Dictamen de Guardia Nacional: tras audiencias, estos son los cambios que vienen y lo que quedaría igual
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Dictamen de Guardia Nacional: tras audiencias, estos son los cambios que vienen y lo que quedaría igual

Morena y sus aliados presentarán las modificaciones como reservas ante el pleno. Además del mando, se prevé limitar la injerencia en municipios y buscar un mayor control legislativo.
Cuartoscuro Archivo
14 de enero, 2019
Comparte

La Cámara de Diputados prevé realizar al menos cuatro cambios importantes al dictamen aprobado en diciembre sobre Guardia Nacional, con el objetivo de atender algunas de las críticas y observaciones vertidas por servidores públicos y expertos durante las audiencias públicas que se llevaron a cabo la semana pasada, y conseguir el consenso suficiente para que la misma sea aprobada.

De acuerdo con legisladores que participaron en las audiencias, entre los cambios que serán impulsados por Morena y sus aliados (fuerza mayoritaria en el Congreso) se encuentra el ya anunciado relacionado con el mando civil, pero además se prevé modificar mecanismos de intervención que originalmente se habían propuesto en los municipios, así como la posibilidad de fortalecer el mecanismo de control legislativo sobre la nueva fuerza.

Lee: Cinco fallas por las que CNDH y ONU piden no aprobar el dictamen de Guardia Nacional

Por otro lado, y pese a las críticas de especialistas y organismos de derechos humanos, los diputados de la coalición mayoritaria esperan mantener algunas medidas ya establecidas en el dictamen, entre ellas la capacidad de investigación que tendrá la Guardia Nacional, así como su formación y administración en el ámbito de la Defensa Nacional.

A partir de la información proporcionada por los diputados que participaron en las audiencias, se detallan a continuación los cambios que presentarán legisladores de Morena y sus aliados, y que, por tanto, cuentan con mayor probabilidad de ser aprobados. También se detallan aspectos que no se prevén modificar del dictamen.

Dado que el dictamen ya fue aprobado en comisiones en diciembre pasado, estos cambios serán presentados como reservas de modificación al referido documento. Legisladores de oposición como la diputada Martha Tagle destacaron la necesidad de que las propuestas de cambios se transparenten antes de su discusión en el pleno, en el periodo extraordinario que inicia el 16 de enero.

Los cambios que vienen

Mando civil 

El que la Guardia Nacional opere bajo la dirección de un mando civil es una determinación que, en realidad, ya estaba plasmada en el dictamen de la reforma constitucional aprobado en comisiones en diciembre pasado.

Ello quedó establecido en el artículo 21 constitucional cuya redacción, ya reformada, indica que la Guardia estará adscrita a la dependencia del ramo de seguridad (es decir a la Secretaría de Seguridad Ciudadana) la cual se hará cargo de la “plantación, programación y ejecución” de sus funciones. Agrega además que la Guardia también estará adscrita a la Defensa Nacional, pero solo en cuanto a temas de formación y reclutamiento.

Lee también: Gobierno acepta modificar Guardia Nacional; tendrá mando civil desde el primer día, confirma Durazo

Esto coincide plenamente con lo propuesto por el gobierno federal en la audiencia del viernes pasado. El problema es que el artículo 5to transitorio del dictamen aprobado en diciembre postergaba hasta cinco años la adscripción de la Guardia al ramo de seguridad en cuanto a la ejecución de sus funciones, y lo trasladaba a la Defensa Nacional, bajo el argumento de la situación de “emergencia” en que se encuentra el país. Es decir, el dictamen  establecía un régimen de excepción en sus transitorios que postergaba el funcionamiento del mando civil.

Lee más: Las 3 leyes que López Obrador necesita para que opere la Guardia Nacional

Lo que ahora se propondrá al pleno de la Cámara de Diputados es la eliminación del artículo 5to transitorio, para que la Guardia tenga el mando civil planteado en la reforma desde el día uno de su entrada en funcionamiento.

Los legisladores indicaron además que se está revisando la redacción del artículo 21 en cuanto a la doble adscripción de la Guardia Nacional, luego de que en las audiencias de la semana pasada se expresara que ello genera ambigüedades y posibles confusiones.

Marcha atrás a sanciones

De acuerdo con el artículo 7mo transitorio del dictamen aprobado en diciembre, los gobiernos locales que hayan recibido el apoyo de la Guardia y aun con ello no cumplan con desarrollar instituciones policiales propias que puedan desarrollar adecuadamente su función, podrían ser sancionados económicamente, al descontárseles los recursos federales que se les asignen periódicamente para temas de seguridad pública.

El diagnóstico y evaluación de las policías en cuestión estaría a cargo del denominado “Consejo de Seguridad Interior”.

Lo que se va a proponer en el periodo extraordinario, de acuerdo con los legisladores consultados, es eliminar todo lo que dice el párrafo referido. Ello luego de que los alcaldes, gobernadores y diputados de oposición advirtieron en las audiencias que está medida atentaba contra el federalismo y trastocaba la soberanía de las entidades federativas, que ya de por sí reciben una fracción del dinero que generan y mandan al gobierno federal.

Otro problema que tiene este párrafo del transitorio y por el cual se buscará su modificación o eliminación, es que el denominado “Consejo de Seguridad Interior” que se alude para evaluar a las policías locales no existe actualmente. Dicha función tendría que recaer en el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Mayores controles

El dictamen aprobado reforma el artículo 76 de la Constitución para que el Senado tenga, entre sus atribuciones, la revisión del informe anual  de actividades que el Ejecutivo proporcione respecto a la Guardia Nacional.

Lee también: AMLO pide a jóvenes sumarse a la Guardia Nacional aunque Congreso no ha aprobado su creación

Lo que los legisladores prevén ahora es cambiar está redacción o, en su caso, incluir nuevos párrafos en el mismo o en el régimen transitorio, con la finalidad de que el seguimiento y control que realice el Legislativo respecto a la nueva fuerza de seguridad no se limite solo al análisis de informe anual.

En las audiencias de seguridad realizadas con expertos se sugirió que las cámaras de Senadores y Diputados tengan, por lo menos, la capacidad de requerir mayor información sobre la Guardia al Ejecutivo en cualquier momento, y que se pueda citar a comparecer a los responsables de la misma.

También se analiza si es necesario hacer un nuevo cambio al artículo al artículo 73 constitucional, para clarificar la facultad del Congreso de emitir las leyes complementarias a Guardia, entre ellas la de uso proporcional de la fuerza.

Policía auxiliar fuera; ingresó a C5 a revisión

El dictamen aprobado en diciembre establecía en el reformado artículo 89 de la Constitución que el Poder Ejecutivo Federal tendría la facultad de reglamentar dos cosas: a las fuerzas de policía auxiliares de las entidades federativas, y la operación y conexión de los centros de monitoreo locales (que controlan las cámaras de videovigilancia), conocidos como C4 o C5.

El cambio que se buscará en el periodo extraordinario es eliminar la porción normativa relacionada con las policías auxiliares. En las audiencias públicas gobernadores y alcaldes advirtieron, de nueva cuenta, que esta regulación atenta contra el federalismo y la soberanía de las entidades, al abrir la posibilidad de intervención al poder federal en instituciones y estructuras locales.

Los expertos que participaron en el debate subrayaron además que se trata de un tema totalmente ajeno a la Guardia Nacional y que no tenía sentido incorporarlo como parte de esta reforma. El diputado de Morena Pablo Gómez, quien promovió las modificaciones a los transitorios en diciembre, se expresó a favor de retirar del dictamen el apartado relacionado con los policías auxiliares, aunque reiteró que es un tema que necesita ser regulado en algún momento.

En cuanto al manejo de los centros de control C4 y C5, tema que de acuerdo con varios gobernadores y alcaldes también es un exceso en las atribuciones que busca el gobierno federal, los diputados analizan qué modificación es la que llevarán a cabo.

Esto luego de que en la audiencia del viernes el secretario de Seguridad Ciudadana federal, Alfonso Durazo, pidió a los legisladores buscar la redacción más adecuada pero mantener esta disposición, pues dijo que es urgente que los centros de monitoreo de las entidades tengan comunicación entre ellos, y que a su vez estén interconectados con Plataforma México, que es la base de datos criminal del gobierno federal.

Lo que no se prevé modificar

Varias disposiciones más del dictamen de la Guardia Nacional aprobado en diciembre fueron duramente criticadas por expertos y por organismos como los ONU y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. No obstante, no existe consenso en el grupo mayoritario (Morena y sus aliados) para llevar a cabo modificaciones. Al menos hasta el momento.

Entre lo que no se prevé modificar se encuentra la disposición constitucional (artículo 21) para que la Guardia Nacional sea reconocida como una nueva fuerza destinada a tareas de seguridad pública , y que la misma pueda fungir como auxiliar del Ministerio Público, otorgándole facultades para investigar delitos.

En un análisis técnico la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU y la CNDH advirtieron que, de acuerdo con estándares internacionales, no es recomendable otorgar facultad de investigación de delitos a una institución de corte militar. En las audiencias el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, también se había mostrado en contra de esta disposición.

Pese a ello, los legisladores se inclinan a mantener dicha facultad pues consideran inútil crear una fuerza de seguridad pública que no  esté facultada para actuar en apoyo al Ministerio Público.

Por esa misma razón, los diputados tampoco prevén modificar la capacidad que el dictamen da a la Guardia Nacional para intervenir en todos los delitos y no solo en los ilícitos del fuero federal, como originalmente se había planteado.

Otro tema fuertemente criticado en las audiencias públicas es el hecho de que los elementos de la Guardia Nacional vayan a ser reclutados, formados y mantenidos por la Secretaría de la Defensa Nacional. Distintos expertos y organizaciones consideraron que eso puede generar confusiones en cuanto al mando, además de que contribuye a la militarización de un cuerpo de seguridad pública.

Pero en este punto los diputados no prevén ninguna modificación pues la intención central de Morena, y del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, es contar con un nuevo cuerpo policial que tengan disciplina y formación militar.

Ruta legislativa y dudas

La ruta legislativa de esta reforma, de acuerdo a lo explicado por el diputado Mario Delgado, quien es coordinador del grupo parlamentario de Morena en San Lázaro, es la siguiente:

En el periodo extraordinario que arranca el 16 de enero el pleno de la Cámara de Diputados buscará aprobar el dictamen ya avalado en comisiones en diciembre. Todas las modificaciones que se plantean se presentarán como reservas al mismo, para ser aprobadas con voto particular. Cabe señalar que se requiere del apoyo de dos terceras partes del pleno para que todo el dictamen se avale.

Una vez aprobada la iniciativa de reforma constitucional se elaborará la minuta que se enviará al Senado de la República para que, siguiendo el mismo procedimiento, se busque su aprobación. Primero por las comisiones que lo analicen, y después por el pleno de la Cámara Alta. Los senadores tendrán facultad para realizar las modificaciones que consideren pertinentes.

Una vez que el dictamen sea aprobado por las dos cámaras, el mismo será enviado a todos los congresos estatales. Por tratarse de una reforma que modifica la Constitución y por ende afecta a todo el país, se requerirá que más de la mitad de los poderes legislativos locales de las entidades den su aval para la misma.

De concretarse lo anterior, la reforma ya podrá ser promulgada por el Poder Ejecutivo Federal y publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Cabe señalar que distintos legisladores de oposición que participaron en las audiencias de la semana pasada, así como expertos del colectivo ciudadano #SeguridadSinGuerra, mantienen dudas importantes respecto al dictamen.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, quien además ha llevado a la mesa varios de los posicionamientos del referido colectivo, subrayó la necesidad de que se transparenten los cambios que se pretenden hacer al dictamen, antes de que se aborde su discusión en el pleno.

“Como estaba planteada la Guardia Nacional no se garantizaba lo que los ciudadanos exigen. De ahí lo valioso de las audiencias. Ahora tenemos un reto importante de cara a la dictaminación y aprobación en el pleno. Esperamos que antes de llegar a la votación podamos conocer las propuestas de reserva a la modificación del dictamen, para ver si en efecto se cumplen con los parámetros que la sociedad civil organizada y los especialistas consideraron para que se garantice la seguridad, pero se respeten a su vez los derechos humanos”, declaró la legisladora.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Salta el cráter si hay más bombardeos!: la feroz batalla dentro de la última línea de defensa de Járkiv

El periodista de la BBC Quentin Sommerville, acompañado del camarógrafo Darren Conway, llegaron al frente de batalla de la ciudad de Járkiv, en el este de Ucrania.
18 de marzo, 2022
Comparte

La segunda ciudad de Ucrania, Járkiv, ha sido el objetivo constante de los ataques rusos durante tres semanas. Quentin Sommerville, de la BBC, y el camarógrafo Darren Conway informan desde la línea del frente donde las tropas ucranianas continúan repeliendo el avance enemigo.

Entramos en la casa por donde solía estar la puerta trasera. Ahora solo hay una cortina que se mueve con el viento helado. Los propietarios, desaparecidos hace mucho tiempo, podían ver desde ahí las ricas tierras de cultivo al norte de Járkiv, pero gran parte de esas tierras también están irreconocibles.

En la cochera, junto a una patineta abandonada, hay una docena de cajas vacías de algunas de las mejores armas antitanques del mundo. Un soldado ruso muerto yace boca abajo en el jardín delantero.

La casa se ha convertido en una base de primera línea, y las cajas usadas son un indicativo de que los soldados han peleado aquí por sus vidas: una pelea por la independencia de Ucrania.

Hemos obtenido un acceso excepcional al ejército ucraniano que, después de tres semanas de duros combates, sigue firme en las afueras de Járkiv, impidiendo que las fuerzas rusas capturen la segunda ciudad más grande de Ucrania.

Bombardeos constantes

“¿Quieres ir más adelante?”, pregunta Yuri, un comandante del 22º Batallón de Infantería Motorizada del ejército ucraniano, señalando las ruinas de dos vehículos blindados de transporte de personal rusos y las piezas destrozadas de dos de sus tanques.

El batallón se reconstituyó en 2014 después de que Rusia invadió Crimea y respaldó a los separatistas de Donbas.

“Usaron drones, aviones, helicópteros de ataque, todo”, dice Yuri, mientras se oyen proyectiles rusos retumbando, golpeando las carreteras cercanas y los bloques de apartamentos.

La zona de un ataque en Járkiv

BBC
El lugar de un ataque de cohetes rusos Grad (múltiples cohetes lanzados en rápida sucesión) en un vecindario residencial.

Los rusos han seguido atacando y han sido repelidos muchas veces. En su frustración por fallar en su entrada, bombardean día y noche la ciudad, que alguna vez fue el hogar de 1,4 millones de personas.

El suelo está batido y el lodo espeso succiona las botas. Una mirada hacia atrás muestra las estructuras en ruinas de la hilera de casas por las que acabamos de pasar. Los jardines suburbanos se han convertido en campos de batalla como en el pasado de Europa.

“Los primeros tres días fueron los peores. Estaba lloviendo, estábamos cubiertos de barro, parecíamos cerdos”, dice Olexander, de 44 años, que está parado cerca.

Junto a uno de los vehículos blindados de transporte de personal destruidos -en el que su marca Z ya se ha desvanecido- hay un gran cráter de unos 6 m de ancho. El primer día de la invasión, el 24 de febrero, un ataque ruso mató a seis soldados ucranianos en este mismo lugar. Muchos más murieron aquí desde entonces, pero las cifras oficiales no se han publicado.

Un cráter de una bomba rusa en Járkiv

BBC

Una bota militar verde se alza sobre el borde del cráter, un cadáver ruso más allá. Un gran cuervo negro se sienta cerca, imperturbable por el rugido de los bombardeos y los cohetes Grad desde las posiciones rusas.

Los hombres aquí pueden decirte la fecha y la hora precisas en que llegaron al frente, lo que implica que si no estuviste aquí los primeros tres días, no conociste el combate real. “¡Salta al cráter si hay más bombardeos!”, dice Uri.

“Si pasan por aquí, entrarán en Járkiv”

Constantine, de 58 años, fue piloto de la fuerza aérea ucraniana hasta que se jubiló y se convirtió en periodista. Ahora está de vuelta al frente, camina cojeando y usa un palo de escoba roto como apoyo. La metralla rusa hirió su pierna, pero se niega a abandonar el frente.

“Esta es la última línea de defensa de la ciudad, si pasan por aquí, entrarán en Járkiv. Esta carretera te lleva desde Rusia hasta el corazón de la ciudad”, dice.

Olexander

BBC
Olexander, de 44 años, estaba luchando en Donbás.

Resuena un bum y un zumbido cuando un misil guiado por cable vuela justo sobre nuestras cabezas. Entramos en el cráter. El proyectil golpea cerca de la carretera, un gasoducto estalla en llamas.

Mientras nos refugiamos, un soldado de reconocimiento con una cinta azul en el casco nos dice que nos quedemos abajo. Roman tiene 34 años, aunque bromea diciendo que tenía 24 cuando comenzó la guerra hace tres semanas.

Dice que los rusos no se mostrarán ahora: “Son gallinas. Responderemos bien y de forma apropiada”. Se detiene y quiere un selfie. Más tarde nos enteramos de que transportó los cadáveres de sus compañeros caídos en su propio vehículo desde el frente hasta la morgue de la ciudad.

Cuando nos vamos, Constantine atrapa algo en el aire: un alambre de cobre delgado, que se extiende por millas. Sirvió para guiar el misil ruso que acaba de pasar sobre nuestras cabezas.

Nos espera Olexander, de 44 años, de la cercana región de Poltava. Ha estado con la unidad desde su fundación y ha luchado en Donbás.

“Esto es mucho peor”, dice. “Durante los primeros tres días, no podíamos entender lo que estaba pasando. Estábamos perdidos y no podíamos creer lo que sucedía. Pero después de eso nos recuperamos y nos mantenemos firmes y mantendremos nuestras posiciones”, agrega.

Un edificio habitacional dañado por un bombardeo en Járkiv

BBC

Le pregunto por qué está peleando. Se ríe y responde: “Por una Ucrania libre, por mi familia y por ustedes también. Por nuestra independencia y por la paz”.

“Resistan”

Yuri, el comandante, nos lleva de regreso al bloque de apartamentos de la era soviética aún habitados. Rusia dice que vino a Ucrania para desmilitarizar el país, pero aquí vemos lo que eso significa para los civiles. Un bloque de 20 pisos sigue humeando por un ataque ruso, fue hace dos días, según Yuri.

El número oficial de muertes de civiles en Járkiv se situó en 234, incluidos 14 niños, hasta el 16 de marzo. Los últimos días han sido duros, como se nos recordó en un instante.

Una ráfaga de cohetes rusos Grad cayó sobre el vecindario, golpeando a solo unos metros de distancia. Los soldados que nos rodeaban se habían puesto a cubierto y estaban ilesos.

En el mismo complejo de viviendas viven los esposos Svitlana y Sasha. Svitlana tiene 72 años y nos da la bienvenida a su casa, diciendo que no han hablado con nadie en semanas. “Nos alegra que hayas venido”, dice.

Svitlana

BBC
Svitlana. de 72 años, y su marido duermen dos horas por noche en su piso dañado por una bomba.

Su edificio ya ha sido atacado, las ventanas traseras ya no están y duermen en sofás. Descansan unas dos horas por noche, pues el bombardeo es implacable. “Cuando se detiene, es como la primavera”, dice.

Le pregunto si tiene un mensaje para Vladimir Putin. “No”, responde con firmeza. “Me parece que este hombre ya ha perdido la cordura y no piensa con claridad. Porque un humano cuerdo no puede hacer algo así: bombardear a ancianos, niños, jardines de infantes, escuelas, hospitales. Él no entendería lo que digo”.

Pero luego, cuando le pregunto por los hombres que no están lejos de su casa y que defienden la ciudad, llora. “Sí, les estoy muy agradecida por proteger su patria. Resistan muchachos. Siempre los apoyaremos. Son tan valientes, tanto los chicos como las chicas”.

Un soldado ucraniano

BBC

Todavía hay cientos de miles de personas viviendo en Járkiv, a pesar de los bombardeos. Si Rusia y Ucrania son hermanos, como profesa el Kremlin, entonces esto es un fratricidio.

Cuando salimos del vecindario, gran parte está encendido. La furia de Rusia con esta ciudad se ve y se escucha. Por la noche, todo Járkiv está cubierto por una nube de humo, el incesante golpeteo de las armas continúa, pero los defensores aún mantienen al enemigo alejado de las puertas de la ciudad.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zCY05LVIK6Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.