close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

La Estafa Maestra: exsubsecretario de Sedatu denuncia ante PGR la falsificación de su firma en un convenio irregular

Enrique González Tiburcio asegura que la firma del convenio realizado con la Universidad Francisco I. Madero en 2016, que derivó en el presunto desvío de 185 mdp, no es suya.
Archivo / Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán y Manu Ureste
29 de enero, 2019
Comparte

El exsubsecretario de Sedatu, Enrique González Tiburcio, denunció penalmente ante la PGR que la firma que aparece en el convenio general realizado con la Universidad Francisco I. Madero en enero de 2016 y que derivó en el presunto desvío de 185 millones de pesos, no es suya, sino que fue falsificada.

El exsubsecretario de Ordenamiento Territorial desconoció su firma en el convenio mediante el cual se iniciaba la relación con la universidad para realizar diversos servicios, por lo que interpuso una denuncia ante el Órgano Interno de Control de la dependencia el 9 de julio de 2017, y un mes después, éste denuncio penalmente contra quien resultara responsable ante la PGR. Así inició el proceso de investigación de dicho convenio.

Leer: Estafa Maestra: Exsubsecretario de Sedatu firmó convenio con el que presuntamente se desviaron 185 mdp

Sin embargo, de acuerdo con Julio Hernández Barros, el abogado de González Tiburcio, peritos de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) determinaron que la firma contenida en el documento es verdadera, por lo cual el exfuncionario pasó de denunciante a imputado por el delito de “falsedad de declaración”. Es decir, por haber mentido respecto a la falsificación de su firma, según la Procuraduría.

En entrevista con Animal Político, Hernández Barros asegura que en un año y cinco meses después de interponer la denuncia, la PGR no le notificó a González Tiburcio sobre el cambio de estatus jurídico, sino que fue hasta el 3 de diciembre de 2018 para solicitar su presencia en la primera audiencia del 15 de enero de 2019.

El abogado negó que su defendido haya solicitado un amparo para no acudir a declarar y también se presentó a la segunda audiencia realizada el 24 de enero donde se confirmó que González Tiburcio no está siendo investigado por desvío de recursos públicos, sino por falsedad de declaración.

Este lunes Animal Político publicó que González Tiburcio, quien también fue Coordinador de asesores de Rosario Robles en Sedesol, es uno de los funcionarios de más alto rango en la Sedatu que firmó el convenio general SEDATU-UPFIM/SOT/05/2016 con la Universidad Francisco I. Madero y que derivó en el presunto desvío de recursos públicos de 185 millones de pesos.

Este y otros convenios fueron analizados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la auditoría número 196-DS y encontró diversas irregularidades como que las empresas subcontratados eran de “papel”, los comprobantes de servicios fueron apócrifos o copiados de convenios con otras universidades, por lo que el organismo interpuso una denuncia penal ante la PGR en octubre de 2018.

Firmas falsificadas

Pese a que el exsubsecretario denunció la supuesta falsificación de su firma ante el Órgano Interno de Control, a cargo entonces de Miguel Ángel Vega, éste no investigó la posible responsabilidad de quien haya hecho la falsificación.

“El OIC presenta la denuncia ante la PGR y se cruza de brazos, no vuelve a realizar ninguna investigación. Hubo una tremenda omisión en investigar y fincar responsabilidades administrativas”, asegura el abogado Hernández Barros.

Un elemento indispensable de investigación sería determinar quiénes autorizaron la liberación de los recursos de la Sedatu para pagar los supuestos servicios a la universidad. De acuerdo con una nota publicada por el periódico Reforma el sábado 26 de enero, otro de los imputados es el exdirector de Programación y Presupuesto de la Sedatu, Francisco Javier Báez Álvarez, encargado justamente de pagar este tipo de convenios. Él era subalterno de Emilio Zebadúa, el Oficial Mayor de la dependencia, responsable de administrar el presupuesto.

El abogado Hernández Barros afirma que la investigación que ya realiza la Fiscalía General de la República (FGR), también se está limitando sólo a determinar la autenticidad de la firma en el convenio, más no en encontrar a posibles imputados en la falsificación y, sobre todo, la responsabilidad sobre la salida de recursos públicos de la dependencia.

De acuerdo con la defensa de González Tiburcio, el convenio tampoco cumple con otros criterios legales como la falta de firma del titular del área jurídica de la dependencia, la justificación del requerimiento de servicios, rúbrica de funcionarios en todas las hojas del documento, y la inexistencia de registro de las reuniones que siempre se hacen previo a un convenio de este tipo. Además, el 4 de enero de 2016, día de la firma de convenio, González Tiburcio aún se encontraba en periodo de vacaciones decembrinas, sostiene su abogado.

La Auditoría Superior señala también a Armando Saldaña Flores, exdirector general de Ordenamiento territorial y atención a zonas de riesgo, y subalterno de González Tiburcio, como el firmante del convenio específico SEDATU/DGAPADN-UPFIM/33901.03/2016, el 2 de febrero de 2016, en el que se establecen los servicios que haría la Universidad y el pago por hasta 224 millones de pesos.

Sin embargo, durante la investigación de la Auditoría, Saldaña declaró que su firma había sido falsificada, por lo que también denunció penalmente.

En tanto, Noemí T., quien aparece como accionista mayoritaria de la empresa Contabilidad y Soluciones INNER, que recibió 42 millones de pesos de este convenio, “no reconoció como suyas las firmas consignadas en el contrato de prestación de servicios” y negó ser dueña de dicha empresa, por lo que interpuso una denuncia de hechos en septiembre de 2017 ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México contra quien resultara responsable por haber utilizado su nombre para estos documentos.

Como parte de la declaración de González Tiburcio en la audiencia del 24 de enero, aseguró: “nunca firmé contrato o convenio alguno con la Universidad Tecnológica Francisco I. Madero. Y soy el primer interesado en que se aclare todo lo que parece ser una serie de irregularidades en el ejercicio de funciones como servidor público”.

Este martes 29 de enero se realizará la tercera audiencia donde la defensa del exsubsecretario presentará como prueba el análisis por otro perito grafólogo para determinar si la firma en el documento es auténtica o falsificada. Al siguiente día está prevista la cuarta audiencia donde el juez determinará si González Tiburcio es o no vinculado a proceso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la tripofobia y por qué hace que muchos no puedan ni mirar el nuevo iPhone

La presentación del nuevo iPhone de Apple ha provocado rechazo entre quienes sufren tripofobia.
11 de septiembre, 2019
Comparte

Apple destaca por el diseño de sus productos. El del nuevo iPhone 11 vuelve a ser elegante y moderno. Pero algunos no pueden soportar ver esas tres cámaras circulares en la parte trasera.

La tripofobia es el miedo o repulsión que genera mirar figuras geométricas muy juntas, especialmente hoyos y rectángulos muy pequeños.

Y ha sido una de las protagonistas colaterales de la presentación de nuevos productos de Apple del martes.

El ejemplo más característico del miedo que genera la tripofobia es la figura que generan las semillas incrustadas en la flor de loto.

Pero también la estructura geométrica formada por un panal de abejas o una esponja marina.

Flor de loto

Getty Images
Hay personas que quedan repugnadas por este grupo de hoyos en la flor de loto y los expertos tratan de entender ¿por qué?

Los investigadores, Arnold Wilkins y Geoff Cole, de la Universidad de Essex, señalaron que la repulsión a esas formas y patrones podría tratarse de un mecanismo de defensa.

Debido a que muchos animales potencialmente mortales, como algunas arañas, serpientes y escorpiones tienen marcas similares, la aversión es una adaptación evolutiva que tienen que ver con la preservación individual.

Aunque no se puede diagnosticar clínicamente, se conoce también como fobia al patrón repetitivo.

Que es precisamente el dibujo que forman las tres cámaras circulares en dos de los nuevos modelos de iPhone en su parte trasera.

https://twitter.com/Beschizza/status/1171528710224150528

Quienes sufren este mal, al que un estudiante de Nueva York le puso voz abriendo una página de Facebook en 2009, no se habían sentido amenazados por modelos anteriores.

El iPhone 8 o el Xr solo llevan una cámara trasera y esto no forma ningún patrón raro.

Sin embargo, el iPhone 11 Pro y su versión Max llegan con tres cámaras que sí dibujan la inquietante estructura para quienes padecen tripofobia.

Seguramente, los diseñadores de la compañía no estaban pensando en esta rara afección cuando incorporaron más objetivos a su producto estrella.

Presentación de Apple

Getty Images
Gracias a un segundo objetivo ultra gran angular, este nuevo iPhone permite reencuadrar y cambiar la perspectiva después de haber hecho la foto.

De hecho, las cámaras son una de las mayores novedades del lanzamiento del iPhone 11, el iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max, ya que pueden grabar múltiples videos a la vez.

Los modelos Pro incluyen teleobjetivo, cámaras anchas y ultra anchas y también tiene un nuevo modo nocturno que permite a las personas capturar imágenes con poca luz.

Pero son una pesadilla para quienes tienen fobia a los agujeros porque se les acelera el ritmo cardiaco y en ocasiones sienten ganas de vomitar, mareos o se les eriza la piel.

Panal de abejas

Reuters
La estructura de un panal de abejas también afecta a los que tienen tripofobia.

Así que mucho se lo han tomado como una buena razón para no comprar el nuevo modelo.

Otros dan cuenta en las redes sociales de lo que ven ellos al mirar la parte trasera del nuevo celular.

“Es todo cámaras”, dice una usuaria de Twitter en referencia a lo que se imagina su mente cuando mira las fotos del iPhone Pro.

https://twitter.com/starboots_/status/1171490143942758401

La respuesta al ver pequeños agujeros puede ser muy extrema.

Más aún cuando la fotografía muestra varios iPhone juntos para exhibir la oferta de colores.

Para Cole, “todos la padecemos en mayor o menor medida” y por tanto, su forma de manifestarse depende del “grado en que la tenemos”, le explicó a BBC.

Como con los spoilers del último capítulo de cualquier serie con miles de seguidores, en las redes sociales ahora mismo no será fácil huir de los memes o las noticias sobre la presentación de Apple.

https://twitter.com/emmarm4/status/1171500392691093505

La palabra tripofobia aparece muy mencionada en Twitter y va casi siempre acompañada de las fotografías que la provocan.

La actriz de la serie American Horror Story Sarah Paulson y la modelo Kendall Jenner están entre quienes dicen padecer tripofobia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=cKtEr6wc8L4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.