Forense de Jalisco incineró desde 2006 más de 1,500 cuerpos sin identificar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Forense de Jalisco incineró desde 2006 más de 1,500 cuerpos sin identificar

En al menos la mitad de los casos no guardó muestras de ADN, lo que imposibilita saber quiénes eran, de acuerdo con información de la ONG Cepad.
Cuartoscuro
31 de enero, 2019
Comparte

Ana Enamorado ya nunca sabrá si el cuerpo que le dijeron que era de su hijo, desaparecido en 2010, realmente lo es. El forense de Jalisco lo incineró sin haberle hecho pruebas de ADN y solo ofreció a Ana algunas fotografías en las que ella no está segura de reconocerlo, después de cinco años que tenían sin verse, cuando Óscar Antonio López Enamorado salió de su natal Honduras con apenas 17 años.

Jalisco incineró 413 cuerpos sin identificar; 480 fueron donados a escuelas de medicina

Además, las autoridades que han llevado el caso, tanto federales como estatales, le han pedido aceptar —incluso con intimidaciones— la versión de que el joven se suicidó colgándose de un puente peatonal, como le dijeron que encontraron ese cuerpo que nunca pudo ver, cuando todo indica que a su hijo lo había atrapado un grupo del crimen organizado.

El caso de Ana no es una excepción: de 2006 a 2015 el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses incineró entre 1,560 y 1,581 cuerpos sin identificar por saturación de sus instalaciones, de acuerdo con datos que obtuvo la organización Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) mediante solicitudes de transparencia.

De muchos de esos cuerpos —sin que esté clara la cifra—, ya no habrá manera de confirmar quienes eran, porque quedaron reducidos a cenizas sin que el Instituto les haya practicado pruebas científicas para tener su ADN y otros datos en caso de que haya un familiar u otra información contra los cuales compararlos.

Gobierno de Jalisco construirá cámara frigorífica para más de 300 cadáveres tras hallazgo en tráileres

Ana Karolina Chimak, activista de Cepad, explicó en conferencia de prensa que en una solicitud de información de 2015, el Forense dijo que había incinerado 1,581 cuerpos. En otra, de 2017, señaló que eran 1,571 y solo le hicieron pruebas genéticas a 141. En octubre pasado, la respuesta a otra solicitud fue que los cadáveres cremados eran 1,560, más una osamenta y 32 restos óseos, y que le habían tomado muestras biométricas solo a 803.

“Estos datos confirman que la mayoría de los cuerpos incinerados nunca se encontrarán en ninguna base de datos genéticos. Lo que significa que miles de familiares de personas desaparecidas son brutalmente privadas de la posibilidad de encontrar un día información alguna sobre su ser querido. Su búsqueda incansable nunca va a concluir y su duelo nunca va a cerrar. Se borraron las evidencias y las historias de miles de personas, convirtiéndolas en cenizas”, sentenció.

Fotografías y un celular desechado, únicas pruebas

Dos veces le dijeron a Ana que un cadáver encontrado en Zapopan, Jalisco, era el de su hijo Óscar. La primera le dijeron que un perfil genético descartaba que fuera él. Pero año y medio después se enteró de que era mentira: nunca hicieron tal prueba.

Su hijo se fue de Honduras en 2008 desanimado por la violencia y con ganas de buscar un mejor futuro en Estados Unidos. Logró llegar y luego de un año conoció a unos mexicanos que lo convencieron de ir a Jalisco por un trabajo en el que, le dijeron, iban a pagar muy bien. Meses después, su madre recibió una llamada de un hombre que le pidió dinero porque supuestamente Óscar había chocado su camioneta. Ella hizo el depósito, ya con dudas, y en enero de 2010 perdió contacto con su hijo.

Pasaron casi dos años hasta que Ana se unió a la caravana de madres centroamericanas que entraron a México a buscar a sus hijos desaparecidos. El 8 de febrero de 2013 llegó hasta Guadalajara a presentar una denuncia ante la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y decidió quedarse en el país. Se instaló en la Ciudad de México, y tres meses después recibió una llamada en la que le dijeron que el 17 de febrero, nueve días después de su denuncia, había aparecido un cuerpo ahorcado en un puente que parecía el de Óscar.

Como solo le enviaron dos fotos, pidió un perfil genético. El resultado, le dijeron, fue negativo, así que continuó su búsqueda. Pero en 2015 se enteró de que habían pasado el caso al fuero común y cuando exigió avances al ministerio público de Puerto Vallarta al que lo habían enviado, le contestaron que el cuerpo de su hijo ya había sido encontrado: era del puente de Zapopan y la causa de muerte era suicidio.

Su sorpresa fue que cuando pidió ver el cuerpo, la respuesta fue que ya no lo tenían, porque había sido incinerado desde mayo de 2013, a los pocos días del primer aviso que le dieron. Pidió entonces los exámenes científicos que ella solicitó que le hicieran y que le aseguraron habían sido negativos, pero resultó que no estaban en el expediente ni los tenía el médico forense, y solo después de insistir le mostraron un oficio sin fecha ni firma.

Como únicas pruebas, además de las fotos, le dijeron que al encontrar el cuerpo había un teléfono celular donde el contacto guardado como “mamá” era un número de Honduras. Pidió también ver ese teléfono, la ropa, algo más… y la respuesta fue la misma que con el cuerpo: todo había sido desechado. Lo único que sí conserva el Forense son huellas dactilares, pero no han sido comparadas con registros previos del gobierno hondureño.

“Sí me llaman la atención las fotografías, sí se parece a mi hijo, pero no puedo aceptarlas así, a mí lo que me podría garantizar que es mi hijo es una prueba genética. Porque no puedo yo quedarme con esa duda, que se cierre el caso y quedarme con la duda para siempre. Como no es suficiente lo que está en el expediente, no puedo aceptarlo; tiene que haber claridad”, dijo en entrevista.

¿Cómo estar seguro de quién es un cuerpo?

Para tener la certeza sobre quién era una persona encontrada muerta, no basta ni siquiera con el ADN. Chimak explicó que a partir de la crisis vivida en septiembre pasado cuando fueron hallados dos tráileres refrigerantes con 444 cuerpos que la Fiscalía abandonó, se creó una comisión de acompañamiento de observación para los procesos de identificación e inhumación de los cuerpos que estableció al menos siete elementos para considerar que se tiene la identificación plena.

“Tomamos en cuenta las pruebas de ADN, la necropsia, los datos odontológicos, la cuestión antropológica, huellas dactilares, entre otra información. Son siete elementos en total, pero antes no se hacía”, dijo.

A pesar de esta falta de garantías, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses ha entregado a 140 familias bolsas con cenizas que les asegura que son de sus familiares, de acuerdo con la información obtenida por Cepad. Ana Enamorado es uno de al menos cuatro casos que se conocen de quienes se negaron a aceptar esas cenizas sin mayores pruebas.

Jalisco dejó de incinerar cuerpos en 2015, a pesar de que la Ley General de Víctimas, que entró en vigor dos años antes, prohibió hacerlo hasta no concluir los procesos de investigación en cada muerte. Pero en 2018, todavía fueron entregadas siete bolsas de cenizas a familias que ya no pudieron ver si el cuerpo que recibieron realmente era el de la persona que buscaban.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Oscars 2020: 10 de las mayores sorpresas de la historia de los Oscar

Cada entrega de los premios Oscar tiene sus favoritos, pero en la ceremonia de este domingo en el teatro Dolby de Los Ángeles hay varias categorías principales cuyos ganadores son imprevisibles. ¿Volverá a repetirse la historia?
8 de febrero, 2020
Comparte

Muchos de los ganadores de los premios Oscar a lo largo de las décadas eran los favoritos y cumplieron con los pronósticos.

No obstante, a lo largo de la historia la estatuilla dorada ha ido a para a quien no se lo esperaba.

Aquí te presentamos un listado de diez momentos que causaron gran sorpresa en los galardones de la Academia de Hollywood.

1- “Qué verde era mi valle” gana frente a “Ciudadano Kane” en 1942

Escena de Qué verde era mi valle (Foto: 20th Century Fox)

BBC
John Ford ganó también el premio al mejor director por “Qué verde era mi valle”. (Foto: 20th Century Fox)

La cinta de Orson Welles “Ciudadano Kane”, considerada una de las mejores películas de la historia, tenía como principal rival en los Oscar de 1942 a “El halcón maltés”, una joya del cine negro de John Huston.

Al final, contra todo pronóstico, la ganadora fue el drama “Qué verde era mi valle”, de John Ford, quien ganó también el premio a mejor director.

2- “Rocky” gana frente a “Network” y “Taxi Driver” en 1977

Sylvester Stallone como Rocky (Foto: United Artists)

BBC
En “Rocky” Sylvester Stallone da vida a un boxeador que triunfa contra las adversidades. (Foto: United Artists)

En 1977 las favoritas para hacerse con el Oscar a mejor película eran filmes considerados clásicos de los 70: “Network” (“Poder que mata” en Latinoamérica), “Taxi Driver” y “Todos los hombres del presidente”.

Pero al final la victoria fue para “Rocky”, cinta en la que Sylvester Stallone da vida a un boxeador que triunfa contra las adversidades.

3- En 1981 Robert Redford vence como mejor director frente a Martin Scorsese

No fue hasta 2007, con su sexta nominación, que Martin Scorsese logró llevarse el Oscar a mejor director.

Redford

Getty Images
El actor convertido en director Robert Redford logró el Oscar con su película “Gente corriente”.

La primera vez que perdió este premio (y la que provocó mayor sorpresa) fue en 1981, cuando estaba nominado por “Toro salvaje”.

El actor convertido en director Robert Redford se lo arrebató con su película “Gente corriente”.

4- “Carrozas de fuego” gana frente a “Rojos” en 1982

Escena de Carros de fuego (Foto: 20th Century Fox)

BBC
“Carros de fuego” contaba con una banda sonora muy popular, obra de Vangelis. (Foto: 20th Century Fox)

Con 12 nominaciones, incluida una en cada categoría interpretativa, la película “Rojos”, dirigida por el actor Warren Beatty, era la favorita en la ceremonia de los Oscar que se celebró en Los Ángeles en marzo de 1982.

Al final fue “Carrozas de fuego” o “Carros de fuego”, una pequeña película británica con una banda sonora muy popular obra de Vangelis, la que acabó llevándose el premio a la mejor cinta.

5- Marisa Tomei gana como mejor actriz secundaria en 1993

Marisa Tomei (der.) posa con Gene Hackman como ganadores de mejores actores de reparto.

Getty Images
Marisa Tomei derrotó a Miranda Richardson y Vanessa Redgrave.

¿Marisa qué? Eso es lo que muchos se preguntaron después de que una desconocida actriz llamada Marisa Tomei se llevó el premio a mejor actriz secundaria en 1993 por la película “Mi primo Vinny”, derrotando a dos pesos pesados como las británicas Miranda Richardson y Vanessa Redgrave.

Cuenta la leyenda que el presentador que entregó el premio, el actor Jack Palance, leyó el nombre de Tomei por error o porque quiso que el galardón fuera a parar a ella por ser la única actriz estadounidense entre las nominadas, algo que la Academia de Hollywood siempre ha negado.

6- Tommy Lee Jones le arrebata el Oscar a Ralph Fiennes en 1994

Tommy Lee Jones

Getty Images
Tommy Lee Jones consiguió el galardón al mejor secundario por “El fugitivo”.

Nada podía evitar que en 1993 el actor británico Ralph Fiennes se llevara el Oscar a mejor secundario por su brillante interpretación de un comandante nazi en “La lista de Schindler”. ¿O sí?

Fiennes probablemente no ha olvidado el momento en el que leyeron el nombre del estadounidense Tomy Lee Jones, quien consiguió el galardón por “El fugitivo”.

7- Juliette Binoche se lleva el Oscar a mejor secundaria en 1997 frente a Lauren Bacall

Juliette Binoche se lleva el Oscar a la mejor secundaria en 1997

Getty Images
Juliette Binoche ganó por su actuación en “El paciente inglés”.

En 1997 Lauren Bacall era una leyenda viva y muchos creían que finalmente había llegado el momento en que la Academia de Hollywood le otorgaría su merecido reconocimiento con un Oscar.

Competía como mejor actriz secundaria por su papel en “El espejo tiene dos caras”, en la que interpretaba a la madre de Barbra Streisand.

Es por eso que cuando leyeron el nombre de Juliette Binoche, en el rostro de la actriz francesa -ganadora por “El paciente inglés”- la expresión de sorpresa no podría haber sido mayor.

Bacall tuvo que conformarse con recibir un Oscar honorífico en 2010por toda su carrera.

8- Gwyneth Paltrow se lleva en 1999 el Oscar a mejor actriz

Gwyneth Paltrow gana el Oscar a la Mejor Actriz en 1998

Getty Images
Pocos esperaban que Paltrow le arrebatara el premio a Cate Blanchett.

Pocos esperaban que en 1999 Gwyneth Paltrow le arrebatara la estatuilla dorada a Cate Blanchett, quien era la favorita de la noche por interpretar a la reina Isabel I de Inglaterra en Elizabeth.

Pese a que Paltrow había ganado también el Globo de Oro el mismo año, la actuación de Blanchett había sido ampliamente alabada por la crítica.

9- “Shakespeare enamorado” se impone a “Rescatando al soldado Ryan” en 1998

Los productores de Shakespeare enamorado, ganadores de la Mejor Película en 1998.

Getty Images
“Shakespeare enamorado” se llevó contra pronóstico el Oscar a la mejor película.

¿Una comedia romántica derrotando a un drama de la Segunda Guerra Mundial dirigido por Steven Spielberg?

Eso fue lo que sucedió en 1998 con “Shakespeare enamorado”, que se llevó el Oscar a mejor película frente a “Rescatando al Soldado Ryan”.

Spielberg recibió como consolación el premio a mejor director.

10- “Crash” se convierte en la mejor película de 2006 al derrotar a “Brokeback Mountain”

Jack Nicholson anuncia el Oscar de la Mejor Película en 2006

Getty Images
Algunos acusaron de homofobia a los miembros de la Academia de Hollywood por no darle el Oscar a “Brokeback mountain”.

La cara de sorpresa de Jack Nicholson, encargado de presentar el premio a mejor película en 2006, lo dijo todo.

“Crash” se impuso frente a “Brokeback Mountain” (“Secreto en la montaña” en Latinoamérica), la película de los vaqueros homosexuales que había arrasado ese año en la temporada de premios cinematográficos.

Algunos acusaron de homofobia a los miembros de la Academia de Hollywood por esa decisión.

*Esta es una actualización de un artículo originalmente publicado el 15 de febrero de 2015.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts