close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Hidalgo cerró 2018 como el estado con más tomas clandestinas; en 4 años aumentaron 1,352%

Hidalgo tuvo uno de los aumentos más significativos de tomas clandestinas durante la última parte del gobierno de Francisco Olvera, y en los primeros dos años de Omar Fayad.
Cuartoscuro
22 de enero, 2019
Comparte

Hidalgo es el segundo estado con el mayor crecimiento de tomas clandestinas en el país en los últimos cuatro años. Pasó de tener 146 en 2014 a 2 mil 121 en 2018, lo que representa un aumento de 1,352% y lo pone en el último año como la entidad con más tomas, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex). Esta es la entidad donde se encuentra el municipio de Tlahuelilpan,  donde ocurrió una explosión de un ducto de combustible a raíz de una toma ilegal, que dejó al menos 91 fallecidos el pasado 18 de enero.

La entidad con el mayor aumento de tomas clandestinas en cuatro años es Tlaxcala. En 2014 tuvo 24 tomas clandestinas, y el año siguiente aumentó a 58. Para 2015 el número fue de 120; en 2017, hubo 122, pero el mayor incremento ocurrió en 2018 al sumar 446, lo que significa un aumento de 1,758%.

La tercera entidad con el mayor aumento es Querétaro, pues pasó de tener 37 tomas clandestinas en 2014 a 275 en 2018, es decir, un incremento de 643%, según las estadísticas de Pemex.

De hecho, el 18 de enero, minutos después de la explosión en el municipio de Tlahuelilpan, ocurrió otra explosión en Querétaro, en la colindancia con Hidalgo, también en una toma clandestina.

En esa ruta, entre Hidalgo y Querétaro se encuentra el ducto que conduce a la refinería de Tula, una de las principales en el país, y que abastece de combustible a la Ciudad de México.

En todo el país, las tomas clandestinas de combustible aumentaron 304% entre 2014 y 2018, parte del sexenio de Enrique Peña Nieto. En 2014, Pemex había detectado 3 mil 685 tomas. El mayor número ocurrió en 2017, cuando llegó a 10 mil 363 y el 2018 terminó con 14 mil 894, de acuerdo a respuestas a solicitudes de información y a la actualización de los últimos dos años informadas por el gobierno Federal este lunes 21 de enero.

Hidalgo tuvo uno de los aumentos más significativos de tomas clandestinas de combustible durante la última parte del gobierno del priista Francisco Olvera, y en los primeros dos años del priista Omar Fayad.

En 2014 tuvo 146; el año siguiente aumentó a 183; en 2016 hubo 344; en 2017 sumó mil 64 y en 2018 tuvo 2,121. Así, mientras era la sexta entidad con mayor presencia de este delito en 2014, pasó al segundo lugar en 2016, es decir, tuvo aumento de 1,352%.

Incluso, Hidalgo superó a entidades como Tamaulipas, que en 2014 encabezaba la lista con 685 tomas clandestinas. Aunque su crecimiento fue constante, en 2018 registró mil 301. En ese estado también se encuentra otra de las refinerías importantes del país: la Francisco I. Madero.

También superó a Veracruz, donde se encuentra la refinería Lázaro Cárdenas, que comenzó con 230 tomas clandestinas en 2014 y para 2018 sumó mil 539.

Justamente los estados con mayor crecimiento porcentual de tomas clandestinas son colindantes a Hidalgo: Querétaro (643%), Michoacán (607), Tlaxcala (1,352%). Este problema, ya cobró víctimas, toda vez que en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, donde existía una toma clandestina, se registró una fuga el pasado viernes, por lo que pobladores acudieron con bidones y garrafones para llevarse el combustible, pero horas después ocurrió una explosión que dejó 91 personas muertas hasta el último informe oficial de este lunes 21 de enero.

El combate

Puebla fue la entidad con un aumento creciente y tuvo un clímax en 2018, cuando se se enfrentaron huachicoleros de Palmarito, en el municipio de Quecholac, Puebla, con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que dejó como saldo siete personas muerta.

El presidente Enrique Peña Nieto, anunció una estrategia conjunta contra el robo de combustible entre la Marina, el Ejército, la PGR y Pemex y consistió en mayor vigilancia sólo en Puebla.

Sin embargo, el 2018 terminó con 2 mil 72 tomas clandestinas, incluso más que el año anterior, cuando tuvo mil 443 tomas. De ahí que entre 2014 y 2018, durante los periodos de gobierno de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali, las tomas clandestinas en el estado creció 483%.

Además, si bien las denuncias por tomas clandestinas se incrementaron junto con el aumento en el robo de combustible, el número de detenidos y consignados fue a la baja, de acuerdo con respuestas a solicitudes de información disponibles en Infomex.

En 2014 hubo 3 mil 553 denuncias por tomas clandestinas. El año siguiente aumentó a 5 mil 7 y en 2016 descendió a 3 mil 866. En tanto, hubo 654 detenidos en 2014; 480 en 2015 y bajó a 41 para 2016.

Además, del total de detenidos sólo hubo 69, 43 y 16 personas sentenciadas por el delito de robo de hidrocarburos en 2014, 2015 y 2016, respectivamente; es decir, 128 en tres años,  según datos de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

El gobierno Federal emprendió una estrategia de combate al robo de combustible, conocido como huachicoleo, por lo que desde el 1 de diciembre de 2018, hasta el 16 de enero de 2019, 435 personas fueron detenidas por robo de hidrocarburos, de las que 124 fueron vinculadas a proceso, 45 se encuentran en prisión preventiva y 11 ya fueron sentenciadas.

En los primeros días de este 2019, Hidalgo de nuevo encabeza el ranking de entidades con más tomas clandestinas: 164. En el listado le siguen Guanajuato con 72 y Veracruz con 67.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo es Palacio Nacional, el edificio más importante de México donde decidió vivir López Obrador

Por primera vez en 135 años un presidente vivirá en Palacio Nacional. López Obrador vivirá en el lugar que durante siete siglos ha sido la sede del poder de México.
Getty Images
15 de julio, 2019
Comparte

En el lugar vivió Moctezuma Xocoyotzin, el último tlatoani o gobernante del pueblo azteca. Fue residencia de Hernán Cortés, de los virreyes de la Nueva España y ahora, por primera vez en 135 años, será la casa de un presidente.

Se trata del Palacio Nacional, el edificio público más importante de México, ubicado en el centro de la capital, en la plaza del Zócalo.

Oficialmente es la sede del poder ejecutivo pero durante varias décadas fue oficina de la Secretaría de Hacienda, así como recinto para ceremonias protocolarias.

Ahora el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió vivir en el Palacio junto con su familia.

Es algo que no sucedía desde 1884 cuando el entonces presidente Porfirio Díaz, quien habitaba el lugar, se mudó al Castillo de Chapultepec.

Se trata de otro de los edificios emblemáticos en la historia del país. Díaz fue el último mandatario en ocupar el Palacio.

Con esta decisión AMLO, como se le conoce en México, concreta un viejo plan que empezó desde la primera vez que buscó la presidencia, en 2006.

AMLO

AFP
El presidente López Obrador planea vivir en el histórico edificio.

Antes de López Obrador la casa familiar de los mandatarios era la residencia oficial de Los Pinos, y que también albergaba las oficinas presidenciales.

Desde la campaña electoral el ahora presidente dijo que no ocuparía ese conjunto de mansiones y oficinas de lujo, porque representan una muestra de la desigualdad en el país.

“No puede haber un gobierno rico con un pueblo pobre”, es una de sus frases más repetidas. Ahora este conjunto se convirtió en un espacio abierto al público, algo que no sucedía desde que se construyó, en 1937.

Hasta ahora no hay una fecha para la mudanza de la familia presidencial, pero el departamento que ocuparán ya fue remodelado.

“Aquí vamos a vivir”

Los anteriores gobernantes que residieron en Palacio Nacional ocuparon áreas que ahora son parte de museos, o bien se utilizan como oficinas.

La estancia del presidente López Obrador será distinta. AMLO ha dicho que vivirá en un departamento construido dentro del recinto.

Palacio Nacional México

Gobierno de México
El Palacio Nacional cuenta con lujosos salones.

La vivienda fue habilitada durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012). En ese sitio pretende hospedarse con su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y su hijo menor, Jesús Ernesto.

BBC Mundo solicitó al Gobierno de México detalles sobre el departamento, pero la respuesta fue que no tenían esa información.

Sin embargo López Obrador habló sobre el tema durante una de sus conferencias de prensa matutinas.

“Vamos a vivir aquí, como lo plantee, una vez que termine el ciclo escolar” de su hijo, comentó. “Se hizo lo mínimo, una limpieza general y pintura” añadió.

El departamento cuenta con tres habitaciones, cocina y una estancia, explicó. “Ahí voy a estar, donde vivió (Benito) Juárez” quien es uno de los expresidentes que más admira López Obrador.

Palacio Nacional México

Getty Images
El edificio ha ido acumulando estilos de arquitectura a través de los siglos.

Desde enero AMLO ha dormido varias veces en la vivienda, sobre todo cuando se prolonga su agenda de trabajo. La casa donde vivía el presidente con su familia se ubica en la alcaldía de Tlalpan, a unos 25 kilómetros al sur de Palacio Nacional.

Antes de la mudanza se desocuparon algunas oficinas cercanas a la vivienda, para brindar un espacio de privacidad a la familia presidencial.

Según las autoridades, no se estableció vigilancia especial pues dentro del Palacio existen instalaciones militares, y desde hace décadas es custodiado por soldados y marinos.

La historia

Originalmente el sitio donde se encuentra la nueva casa del presidente López Obrador fue, en la época prehispánica, el palacio del tlatoani Moctezuma Xocoyotzin. Fue construido, como el resto de Tenochtitlán la capital del pueblo azteca, en terrenos ganados al Lago de Texcoco.

Después que el pueblo azteca fuera derrotado, Hernán Cortés ordenó derruir el palacio y sobre las ruinas construyó otro.

El edificio fue ampliado al paso de los siglos. Durante la Colonia fue ocupado por los virreyes españoles, y tras la independencia fue casa de los presidentes.

Palacio Nacional México

Gobierno de México
El Palacio Nacional es uno de los museos más importantes de México.

Uno de los períodos más difíciles fue durante la ocupación del ejército de Estados Unidos (1846-1848). En esa época la bandera de ese país ondeó en el asta central de Palacio.

Esos años son considerados por los mexicanos como una de las etapas más oscuras en la historia del país.

El sitio también fue ocupado por el emperador Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota, durante el tiempo que gobernaron el país entre 1864 y 1867.

A partir de ese momento y hasta 1884 fue la residencia presidencial de México.

Cada uno de los ocupantes hizo aportaciones personales al edificio. Carlota, por ejemplo, ordenó construir una escalinata para subir a sus habitaciones.

Es una escalera que, para la época en que se terminó, fue considerada de vanguardia pues parece desafiar la gravedad: está adosada a uno de los muros en el ala norte de Palacio.

Siete siglos de poder

Así, la construcción del monumental conjunto es ecléctica, es decir, reúne varios estilos de arquitectura en un solo espacio.

Dentro del terreno del Palacio, de unos 40.000 metros cuadrados de extensión, pueden encontrarse edificios Art Decó, construcciones neocoloniales, patios de estilo barroco sobrio y esculturas y habitaciones modernas.

Murales Diego Rivera

Getty Images
En las escaleras principales del Palacio Nacional hay murales de Diego Rivera.

También existen jardines botánicos que reúnen muestras de muchas especies endémicas de México, y en las escaleras principales existen murales pintados por el artista Diego Rivera.

En los salones principales hay numerosas obras de arte, jarrones con cientos de años de antigüedad así como candiles y muebles de siglos pasados.

En estos lugares el piso es de madera, aunque también abundan alfombras y tapetes antiguos y de alto precio.

Durante más de un siglo el conjunto ha sido fundamentalmente un museo, y también para actos de protocolo.

Desde su balcón central, por ejemplo, los presidentes encabezan la ceremonia del Grito de Independencia, el evento para recordar el inicio de la guerra para separarse de España en 1810.

La historiadora Carmen Saucedo Zarco dice que el conjunto arquitectónico es una muestra de la evolución del país.

Pero también es algo más: en los últimos siete siglos Palacio Nacional ha sido el centro del poder en México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.