, hazle frente con un plan detallado desde el primer día.

Y no tengas miedo de pedir ayuda mientras luchas contra los obstáculos del camino.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B8PHbGnqWoI

https://www.youtube.com/watch?v=gp-BJURhOlA&t=491s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cuartoscuro
Militares no harán pruebas de control de confianza al unirse a la Guardia Nacional
Iniciativa de ley plantea ladesaparición total de Policía Federal en 18 meses; establece que la nueva fuerza podrá intervenir comunicaciones privadas: los gobiernos locales deberán financiar el apoyo y que habrá penas de hasta 60 años de cárcel para guardias que ayuden a crimen organizado.
Cuartoscuro
12 de abril, 2019
Comparte

La fuerza inicial de la Guardia Nacional se conformará con más de 40 mil policías militares y navales que no serán evaluados con la batería de exámenes de control de confianza (desde los toxicológicos hasta los de polígrafo), que las instituciones civiles aplican a cualquier persona para que pueda ejercer funciones de policía.

¿Por qué militares en activo pueden estar en la Guardia Nacional? Esta fue la negociación

Lo anterior, pese a que la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública y el propio proyecto de iniciativa de Ley de la Guardia Nacional contemplan que, para ser un elemento de esa corporación (por definición una fuerza de seguridad pública civil) y permanecer en ella, hay que acreditar el control de confianza.

Esto fue confirmado por el secretario de Seguridad Ciudadana Alfonso Durazo a pregunta expresa hecha por Animal Político. Al funcionario se le cuestionó si serían evaluados en control de confianza los militares transferidos.

Su respuesta es que no es necesario ya que las Fuerzas Armadas tienen un mecanismo de control distinto al de confianza, pero que certifica la confiabilidad de sus efectivos, y que solo la Policía Federal es la que sí cuenta con el control de confianza convencional.

Al preguntarle si a los nuevos reclutas se les aplicará el control de confianza, el funcionario abrió la posibilidad de que sea por “una vía o por otra”.

Ellos son los militares que comandarán la Guardia Nacional

Los policías militares y navales que serán transferidos a la Guardia ¿tendrán que pasar por control de confianza, y si es el caso quién se los aplicará?

Durazo: En primer lugar los elementos del Ejército en activo por definición tienen vigente su calidad de confianza y de certificaciónm, sino no sería posible que estuvieran ni en el Ejército ni en la Marina.

¿En el Ejército hay control de confianza?

Son procesos distintos de control… no necesariamente de confianza pero que certifican la calidad y el desempeño de esos servidores públicos. Y en el caso de la Policía Federal ahí sí es reglamentario el examen de confianza. En este caso (de Policía Federal) estamos solicitando a autoridades que cuentan con centros de confianza den prioridad al personal de Policía Federal que deba certificarse para pasar a la Guardia Nacional.

¿Y en el caso de los nuevos reclutas? ¿A ellos sí se les aplicará el examen de control de confianza?

Por supuesto que sí. Todo el personal de la Guardia Nacional será certificado por una vía o por otra.

Aunque el secretario de Seguridad señaló que el Ejército tiene su propio proceso de certificación similar al control de confianza, la página de la Secretaría de la Defensa Nacional no señala evaluación alguna de este tipo en sus requisitos de reclutamiento. Lo que se pide para ingresar al Ejército son cosas como una estatura mínima, tener secundaria terminada, constancia de antecedentes no penales, entre otros similares.

No obstante, el proyecto de iniciativa de Ley de la Guardia Nacional enviada al Senado por el gobierno federal plantea, en el artículo 27 fracción IV, que para ingresar a la Guardia Nacional se requiere “aprobar los procesos de evaluación de control de confianza”. Y no se menciona excepción alguna para los militares que se transfieran a la misma.

¿Qué delitos va a combatir? ¿Qué pasará con los soldados? Las claves de la Guardia Nacional

Las claves de la iniciativa de Ley

Este 10 de abril, el Gobierno Federal entregó al Senado el proyecto de iniciativa por el que se expide la Ley de la Guardia Nacional, una de las tres leyes complementarias que deben crearse de acuerdo con la reforma constitucional aprobada y publicada el 26 de marzo en el Diario Oficial de la Federación.

El senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, dijo que es un documento que se trabajará en comisiones en busca de consensos. En ese sentido no descartó modificaciones aunque recordó que para su aprobación ya solo se requiere de mayoría simple, algo que suman por si solos Morena y sus aliados.

Además del tema de control de confianza la iniciativa presenta varios puntos clave y novedosos, A continuación se mencionan algunos de los principales.

Militares van con todo y su armamento, y sin pedir licencia

En los artículos transitorios se establece que los integrantes de la Policía Militar y Naval que sean transferidos a la Guardia mantendrán su armamento, municiones y equipo con el que fueron dotados en las Fuerzas Armadas, y todo ello se transferirá al inventario de la Guardia Nacional. También conservarán sus sueldos, prestaciones, insignias, etcétera.

Se establece que dichos elementos deberán cumplir con una capacitación policial, sin embargo, no se menciona la necesidad de que tengan que pedir licencia, como se había acordado en los considerandos de la reforma constitucional aprobada hace unas semanas, concesión hecha por los legisladores a cambio de que se quitara el requisito de que no puedes haber elementos militares en activo en la nueva fuerza

En 18 meses el fin de Policía Federal

La Ley de Guardia Nacional contempla para esta nueva fuerza todas las funciones que actualmente están a cargo de la Policía Federal, desde la prevención e investigación de delitos, hasta la vigilancia de instalaciones y zonas federales como carreteras, puertos y aeropuertos. Es por ello que todos los recursos de Policía Federal deberán ser transferidos a la Guardia Nacional.

La transición será gradual con dos plazos importantes. Uno de 30 días posteriores a la expedición de la ley para que el equipo humano y material de las divisiones de Fuerzas Federales y Gendarmería sean transferidos a la Guardia, y uno de 18 meses como máximo para que el resto de las divisiones y equipos sean transferidos a la nueva institución.

La Guardia Nacional será un órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad, como lo es actualmente la Policía Federal.

El Ejército presenta los uniformes que usarán los elementos de la Guardia Nacional

Podrá atender e investigar delitos federales y locales

La iniciativa propone que la Guardia tenga bajo su responsabilidad la prevención e investigación de delitos federales pero que a su vez pueda realizar la misma función en cuanto a delitos locales si lo solicita algún gobierno local. Sus actividades de investigación se harán bajo conducción del Ministerio Público.

Intervención de comunicaciones y agentes infiltrados

La iniciativa faculta a elementos de la Guardia Nacional para realizar monitoreo e intervenciones de comunicaciones privadas previa autorización de un juez. El artículo 109 establece el catálogo de delitos para los cuales se faculta este espionaje, entre los que se encuentran trata de personas, lavado de dinero, tráfico de drogas, extorsión, homicidio, secuestro, robo de autos, entre otros.

La iniciativa también faculta a los elementos de la Guardia a cumplir con órdenes de aprehensión y a realizar operaciones encubiertas de inteligencia, entre otros.

Nuevos delitos para la Guardia con penas de hasta 60 años

La iniciativa de ley presume que habrá una disciplina férrea para la nueva fuerza de seguridad con sanciones severas en caso de faltas. Señala que con ello se busca blindar a la Guardia Nacional de indisciplinas y hechos de corrupción que han afectado a otras corporaciones en el pasado.

Por el lado de faltas administrativas se contemplan sanciones que van desde amonestaciones, hasta arrestos. Además, en el Título Quinto Capítulo III se incluye un catálogo de nuevos delitos en los que pueden incurrir los elementos de la Guardia con sanciones que incluso llegan hasta los 60 años de prisión en casos como colaborar con la delincuencia organizada.

Estados y municipios deberán pagar por apoyo de la Guardia

El artículo 93 del proyecto establece que la Guardia Nacional podrá firmar convenios de colaboración con estados y municipios para apoyarlos en tareas de seguridad pública, pero dicho apoyo no será gratuito.

El artículo 96 señala que los gobiernos locales deberán “aportar proporcionalmente, con cargo a sus presupuestos, los recursos económicos, humanos y materiales necesarios para sufragar parcialmente los costos de operación de la Guardia Nacional”. Esto entre otras obligaciones que se pactarán en los convenios de colaboración.

Los jefes de la Guardia

La iniciativa deja en claro que la Guardia Nacional tendrá un mando civil y originario que recaerá en el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, quien actualmente es Alfonso Durazo.

Y el mando operativo recaerá en el Comandante de la Guardia Nacional, el cual será nombrado directamente por el presidente. Andrés Manuel López Obrador nombró en ese puesto al general en proceso de retiro Luis Rodríguez Bucio.

A partir de ahí y en una estructura jerárquica y fuertemente vertical, se establecerán mandos territoriales, estatales y unidades. Habrá en total 14 grados agrupados en cuatro grandes categorías denominadas: Comisarios, Inspectores, Oficiales y Escala Básica.

Requisitos de ingreso y carrera

Para ingresar a la Guardia Nacional, el proyecto de ley contempla nueve requisitos básicos entre los que se encuentran no tener antecedentes penales, cumplir con cierto perfil físico y médico, aprobar las evaluaciones de control de confianza, y no haber sido separado o inhabilitado de otra corporación policial.

Además, se establece el servicio de Carrera de la Guardia Nacional que deberá dar paso a un reglamento con procesos claros de ingreso, desarrollo, permanencia y promoción. Se establece que con excepción del comandante general, el resto de los cargos deberán ser asignados conforme a la evolución y ascensos en dicha carrera profesional.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.