close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Diputados cambian propuesta del Senado: eliminan prisión preventiva para 6 delitos

La minuta del Senado proponía incluir nueve delitos más al catálogo de prisión preventiva automática, dictamen de diputados propone dejarlo solo en tres. Colectivo ciudadano acusa que aún es insuficiente.
Cuartoscuro
9 de enero, 2019
Comparte

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados redujo la lista de delitos que ameritan prisión preventiva automática: de nueve aprobados previamente por el Senado a solo tres.

El proyecto elaborado por los diputados, del que tiene copia Animal Político y que será discutido en el periodo extraordinario que se ha convocado para el próximo 16 de enero, propone ampliar la prisión oficiosa a tres ilícitos: uso de programas sociales con fines electorales, corrupción por enriquecimiento ilícito, y delitos en materia de robo de hidrocarburos.

En tanto, se eliminan los otros seis delitos que venían incluidos en la minuta del Senado y son: abuso o violencia sexual contra menores, feminicidio, robo a casa habitación, robo a transporte de carga, desaparición forzada y delitos en materia de armas de fuego y explosivos (como transporte o portación de armas).

Lee también: Morena incluye discusión de la prisión preventiva en periodo extraordinario sin dictamen, acusa Tagle

El proyecto de dictamen, que primero tendrá que ser aprobado por la mayoría de diputados de la referida Comisión y luego por el pleno de la Cámara Baja, argumenta que la situación de “emergencia” que atraviesa el país amerita modificar el artículo 19 constitucional para fortalecer las herramientas que tiene el Estado en contra de algunos delitos.

No obstante, los diputados sostienen que son conscientes de las críticas que en los últimos días han vertido especialistas y activistas, los cuales argumentan que ampliar los delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa es violatorio de derechos humanos, pues se priva de la libertad a personas que no han sido sentenciadas de cometer delito alguno.

“Esta comisión dictaminadora, en relación a la Minuta de mérito (del Senado) ha considerado el mínimo posible de afectación a esa perspectiva respetable y legítima de los derechos humanos, debido que se pondera que la situación en México es de emergencia y se justifica (…) Por lo anterior, esta dictaminadora propone modificar la Minuta de mérito de la Cámara de Senadores”, indican el proyecto de dictamen.

Lee: Vigilar instalaciones de Pemex y cesar a servidores corruptos, el plan de AMLO contra el huachicoleo

Actualmente, la Constitución Política del país solo contempla seis delitos que ameritan prisión automática: homicidio doloso, delincuencia organizada, violación, secuestro, trata de personas, y aquellos que se cometan de forma violenta con armas de fuego.

Si la Cámara de Diputados aprueba el dictamen con modificaciones a lo que ya había avalado previamente el Senado, ésta tendrá que regresar nuevamente a la Cámara Alta para ser analizada y votada.

¿Por qué se avala prisión a tres delitos nuevos?

El proyecto de dictamen elaborado por la Comisión de Puntos Constituciones de la Cámara Baja avala que la medida de prisión preventiva oficiosa (automática) se aplique a tres delitos relacionados con temas electorales de hidrocarburos y corrupción.

En el caso de los delitos electorales, se propone que solo se avale la prisión oficiosa en los relacionados con el uso de programas sociales con fines electorales.

“Es ponderable incluir únicamente los delitos en materia de uso de programas sociales con fines electorales, para que sean estos los que amerite prisión preventiva oficiosa, dado que son los que más profundamente impactan en la sociedad, al utilizarse programas que tienen fines muy distintos a la materia electoral”, señala el proyecto.

En cuanto a hechos de corrupción, el dictamen plantea que la prisión oficiosa se aplique en las modalidades de enriquecimiento ilícito y abuso de confianza. En este caso se justifica la medida de prisión oficiosa no por el peligro que representa el posible involucrado, sino como un “mensaje” de rechazo a la corrupción.

“Ante la situación de emergencia en la que se encuentra en Estado mexicano, resulta ponderable mandar un mensaje claro sobre el trato que recibirán aquellos funcionarios públicos, como la pérdida de su libertad para enfrentar procesos penales, por prestarse a la comisión de actos de corrupción, en su modalidad de enriquecimiento ilícito y ejercicio abusivo de sus funciones”, se detalla en el proyecto.

Te puede interesar: Fin a la corrupción, el gran desafío de México

Y en el caso del robo de hidrocarburos los legisladores consideran que se trata de una actividad ilícita en crecimiento, que es peligrosa y en contra de la cual el Estado se ha encontrado limitado en su margen de actuación.

“Esto resulta atractivo para las bandas delincuenciales, que les generan grandes ingresos y en consecuencia se agrava el daño patrimonial para la industria petrolera, lo que representa un peligro para nuestro país, lo que se debe considerar grave si su medida aritmética es igual mayor a cinco años, o si son cometidos por servidores públicos, y como consecuencia, restringir la libertad del imputado”, expone el proyecto.

Modificaciones al dictamen son insuficientes: ONG

La organización no gubernamental Borde Político, que forma parte del colectivo #SeguridadSinGuerra, dijo que si bien el proyecto de dictamen de los diputados es una señal positiva en cuanto a que se limita el catálogo de delitos a los que se pretende extender la prisión oficiosa, este esfuerzo es aún insuficiente.

De acuerdo con la organización cualquier medida que implique ampliar la prisión oficiosa es un retroceso en materia de derechos humanos no solo porque se tipifiquen más delitos, sino porque se limita al juez a decretar en automática una medida cautelar de prisión sin que éste tenga libertad de jurisdicción para analizar si es necesaria o no.

“Es necesario que exista control judicial ya sea con puesta a disposición ante juez de control o sencillamente que los jueces puedan decidir en cada caso que amerita prisión preventiva. Básicamente que lo oficioso no sea igual a automático” indicó Ernesto Peralta, integrante de la organización.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2019
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo.
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.