close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro
Hidalgo cerró 2018 como el estado con más tomas clandestinas; en 4 años aumentaron 1,352%
Hidalgo tuvo uno de los aumentos más significativos de tomas clandestinas durante la última parte del gobierno de Francisco Olvera, y en los primeros dos años de Omar Fayad.
Cuartoscuro
22 de enero, 2019
Comparte

Hidalgo es el segundo estado con el mayor crecimiento de tomas clandestinas en el país en los últimos cuatro años. Pasó de tener 146 en 2014 a 2 mil 121 en 2018, lo que representa un aumento de 1,352% y lo pone en el último año como la entidad con más tomas, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex). Esta es la entidad donde se encuentra el municipio de Tlahuelilpan,  donde ocurrió una explosión de un ducto de combustible a raíz de una toma ilegal, que dejó al menos 91 fallecidos el pasado 18 de enero.

La entidad con el mayor aumento de tomas clandestinas en cuatro años es Tlaxcala. En 2014 tuvo 24 tomas clandestinas, y el año siguiente aumentó a 58. Para 2015 el número fue de 120; en 2017, hubo 122, pero el mayor incremento ocurrió en 2018 al sumar 446, lo que significa un aumento de 1,758%.

La tercera entidad con el mayor aumento es Querétaro, pues pasó de tener 37 tomas clandestinas en 2014 a 275 en 2018, es decir, un incremento de 643%, según las estadísticas de Pemex.

De hecho, el 18 de enero, minutos después de la explosión en el municipio de Tlahuelilpan, ocurrió otra explosión en Querétaro, en la colindancia con Hidalgo, también en una toma clandestina.

En esa ruta, entre Hidalgo y Querétaro se encuentra el ducto que conduce a la refinería de Tula, una de las principales en el país, y que abastece de combustible a la Ciudad de México.

En todo el país, las tomas clandestinas de combustible aumentaron 304% entre 2014 y 2018, parte del sexenio de Enrique Peña Nieto. En 2014, Pemex había detectado 3 mil 685 tomas. El mayor número ocurrió en 2017, cuando llegó a 10 mil 363 y el 2018 terminó con 14 mil 894, de acuerdo a respuestas a solicitudes de información y a la actualización de los últimos dos años informadas por el gobierno Federal este lunes 21 de enero.

Hidalgo tuvo uno de los aumentos más significativos de tomas clandestinas de combustible durante la última parte del gobierno del priista Francisco Olvera, y en los primeros dos años del priista Omar Fayad.

En 2014 tuvo 146; el año siguiente aumentó a 183; en 2016 hubo 344; en 2017 sumó mil 64 y en 2018 tuvo 2,121. Así, mientras era la sexta entidad con mayor presencia de este delito en 2014, pasó al segundo lugar en 2016, es decir, tuvo aumento de 1,352%.

Incluso, Hidalgo superó a entidades como Tamaulipas, que en 2014 encabezaba la lista con 685 tomas clandestinas. Aunque su crecimiento fue constante, en 2018 registró mil 301. En ese estado también se encuentra otra de las refinerías importantes del país: la Francisco I. Madero.

También superó a Veracruz, donde se encuentra la refinería Lázaro Cárdenas, que comenzó con 230 tomas clandestinas en 2014 y para 2018 sumó mil 539.

Justamente los estados con mayor crecimiento porcentual de tomas clandestinas son colindantes a Hidalgo: Querétaro (643%), Michoacán (607), Tlaxcala (1,352%). Este problema, ya cobró víctimas, toda vez que en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, donde existía una toma clandestina, se registró una fuga el pasado viernes, por lo que pobladores acudieron con bidones y garrafones para llevarse el combustible, pero horas después ocurrió una explosión que dejó 91 personas muertas hasta el último informe oficial de este lunes 21 de enero.

El combate

Puebla fue la entidad con un aumento creciente y tuvo un clímax en 2018, cuando se se enfrentaron huachicoleros de Palmarito, en el municipio de Quecholac, Puebla, con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que dejó como saldo siete personas muerta.

El presidente Enrique Peña Nieto, anunció una estrategia conjunta contra el robo de combustible entre la Marina, el Ejército, la PGR y Pemex y consistió en mayor vigilancia sólo en Puebla.

Sin embargo, el 2018 terminó con 2 mil 72 tomas clandestinas, incluso más que el año anterior, cuando tuvo mil 443 tomas. De ahí que entre 2014 y 2018, durante los periodos de gobierno de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali, las tomas clandestinas en el estado creció 483%.

Además, si bien las denuncias por tomas clandestinas se incrementaron junto con el aumento en el robo de combustible, el número de detenidos y consignados fue a la baja, de acuerdo con respuestas a solicitudes de información disponibles en Infomex.

En 2014 hubo 3 mil 553 denuncias por tomas clandestinas. El año siguiente aumentó a 5 mil 7 y en 2016 descendió a 3 mil 866. En tanto, hubo 654 detenidos en 2014; 480 en 2015 y bajó a 41 para 2016.

Además, del total de detenidos sólo hubo 69, 43 y 16 personas sentenciadas por el delito de robo de hidrocarburos en 2014, 2015 y 2016, respectivamente; es decir, 128 en tres años,  según datos de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

El gobierno Federal emprendió una estrategia de combate al robo de combustible, conocido como huachicoleo, por lo que desde el 1 de diciembre de 2018, hasta el 16 de enero de 2019, 435 personas fueron detenidas por robo de hidrocarburos, de las que 124 fueron vinculadas a proceso, 45 se encuentran en prisión preventiva y 11 ya fueron sentenciadas.

En los primeros días de este 2019, Hidalgo de nuevo encabeza el ranking de entidades con más tomas clandestinas: 164. En el listado le siguen Guanajuato con 72 y Veracruz con 67.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte