AMLO critica a radicales de izquierda que se oponen al gobierno; el pueblo decidirá sobre termoeléctrica, asegura

"Aunque griten, aunque haya gritos y sombrerazos, va a ser el pueblo el que va a decidir sobre este asunto", dijo sobre López Obrador sobre los opositores a la planta termoeléctrica en Morelos y la consulta que se hará a la gente.

AMLO critica a radicales de izquierda que se oponen al gobierno; el pueblo decidirá sobre termoeléctrica, asegura
Foto: @cuauhtemocb10

Ante protestas por la operación de la planta termoeléctrica de la Huexca, en Cuautla, Morelos, el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó a “radicales de izquierda” que se oponen al gobierno y aseguró que a fin de cuentas,  “aunque haya gritos y sombrerazos”, se respetará la decisión del pueblo al votar en una consulta sobre ese proyecto energético.

“Escuchen, radicales de izquierda, que para mí no son más que conservadores”, dijo López Obrador en Cuautla, al escuchar a la distancia algunos reclamos, y observar algunas pancartas.

“Si no se utiliza la termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad, de una empresa de la nación, en vez de tener la luz para alumbrar todo Morelos, tendríamos que seguirle comprando la luz a las empresas extranjeras, así de claro, entonces a la hora de votar nada más piensen en eso”, agregó el mandatario federal, recordando que la consulta sobre la planta termoeléctrica se llevará a cabo el 23 y el 24 de febrero próximos.

Leer: AMLO hará consulta para operar termoeléctrica en Morelos; habitantes han pedido cancelar el proyecto

López Obrador, que ganó las elecciones con el partido de izquierda Morena, insistió en que si bien “hay ambientalistas auténticos” que se oponen a proyectos como la planta termoeléctrica, por su posible impacto en el agua, campos de cultivo y la población, también hay “intereses creados”, que al frenar el proyecto seguirían favoreciendo la compra de energía a extranjeros.

“Aunque griten, aunque haya gritos y sombrerazos, va a ser el pueblo el que va a decidir sobre este asunto”, dijo López Obrador ante las protestas, además de mencionar que, cuando se tengan los resultados de la consulta “no será la decisión del presidente”, sino la decisión del pueblo.

El diario Reforma reportó este domingo que integrantes de pueblos indígenas clausuraron de forma simbólica la planta termoeléctrica en Huexca, al señalar que representa un riesgo ambiental.

Desde el sexenio pasado se registraron protestas de ejidatarios y otros grupos en contra de la activación de la planta, y de los ductos que le permitirían operar, que pasan por diferentes municipios de Morelos. Además, según el delegado del gobierno federal en Morelos, Hugo Éric Flores, hay al menos seis amparos que tampoco han permitido su operación, pese a que ya se cuenta con la infraestructura.

En su conferencia matutina del pasado 8 de febrero, al anunciar la consulta, López Obrador dijo que “afortunadamente la planta es de la Comisión Federal de Electricidad, propiedad de la nación; el gasoducto es privado. Son de los contratos que se hicieron con estas características con el propósito de privatizar los ductos, pero la planta es de CFE”.

Este domingo, López Obrador mencionó que el conflicto en torno a esta planta “es un asunto que heredamos” de la política neoliberal, que su gobierno hubiera abordado de otra forma, en un inicio.

Aunque insistió en que será la gente la que tenga la última palabra, durante su intervención López Obrador dio elementos a favor de que opere la planta.

Al hablar con los técnicos, con Blanca Jiménez, directora de Conagua, sobre los efectos que tendría la planta “ella me dice que no hay problema, que no se va a agotar el agua y no se va a contaminar. Le creo a ella”, mencionó López Obrador.

Para tener la certeza de que no habrá contaminación, agregó, se pedirá a la UNESCO que haga una certificación, y además, si se aprueba la planta en la consulta, “como reparación del daño” todo Morelos y los municipios de otros estados por donde pasa el gasoducto tendrán la tarifa eléctrica más baja del país.

Según López Obrador, si no opera la planta se pierden en un año cerca de 4 mil millones de pesos, de dinero del pueblo. “Toda la decisión va a recaer en la gente”, dijo, asegurando que la gente en Morelos tendrá información para decidir su voto, y que se respetará que organizaciones difundan datos también en contra, su libertad de disentir.

En la parte final de su discurso, López Obrador insistió en criticar a los “radicales de izquierda”, sin dar el nombre de un grupo en particular.

“Muchos de los que se oponen ahora, nada más les recuerdo que cuando nosotros estábamos en la lucha no nos apoyaban, unos llamando a no votar, que decían que para qué votar si todos éramos iguales, no, no somos iguales”, dijo.

“Los radicales, que no son más que conservadores, llamaban a no votar y otros hasta votaban por los partidos de la derecha, los partidos conservadores. Ahora que llegamos nosotros, resulta que se levantan los de la extrema izquierda en contra del gobierno.

Por eso reafirmo que son conservadores, ¿qué es un conservador? Como su nombre lo indica, es el que apuesta a que las cosas no cambien, que se conserven, para qué, para sacar provecho. Nosotros no queremos conservar nada, queremos transformar, cambiar esta realidad de opresión y de injusticias”, agregó.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios