Pemex ha facilitado tomas clandestinas: este es el sistema de operación que heredó el nuevo gobierno
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pemex ha facilitado tomas clandestinas: este es el sistema de operación que heredó el nuevo gobierno

La nueva administración federal heredó un Petróleos Mexicanos cuyas operaciones cotidianas están repletas de inconsistencias y huecos que facilitan el robo de petróleo crudo, refinados y demás hidrocarburos. Desde hace años, la Auditoría Superior de la Federación observó que Pemex no daba seguimiento operativo, jurídico ni contable a los volúmenes sustraídos de combustible.
Cuartoscuro
Por Ana Lilia Pérez /Newsweek México
27 de enero, 2019
Comparte

En el suroeste del Golfo de México, 140 kilómetros mar adentro al oeste de Campeche, en una zona de arrecifes hay una cadena de cayos rodeados de finas arenas blancas que a la vista resplandecen entre las aguas azul profundo. Se trata de los Cayos Arcas –Cayo Centro, Cayo Este y Cayo Oeste–, un paraíso para el pájaro bobo. En torno a los cayos se observan plataformas, barcos y estaciones donde se almacena buena parte del petróleo crudo que extrae Pemex.

Coronado por un alto faro, Cayo Arcas es un punto medular para la actividad petrolera y rebombeo de hidrocarburos en la Sonda de Campeche. Al oeste de Cayo Centro se encuentra un área de fondeo para remolcadores y, al suroeste, a unos dos kilómetros y medio, está la Terminal Marítima Cayo Arcas, donde hay una zona de fondeo para buquetanques.

Este es el sitio donde se realizan actividades de abastecimiento y transporte de hidrocarburos por el Golfo de México. Aquí Pemex mantiene un buquetanque anclado en las inmediaciones del arrecife. Y es que Cayo Arcas es la terminal portuaria más importante de exportación del crudo mexicano.

Lee: Así operan los “huachicoleros” del Golfo de México

La actividad aquí no para. Día y noche, durante toda la semana, en el extremo norte opera una plataforma de distribución que recibe petróleo y lo conduce a través de ductos submarinos que se extienden a lo largo de 72 kilómetros con dirección al sur. Las tuberías comunican esta plataforma al punto donde se encuentran las boyas de amarre dentro del área de la terminal.

Aquí solo ingresan buques petroleros en los que hombres de overol y casco se desplazan entre estas aguas para hacer posible que Pemex extraiga petróleo para exportar y abastecer el mercado nacional. El crudo que se saca de los diferentes yacimientos se transporta a través de ductos. Luego se procesa para obtener gas y aceite que se almacenan por separado. Posteriormente se distribuye a los diferentes centros de producción —tanto de exportación como de consumo interno—, por medio de monoboyas: unas instalaciones marítimas provistas de mangueras que se conectan a tubería submarinas que trasladan el crudo a los tanques de un buque.

La transferencia del crudo se hace principalmente para la Terminal Marítima de Dos Bocas, que es el puerto petrolero, industrial, comercial e internacional que Pemex comenzó a operar en los años 80 del siglo XX. Constituye uno de los puertos clave en la recepción de crudo.

Ubicado en la costa norte de Tabasco, a 160 kilómetros de Ciudad del Carmen, Dos Bocas es para Pemex su principal puerto para recibir, acondicionar, distribuir, embarcar y exportar petróleo.

Lee: Hidalgo cerró 2018 como el estado con más tomas clandestinas; en 4 años aumentaron 1,352%

Más de la mitad de lo que Pemex produce lo exporta al mercado internacional vía Dos Bocas. Casi un millón de barriles diarios sale por este puerto, de acuerdo con datos oficiales.

También se lleva a las terminales de Veracruz (Tuxpan, Pajaritos) y Tamaulipas (Ciudad Madero). Desde estas se redistribuye a refinerías o se reembarca para exportación.

Todo parece un mecanismo perfectamente coordinado para que Pemex desarrolle sus labores. Solo que hay una peculiaridad: no hay concordancia entre la recepción y procesamiento de crudo, producción de gasolinas, ni en el almacenamiento, distribución y comercialización de productos pretrolíferos; esto, en el día a día de operaciones facilita la sustracción.

Lo anterior es parte del sistema que por muchos años ha operado en Pemex y que ha contribuido a aceitar la maquinaria que facilita el robo. Este es el sistema de operación habitual que heredó la nueva administración federal, y que ahora enfrenta el reto de corregir.

Un ingeniero con amplia experiencia en la sonda de Campeche accedió a conversar con Newsweek México y explicar lo que ocurre allí. Para ello pone un ejemplo:

“El activo Ku-Maloob Zaap tiene 14 plataformas productoras y de perforación. En cada una se registra lo que va saliendo de los pozos y se usan medidores de flujo básico. El crudo de las plataformas se va midiendo desde que sale del pozo. A la salida del pozo hay unos árboles de navidad (válvulas y carretos ensamblados en el tope de un pozo que sirven para controlar el flujo de crudo), y arriba, en la plataforma, hay tanques de separación donde ese crudo que sale de los árboles de navidad, se separa del gas y agua. Ese producto se mide a través de sistemas de monitoreo y control con medidores de flujo básicos, que indican lo que se recibe en metros cúbicos por hora, pero quien lo recibe no mide por metros cúbicos, simplemente registra una cifra que nadie coteja.

Te puede interesar: Los carrotanques para Pemex que se hicieron humo

“Cada plataforma satélite envía la producción, se concentra y se va por un ducto que llega a Dos Bocas o Frontera, pero se concentra lo que llega de cuatro complejos, y no se hace un cruce de información para confirmar que se recibe lo mismo que se extrajo de los pozos. En la práctica, tampoco hay un cruce de lo recibido con lo almacenado, porque los medidores de flujo básico solo reflejan flujo, y los medidores de la terminal con los que se reflejan los inventarios son medidores de nivel, y son incluso de otro tipo y de otro nivel de tolerancia”.

Así, explica el experto, hay incompatibilidad en los sistemas de medición del que transporta con el del que recibe y almacena. También hay incompatibilidad con el volumen movilizado mediante cabotaje para las terminales.

“Estamos hablando de mundos diferentes. Es prácticamente imposible conciliar cifras”, asegura.

En efecto, ya en las terminales se maneja un informe diario de movimientos de existencia. En este simplemente se escribe que tal o cual buque se reportó con cierto volumen, pero que a causa de “evaporaciones” mermó en proporciones que van del 10 al 12 por ciento. Ese es el porcentaje de tolerancia permitido, no obstante que la mayor parte del petróleo se transfiere en tanques cerrados y sellados con cúpula flotante, que evitan que el vapor se difumine o se disperse.

En la recepción, los embarques simplemente se marcan con el volumen que se recibe, pero las cifras no cuadran.

Es en altamar donde se realiza el trasiego ilegal del crudo: se emparejan los barcos, colocan mangueras, bombas sumergibles, y jalan una parte de la carga para luego llevarla “adonde lo tengan que llevar”. Además, estos barcos que transportan el crudo sustraído ilegalmente utilizan facturas apócrifas para sacar el producto de mares mexicanos y colocar el producto en el mercado internacional.

MERMA SIN CONTROL

Paralelamente, como reveló Newsweek México en octubre pasado, ha proliferado la sustracción ilegal de refinados (gasolina y diésel) vía marítima: barcos que en cabotaje transportan el producto también usando facturas apócrifas.

Otro eslabón de la operación cotidiana que facilita el robo ocurre en las terminales. Pemex tiene más de 80 terminales terrestres y marítimas de almacenamiento y despacho ubicadas en varios puntos de la república mexicana que son estratégicas porque forman parte de la cadena de suministro entre los centros productores, los puntos de importación y los canales de comercialización de productos petrolíferos. En estas también se normalizó la sustracción como “merma”. Ello ha ocurrido por mucho tiempo.

Uno de los problemas es que no hay un procedimiento para cruzar las cifras exactas con las que el barco sale y entra entre terminales; simplemente se registra con lo que llega, y si hubo diferencia también se registra como “merma”.

Entre los contralores de Pemex recuerdan un caso ocurrido en la Terminal de Almacenamiento y Despacho en Veracruz, conocida como El Sardinero. Se trata de una instalación que suministra gasolinas y diésel a 17 municipios de Veracruz.

Allí, uno de los encargados comenzó a sustraer esas “mermas” y sacarlas mediante pipas. Un día recibió la visita de policías que llegaron a indicarle que a partir de entonces por cada alijo (mercancía de contrabando) que sacara, una sería para ellos. Dicha exigencia fue subiendo en proporción, hasta que llegaron a pedirle tres pipas por cada una que sacara él.

El funcionario calculó que la “merma” no le daba para tanto, y comenzó a negarse. Primero le fracturaron un brazo, y él hizo rendir más la “merma”. Luego le exigieron una pipa por día, y como los barcos llegan cada semana, ya eran siete pipas por barco. Pero la “merma” ya no le alcanzó, y tras ser advertido de que no pasaría de ese día, acudió a denunciarse ante los auditores internos a cambio de protección.

Lee la nota completa en Newsweek México

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 claves que explican qué está haciendo bien Ucrania para contener el poderío ruso

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, analiza cuatro aspectos que han definido la efectiva resistencia ucraniana frente a la incursión de Rusia.
26 de marzo, 2022
Comparte

Esta invasión lleva un mes de transcurrida y hasta ahora, Ucrania ha desafiado todos los pronósticos. Superadas en casi todos los aspectos -en tanques, tropas, aviones- las fuerzas ucranianas, reforzadas por civiles voluntarios, en muchos lugares han frenado el ejército ruso.

Han perdido territorio, especialmente alrededor de Crimea, que ya había sido ocupada y anexada por Rusia en 2014. Pero el objetivo original de Moscú de tomar rápidamente la capital Kiev y otras ciudades importantes, forzando la dimisión del gobierno, claramente ha fracasado.

El curso de la guerra todavía podría ir en contra de Ucrania. Sus fuerzas se están quedando peligrosamente sin los vitales misiles antitanques y antiaéreos suministrados por Occidente y necesarios para contener el avance ruso.

Muchas de las más aguerridas fuerzas regulares ucranianas en el este del país están en riesgo de quedar rodeadas, asiladas y aniquiladas.

Y con una cuarta parte de la población habiendo abandonado sus hogares, los que se han quedado arriesgan ver a sus ciudades convertidas en distópicos terrenos baldíos por el implacable fuego de artillería y bombas de Rusia.

Pero, no obstante estos factores, las fuerzas de Ucrania están superando a las de Rusia en esta guerra en muchos niveles. Esta semana, el portavoz del Pentágono John Kirby las elogió por defender partes de su territorio “muy astutamente, muy hábilmente, muy creativamente”.

Entonces, ¿cuáles han sido exactamente los secretos de su éxito?

1. Alta motivación

Voluntarios ucranianos reciben entrenamiento en armas en Odesa

EPA
La determinación de los ucranianos de hacer lo que puedan para defender su nación a permitido liberar a los soldados profesionales para que vayan al frente de batalla.

Hay una enorme diferencia entre la moral de ambos ejércitos. Los ucranianos están luchando por la misma supervivencia de su país como nación soberana, horrorizados por el discurso del presidente Putin, en vísperas de la invasión, cuando dijo que Ucrania era básicamente un invento artificial de Rusia.

Los ucranianos le han dado su apoyo colectivo al gobierno y a su presidente. Como resultado, ciudadanos sin ninguna experiencia militar están voluntariamente tomando las armas para defender a su pueblos y ciudades, a pesar de la abrumadora fuerza bélica rusa que enfrentan.

“Así es como un pueblo lucha por su propia existencia”, declara el brigadier Tom Foulkes, que sirvió 35 años como oficial del ejército británico en Alemania durante la Guerra Fría. “Así es como defienden a su patria y a sus familias. Su valentía es tanto impactante como espléndida”.

En la práctica, esto ha liberado a los soldados ucranianos para que puedan ir a combatir en el frente de batalla, sabiendo que sus ciudades tienen amplia defensa.

En contraste, muchos soldados rusos que fueron enviados a combatir en Ucrania son conscriptos, recién egresados de la escuela, perplejos y confundidos de encontrarse en una zona de guerra cuando creían que sólo iban a realizar un ejercicio militar.

La mayoría tuvieron poca a nada de preparación para la ferocidad de los combates que han enfrentado. Se han reportado deserciones, escasez de alimentos y saqueos.

2. Comando y control

El presidente Volodymyr Zelensky visita a un soldado ucraniano herido

EPA
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y sus principales asesores han mostrado un liderazgo claro.

Los pronósticos iniciales de un devastador ataque cibernético ruso, que inhabilitaría las comunicaciones ucranianas, no se materializó. En cambio, de alguna manera Ucrania ha logrado mantener una coordinación efectiva sobre varios frentes de batalla, aún donde ha cedido terreno.

El gobierno se ha sostenido en Kiev y mantenido altamente visible, inclusive con la vice primera ministra vistiendo una funcional camiseta caqui cuando se dirigió a la nación con una insignia del gobierno en el fondo.

El ejército ruso, por el contrario, no parece tener ningún tipo de liderazgo unificado, con poca coordinación entre los diferentes frentes de batalla.

Eso muy probablemente ha tenido un efecto negativo en la moral militar rusa. Se ha sugerido que las reportadas muertes de por lo menos cinco generales rusos se deben en parte a la necesidad que tuvieron de acercarse a las líneas de combate para movilizar las tropas y evitar que queden atascadas.

A nivel de suboficiales, en otras palabras los cabos y sargentos, la doctrina militar rusa no permite casi iniciativa alguna, con esas filas de rangos bajos siempre esperando las órdenes de sus superiores.

El profesor Michael Clarke, un experto militar de King’s College en Londres, dice que los suboficiales rusos están rodeados de corrupción e ineficiencia y son muy mal vistos por sus subordinados.

3. Buenas tácticas

Dos soldados ucranianos con un misil jabalina

Reuters
Ucrania tiene acceso a herramientas modernas de guerra, como el misil jabalina de tierra-aire.

Las fuerzas ucranianas tienen una gran desventaja numérica, sin embargo, han hecho mejor uso del terreno y de sus armas que los invasores rusos.

Mientras los rusos han tendido a concentrar sus fuerzas en pesadas y lentas columnas blindadas, con los vehículos frecuentemente amontonados y cerca los unos de los otros, los ucranianos han ejecutado con éxito asaltos relámpago cuidadosamente sincronizados, acercándose sigilosamente para disparar un misil antitanque y luego dispersarse antes de que los rusos puedan responder.

Antes de la invasión, los entrenadores de la OTAN de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá estuvieron durante períodos largos en Ucrania, poniendo a la fuerzas al día con los combates defensivos e instruyéndoles en cómo hacer el mejor uso de los sistemas de misiles con tecnología de punta, como el jabalina o el NLAW -un arma antitanque diseñada en Suecia- o la más reciente versión del misil antiaéreo Stinger.

“Los ucranianos han sido mucho más listos que los rusos”, dice el profesor Clarke, “porque han realizado algo mucho más aproximado a una operación de armas combinadas que los rusos no han hecho”.

Lo que quiere decir es que han hecho uso completo de todas las herramientas militares a su disposición, como drones, artillería, infantería, tanques y guerra electrónica.

Mapa de Ucrania que muestra la resistencia ucraniana contra las fuerzas rusas

BBC

Cuando estas se combinan, todos estos diferentes aspectos de combate pueden generar un efecto más grande que la suma de sus partes.

Otro estratega militar, Justin Crump, que dirige la asesora de inteligencia Sibylline, señala que los ucranianos han sido particularmente expertos en encontrar los puntos vulnerables en las filas rusas y atacándolas con fuerza.

“Ucrania ha implementado tácticas altamente efectivas”, comenta, incluyendo los ataques a los puntos débiles rusos como los convoyes de aprovisionamiento, usando sistemas de armas suministrados por la OTAN con gran efecto contra objetivos precisos e improvisando cuando lo requieren.

Aunque es difícil tener un panorama preciso de las bajas, hasta los cálculos más conservadores del Pentágono colocan las muertes rusas en más de 7.000. Eso es casi la mitad de los bajas que los soviéticos sostuvieron en 10 años de guerra en Afganistán y apenas llevamos un mes de guerra.

El brigadier Tom Foulkes también tiene una explicación de por qué tantos generales rusos están cayendo en el frente: “Esto me suena como una campaña de francotiradores deliberada y muy exitosa que podría deteriorar las estructuras de comando rusas”.

4. La guerra de la información

Una conferencia de video entre los líderes del G7 con el presidente Zelensky, Bruselas 24 de marzo de 2022

HO/EPA
El presidente Zelensky ha participado por video en una serie de reuniones internacionales y parlamentos extranjeros.

Y también está la guerra de la información. Ucrania la está ganando sin lugar a dudas en la mayoría del mundo -aunque no en Rusia, donde el Kremlin todavía controla el acceso a casi todos los medios.

“Ucrania ha movilizado la esfera de información de tal manera que le ha dado una tremenda ventaja interna y externa”, expresa Justin Crump.

“Eso ha sucedido desde arriba hasta abajo, ayudado por la formidable destreza mediática del presidente Zelensky”.

Es una opinión compartida por la doctora Ruth Deyermond, catedrática en seguridad post soviética en el Kings College en Londres.

“Claramente, el gobierno ucraniano ha sido muy exitoso en el control de la narrativa de la guerra, ciertamente para el mundo en general”, dice. “Lo que el conflicto ha logrado para la reputación internacional de Ucrania es absolutamente extraordinario”.

Pero ahora mismo, cumplido un mes de esta desesperada lucha de vida o muerte en las fronteras orientales de Europa, eso podría no ser suficiente para salvar a Ucrania.

El poder numérico del ejército ruso, a pesar de todos sus defectos, no favorece a Ucrania. Si de alguna manera llegan a escasear las armas defensivas de Occidente, la asediada nación sólo podría resistir por un tiempo limitado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G-DoQmKQ8rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.