close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Dictamen de Guardia Nacional: tras audiencias, estos son los cambios que vienen y lo que quedaría igual
Morena y sus aliados presentarán las modificaciones como reservas ante el pleno. Además del mando, se prevé limitar la injerencia en municipios y buscar un mayor control legislativo.
Cuartoscuro Archivo
14 de enero, 2019
Comparte

La Cámara de Diputados prevé realizar al menos cuatro cambios importantes al dictamen aprobado en diciembre sobre Guardia Nacional, con el objetivo de atender algunas de las críticas y observaciones vertidas por servidores públicos y expertos durante las audiencias públicas que se llevaron a cabo la semana pasada, y conseguir el consenso suficiente para que la misma sea aprobada.

De acuerdo con legisladores que participaron en las audiencias, entre los cambios que serán impulsados por Morena y sus aliados (fuerza mayoritaria en el Congreso) se encuentra el ya anunciado relacionado con el mando civil, pero además se prevé modificar mecanismos de intervención que originalmente se habían propuesto en los municipios, así como la posibilidad de fortalecer el mecanismo de control legislativo sobre la nueva fuerza.

Lee: Cinco fallas por las que CNDH y ONU piden no aprobar el dictamen de Guardia Nacional

Por otro lado, y pese a las críticas de especialistas y organismos de derechos humanos, los diputados de la coalición mayoritaria esperan mantener algunas medidas ya establecidas en el dictamen, entre ellas la capacidad de investigación que tendrá la Guardia Nacional, así como su formación y administración en el ámbito de la Defensa Nacional.

A partir de la información proporcionada por los diputados que participaron en las audiencias, se detallan a continuación los cambios que presentarán legisladores de Morena y sus aliados, y que, por tanto, cuentan con mayor probabilidad de ser aprobados. También se detallan aspectos que no se prevén modificar del dictamen.

Dado que el dictamen ya fue aprobado en comisiones en diciembre pasado, estos cambios serán presentados como reservas de modificación al referido documento. Legisladores de oposición como la diputada Martha Tagle destacaron la necesidad de que las propuestas de cambios se transparenten antes de su discusión en el pleno, en el periodo extraordinario que inicia el 16 de enero.

Los cambios que vienen

Mando civil 

El que la Guardia Nacional opere bajo la dirección de un mando civil es una determinación que, en realidad, ya estaba plasmada en el dictamen de la reforma constitucional aprobado en comisiones en diciembre pasado.

Ello quedó establecido en el artículo 21 constitucional cuya redacción, ya reformada, indica que la Guardia estará adscrita a la dependencia del ramo de seguridad (es decir a la Secretaría de Seguridad Ciudadana) la cual se hará cargo de la “plantación, programación y ejecución” de sus funciones. Agrega además que la Guardia también estará adscrita a la Defensa Nacional, pero solo en cuanto a temas de formación y reclutamiento.

Lee también: Gobierno acepta modificar Guardia Nacional; tendrá mando civil desde el primer día, confirma Durazo

Esto coincide plenamente con lo propuesto por el gobierno federal en la audiencia del viernes pasado. El problema es que el artículo 5to transitorio del dictamen aprobado en diciembre postergaba hasta cinco años la adscripción de la Guardia al ramo de seguridad en cuanto a la ejecución de sus funciones, y lo trasladaba a la Defensa Nacional, bajo el argumento de la situación de “emergencia” en que se encuentra el país. Es decir, el dictamen  establecía un régimen de excepción en sus transitorios que postergaba el funcionamiento del mando civil.

Lee más: Las 3 leyes que López Obrador necesita para que opere la Guardia Nacional

Lo que ahora se propondrá al pleno de la Cámara de Diputados es la eliminación del artículo 5to transitorio, para que la Guardia tenga el mando civil planteado en la reforma desde el día uno de su entrada en funcionamiento.

Los legisladores indicaron además que se está revisando la redacción del artículo 21 en cuanto a la doble adscripción de la Guardia Nacional, luego de que en las audiencias de la semana pasada se expresara que ello genera ambigüedades y posibles confusiones.

Marcha atrás a sanciones

De acuerdo con el artículo 7mo transitorio del dictamen aprobado en diciembre, los gobiernos locales que hayan recibido el apoyo de la Guardia y aun con ello no cumplan con desarrollar instituciones policiales propias que puedan desarrollar adecuadamente su función, podrían ser sancionados económicamente, al descontárseles los recursos federales que se les asignen periódicamente para temas de seguridad pública.

El diagnóstico y evaluación de las policías en cuestión estaría a cargo del denominado “Consejo de Seguridad Interior”.

Lo que se va a proponer en el periodo extraordinario, de acuerdo con los legisladores consultados, es eliminar todo lo que dice el párrafo referido. Ello luego de que los alcaldes, gobernadores y diputados de oposición advirtieron en las audiencias que está medida atentaba contra el federalismo y trastocaba la soberanía de las entidades federativas, que ya de por sí reciben una fracción del dinero que generan y mandan al gobierno federal.

Otro problema que tiene este párrafo del transitorio y por el cual se buscará su modificación o eliminación, es que el denominado “Consejo de Seguridad Interior” que se alude para evaluar a las policías locales no existe actualmente. Dicha función tendría que recaer en el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Mayores controles

El dictamen aprobado reforma el artículo 76 de la Constitución para que el Senado tenga, entre sus atribuciones, la revisión del informe anual  de actividades que el Ejecutivo proporcione respecto a la Guardia Nacional.

Lee también: AMLO pide a jóvenes sumarse a la Guardia Nacional aunque Congreso no ha aprobado su creación

Lo que los legisladores prevén ahora es cambiar está redacción o, en su caso, incluir nuevos párrafos en el mismo o en el régimen transitorio, con la finalidad de que el seguimiento y control que realice el Legislativo respecto a la nueva fuerza de seguridad no se limite solo al análisis de informe anual.

En las audiencias de seguridad realizadas con expertos se sugirió que las cámaras de Senadores y Diputados tengan, por lo menos, la capacidad de requerir mayor información sobre la Guardia al Ejecutivo en cualquier momento, y que se pueda citar a comparecer a los responsables de la misma.

También se analiza si es necesario hacer un nuevo cambio al artículo al artículo 73 constitucional, para clarificar la facultad del Congreso de emitir las leyes complementarias a Guardia, entre ellas la de uso proporcional de la fuerza.

Policía auxiliar fuera; ingresó a C5 a revisión

El dictamen aprobado en diciembre establecía en el reformado artículo 89 de la Constitución que el Poder Ejecutivo Federal tendría la facultad de reglamentar dos cosas: a las fuerzas de policía auxiliares de las entidades federativas, y la operación y conexión de los centros de monitoreo locales (que controlan las cámaras de videovigilancia), conocidos como C4 o C5.

El cambio que se buscará en el periodo extraordinario es eliminar la porción normativa relacionada con las policías auxiliares. En las audiencias públicas gobernadores y alcaldes advirtieron, de nueva cuenta, que esta regulación atenta contra el federalismo y la soberanía de las entidades, al abrir la posibilidad de intervención al poder federal en instituciones y estructuras locales.

Los expertos que participaron en el debate subrayaron además que se trata de un tema totalmente ajeno a la Guardia Nacional y que no tenía sentido incorporarlo como parte de esta reforma. El diputado de Morena Pablo Gómez, quien promovió las modificaciones a los transitorios en diciembre, se expresó a favor de retirar del dictamen el apartado relacionado con los policías auxiliares, aunque reiteró que es un tema que necesita ser regulado en algún momento.

En cuanto al manejo de los centros de control C4 y C5, tema que de acuerdo con varios gobernadores y alcaldes también es un exceso en las atribuciones que busca el gobierno federal, los diputados analizan qué modificación es la que llevarán a cabo.

Esto luego de que en la audiencia del viernes el secretario de Seguridad Ciudadana federal, Alfonso Durazo, pidió a los legisladores buscar la redacción más adecuada pero mantener esta disposición, pues dijo que es urgente que los centros de monitoreo de las entidades tengan comunicación entre ellos, y que a su vez estén interconectados con Plataforma México, que es la base de datos criminal del gobierno federal.

Lo que no se prevé modificar

Varias disposiciones más del dictamen de la Guardia Nacional aprobado en diciembre fueron duramente criticadas por expertos y por organismos como los ONU y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. No obstante, no existe consenso en el grupo mayoritario (Morena y sus aliados) para llevar a cabo modificaciones. Al menos hasta el momento.

Entre lo que no se prevé modificar se encuentra la disposición constitucional (artículo 21) para que la Guardia Nacional sea reconocida como una nueva fuerza destinada a tareas de seguridad pública , y que la misma pueda fungir como auxiliar del Ministerio Público, otorgándole facultades para investigar delitos.

En un análisis técnico la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU y la CNDH advirtieron que, de acuerdo con estándares internacionales, no es recomendable otorgar facultad de investigación de delitos a una institución de corte militar. En las audiencias el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, también se había mostrado en contra de esta disposición.

Pese a ello, los legisladores se inclinan a mantener dicha facultad pues consideran inútil crear una fuerza de seguridad pública que no  esté facultada para actuar en apoyo al Ministerio Público.

Por esa misma razón, los diputados tampoco prevén modificar la capacidad que el dictamen da a la Guardia Nacional para intervenir en todos los delitos y no solo en los ilícitos del fuero federal, como originalmente se había planteado.

Otro tema fuertemente criticado en las audiencias públicas es el hecho de que los elementos de la Guardia Nacional vayan a ser reclutados, formados y mantenidos por la Secretaría de la Defensa Nacional. Distintos expertos y organizaciones consideraron que eso puede generar confusiones en cuanto al mando, además de que contribuye a la militarización de un cuerpo de seguridad pública.

Pero en este punto los diputados no prevén ninguna modificación pues la intención central de Morena, y del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, es contar con un nuevo cuerpo policial que tengan disciplina y formación militar.

Ruta legislativa y dudas

La ruta legislativa de esta reforma, de acuerdo a lo explicado por el diputado Mario Delgado, quien es coordinador del grupo parlamentario de Morena en San Lázaro, es la siguiente:

En el periodo extraordinario que arranca el 16 de enero el pleno de la Cámara de Diputados buscará aprobar el dictamen ya avalado en comisiones en diciembre. Todas las modificaciones que se plantean se presentarán como reservas al mismo, para ser aprobadas con voto particular. Cabe señalar que se requiere del apoyo de dos terceras partes del pleno para que todo el dictamen se avale.

Una vez aprobada la iniciativa de reforma constitucional se elaborará la minuta que se enviará al Senado de la República para que, siguiendo el mismo procedimiento, se busque su aprobación. Primero por las comisiones que lo analicen, y después por el pleno de la Cámara Alta. Los senadores tendrán facultad para realizar las modificaciones que consideren pertinentes.

Una vez que el dictamen sea aprobado por las dos cámaras, el mismo será enviado a todos los congresos estatales. Por tratarse de una reforma que modifica la Constitución y por ende afecta a todo el país, se requerirá que más de la mitad de los poderes legislativos locales de las entidades den su aval para la misma.

De concretarse lo anterior, la reforma ya podrá ser promulgada por el Poder Ejecutivo Federal y publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Cabe señalar que distintos legisladores de oposición que participaron en las audiencias de la semana pasada, así como expertos del colectivo ciudadano #SeguridadSinGuerra, mantienen dudas importantes respecto al dictamen.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, quien además ha llevado a la mesa varios de los posicionamientos del referido colectivo, subrayó la necesidad de que se transparenten los cambios que se pretenden hacer al dictamen, antes de que se aborde su discusión en el pleno.

“Como estaba planteada la Guardia Nacional no se garantizaba lo que los ciudadanos exigen. De ahí lo valioso de las audiencias. Ahora tenemos un reto importante de cara a la dictaminación y aprobación en el pleno. Esperamos que antes de llegar a la votación podamos conocer las propuestas de reserva a la modificación del dictamen, para ver si en efecto se cumplen con los parámetros que la sociedad civil organizada y los especialistas consideraron para que se garantice la seguridad, pero se respeten a su vez los derechos humanos”, declaró la legisladora.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
AFP
Por qué Emiliano Zapata fue tan importante en la historia de México (y el revolucionario más querido)
Muchos asocian el nombre de Zapata con la Revolución Mexicana en la que “El Caudillo del Sur”, como se le conoce, encabezó una de las luchas campesinas e indígenas más importantes en la historia del país.
AFP
10 de abril, 2019
Comparte

Es el personaje más icónico de la Revolución Mexicana. Existen cientos de monumentos en su honor, mientras que incontables calles, escuelas y poblados llevan su nombre.

Hay decenas de películas sobre su vida, y de su lucha se han escrito numerosos libros y ensayos académicos.

Se trata de Emiliano Zapata Salazar, “El Caudillo del Sur”, el héroe más querido del conflicto armado entre 1910 y 1915 que cambió la historia de México.

Este 10 de abril se cumplen 100 años de su muerte. Fue asesinado durante una emboscada en la hacienda de Chinameca, en el estado de Morelos.

Más que otros líderes de la Revolución, como Francisco I. Madero o Pancho Villa, entre los mexicanos Zapata se convirtió en el símbolo de la lucha por justicia y libertad, explican historiadores como Felipe Ávila.

Zapata encabezó un ejército formado por indígenas, campesinos, jornaleros y obreros que pertenecían a los sectores más afectados durante el período conocido como “El Porfiriato”.

El revolucionario luchaba para que se restituyeran las tierras y manantiales entregados a las comunidades desde los tiempos de la Colonia, pero que les fueron despojados por hacendados y empresas extranjeras.

La importancia histórica del personaje y su lucha, explica Ávila, es que sin el zapatismo la Revolución Mexicana hubiera concluido solamente con un relevo en la presidencia del país.

Pero en cambio, coinciden especialistas, el movimiento virtualmente transformó el modelo de país que existía hasta entonces, y lo convirtió en parte en el México actual.

Lucha ancestral

¿Por qué “El Caudillo del Sur” es tan querido por los mexicanos?

Una razón es que la lucha que encabezó es considerada por muchos como la más auténtica y antigua del país.

Zapata.

Getty Images
Los historiadores opinan que el zapatismo transformó el modelo de país que era México.

En su libro “Zapata. La lucha por la tierra, la justicia y libertad”, el historiador Ávila recuerda que el movimiento “es la historia ancestral de los pueblos indígenas y campesinos por defender sus tierras, sus bosques, sus aguas y sus recursos naturales”.

Una lucha que se mantenía desde los tiempos de la Colonia española, y que no logró solucionarse por completo tras la Independencia firmada en 1821.

En las décadas siguientes tras la separación de España, México vivió casi todo el tiempo en conflictos armados como la intervención francesa, la Guerra de Reforma por la separación Iglesia-Estado o la invasión de Estados Unidos, por ejemplo.

Esto duró hasta 1876, cuando Porfirio Díaz asume la presidencia que empezó un período de estabilidad.

Pero no hubo cambio para los campesinos que en casos como Oaxaca o Chiapas, vivían en condiciones de extrema marginación.

Muchos se veían obligados a trabajar como peones en las grandes haciendas porque carecían de tierras propias y quienes sí eran propietarios no tenían dinero para cultivarlas.

Con frecuencia las comunidades indígenas sufrían el despojo de sus terrenos, bosques y manantiales, a pesar de contar con títulos de propiedad emitidos desde el Virreynato.

La situación se agravó durante el Porfiriato. En Morelos, donde en 1879 nació Zapata, los dueños de haciendas e ingenios se apoderaron de miles de hectáreas de los pueblos para sembrar caña de azúcar.

El inicio

Contrario a lo que muchos piensan, Zapata no era pobre.

Los padres del “Caudillo del Sur” eran pequeños ganaderos y poseían algunas hectáreas de tierra, a diferencia de la mayoría de sus vecinos que trabajaban en los cultivos de las haciendas.

Esta condición le permitió una vida sin privaciones, incluso con algunos lujos, como asistir a corridas de toros o peleas de gallos, cuenta el historiador Adalberto Santana.

Pero, como otros propietarios de tierras, Zapata también sufrió el acoso de los grandes hacendados.

Fue elegido como presidente de la Junta de Defensa de Anenecuilco, Morelos, el pueblo donde nació, y junto con otros propietarios de tierras apoyó a Francisco I. Madero en su campaña contra Porfirio Díaz.

El gobierno reprimió a los inconformes y por esta razón el “Caudillo del Sur” emprendió la lucha armada para reclamar las tierras de los hacendados.

En 1910, cuando estalló la Revolución, más del 80% de los campesinos mexicanos no tenían tierras.

La lucha de Zapata era para recuperarlas y por ello en poco tiempo miles de personas se integraron al Ejército Libertador del Sur, como se llamó a su grupo armado.

Plan de Ayala

El espíritu del movimiento se resumió en el Plan de Ayala firmado en 1911, que desconocía el gobierno de Francisco I. Madero.

Ejército.

Getty Images
El ejército de campesinos de Pancho Villa y Emiliano Zapata, fotografiado alrededor del año 1910.

Los zapatistas afirmaron que el presidente, el principal impulsor de la Revolución, había abandonado su promesa de convocar a una reforma agraria para recuperar sus tierras.

Pero el documento, dicen especialistas como Felipe Ávila, funcionó también como un proyecto de nación.

Con el Plan de Ayala se restableció en los territorios controlados por el zapatismo –estados como Morelos, Guerrero y la zona sur de Ciudad de México, por ejemplo- un modelo de gobierno basado en la autoridad de los pueblos.

Las comunidades que recuperaron sus tierras se convirtieron en un fuerte respaldo durante el período en que el Ejército Libertador del Sur se enfrentó con el gobierno.

La guerra terminó el 10 de abril de 1919 cuando “El Caudillo del Sur” fue asesinado en Chinameca.

Zapata se iba a entrevistar con el general Jesús Guajardo, quién le prometió unirse a la batalla que entonces mantenía contra el gobierno de Venustiano Carranza.

Pero al llegar a la hacienda fue acribillado. La emboscada se considera desde entonces un símbolo de traición que avivó la leyenda sobre el revolucionario.

“Zapata vive”

La lucha de Zapata se convirtió en un símbolo de resistencia en el país.

Por ejemplo, algunos de los movimientos más importantes desde los años 60 del siglo pasado adoptaron al “Caudillo del Sur” como emblema.

En 1994 apareció el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Además, en la última década el ejemplo del revolucionario inspiró la lucha de pueblos y comunidades indígenas contra proyectos extractivos, sobre todo de empresas internacionales.

Pero también Emiliano Zapata se convirtió en un ícono de la cultura popular.

Sobre el revolucionario y su lucha se han escrito cientos de ensayos e investigaciones académicas, y también existen decenas de películas sobre su vida.

La imagen del “Caudillo del Sur” es una de las más utilizadas por creadores en todos los campos.

Algunos lo consideran como un símbolo de la masculinidad, pero al mismo tiempo es protagonista frecuente en las manifestaciones de la comunidad LGBTI.

En todos los casos, en protestas de campesinos o activistas, en obras de teatro o en conciertos musicales, la consigna más frecuente que se escucha en México es: “Zapata vive, la lucha sigue”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_cDXqCfnycM

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.