Y el Oscar es para... la Casa del Pavo, locación de Roma
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Érika Choperena

Y el Oscar es para... la Casa del Pavo, locación de Roma

La Casa del Pavo es un viaje en el tiempo que se quedó detenido por ahí de los cincuenta: los mismos muebles, las mismas recetas y la misma esencia; un lugar que evoca al México de siempre, a la gente de a pie.
Érika Choperena
Por Érika Choperena @eri_hope
26 de enero, 2019
Comparte

Cuarón sabe bien su negocio. La idea de retratar a la ciudad de México de antes no podía ser en cualquier lado. La Casa del Pavo es uno de los lugares más tradicionales del Centro Histórico, por ello aparece en Romala primera película en español con diez nominaciones a los premios Óscar.

Pero La Casa del Pavo no solo es Roma. Es un viaje en el tiempo que se quedó detenido por ahí de los cincuenta: los mismos muebles, las mismas recetas y la misma esencia; un lugar que evoca al México de siempre, a la gente de a pie.

Este lugar se fundó en 1901 y la leyenda cuenta que el mismo Porfirio Díaz fue a inaugurarlo.

La familia Leñero, que después se acercó a la familia Ponce, comenzó el negocio que sigue en sus manos desde entonces.

Mexicanos todos, dieron origen a lo que hoy es una de las paradas obligadas en la calle de Motolinía.

La idea fue innovadora en su tiempo. En una zona donde los caldos de gallina eran lo más demandado, los Leñero decidieron ofrecer guajolote, marinarlo con una receta secreta y hornearlo.

Una vez cocido, lo deshebraban y vendían en tortas y tacos.

La Casa del Pavo, locación de Roma
Foto: Érika Choperena

La oferta se fue ampliando y hoy también ofrecen lomo, lechón, pavo con mole y bacalao a la vizcaína todo el año.

Aproximadamente se utilizan diez pavos para abastecer la venta diaria y en época navideña llega a ser el triple.

La Casa del Pavo es un lugar que no necesita recomendaciones, sus platillos tradicionales hablan por sí mismos y cuentan su historia.

Te puede interesar:

¿A qué sabe la comida que vemos en el cine y la televisión?

Películas deliciosas para ver en casa

Más historias de las que se cuentan en el cine

Viridiana Ávalos, administradora del lugar y muy cercana a la familia fundadora, fue testigo de la escala de este lugar a la pantalla grande.

Ella, junto con el equipo de La Casa del Pavo, fueron cómplices de la escena en la que Cleo -personaje interpretado por Yalitza Aparicio- y su amiga, Nancy García, comen una torta y platican sobre un hombre que envía las mismas cartas de amor a todas sus conquistas.

Políticos, luchadores, actores…. un montón de gente. De hecho, si te quedas un rato, comienza el desfile de personalidades. Antes no habían celebridades, pero por aquí han pasado personas muy interesantes. Recordamos con cariño a Jacobo Zabludovsky, al que le llevábamos tortas aún en su enfermedad.

Fidel Castro y el Che Guevara se reunían aquí constantemente y fue aquí donde se inventó gracias a ellos la torta cubana.

Viridiana Ávalos.

Para la grabación de Roma, el negocio cerró una semana.

En esos días, Alfonso Cuarón adaptó el mobiliario del lugar para darle un aspecto más contemporáneo a la época de la película.

La grabación en sí duró un día y se pidió el apoyo del personal del restaurante para aparecer a cuadro.

¿Qué hay de comer hoy, Cleo?

La Casa del Pavo, locación de Roma
Torta de Pavo. // Foto: Paloma García Castillejos

Lo básico para comer aquí son tortas de pavo deshebrado con aguacate molido.

Hay otras opciones como la de lomo adobado, la favorita de la mayoría de los que trabajan en el restaurante, incluyendo a Viridiana.

Rosa Lezama, cocinera de casa desde hace años, es aficionada a las de pierna.

Si el pan no es lo tuyo, también hay en el menú pozole, quesadillas especiales y consomé, todo elaborado con el protagonista del dueño de la casa: el pavo.

Especiales de la casa también son los chiles encurtidos. Ajo, zanahoria, chile jalapeño, vinagre, hierbas de olor y aceite hacen la guarnición perfecta para completar el sabor de las tortas.

La torta cubana original, la que, dicen, pidió Fidel Castro, es una telera rellena de queso, jamón y pechuga de pavo.

Tiene la peculiaridad de llevar una pincelada de mayonesa en la tapa del pan y ponerse a la plancha.

La batuta de esta receta la llevaba el señor Garduño, quien trabajó de lonchero por casi cincuenta años y se jubiló hace apenas cuatro.

118 años sirviendo tortas

La Casa del Pavo, locación de Roma
Manuel Bautista lleva veintiocho años como lonchero en La Casa del Pavo. Está preparando lomo adobado. // Foto: Paloma García Castillejos

Los empleados aquí son de carrera larga.

Manuel Bautista, quien sale a cuadro en Roma, lleva 25 años en la plancha como lonchero.

Daniel Galicia, a quien también puedes ver como mesero en la película, es el encargado de la loza y también lleva su tiempo trabajando aquí.

Juanito Ávila, ayudante de administración, comenzó a trabajar en La Casa del Pavo a los 12 años, es decir, ¡hace más de 20!

Para La Casa del Pavo la época fuerte es Navidad.

Además de poder ir a echarte una torta o un pavo con mole, surten a domicilio para fiestas y además preparan pavos, bacalao, piernas y lomo para las cenas en las casas.

“Somos como duendes; incluso hay días en donde no dormimos por cuidar los hornos; la planeación es muy importante porque somos muy pocos para darnos abasto”, cuenta Viridiana.

Si visitas el lugar quizá te desorientes, todo se redecoró para la grabación de Roma, pero no te preocupes, sí estás en el lugar correcto.

Siéntate -de preferencia en los gabinetes o en la barra- y échate unas tortas a la salud del éxito de La Casa del Pavo, Alfonso Cuarón, Yalitza Aparicio y Roma.

La Casa del Pavo

Dirección: Motolinía #40 col. Centro

Teléfono: 5518 4282

Horarios: De lunes a domingo de 9:00 a 21:00

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "criptoinvierno" y por qué el bitcoin ha perdido la mitad de su valor en 6 meses

En medio de la subida de tasas de interés en Estados Unidos y las caídas de Wall Street, el mercado de las criptomonedas se está enfriando. Como si fuera poco, la guerra en Ucrania suma aún más incertidumbre.
10 de mayo, 2022
Comparte

Cuando las cosas van bien, en la jerga financiera se dice que los inversores están con “apetito de riesgo”.

Pero cuando la economía global está pasando por un momento difícil, como ahora, los grandes capitales prefieren refugiarse en inversiones más seguras.

Pues bien, en la actualidad los comensales no tienen ganas de probar platos exóticos y le están pidiendo al camarero que lleve a la mesa un menú más tradicional.

Como no hay apetito de riesgo, las criptomonedas son las primeras en perder su valor porque no es estable, lo que se conoce como una alta volatilidad.

Cada vez son más los expertos que advierten sobre la posibilidad de que el mundo esté a las puertas de un “criptoinvierno”, un concepto utilizado entre inversores para referirse a una baja sostenida en el precio de las monedas digitales.

Desde el inicio de este año muchos venían advirtiendo sobre la llegada de nubes negras en el horizonte.

Uno de ellos, David Marcus, emprendedor estadounidense exjefe del sector de criptomonedas en Facebook y expresidente de Paypal, daba señales en enero de que el frío había llegado.

“Es durante los criptoinviernos que los mejores empresarios construyen las mejores empresas”, dijo Marcus.

Este lunes el bitcoin, la más grande de las criptomonedas por su valor de mercado, encendió la alerta al sufrir una fuerte caída que lo llevó a acumular una pérdida de la mitad de su valor en los últimos seis meses.

Desde el máximo histórico cercano a los US$68.000 por bitcoin en noviembre, se desplomó a US$33.000.

La caída de la principal divisa electrónica arrastró al resto del mercado de criptomonedas que en este medio año negro ha perdido en su conjunto alrededor de US$1.000 millones.

¿Por qué se desplomó el bitcoin?

“Las criptomonedas son un activo de alto riesgo por mucho que haya personas que esperan que en el largo plazo suba el precio y sea un activo de refugio”, comenta José Francisco López, director de contenidos de Economipedia.

Cuando las bolsas caen, le dice a BBC Mundo, “los inversores prefieren quitarse de encima los activos más volátiles”.

Negocio de bitcoin en Turquía

Getty Images

En Wall Street las acciones de las empresas tecnológicas agrupadas en el índice Nasdaq han bajado, “siguiendo una correlación con la caída del bitcoin”, explica Diego Mora, analista senior de la consultora XTB.

Eso ocurre porque tanto las divisas digitales como las acciones de las empresas tecnológicas le han servido a los inversores “para buscar dinero fácil”.

Pero desde que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) comenzó a subir las tasas de interés, hay un mayor interés de los inversores por buscar activos más seguros, como por ejemplo, los bonos del Tesoro o el dólar.

“En estas circunstancias la gente vende sus activos más riesgosos”, explica Mora.

Más aún, cuando las perspectivas apuntan a que las tasas de interés seguirán subiendo en distintas partes del mundo para controlar la inflación.

A la subida de tipos de interés (que la semana pasada incluyó a grandes economías como Reino Unidos, Estados Unidos y Canadá), se suman otros factores que ayudan a aumentar la incertidumbre sobre el rumbo de la economía, como los confinamientos en Shanghái por el covid-19 y la tensión geopolítica por la guerra en Ucrania.

¿De dónde viene el concepto de criptoinvierno?

Cuando se enfría el precio de las criptomonedas y cae de manera sostenida durante varios meses, los expertos hablan de un criptoinvierno.

El concepto hace referencia a lo que ocurrió en 2018, cuando el bitcoin cayó hasta un 80% desde los máximos históricos.

Bitcoin y dólar

Getty Images

El desplome sembró el pánico en el mercado de criptomonedas y provocó que la gran mayoría de las divisas digitales cayeran en picada al unísono.

No fue hasta mediados de 2019 que los criptomercados mostraron signos de recuperación, impulsados por una inversión récord por parte de instituciones tradicionales, como los bancos y los grandes fondos de inversión.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=C-3aYnhF6Io

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.