close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Aumentar penas, detenciones sin órdenes: los cambios con los que se busca endurecer la justicia en México

Expertos y opositores dicen que reformas abren puerta a abusos y violaciones a derechos humanos.
Cuartoscuro
25 de enero, 2019
Comparte

En febrero próximo los diputados y senadores discutirán y posiblemente aprobarán tres reformas que podrían endurecer significativamente el sistema de justicia en México.

Por un lado se busca ampliar de 6 a 18 el número de delitos que ameritan prisión preventiva automática para los probables responsables. Pero además se pretende incrementar la posibilidad de hacer detenciones en “flagrancia”, sin orden judicial, eliminando la condición que existía de que la persona forzosamente fuera “sorprendida” en el momento del delito y perseguida por una autoridad.

Y a su vez se quiere triplicar las penas por encubrimiento en todos los casos, incluyendo aquellos donde la persona no sepa que posee algún bien que tiene un origen ilícito. Con ello se reduciría la posibilidad de que los implicados no alcancen la libertad bajo fianza.

Lee: Urgente, hacer delito grave el robo de combustible: Morena; activistas y opositores rechazan la reforma

De acuerdo con los dictámenes de estas reformas impulsadas por Morena, y de los que Animal Político tiene copia, se busca fortalecer las capacidades que tiene el Estado para perseguir delitos, eliminar ambigüedades que dificultan su aplicación, disuadir la comisión de conductas delictivas y abatir los índices de impunidad.

Pero de acuerdo con legisladores de oposición y organizaciones de la sociedad civil este paquete de iniciativas va en dirección contraria al actual sistema penal en México (puesto en marcha desde 2016) que promueve mayores garantías y  presunción de inocencia, y por ende demanda investigaciones más profundas.

Además advirtieron que son reformas peligrosas al otorgar mayores facultades a fuerzas de seguridad que no están preparadas abriendo la puerta para posibles extorsiones o tortura, y que son opuestas a los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

Te puede interesar: ¿Necesitamos reformar para que un delito sea grave?

A continuación se detalla brevemente las tres reformas que se impulsan, las leyes que modifican, la cámara responsable, y finalmente la opinión de legisladores y experto respecto a las mismas.

  • Prisión automática

Ley que reforma: artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Cámara que lo discute: Diputados

La bancada de Morena y sus aliados impulsan en el Congreso una reforma a la Constitución para que se incremente el número de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa, es decir, que obligan al juez a ordenar la prisión automática del presunto responsable durante todo el tiempo que se desarrolle el juicio para determinar si es o no culpable.

Al ser una medida que priva de la libertad a una persona que tiene el derecho de que se le considere inocente, la Constitución actualmente solo contempla que se aplique en los casos de homicidio dolosos, trata de personas, delincuencia organizada, violación, secuestro, y delitos cometidos violentamente con armas de fuego.

Lee: Aumento en delitos con prisión preventiva vulnera derechos humanos, advierten organismos internacionales

En diciembre pasado el Senado aprobó el dictamen que ampliaba la medida a 12 delitos nuevos y la mandó para su análisis a la Cámara de Diputados, sin embargo, la comisión a cargo de su revisión recortó la minuta y la dejó solo en tres delitos nuevos: robo de hidrocarburos, delitos electorales y casos de corrupción.

Esto generó inconformidad entre varios grupos parlamentarios por lo que la discusión de este dictamen, originalmente programado para un periodo extraordinario, se pospuso hasta el periodo ordinario que arranca en febrero. El diputado Mario Delgado, líder de Morena en la cámara baja, dijo que buscarán modificarlo nuevamente para dejar la ampliación de la prisión preventiva en 12 delitos nuevos, como lo había mandado el Senado.

  • Flagrancia

Ley que reforma: artículo 146 Código Nacional de Procedimientos Penales

Cámara que lo discute: Senadores

A propuesta de Morena, la Comisión de Justicia del Senado elaboró un dictamen que busca modificar el Código Nacional de Procedimientos Penales en materia de detenciones en flagrancia. El objetivo, según la iniciativa, es eliminar “ambigüedades” y condiciones que existen en la redacción de la ley y que complican que puedan ejecutarse detenciones en flagrancia

El dictamen propone, en primera instancia, eliminar la redacción actual que indica que una persona cae en flagrancia cuando “es sorprendida cometiendo el delito” y lo modifica por “en el momento de cometer el delito”. Esto con el argumento de que la fragancia no depende de que se sorprendida a la persona en el momento, sino solo que la detención se cometa en ese momento o inmediatamente después´.

La reforma también elimina de la ley la condición de  la detención en flagrancia se diera luego de una persecución “material”, es decir, de que físicamente un agente de la autoridad persiguiera al sospechoso. Esto con el argumento de que ahora el seguimiento puede darse con dispositivos tecnológicos como “cámaras de seguridad”.

Y finalmente el dictamen propone ampliar de dos a tres las situaciones en que puede realizarse una detención en flagrancia. Las dos iniciales hacen referencia a la captura al momento de la detención, o inmediatamente después luego de una persecución ininterrumpida.

Pero la tercera situación abre la puerta a detenciones que pueden realizarse posterior a que se comete el delito bajo algunas circunstancias como, por ejemplo, “cuando se cuente con información o indicios que motivadamente hagan presumir que intervino en la comisión del delito”.

Este dictamen será analizado y votado por la Comisión de Justicia del Senado en febrero y de aprobarse pasaría al pleno, Al no ser una reforma constitucional solo requiere mayoría simple para ser aprobado, algo que Morena logra con sus legisladores y aliados.

  • Encubrimiento

Ley que reforma: artículo 400 del Código Penal Federal

Cámara que lo discute: Senadores

En febrero también se analizará un dictamen elaborado a iniciativa de Morena que busca reformar el Código Penal Federal para endurecer la pena de cárcel en contra de las personas que cometan el delito de encubrimiento. Esto bajo el argumento de que las penas actuales no han conseguido disuadir a personas de encubrir actividades delictivas.

Lee: ¿Qué podemos esperar de la Guardia Nacional?

Por ello el dictamen propone modificar la pena original que va de tres meses a tres años de prisión y elevarla a una sentencia de tres a 8 años de prisión. Es decir, triplica la gravedad de la condena, lo que podría ocasionar además que personas condenadas por este delito no alcancen libertad bajo fianza.

Al igual que en el caso de la flagrancia esta reforma será votada por la Comisión de Justicia del Senado y luego pasará al pleno, Para su aprobación se requiere solo mayoría simple.

ONGs y oposición en contra

Organizaciones ciudadanas y legisladores de partidos de oposición consultados por Animal Político manifestaron su rechazo sobre estos dictámenes.

Ernesto Peralta de la organización Borde Político, una de las ONG que forman parte del colectivo, advirtió que incrementar la prisión preventiva no abatirá la impunidad y, por el contrario, generará efectos nocivos como, por ejemplo, agravar el hacinamiento en las cárceles que actualmente es del 124%, o incrementar el porcentaje de población penitenciaria presa sin sentencia, que hoy es del 38%.

Añadió que aumentar los delitos de prisión preventiva oficiosa abre la puerta a la “fabricación de culpables”, situación que en el pasado permitió a gobernantes y políticos mostrar falsos resultados en el combate al crimen, situación que ha deteriorado al sistema de justicia.

“Si a la prisión automática le aumentamos flagrancia, entonces es como inventar una máquina del tiempo. No solo te pueden acusar sin pruebas, además pueden decir que te encontraron infraganti al día siguiente, esto alarga la flagrancia” declaró.

El senador del PAN e integrante de la Comisión de Justicia de la Cámara Alta, Damián Zepeda, se manifestó “totalmente en contra” de estos cambios pues solo van a provocar la llegada de personas inocentes a prisión y advirtió que se está caminado en contra de los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

“No solo es un retroceso sino es aún peor porque con el nuevo sistema de inicio solo se quieren datos de prueba para vincular a proceso y ahora con eso, con datos, se pretende encerrar automáticamente a más personas. Esto es parte de una falsa narrativa del gobierno para decir que se combate al crimen. Lo que se requiere es fortalecer a las instituciones responsables de la seguridad y de investigar” dijo.

El senador se mostró particularmente preocupado por la ampliación del tema de la flagrancia pues consideró que abre la puerta a detenciones sin orden judicial de personas que realmente no sean sorprendidas en el acto, sino solo señalado por otros, lo que abre la puerta a posibles abusos.

“No podemos suplir las deficiencias que tienen las corporaciones de policía coartando derechos de las personas (…) se abre la puerta a una serie de abusos brutales” dijo.

La diputada de Movimiento Ciudadano Martha Tagle, quien es integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales de la cámara baja, dijo que el gobierno a través de su mayoría en el Congreso está optando por el camino “fácil” para enfrentar a la delincuencia, sin ir al fondo del problema.

“Se están proponiendo reformas pero creo que se equivocan en la forma porque no se resuelve el principal problema que es donde se traba la impartición de justicia y no tiene que ver con la dureza o los tipos penales sino con las capacidades para que se investigue, y con las habilidades del Ministerio Público  para que pueda procesar a los inculpados” dijo.

Tagle señaló que si este paquete de reformas se suma al tema de la creación de la Guardia Nacional nos enfrentamos a un escenario en el que militares podrán detener a personas sin investigaciones de por medio,  y sin que tampoco sean sorprendidas en el momento exacto de que se comete el delito.

“Estamos volviendo al pasado. Intentábamos avanzar en una vía diferente pero ahora el gobierno quiere dar un timón contrario. El uso de la fuerza no es la solución. Hay un impacto inmediato pero a la larga no se resuelve nada” dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Nusrat Jahan Rafi: la joven a la que quemaron viva por denunciar acoso sexual

A Nusrat le prendieron fuego en Bangladesh después de acusar al director de su escuela de acosarla sexualmente, pero logró grabar su testimonio antes de morir. El caso pone de manifiesto la vulnerabilidad de las víctimas en este conservador país asiático.
24 de octubre, 2019
Comparte

 

 

En abril Nusrat Jahan Rafi murió días después de que le prendieran fuego. Seis meses después, este 24 de octubre, 16 personas fueron condenadas a muerte por este crimen.

Entre los condenados figura el director de la escuela religiosa donde estudiaba la adolescente y contra quien presentó la denuncia por acoso sexual, así como varios profesores y estudiantes del centro.

Esta es su historia:

A Nusrat Jahan Rafi la rociaron con queroseno y le prendieron fuego en su escuela en Bangladesh.

Poco menos de dos semanas antes, había presentado una denuncia de acoso sexual contra el director de su centro educativo.

Su valentía al hablar sobre la agresión sexual, su muerte cinco días después de ser quemada y todo lo que pasó entre una cosa y otra causó conmoción en Bangladesh.

El caso ha puesto atención sobre la vulnerabilidad de las víctimas de acoso sexual en el conservador país asiático.

Muchas niñas y mujeres jóvenes en Bangladesh optan por mantener sus experiencias de acoso o abuso sexual en secreto por miedo a ser rechazadas por la sociedad o sus familias.

Lo que hizo diferente el caso de Nusrat Jahan fue que no solo habló de ello, sino que fue a la policía apoyada por su familia el mismo día que ocurrió el supuesto abuso.

El acoso

Nusrat Jahan Rafi, de 19 años, era natural de Feni, una pequeña localidad 160 km al sur de la capital del país, Daca. Creció en una familia conservadora y asistía a una escuela religiosa, una madrassa.

Para una joven en su posición, denunciar un caso de acoso sexual puede tener graves consecuencias. Las víctimas se enfrentan a menudo al enjuiciamiento de sus comunidades, al acoso en persona y en internet y, en algunos casos, a ataques violentos. Nusrat experimentó todo esto.

Protesta en Bangladesh por la muerte de Nusrat Jahan Rafi

Getty Images
“Queremos justicia para Nusrat”, demandan estas mujeres que salieron a la calle a protestar por lo sucedido con la joven de Bangladesh.

El pasado 27 de marzo, según contó la joven, el director de la escuela la llamó a su oficina y la tocó repetidas veces de forma inapropiada. Antes de que las cosas se pusieran peor, salió corriendo del lugar.

La joven presentó una denuncia en la comisaría local de policía. Se le debería haber ofrecido un entorno seguro, pero en lugar de eso, Nusrat fue grabada por un agente de policía con su teléfono según describía la dura experiencia.

En el video, se ve a Nusrat visiblemente angustiada, intentando esconder la cara con las manos. Se oye al policía decir que la denuncia “no es gran cosa” y ordenándole que retire las manos de la cara.

El video fue posteriormente filtrado a medios locales.

Tras interponer la denuncia, la policía arrestó al director. Las cosas empeoraron para Nusrat. Un grupo de personas se congregó en las calles para pedir la puesta en libertad del hombre.

La protesta fue organizada por dos estudiantes masculinos y, al parecer, algunos políticos locales asistieron a la marcha. La gente comenzó a culpar a Nusrat. Su familia cuenta que empezaron a preocuparse por su seguridad.

“Intenté acompañarla a la escuela”

Pese a todo esto, el 6 de abril, 11 días después del incidente, Nusrat fue a la escuela para hacer sus exámenes finales.

“Intenté llevar a mi hermana a la escuela e intenté entrar en las instalaciones, pero me pararon y no me permitieron entrar”, cuenta el hermano de Nusrat, Mahmudul Hasan Noman.

Funeral de Nusrat Jahan

Getty Images
El hermano de Nusrat Jahan (en el centro de la imagen) mostró su sufrimiento durante el funeral de la joven.

“Si no me hubieran detenido, a mi hermana no le habría pasado algo así”, añade.

Según la declaración hecha por la propia Nusrat, una estudiante la llevó al tejado de la escuela con el pretexto de que a uno de sus amigos le estaban dando una paliza.

Cuando Nusrat llegó al tejado, cuatro o cinco personas, con burkas, la rodearon y supuestamente la presionaron para que retirara la denuncia contra el director. Cuando ella se negó a hacerlo, le prendieron fuego.

El jefe del departamento local de policía, Banaj Kumar Majumder, dijo que los asesinos querían que pareciera “un suicidio”.

Testimonio antes de morir

Su plan falló cuando Nusrat fue rescatada después de que ellos huyeran del lugar. Fue capaz de dar su testimonio antes de morir.

“Uno de los asesinos estaba sujetándole la cabeza boca abajo con sus manos, por lo que el queroseno no cayó ahí y por eso la cabeza no se quemó”, le dijo Majumder al servicio bengalí de la BBC.

Pero en el hospital local los médicos encontraron quemaduras que le cubrían el 80% de su cuerpo. Incapaces de tratar quemaduras tan graves, Nusrat fue trasladada al hospital universitario de Daca.

Cientos de personas en el funeral de Nusrat

Shahadat Hossain
Una gran multitud se congregó para despedir a Nusrat en el funeral en su localidad natal.

En la ambulancia, temerosa de no poder sobrevivir, grabó una declaración en el teléfono móvil de su hermano.

“El profesor me tocó. Combatiré este crimen hasta mi último aliento“, se le oye decir.

También identificó a algunos de sus atacantes como estudiantes de la madrassa.

Las noticias sobre el estado de Nusrat dominaron los medios de Bangladesh.

El pasado 10 de abril, la joven murió. Miles de personas acudieron a su funeral en Feni.

Desde entonces, la policía ha arrestado a 15 personas, siete de ellas supuestamente involucradas en el crimen. Entre los arrestados están los dos estudiantes que organizaron la protesta de apoyo al director.

El director mismo permanece bajo custodia. El agente de policía que grabó la denuncia de Nusrat ha sido retirado de su puesto y trasladado a otro departamento.

La primera ministra, Sheikh Hasina, conoció a la familia de Nusrat en Daca y prometió que todas las personas involucradas en el crimen serán llevadas ante la justicia.

Primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina

Getty Images
La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, se reunió con la familia de Nusrat y le prometió que sus asesinos serán condenados.

“Ninguno de los culpables escapará de la ley”, dijo.

Un cambio de mentalidad

La muerte de Nusrat desató protestas, y miles de personas han usado las redes sociales para expresar su ira, tanto por este caso como por el trato que se les da a las víctimas de agresiones sexuales en Bangladesh.

“Después de estos incidentes, muchas chicas no protestan por miedo”, escribió Anowar Sheikh en una página de la BBC en Facebook.

“Toda mi vida quise una hija, pero ahora tengo miedo. Dar a luz a una niña en este país significa una vida de temor y preocupación”, se lamentó en la red social Lopa Hossain.

Según el grupo de derechos de las mujeres Bangladesh Mahila Parishad, en 2018 hubo 940 violaciones en el país asiático. Pero los investigadores dicen que el número real es probablemente mucho más alto.

Protesta en Bangladesh por la muerte de Nusrat Jahan Rafi

Getty Images
“¿Por qué el caso de Nusrat solo generó atención después de ser atacada?”, se preguntan algunos.

“Cuando una mujer intenta obtener justicia en un caso de acoso sexual tiene que enfrentarse de nuevo a una gran cantidad de acoso. El caso se alarga durante años. Hay un proceso de culpabilización de la sociedad, una falta de voluntad de la policía de investigar las acusaciones adecuadamente”, señala Salma Ali, abogada de derechos humanos y exdirectora de la Asociación de Mujeres Abogadas.

“Esto lleva a que la víctima se rinda en la búsqueda de justicia. Finalmente, los criminales no son castigados y reinciden. Otros no temen hacer lo mismo por estos ejemplos”.

Ahora la gente se pregunta: ¿por qué el caso de Nusrat solo generó atención después de ser atacada? ¿Cambiará su caso la forma en que las personas perciben el acoso sexual en Bangladesh?

“El incidente nos ha sacudido, pero como hemos visto en el pasado, este tipo de casos se olvidan con el tiempo. No creo que haya un gran cambio después de esto. Tenemos que ver si se hace justicia”, dice la profesora Kaberi Gayen, de la Universidad de Daca.

“El cambio tiene que llegar tanto psicológicamente como en lo que se refiere a la aplicación de la ley, La conciencia sobre el acoso sexual se debe despertar desde la infancia en las escuelas”, opina.

“Tienen que aprender lo que está bien y lo que está mal en relación con este tema”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ktu0V3H8ZsU

https://www.youtube.com/watch?v=5BShG6hUsnI&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=86OzIzT-yAY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.