close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Criterio Hidalgo

En Tlahuelilpan pierden la esperanza de hallar vivos a sus familiares; hay 52 restos no identificados

El personal aún recaba las muestras de personas que han señalado la no localización de sus familiares, quienes se encontraban en la toma clandestina cuando ocurrió la tragedia
Criterio Hidalgo
Por Giovanny Flores y Marisol Flores /Criterio Hidalgo
26 de enero, 2019
Comparte

Una taza vieja con un ramo de flor de nube es el arreglo luctuoso de lo que para más de un centenar de personas se volvió una tumba, pues a siete días de la tragedia en San Primitivo, comunidad de Tlahuelilpan, son muy pocas las personas que buscan algún indicio de un familiar o conocido que haya sobrevivido a la explosión de la toma clandestina del ducto Tuxpan-Tula de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Miguel, en su bicicleta, acudió cerca del mediodía de ayer a la zona del incendio. Dijo que ya no buscaba restos, sino que regresaba a ver cómo había quedado el lugar.

Recordó que el 18 de enero, cuando ocurrió la tragedia, estuvo unos 10 minutos antes de que la fuga explotara.

Te puede interesar: Es falso que familiares de víctimas en Tlahuelilpan exijan al gobierno indemnización de 10 mdp

En el accidente, dos de sus tíos y un amigo murieron y su padrastro resultó herido, por lo que se encuentra hospitalizado.

Un día después del percance, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, informó en conferencia de prensa del gobierno federal que 74 personas eran atendidas clínicamente, mientras que 73 habían muerto.

Miguel contó que el día de la explosión bajó al punto de donde el combustible brotaba a más de 4 metros de altura, pero, debido al fuerte olor, se mareó y prefirió irse.

Agregó que observó a gente que se encontraba tirada en el piso alucinando, otros vomitando y algunos hasta derramándose el hidrocarburo que recolectaban, pues piensa que por el hedor se intoxicaron.

Galería. Pobladores buscan a sus familiares mientras los peritos trabajan en la zona de explosión

56% de los lesionados ha fallecido

De 79 personas que lograron huir del fuego en una toma clandestina del ducto Tuxpan-Tula el pasado 18 de enero, 56.9% ha fallecido.

El número de muertos por la explosión suma 114 personas, hasta esta mañana del 26 de enero, de acuerdo con el gobierno de Hidalgo

Según el reporte oficial, 33 personas permanecen hospitalizadas.

Lee: El paso a paso en Tlahuelilpan: Pemex cerró ducto 4 horas después de que se detectó la toma

De los heridos atendidos, dos fueron dados de alta, cuatro están hospitalizados en la entidad y el resto se encuentran en el Estado de México y la capital del país.

Además, de los 68 restos humanos hallados, 16 han sido identificados; de esta última cifra, solo uno no ha sido entregado a sus familiares.

De 2016 a 2018, la entidad escaló del quinto al primer lugar en el país por el número de tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), según datos de la empresa productiva del Estado.

Además, en los primeros 20 días de este año Hidalgo lideró el ranking nacional de ordeñas detectadas, con 164 casos, entre los que se encuentra la toma clandestina que el viernes de la semana pasada explotó en Tlahuelilpan.

Durante 2018, en Hidalgo se encontraron 2 mil 121 perforaciones. Tula y Cuautepec concentraron 43%.

También puedes leer: Tlahuelilpan: qué pasó después de la explosión

Con huesos y tejido buscan identificar restos

A partir de dientes, tejidos, fragmentos de estructuras óseas y uñas, 11 peritos de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) indagan a quién pertenecen 52 restos humanos no identificados de personas que fallecieron en la explosión de un ducto en San Primitivo, localidad de Tlahuelilpan, el pasado 18 de enero.

Horacio Briseño Ortega, coordinador del Laboratorio de Genética Forense de la fiscalía, dijo a Criterio que el personal aún recaba las muestras de personas que han señalado la no localización de sus familiares, quienes se encontraban en la toma clandestina recolectando gasolina cuando ocurrió la tragedia, la semana pasada.

“En el lugar (fueron hallados) alrededor de 68 restos, viables para identificar, y tenemos 64 muestras biológicas proporcionadas por los familiares”, indicó previo al reporte estatal que indica 68 tomas de ADN.

De los 68 cuerpos que quedaron calcinados en el sitio de la explosión, se han identificado 16, según el gobierno de Hidalgo.  El 22 de enero el gobierno informó que especialistas del Servicio Médico Forense (Semefo) de la PGJH trasladaron 53 despojos humanos levantados en el predio, a los cuales se les realizará la prueba de perfil genético, contenida en las secuencias de ADN.

El perito agregó que, por el estado de degradación de los restos, existen complicaciones en el procedimiento, por lo que la investigación podría tardar meses.

Explicó que en la etapa que denominan cuantificación (seleccionan la cantidad y la calidad de la muestra) se hace una amplificación del material extraído y se copia para obtener el perfil genético. Luego se compara con las más de 60 tomas biológicas, para determinar si existe familiaridad.

Hidalgo cerró 2018 como el estado con más tomas clandestinas; en 4 años aumentaron 1,352%

En esta labor de genética forense participan siete personas. Jazmín García Escobar, perito en odontología e identificación humana, expresó que, en su área, cuatro especialistas están divididos en dos tareas: un par realiza entrevistas a los familiares para recolectar datos e historia de vida de las víctimas (enfermedades, operaciones, tatuajes, cicatrices y datos fisionómicos), mientras que los otros trabajan en laboratorio.

“El (caso) de entrevistas resulta de baja utilidad por el grado de degradación de los cuerpos, y el de laboratorio consiste en el análisis de los órganos dentarios, la cavidad bucal, y trabajamos en coordinación con el laboratorio de antropología forense, que también nos está aportando datos relacionados con hallazgos en estructuras óseas que nos pueden dar datos estimativos de edad, determinación de sexo y otras particularidades que se deberán cotejar con las entrevistas”, agregó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Día de la Tierra: 4 animales que desaparecieron de América Latina en los últimos 15 años

La cacería, deforestación de su hábitat y el calentamiento global son algunos de los factores que contribuyeron para la extinción de estas especies.
Getty Images
22 de abril, 2019
Comparte

Hay muchas acciones del ser humano que contribuyen a que se extingan los animales.

Esa ave exótica que tienes encerrada en una pequeña jaula o el poco interés en el calentamiento global están contribuyendo a la desaparición de especies en el planeta.

Desde 1992, la Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de abril como día internacional de la Madre Tierra y este año está enfocado en la preservación de las especies que son afectadas por el impacto ambiental que genera el ser humano en la Tierra.

Distintas organizaciones internacionales han expresado que reforzarán sus programas para proteger a los ejemplares que están en peligro de extinción.

Sin embargo, para algunos animales ya es demasiado tarde y las futuras generaciones solo podrán conocerlos a través de fotografías.

Estos son cuatro animales que vivían en América Latina y que desaparecieron a causa del ser humano.

El guacamayo azul

Cuatro ejemplares de guacamayo azul

Getty Images
Desde hace ya casi 20 años no se ha visto esta guacamaya en su hábitat natural.

Sí, esa ave azul que aparecía en la película animada “Río” se extinguió en su hábitat natural en el año 2000, 11 años antes de que se estrenara el filme cuyo tema central era alertar sobre el peligro de extinción de esta guacamaya.

Esta especie endémica de Brasil se extinguió en su forma salvaje a causa de la deforestación en su entorno y la cacería masiva para ser comerciadas como aves exóticas por su peculiar belleza, según reveló en un estudio la organización Bird Life en septiembre de 2018.

El reporte dice que aunque la especie está extinta en la naturaleza, existen entre 60 y 80 guacamayos azules que sobreviven en cautiverio.

La tortuga gigante de Pinta

Tortuga gigante de Ecuador

Getty Images
La última tortuga gigante de las islas Galápagos pasó la mayor parte de su existencia sin otro compañero de su especie.

El último ejemplar de esta especie vivía en las islas Galápagos, en Ecuador, se le conocía como el Solitario George y falleció el 24 de junio de 2012 por desgaste de su propia edad, más de 100 años.

La población de esta especie de tortuga disminuyó hasta llegar a su extinción a causa de la desmedida cacería para comer su carne y comerciar su caparazón.

Durante la época de los piratas y bucaneros del siglo XVIII, se descubrió que las tortugas podían sobrevivir en la bodega de un barco por muchos meses, sin comida o agua.

Los navegantes, especialmente balleneros que frecuentaban las aguas de Galápagos en el siglo XIX, empezaron a extraer grandes cantidades de tortugas vivas y almacenarlas en el fondo de sus barcos como una fuente de carne fresca durante sus largos viajes, informó Linda J. Cayot, miembro de la organización Galapagos Conservancy, dedicada a preservar la vida del Solitario George.

El sapo dorado

Ejemplar de rana dorada

Getty Images
Estos anfibios dejaron de existir ante la falta de condiciones para su reproducción.

Este tipo de anfibio fue víctima del calentamiento global. Para su reproducción se requería cierto nivel de humedad, pero los cambios climáticos en su hábitat alteraron el ecosistema y no se reprodujeron nunca más.

Habitaban en las charcas del bosque nuboso Monteverde en Costa Rica. Estas charcas se secaron debido a un cambio drástico en la temperatura de la zona que evitó que se formara la neblina que las protegía, de acuerdo con el Centro Científico Tropical (CCT) de Costa Rica.

La última vez que se vio este anfibio fue en 1989. En 2008, el CCT hizo una expedición a los bosques para buscar algún sobreviviente y declaró que no hallaron ningún ejemplar, por lo que ya se declara extinto.

La foca monja del Caribe

Ilustración de una foca monje

National Oceanic and Atmospheric Administration/D
La industria pesquera se beneficiaba de la venta de la piel y grasa de esta foca.

Este mamífero marino que solía nadar por las corrientes del Golfo de México fue declarado extinto en 2008.

La Administración Nacional Atmosférica Oceánica (NOAA por sus siglas en inglés) señaló que su desaparición se debió a causas humanas.

Esta especie de foca era cazada por la industria pesquera para obtener su piel y grasa y comerciar con ellas.

En este día de la Madre Tierra bajo el lema “Protejamos nuestras especies”, la ONU busca sensibilizar sobre el riesgo que corre la biodiversidad y cómo se ve afectada principalmente por las actividades depredadoras de los seres humanos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JqmVdgPef-M

https://www.youtube.com/watch?v=zlhelWzIEYo

https://www.youtube.com/watch?v=xpVHoZ9MI9g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.